Martes, 12 de Diciembre de 2017
14:18 CET.
Relaciones Cuba-EEUU

Congresistas y senadores cubanoamericanos rechazan la apertura de las embajadas

Los congresistas estadounidenses se mostraron divididos respecto a la reanudación de las relaciones con La Habana escenificada este lunes con la reapertura de la Embajada de Cuba en Washington y con el izado de la bandera en ella, pero los de origen cubano fueron unánimes en su rechazo.

Los republicanos por Florida Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz-Balart y Carlos Curbelo reiteraron en una rueda de prensa conjunta en Miami su oposición al nombramiento de un futuro embajador, reporta EFE.

"De ahora en adelante los espías cubanos tienen una base en los Estados Unidos, que es la nueva embajada cubana", dijo Curbelo.

"Esta es una de las políticas exteriores más irresponsables que se ha tomado en décadas. Obama insiste en abrazar un gobierno enemigo de los Estados Unidos, un gobierno que continúa apoyando el terrorismo", agregó Curbelo.

Ros-Lehtinen repitió que trabajará en el Congreso por impedir el nombramiento de un embajador estadounidense en La Habana.

Por el momento, el jefe de la antigua Sección de Intereses de Washington, Jeffrey DeLaurentis, fungirá como encargado de negocios.

"Vamos a hacer todo lo posible para que la embajada no reciba fondos. Hasta ahora hemos podido cancelar ese esfuerzo y la actual administración no ha podido conseguir los seis millones de dólares que están buscando para la nueva embajada, ha recibido cero", dijo a EFE Ros-Lehtinen.

En cuanto a la situación migratoria de los cubanos en Estados Unidos, la congresista descartó la posibilidad de que a corto plazo vayan a perder los beneficios de la Ley de Ajuste.

Consideró que "un proyecto legislativo al respecto crearía demasiada controversia", pero apuntó que ciertamente se le ha dado un manejo equivocado al tema ya que "muchos llegan como perseguidos políticos pero viajan a la Isla tres veces al año".

Por su parte, Díaz-Balart desestimó la posibilidad de un levantamiento embargo, e insistió en que la "ultima palabra" sobre el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y comerciales con La Habana la tendrán el Senado y el Congreso.

"Sabemos que el Senado no va a confirmar al embajador, y que han pedido fondos y les han sido rechazados. Así que pueden cambiar el letrero de Sección de Intereses a Embajada pero no van a poder convertirlo en una embajada real".

Díaz-Balart apuntó que al momento de la instauración del embargo "se establecieron tres requisitos para la normalización de las relaciones económicas".

"La liberación de los presos políticos sin excepción, la legalización de todos los partidos políticos y proponer elecciones multipartidistas", explicó el congresista, quien aseguró que si esto no se cumple, no se va a levantar el embargo.

'Un día histórico'

Del lado contrario, el congresista demócrata de Arizona Raúl Grijalva consideró que este 20 de julio fue "un día histórico".

"Después de 54 años de aislamiento y de embargo finalmente se restablecen las relaciones diplomáticas y tenemos una oportunidad para establecer un puente", entre ambos países, declaró Grijalva, quien en mayo visitó la Isla como parte de una delegación del Congreso de Estados Unidos.

Grijalva, quien asistió a la ceremonia de reapertura de la Embajada de Cuba en Washington, aseguró que "no necesariamente hay que estar de acuerdo con la política del Gobierno (de Cuba) o su ideología para entender que tanto el pueblo cubano como el estadounidense se van a beneficiar con esto".

El legislador se mostró convencido de que ahora los temas del embargo y de la base de Guantánamo van a cobrar más atención y aseguró que a medida que "el pueblo estadounidense va a estar cada vez más a favor de la normalización" de relaciones, surgirá una iniciativa para levantar las sanciones a Cuba.

"Creo que la opinión pública (estadounidense) va a cambiar de modo que nos persuada (al Congreso) para que el embargo se pueda levantar en los próximos dos o tres años", anticipó.

El senador republicano por Arizona Jeff Flake, quien también estuvo en la ceremonia en la embajada cubana en Washington, opinó que el izado de la bandera estadounidense en La Habana, previsto para el próximo mes, debe dar paso a la eliminación por el Congreso de las restricciones que persisten entre los dos países.

El secretario de Estado, John Kerry, viajará a Cuba el próximo 14 de agosto para la ceremonia, según confirmó durante una rueda de prensa con el canciller, Bruno Rodríguez.

