Sábado, 16 de Diciembre de 2017
01:31 CET.
Educación

Mi escuelita sigue igualita

Archivado en

La afirmación del Ministerio de Educación (MINED) de que "el curso escolar 2015-2016 estará totalmente listo para comenzar el venidero 1 de septiembre, cuando todos los recursos se encuentren en las escuelas", ha sido recibida con escepticismo entre padres y profesores.

Opiniones de familiares, maestros y algunos funcionarios contrastan con el "entusiasmo que ha caracterizado a las reuniones de trabajo del MINED con sus representantes territoriales", donde problemáticas de cursos anteriores, como el descenso del rendimiento académico, "no formaron parte de las discusiones y estrategias de trabajo", alerta la directora de una secundaria básica en Boyeros.

Reventa de uniformes

El tema de los uniformes escolares solo se aborda por las autoridades del MINED y los medios de prensa oficiales desde una arista: la obligación de cumplir las normas para el uso correcto del mismo.

Sin embargo, apenas existen referencias que reconozcan el creciente fenómeno de reventa. Mientras el Estado concede cada año un bono para adquirir un solo uniforme, en el mercado clandestino las prendas que componen el atuendo escolar, sea camisas, blusas, pantalones o sayas, cuestan 50 pesos cada una.

"La reventa sigue en auge, año tras año, y sobre ese tema el Granma no dice ni jota", critica Zurelys Suárez. "Mi niña va para séptimo grado; en la tienda tuve suerte de encontrar una saya que se acercara a su talla, pero no así con la blusita. Sin embargo en la calle encuentras de todo y de todas las medidas. Al final tuve que comprar las cinco blusas por la izquierda".

A pesar de que el Gobierno dice que la empresa de confecciones Yamarex, equipada con tecnología china, garantiza la producción de uniformes escolares, la realidad es otra.

Como explica una trabajadora de las tiendas habilitadas para la venta, "los uniformes se distribuyen desde mayo, pero las tallas pequeñas o medianas se agotan en una o dos semanas porque llegan muy pocas".

"Yo no logro entender por qué las fábricas producen, por ejemplo, pantalones de talla 40 o camisas talla L para adolescentes. Esas son medidas para un hombre adulto y muy corpulento", señala.

"Este año los municipios más afectados fueron 10 de Octubre, Arroyo y Boyeros, pero todos los años es el mismo problema. Lo peor es que somos nosotras las que tenemos que soportar los comentarios de la gente, que nos culpa de ser parte del negocio de reventas", se queja.

Contado maestros

La disponibilidad de maestros es otro punto de preocupación. El Gobierno dice que "las graduaciones de las escuelas pedagógicas y de las facultades y universidades de esas especialidades no satisfacen la demanda" y recomienda, para superar la crisis, que "la escuela se abra más a la comunidad".

"Se insiste en que la familia se involucre con los niños en su vida escolar, y es cierto que debe ser así, pero no podemos asumir el papel de maestros", opina Gladys Santisteban. "No todos los padres y abuelos tenemos capacidad de ayudar a solucionar las dudas de nuestros hijos en materias determinadas", agrega su esposo. "Hay que delimitar bien las responsabilidades en eso que llaman 'formar un ser social integral'".

Una funcionaria de la Dirección Municipal de Plaza, con 30 años de experiencia docente, ejemplifica una realidad común.

"Mi nieta me preguntaba hace poco qué futuro tiene ser maestra. No existe una respuesta convincente para los jóvenes, al menos en los tiempos que corren", dice.

"El Estado tiene que plantearse varias interrogantes: ¿cuáles serían las perspectivas de superación después de graduados?, ¿podrían acceder a una maestría o posgrado en universidades extranjeras?, ¿sus salarios están acordes, no solo a su oficio sino también como jóvenes, en una sociedad que se abre vertiginosamente al consumismo? El caso de los graduados en Cultura Física es ilustrativo: antes de ser maestros de Educación física prefieren sacar una licencia e impartir clases en gimnasios particulares que proliferan por toda la ciudad", advierte.

También faltarán libros

El MINED dijo que provincias como Holguín, Matanzas y La Habana se comprometieron "a redoblar esfuerzos para completar a tiempo los elementos que conforman la base material de estudio", mientras que "cerca de 43 títulos llegarán a las escuelas después del comienzo del curso, debido a atrasos en sus programas de publicación".

"Todos los años aluden a la misma justificación con los libros", dice el ingeniero el ingeniero Bárbaro Aliaga. "Pero no se atreven a decir cuáles son las causas de estos atrasos ni cuáles las consecuencias que, curso tras curso, provoca la falta de textos".

