Lunes, 11 de Diciembre de 2017
12:11 CET.
Negocios

Firma de Malasia busca fondos para desarrollar un medicamento cubano contra el cáncer

Una compañía biotecnológica de Malasia, que desarrolla un medicamento contra el cáncer creado en Cuba, planea realizar una Oferta Pública Inicial (OPI) de acciones en Londres, informa el Financial Times.

Según la publicación, la empresa Bioven adquirió los derechos del producto, creado por el Centro de Inmunología Molecular de la Isla y que, en ensayos de fase inicial, habría demostrado ser prometedor.

La empresa, indicó el reporte, sometió el fármaco —dirigido a células de cáncer de pulmón no pequeñas— a una prueba de mayor alcance. Stephen Drew, presidente ejecutivo de Bioven, dijo que la salida a bolsa podría ayudar a impulsar el producto en el mercado.

La compañía espera recaudar entre 30 y 35 millones en el AIM (el mercado internacional de la Bolsa de Valores de Londres para pequeñas empresas en crecimiento) a finales de este año o inicios de 2016, dijo Drew.

Según Financial Times, esta sería la segunda OPI de una empresa de biotecnología con vínculos con Cuba. La francesa Abivax, que adquirió derechos para comercializar varias vacunas cubanas, anunció el pasado mes en París una Oferta Pública Inicial para financiar pruebas relacionadas con un producto contra la hepatitis B creado en la Isla.

Ante la reanudación de las relaciones entre La Habana y Washington y la posibilidad de que aumenten ampliamente a la inversión extranjera y las colaboraciones de investigación en el sector de las ciencias biológicas, Drew opinó que compañías como Bioven, que tienen ya una larga relación con el Gobierno cubano, tendrán ventaja.

"Los cubanos han estado aislados por muchos años y no confían fácilmente en todo el mundo", dijo.

De acuerdo con el reporte, el medicamento que comercializa Bioven extendió en una prueba de etapa intermedia la supervivencia un promedio de 6,5 meses sobre un tratamiento existente, y por más tiempo para los pacientes más jóvenes.

Gran parte del trabajo de desarrollo clínico se realiza en Escocia, en colaboración con el Beatson Cancer Institute, de Glasgow.

La prueba de fase III —último paso antes de buscar la aprobación regulatoria— comenzó en mayo con 419 pacientes de 10 países.

Drew dijo que Bioven ya cuenta con un buen financiamiento de sus dueños malasios y de un fondo de inversión que respalda el Gobierno del país asiático, pero el financiamiento adicional obtenido de la OPI permitirá que las pruebas se aceleren y sean más amplias.

De forma separada, el Roswell Park Cancer Institute de Nueva York realizará pruebas del medicamento, tras un acuerdo anunciado en La Habana por su directora, Candance Johnson, en abril pasado

Bioven no posee los derechos del medicamento en Estados Unidos, pero Drew dijo que tiene la esperanza de ampliar el acuerdo para incluir al mayor mercado farmacéutico del mundo si se levanta el embargo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.