Flake, que el mes pasado integró una misión de congresistas republicanos a la Isla que incluyó una reunión con el primer vicepresidente cubano, Miguel Díaz-Canel, y con el canciller Rodríguez, dijo que una de las primeras iniciativas en el Congreso será levantar la prohibición de viajes a los estadounidenses.

Dicha iniciativa, según el senador republicano, cuenta ya "con 46 apoyos en el Senado", de los 100 que tiene la Cámara, "y va a conseguir más respaldos", aseguró.

Consideró que, pese a la oposición de varios legisladores, un embajador de Estados Unidos en La Habana acabará por ser confirmado.

"Va haber algunos (senadores) que van a intentar bloquear el nombramiento (...) pero cuando los estadounidenses puedan viajar legalmente a Cuba y puedan empezar a hacer negocios legalmente en Cuba van a necesitar el mismo nivel de representación que tienen en todo el mundo y eso incluye tener un embajador", dijo.

'Capitulación de Obama'

El senador demócrata cubanoamericano Bob Menéndez, recordó que pese a que la atención se centra hoy en la reapertura de las embajadas, las violaciones de los derechos humanos en Cuba continúan.

"Ha habido más de 2.800 detenciones por motivos políticos en la Isla este año, y no hay ninguna señal que indique que el régimen de (Raúl) Castro está dispuesto a comenzar a respetar los derechos del pueblo cubano a la libertad de expresión, periodismo independiente, o el acceso a información", dijo Menéndez.

En una declaración, el senador consideró que "las relaciones diplomáticas con Estados Unidos son un privilegio y se deben ganar". Señaló que tras el anuncio de la negociación de la normalización de relaciones, el 17 de diciembre pasado, "el Gobierno cubano se ha negado a hacer cualquier cambio sustancial para defender los principios democráticos y los derechos humanos".

Menéndez criticó al Gobierno de Barack Obama, y dijo que con este acontecimiento "continúa validando el comportamiento brutal del régimen castrista".

En la misma línea, el exgobernador republicano de Florida y aspirante a la candidatura presidencial de su partido para las elecciones de 2016 Jeb Bush, se mostró en contra de la reanudación de las relaciones diplomáticas.

"Obama se equivoca con sus prisas por restablecer las relaciones con Cuba. Esta embajada solo sirve para legitimar aún más a un régimen represivo", dijo Bush en un mensaje en su cuenta en Twitter con motivo de la reapertura de embajadas.

"Necesitamos un presidente estadounidense que vaya a La Habana solo en solidaridad con un pueblo cubano libre", agregó.

Otro precandidato a la Presidencia, el exgobernador demócrata de Maryland Martin O'Malley, publicó en Twitter que, pese a la "histórica" apertura de la embajada estadounidense en La Habana, ahora "lo que más importa son las acciones, no las palabras".

"La historia recordará el 20 de julio de 2015 como el Lunes de Capitulación de Obama", dijo por su parte el senador republicano de origen cubano Marco Rubio, también candidato a las presidenciales de 2016, según citó la AFP .

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Anónimo

Por eso  por Marco Rubio no sera electo presidente, este no sera presidente mientras se siga guiando por el tea party.

Imagen de Anónimo

Se les esta acabando el mamao a estos congresistas jaaaaaaaaaa

Imagen de Anónimo

Hay que poner la cosa mala en el Congreso para evitar que en ninguna de las dos camaras, se haga concesiones.En el discurso de Bruno Rodriguez quedo claro que no hay manera de que el Congreso permita libertades a Obama y por eso lo llevo contra la pared al decir que el presidente puede todavia hacer mas con sus atribuciones presidenciales. De la parte de Kerry no se ollo ninguna palabra de exigirle a Raul concesiones politicas, sino que hablo el mismo lenguaje de la dictadura cubana de respeto mutuo y soberania.

Imagen de Anónimo

    Muy atinadas sus palabras.

Imagen de Anónimo

Bob Menendez la violacion del fisco y tus huevonadas gastando plata de los contribuyentes con tu amigo Dominicano que robo a los contribuyentos no son viloaciones vaya a lavarse el de las 4 letras por favor no hable en esta fiesta

Imagen de Anónimo

a esos que llegan pidiendo ley de ajuste y al ano esan metidos en cuba y van cada tres o cuatro meses, les quito todo tipo de beneficios por haber mentido al gobierno federal, y veremos entonces si se quedan o se van.