Miércoles, 18 de Julio de 2018
Última actualización: 22:22 CEST
Relaciones Cuba-EEUU

La Habana y Washington reanudan relaciones diplomáticas

Un trabajador coloca la bandera cubana en el Departamento de Estado. Washington, 20 de julio de 2015. (AFP)

Los Gobiernos de Estados Unidos y Cuba marcaron discretamente el lunes el comienzo de una nueva era en sus relaciones, reanudando formalmente los vínculos diplomáticos cortados hace más 50 años.

Las antiguas Secciones de Intereses en ambas capitales comenzaron a funcionar como embajadas y, tras una ceremonia en la legación cubana en Washington, estaba previsto que el canciller cubano, Bruno Rodríguez, se reuniera en el Departamento de Estado entre el Secretario de Estado, John Kerry.

Rodríguez será el primer ministro de Relaciones Exteriores de Cuba que realice una visita oficial a Washington en más de cinco décadas. Junto a Kerry, ofrecerá más tarde una rueda de prensa.

También por primera vez en décadas, este lunes la bandera cubana volvió a ondear en el Departamento de Estado, junto a las de los países con los cuales Estados Unidos mantiene relaciones diplomáticas, informó la AFP.

La bandera de la Isla fue situada entre los estandartes de Croacia, a la izquierda, y de Chipre, a la derecha.

La embajada de Estados Unidos en La Habana también ha sido reabierta, pero la ceremonia tendrá que esperar a la visita de Kerry, prevista para agosto y aún sin fecha precisa.

"Queríamos que el secretario estuviera allí para supervisar estos eventos importantes", dijo un funcionario del Departamento de Estado citado por Reuters.

"Acabo de hacer mi primera llamada de la historia al Centro de Operaciones del Departamento de Estado desde la embajada de Estados Unidos en La Habana", indicó no obstante en su cuenta de Twitter Conrad Tribble, número dos de la delegación diplomática de Washington en la Isla, reportó la AP.

Pese a lo que representa la entrada en funcionamiento de las embajadas, se prevé que las negociaciones para normalizar los vínculos continúen avanzando lentamente, con exigencias y diferencias entre ambas partes.

La apertura de embajadas fue anunciada el 1 de julio pasado después de que Raúl Castro y Barack Obama intercambiaran cartas acordando la fecha.

Washington dice que una misión estadounidense plena en La Habana podría ofrecer cierta tranquilidad a las empresas interesadas en Cuba y también ayudar a allanar la vía para que los ciudadanos estadounidenses realicen más viajes a la Isla.

Congresistas republicanos lo consideran, sin embargo, el reconocimiento a un gobierno "tiránico", y han advertido que bloquearán los esfuerzos para nombrar un embajador en la Isla e incluso posibles fondos para la legación.