Lunes, 18 de Diciembre de 2017
22:49 CET.
Sociedad

Algunas prefieren tatuarse

"Parecen una diablas", dijo Omar cuando hace siete años comenzó la moda femenina de tatuarse como un maquillaje permanente las cejas y el contorno de los labios.

Milaydi se lo hace por una cuestión de comodidad: "Me levanto por las mañanas y ya no tengo que perder tanto tiempo maquillándome".

Yoana tuvo otras razones. "Cuando salí de la quimioterapia me quede sin vellos en la cara. Y nunca más me han vuelto a salir. Me las tatué de carmelita", dice y enseña su cabello castaño incipiente.

El maquillaje permanente entró a través de las novelas mexicanas y se ha ido perfeccionando con el tiempo. Al principio las tintas eran las mismas que se usaban para tatuar en cualquier parte del cuerpo, y los primeros días pasaban de negro a verde para siempre.

"Ahora, al menos nosotros, traemos de los Estados Unidos tinta especial para maquillaje. Así que el riesgo de alergias es menor", avisa el esposo de Annia, una de las mujeres que se dedica a tatuar a otras mujeres y a la que solamente se llega después de haber hecho la reservacion por teléfono.

La doctora Claudia Reyes no cree que se deban tener reservas sobre el tema. "Siempre que en los lugares haya la higiene requerida, la persona que se tatúe no tenga ningún déficit plaquetario y no padezca de ningún proceso de alergia agudo, no deben existir complicaciones. Lo otro son prejuicios sociales y cuestiones de estética." Y asegura que ella no se lo haría.

Las más famosas tatuadoras son Annia, del Vedado; La Rusa, que vive en Lawton y a la que le dicen así porque el mensaje de su contestadora está en alemán; y la de Punta Brava. Los precios son los mismos siempre, 10 CUC por los ojos, 10 CUC las cejas y 10 CUC por los labios.

"La intriga no es tanto por la exclusividad o los precios", cuenta Raquel, una peluquera que ha pasado más de un curso internacional de estética, "es que no es legal hacer ese tipo de tatuaje. Y ahora se están tirando y poniendo multas de 1.500 pesos, decomisando tintas y máquinas. Como si ellos dieran algo..."

"Nosotras aquí ponemos pestañas postizas, hacemos masajes faciales y hasta maquillamos para ocasiones especiales, pero yo particularmente no estoy muy de acuerdo con las permanentes", dice la dueña de la peluquería donde trabaja Raquel, que prefiere no identificarse porque no quiere tener problemas.

"La de Punta Brava es la bárbara", asegura Minerva, que antes de tatuarse hizo casi un estudio de mercado, "pero puede ser inaccesible. Tienes que llamar desde un móvil, después de las 5 pm y no pasarte de las 6. Y corres el riesgo de que si no le gusta tu voz, te planche".

"¿Que no duele?",  aclara Minerva. "Pues a mí  me dolió muchísimo y sufrí un mundo el de los ojos."

Aldo, quien lleva años haciendo el mismo trabajo, recomienda a las personas de piel negra no hacérselas. "Si a las mujeres de piel blanca se les pierde la tonalidad de la tinta con el tiempo, imagínate qué pasa con las mujeres de tez muy oscura. Pierden el tiempo, las cejas y el dinero. Yo las tatúo después de hacer las debidas advertencias."

El esposo de Annia, cuando las clientes hacen la reservación, informa para seguridad de clientas temerosas: "No se preocupe, que nosotros usamos lidocaina al 10%". Y comienza un rosario de preguntas que cree necesarias: "¿De que color es su piel? ¿Tiene alguna alergia? ¿Padece de las plaquetas?"

"Es que necesito saber que pigmentos usar", explica.

Annia sí tatúa a todas las mujeres, pero tiene un método que parece infalible. Retoca el tatuaje antes del mes.

Las mujeres tatuadas pierden el maquillarse para cada ocasión. Tratando de simplificarla, hacen que su vida sea más aburrida de lo que ya debe ser.