En el curso escolar anterior libros o cuadernos de asignaturas como Educación Laboral, Matemáticas y Geografía nunca llegaron a las aulas.

"Cuando alumnos y maestros no tienen los textos requeridos no puede hablarse de calidad en las clases ni de rendimiento académico", señala una metodóloga de la Dirección Municipal del Cerro.

"Un buen maestro, además de vocación, debe estar respaldado por los materiales de estudio. A nadie se le ocurriría pensar en un buen cirujano sin sus instrumentales. Es triste reconocer, al menos para mí, que al no existir un mercado negro para los libros y cuadernos escolares el nuevo curso augura el decrecimiento en los índices de evaluación y en el componente educativo, además de otro calvario para la docencia", añade.

Mal estado constructivo

Otro de los temas que "no ocuparon espacio en los anuncios" del MINED para el nuevo curso es "el estado constructivo de los centros escolares". Las referencias solo incluyeron "salideros y enyerbamientos que representan la proliferación de vectores […] la higiene en la elaboración de los alimentos y la necesidad de que los alumnos incorporen a sus rutinas escolares el hábito de lavarse las manos".

En recorrido por varios municipios de la periferia habanera se pudo comprobar que muy pocos centros con deterioro en sus estructuras han recibido el mantenimiento requerido, fundamentalmente en sus instalaciones hidrosanitarias. Funcionarios de la Dirección de Mantenimiento e Inversiones del MINED se abstuvieron de dar declaraciones al respecto.

"Esto recaerá, como siempre, en nuestros bolsillos", lamenta Eric Tamayo. "Esa insistencia en la 'ayuda de la familia', se traduce en que tenemos que recolectar fondos y además servir como mano de obra para estas reparaciones. Es penoso ver cómo se destinan recursos a maquillar las calles y las fachadas por la visita del Papa, mientras muchas escuelas en los barrios seguirán como el cuartico… igualitas".

Útiles que también componen la "base material de estudio y vida" en ocasiones tienen precios excesivos en las tiendas en divisas. Mochilas, merenderos, botes de agua… todo un conjunto que llega a exceder hasta tres veces un salario promedio. A ello se suma la tradicional colecta de los familiares para comprar ventiladores que para las calurosas aulas.

"Ahora también tenemos que incluir en los gastos jabón y toallitas", se queja Elizabeth Méndez. "No veo mal ayudar con las condiciones de higiene, pero a la escuela hay que ir con zapatos y medias, y los precios en las tiendas son de primer mundo. Me parece que va siendo hora de que aclaren en qué consiste la ayuda de la familia. Espero que junto a la incorporación de las 2.400 computadoras, también lleguen impresoras para los trabajos prácticos y profesores que impartan las clases de computación".

Quedan pocos días para el inicio del curso escolar 2015-2016. Nada indica que esta vez puedan revertirse la mayor parte de las problemáticas y los índices en descenso del período anterior.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

Anónimo - 1 Sep 2015 - 8:02 am¿Me conoce acaso para saber lo que hice mientras estuve en ese infierno?Además no coma más m..... ¿De dónde car.... saca que en USA la educación no es gratuita? Hay educación privada y gratuita y cada cual va a donde mejor le parezca. Uds. los de la UCI tienen que salir un poco más y ver cómo se vive en otros lugares.Y si hay reventa es porque hay escasez. No defienda lo indefendible, o por lo menos elabore mejor su argumentación que se va a quedar sin jabita. 

Imagen de Anónimo

Y por que tu no lo hiciste anonimo 11.42...cuando estabas alla??Quien revendes esos uniformes no es el gobierno,,y por lo menos tienen libros de textos y alguna que otra libreta para sus escritos y lapices,,,,,En USA tiene que comprarlo todo y es el pais mas rico del mundo donde la educacion y Atencion medica no son gratuitas...Gracias Obama por su eleccion de su seguro medico.

Imagen de Anónimo

Durante más de cuatro décadas la educación en Cuba viene sufriendo un deterioro creciente,  que se agudiza año tras año. El Gobierno en todos los inicios de nuevos cursos escolares repite la misma mentira: "Las escuelas están listas para recibir a los alumnos, los maestros también, así como materiales y equipos escolares"Lamentablemente todo eso es mentira. Cada vez se incrementa más la ausencia de maestros capacitados para cubrir las plantillas,los uniformes escacean y solo se encuentran en algunas tiendas y en tallas enormes, que las madres tienen que arreglar, libretas , lápices y mochilas hay que comprarlas en moneda dura. Los padres son los que tienen que pintar las aulas y arreglar los ventiladores. Entonces para qué existe un Ministerio de Educación en Cuba?

Imagen de Anónimo

Que se tiren a la calle a protestar.