Martes, 12 de Diciembre de 2017
11:12 CET.
Sociedad

El precio pagado por Leal

Hay que reconocer que casi todos fuimos cautivados por el verbo elocuente de Eusebio Leal, en aquellos tiempos en que el historiador de La Habana aún no había escalado posiciones en la nomenklatura castrista, y sus conferencias acerca de los lugares históricos de nuestra urbe eran seguidas por un público ávido de conocimientos. Para muchos estábamos en presencia de un representante de la valiosa tradición de oradores cubanos; un émulo de Rafael Montoro, José Martí y Manuel Sanguily, entre otros.

Sin embargo, todo comenzó a cambiar una vez que el señor Leal compartió su labor de historiador con la de exitoso empresario en las tareas de restauración del Casco Histórico de la capital. De inmediato comprendió que para llevar adelante la segunda faena era menester ganarse la confianza de la cúpula gobernante, y en especial la de los hermanos Castro.

A partir de ese momento su discurso, lo mismo ante intelectuales que ante políticos, sería un compendio de loas a la revolución, "a Fidel y a Raúl". Se ganó un puesto en el Comité Central del Partido Comunista, y consiguió que el menor de la dinastía lo considerara "el dueño de La Habana Vieja".

Así las cosas, hemos arribado a este 25 de julio, al 500 cumpleaños de la ciudad de Santiago de Cuba. Los dirigentes de ese territorio le encomendaron el discurso por la efeméride, precisamente, a Eusebio Leal. Y el historiador de La Habana, ni corto ni perezoso, desarrolló una de las piezas oratorias más lacayunas que registre la historia de Cuba.

Leal no reparó en adjetivos con tal de alabar a la familia gobernante. Estos fueron solo algunos de los elogios empleados: de Fidel Castro dijo que "a él le fue entregado hoy un reconocimiento, entre tantos que merece y merecerá"; expresó que Raúl Castro "fundó en el Segundo Frente la primera utopía de la que debía ser y fue más tarde la nación". Y hasta al viejo terrateniente Ángel Castro llegaron los calificativos lisonjeros cuando apuntó que "sirvió a España por deber y a Cuba por amor, y regresó a ella para fundar una estirpe de valientes". Quizás habría que buscar en las referencias a la familia Kim, en Corea de Norte, para encontrar algo semejante.

Pero Leal no se detuvo ahí. Extendió las alabanzas hacia otros dos exponentes del aparato de poder, también presentes en Santiago de Cuba: los Comandantes de la Revolución Guillermo García y Ramiro Valdés. Acerca del primero aseveró que "fue el primer campesino que creyó en la causa de Cuba, de la Revolución y de Fidel". Y sobre el segundo declaró que "fue el compañero del Che, atravesando toda la isla de Cuba, y fue también el gran compañero de todos en la lucha".

Dos momentos del discurso de Leal ameritan una reflexión adicional. En uno de ellos afirmó que "la cubana era una de las pocas revoluciones verdaderas que habían marcado la Historia". Es indudable que la revolución cubana, a su manera, ha marcado la Historia, como también la marcaron la Revolución Francesa y la Revolución de Octubre. Mas, tanto en una como en la otra se cumplió la máxima del filósofo español José Ortega y Gasset, en el sentido de que toda revolución conduce a la restauración.

Porque estamos seguros de que habrá restauración en Cuba. Es más, ya hay pequeñas restauraciones en lo económico. Por ejemplo, tenemos los casos de descendientes de antiguos propietarios que fueron expropiados durante la Ofensiva Revolucionaria en 1968, y que ahora como cuentapropistas han reabierto, en los mismos locales, los negocios de sus predecesores.

Pero, por supuesto, no nos conformamos con eso. Aspiramos a restauraciones de mayor calado, entre ellas una que devolviera la festividad al 20 de mayo y se la quitara al 26 de julio. En la primera de las fechas, aun con imperfecciones, irrumpimos en el concierto de naciones independientes; la segunda, por su parte, debe hacernos recordar la sangre derramada inútilmente en una acción repudiada en su momento por toda la sociedad.

El otro razonamiento de Leal se relaciona con que el General-Presidente, además de su actual condición de Jefe de Estado y de Gobierno, "tiene en sus manos el destino de nuestro país". Tal vez ese sea uno de los pocos planteamientos del discurso con el que todos estemos de acuerdo. En efecto, hoy estamos a expensas de la voluntad de Raúl Castro, pues ni el Poder Popular, ni los tribunales, ni la fiscalía, ni ninguna otra institución del país se atreverían a poner en tela de juicio el parecer del General de Ejército. El señor Leal, aun sin proponérselo, ha colocado sobre el tapete lo que nos falta para acceder al Estado de Derecho.