"No es el mismo maquillaje para la tarde o para una fiesta, que el de ir a un cabaret. Además de lo horroroso que siento que les queda, ellas se quedan con una única opción", comenta Ariadne, que tiene experiencia como maquillista en telenovelas.

Y agrega: "Por ejemplo, aunque el delineador esté muy de moda, todos los maquillajes no lo llevan. Se casan de por vida con ese maquillaje teatral, con lo interesante que puede ser darse una tonalidad según las circunstancias. Pero, bueno, ellas prefieren tatuarse".

"Me veo 'nice', como diría mi yumita", dice Yany, que no se deja fotografiar pero que se siente bella con su rimmel excesivo y sus cejas tatuadas.

Al principio, los tatuajes estuvieron asociados a las mujeres que se dedicaban a la prostitución. Ahora puede verse a muchas amas de casa que, con el ánimo de lucir juveniles, se tatúan.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 9 ]

Imagen de Anónimo

La primera foto es de agradecer, hermosa joven. La segunda se la podía haber ahorrado, parece un travesti trasnochado.Olmo Perex

Imagen de Anónimo

Una de zafras pasadabonita la muy cabronala vi con una leonaen la barriga tatuadala boca por la bajadade la sagrada monta~ay atusado con guada~acon los trapiches rugientesaquel animal sin dientespitaba pidendo ca~a.         El Pitirre de Guaracabuya  

Imagen de Anónimo

A mí me dan asco los hombres con tatuajes. No sé por qué me dan la impresion de que están sucios, que no se han bañado. No hay nada más bello que ver y tocar la piel limpia y real de un hombre, no una masa de garabatos coloreados que no son más que poros tupidos de suciedad.

Imagen de Lector de DDC

Algunas prefieren quemarse.Los tatuajes se pueden remover con láser, pero no sin costo para la piel, ya que como se sabe esta luz es portadora de calor. Muchas personas se han removido sus tatuajes, incluso hay una ONG que lo hace gratis, de lo contrario puede quemar también el bolsillo, pues puede costar hasta USD 5000.00. Personalmente jamás me dibujaría nada en el cuerpo, pero no critico al que lo haga.

Imagen de Anónimo

No me gustan los tatuajes  en ninguna parte del cuerpo, mucho menos en la cara, pero si  me gusta la libertad, así que el que quiera tatuarse, le deseo que quede satisfecho con su diseño.

Imagen de Anónimo

a mi como si se tatuan lo que sea..pero algo es evidente, cuando pasen los años y esos cuerpos se arruguen esos tatos ..sera una autentica mierda...de todas dormas..allá ellas y ellos , lo que quieran , pero que no se olviden de algo, ese erotismo que encandila y hacen tremendamente atrativos los tatos...cuando desaparece...esos tatos se convertiran en tristeza, en decadencia...en fin..en un estorbo para un cuerpo que ya no es lo que pudo ser y nunca volverá a ser 

Imagen de Anónimo

La moda del tatuaje pasará, como todas las modas, y luego vendrán los lamentos.

Imagen de Anónimo

Los tatuajes de maquillaje cambian de color con el tiempo y luego se ven horribles para siempre, incluso aquellos de supuesta mejor calidad. Esas mujeres no saben lo que estan haciendo. Las pobres.

Imagen de Anónimo

el tatuaje de maquillaje no está asociado a la prostitución, bueno lo será en Cuba. En el pais donde vivo es cosa normal entre las mujeres, claro que existen muchas que no lo prefieren. La ventaja que tiene es que alarga el depilado en caso de las cejas, no tienes que ponerte rimmel en los labios y ahorras en creyon de labios. He visto algunas estúpidas que se afeitan las cejas cuando no es necesario, solo recortarselas sin tener que depilarlas (como parece la de laprimera foto). Para los labios un color discreto, que puedas usar en el trabajo de dia, y reforzar de la forma usual cuando vayas a la disco la noche del viernes.