Bueno, después de todo, el historiador de La Habana no habría hecho más que asegurar su inclusión, al menos, en el nuevo Comité Central del Partido Comunista que surja de su venidero congreso en abril del próximo año.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 35 ]

Imagen de Anónimo

Oye Plutarco que hacía Eufrates dando discuros en Santiago, tu le diste permiso?

Imagen de Anónimo

El Leal Eusebio

Imagen de Anónimo

Mirandolo bien,Dentro de esta isla cárcel-jaula todo puede suceder,por su condición de país aislado sin fronteras terrestres y una macabra maquinaria propagandistica ideotizadora se han dado las condiciones perfectas de embaucar a un pueblo muy fácil, radio,tv y prensa únicas y sin réplica, una sola versión sobre un hecho repetido por todos los medios hasta el cansancio,sin opción a otra variante,se han fabricado "héroes" con pies de barro(R.C. sin enfrentarse a las balas es HEROE DE LA REPUBLICA DE CUBA Y GENERAL SIN BATALLAS),Planes agrícola gigantescos con proyecciones de producciones cosmiscas,vacas que producirían leche hasta para bañarnos,zafras con producción de decenas de millones de Tm y otras barrabasadas, sublimar un intelectualoide que repite como un cotorron citas de libros y discursos de oradores e intelectuales brillantes,no es nada difícil endilgarnolo como un brillante orador y un intelectual de gran relieve como punto de referencia.Este si algo bueno tiene,es una memoria un poco por encima de la media y una estudiada forma del manejo de las palabras y la oratoria,que como verborreante de primera fila,le ha servido para que lo utilicen de mascaron de proa en cuanto acto se necesita de un cotorra con buena labia.además de haber demostrado su servilismo incondicional a los amos de la isla circo-carcel hasta llegar a revolcarse en su propia baba.       el bobo alipio*'+

Imagen de Anónimo

Anónimo - 31 Jul 2015 - 9:23 pm.Claro que no se ha curado de la titimania, la mujer que tiene ahora puede ser su nieta, y trabaja con el. Incluso el exige que ella viaje junto a cualquier lugar o pais a donde lo invitan... 

Imagen de Anónimo

Recuerden a Eufrates del Valle, como cantaba loas a Plutarco Tuero... Este caballero, no es mas que otro Eufrates, y es ofensivo compararlo con Marti o con Sanguily.....  Por lo demas, su elogio del comandante Guillermo Garcia, es ademas un verdadero desprecio a la misma historia: Su hijo, Guillermito, a quien le decian El Baba, el mismo que queria Fidel casar con su hija Alina (o al menos quiso aparearlos) me conto que su padre, el Cmdte de la Revolucion, se alzo huyendole a la Guardia Rural, que lo buscaba por cuatrero, pues segun Guillermito, salia a vender unos cuatro o cinco vacas a la pesa, y en el camino iba robandole las vacas a los campesinos y llegaba con 20 o 25 a la pesa.  Y se quedo con la mana de ladron   

Imagen de Plutarco Cuero

Impresionante un desliz cuanto puede descubrir ... a todas las Clotildes, muchas gracias por los datos biográficos ...

Imagen de Anónimo

Todo para que su hijo siga robando y expoliando a los cubanos con sus trapicheos en España y Cuba y usando su apellido para hacerse el importante. A estos también le llegará su hora.

Imagen de Anónimo

broder bobo alipio te falto la psicologa que mandaron a Panama, una mezcla de serpiente y perra rabiosa.el Mongo

Imagen de Anónimo

A mí me gustaría mucho que algún día, Eusebio Leal declarara que "el destino de Cuba" no está en las manos de UN sujeto sino en las de TODOS LOS CUBANOS. 

Imagen de Anónimo

Eusebio Leal NUNCA conoció a Emilio Roig de Leuchsenring, dicho por MARÍA BENÍTEZ, viuda de Roig. Leal ha forjado ese mito, pero nunca trabajó con él. Tampoco fue "seminarista": fue catequista en la Iglesia del Carmen. Y el Doctorado se lo otorgaron por OBRA, no por examen. Y para ingresar en la Universidad de La Habana, sin haber terminado la enseñanza media, solicitó y obtuvo un AVAL ESPECIAL de Juan Marinello. Estudió la Licenciatura en Historia pero POR LA LIBRE (Cursos Dirigidos).