Domingo, 17 de Diciembre de 2017
05:39 CET.
Opinión

Libertad o prosperidad: el falso dilema

Nos dicen que hay que sacrificar la libertad para alcanzar la prosperidad. Mentira. Ese es un falso dilema generalmente planteado por los autoritarios. La prosperidad es muy conveniente para nuestro bienestar material, pero la libertad es absolutamente necesaria para nuestro bienestar emocional. No hay que elegir.

La libertad tiene que ver con el dolor de vivir enmascarado. Bruce Jenner —por ejemplo— fue un gran deportista y se convirtió en señora. Ahora es feliz. Al menos, más feliz que antes. Se despojó de la máscara. En Irán la hubieran ahorcado del extremo de una grúa para que el crimen sirviera de escarmiento, sin tener en cuenta que su único delito era buscar la coherencia interna.

Otro caso: el funcionario equis, para que no le hicieran daño, aplaudía consignas y personajes en los que no creía. Le parecían ridículos, pero tenía que sobrevivir. Hasta que el día en que controló su vejiga, venció sus miedos, se atrevió a decir que no, y se transformó en un disidente. Fue muy duro, porque la dictadura era severa, pero por primera vez en su vida se sintió en paz consigo mismo.

Hay mil ejemplos posibles. La libertad es eso: poder tomar decisiones congruentes con nuestras creencias y valores. Elegir las ideas que nos parecen correctas, seleccionar sin imposiciones externas nuestros amigos, libros, afectos, proyectos de vida, carreras, preferencias sexuales, creer en ciertos dioses o en ningún dios. También, claro, poder escoger a nuestros gobernantes y oponernos vehementemente a los que nos resultan nefastos.

No es una cuestión baladí. Simular y mentir duele. Contrario a lo que sostiene mucha gente, haber evolucionado hacia la racionalidad nos ha convertido en criaturas fisiológicamente sujetas a vivir conformes a nuestra verdad interior. ¿Ha advertido el lector todo lo que nos sucede cuando mentimos? Sudamos, nos cambia el tono de voz, se acelera el corazón, se enrojece nuestro rostro, el organismo, en suma, se revela.

El autoritarismo familiar, social, religioso o político, que nos obliga a comportarnos de maneras ajenas a lo que nos dicta nuestro verdadero yo y nuestras particulares necesidades emocionales, genera en los seres humanos un doloroso malestar que suele traducirse en comportamientos neuróticos. La disonancia entre lo que se cree, se dice y se hace, acaba por somatizarse como una terrible forma de angustia. La libertad, en cambio, nos dota de una saludable paz interior.

¿Y la prosperidad? La prosperidad también requiere de la libertad individual. Es, fundamentalmente, el producto de las personas emprendedoras, a veces dotadas del genio innovador, a veces no, pero siempre perseverantes y dispuestas a posponer el disfrute de sus esfuerzos para ahorrar, continuar invirtiendo y crecer ininterrumpidamente. El camino más rápido para empobrecer a una sociedad es cerrarles la puerta a los emprendedores, obstaculizar sus esfuerzos, perseguirlos o acusarlos de egoístas e insolidarios.

En los Estados en los que la iniciativa económica está en las manos de un grupo de burócratas y comisarios, o a veces, como sucede en Cuba, en las de un narcisista tontiloco y palabrero, siempre a la búsqueda de un atajo definitivo a la gloria, lo que se produce es el aplastamiento de la sociedad.

¿Y China? ¿No es China un caso elocuente de una dictadura sin libertades que va solucionando el inmenso problema de la pobreza? Esa es una conclusión absurda. Es verdad que al permitir el esfuerzo individual y la existencia de propiedad privada los chinos han dado un salto prodigioso, pero mejor les hubiera ido en un clima de libertad total, como el alcanzado por Taiwán o Corea del Sur.

Los 20 países más prósperos del mundo son, además, los más libres, con algunas excepciones, como Singapur, donde pudieron haber sido libres y prósperos simultáneamente, pero, desgraciadamente, Lee Kuan Yew padecía de un lamentable carácter autoritario que lo transmitió a su gestión gubernamental.

No hay duda de que es más difícil gobernar en libertad, buscando consensos, cediendo y negociando dentro de las instituciones y la ley, y probablemente es cierto que el ritmo del desarrollo es más lento, pero el resultado final es infinitamente superior y más duradero. Estados Unidos nunca ha crecido espectacularmente. Pero lleva 239 años de crecimiento casi constante, con escasos periodos de contramarcha.

Benjamin Franklin advirtió que "quien sacrifica la libertad para alcanzar la seguridad, acaba por no tener ni una ni otra". A quien la sacrifica pensando en la prosperidad le sucederá lo mismo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 28 ]

Imagen de Anónimo

El Anónimo - 22 Jul 2015 - 1:05 am. Es de mi autoria, COMENTARIO de Esopo

Imagen de Anónimo

CAM, pienso que tu presente artículo “Libertad o Prosperidad: el Falso Dilema” es un complemento al artículo de Pedro Campos “Sin Democracia no Hay Soberanía ni Autodeterminación”, lo que muestra, a mi modo de ver, que tu un liberal a la máxima expresión y PC un socialista democrático tienen puntos de encuentros cuando de la democracia de Cuba se trata, por eso CAM sigo insistiendo y abogando porque los demócratas cubanos dejen de lados sus diferencias y se concentren en sus coincidencia, para mí un demócrata cubano esta en el más alto escalón de los opositores\disidentes, porque han puesto la democracia de Cuba en primer lugar por encima de sus ideologías políticas, sin temor a equivocarme, pienso que tu CAM y PC están en ese más alto peldaño.

Imagen de Anónimo

CAM, buen artículo pienso que es un aporte al debate por la democracia de Cuba, que puede ser una reflexión para todas la partes en conflicto castristas, anticastristas y no castristas porque en este análisis, a mi modo de ver, estas tratando los problemas como son y no para congraciarte con una de las partes en conflicto, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Joshua Ramir

el organismo, en suma, se revelarebela

Imagen de Anónimo

En Iran y en los paises musulmanes condenan el homosexualismo hipocritamente pero a escondidos son todos maricones.imaginense una sociedad donde nimas y ninos creen separados y ademas si no se casan virgenes es las lapidan.es pura hipocresia.el ayatola khomeini de Iran todo el que sabe un poco de historia sabe que era maricon .lo suyo era los jovencitos lindos.tanto el fanatismo religioso como los regimenes totalitarios son lo mismo.en cuba es nazismo con totalitarismo.la misma cosa.

Imagen de Anónimo

El nacimiento del liberalismo económico a partir del mercantilismo en el siglo XVIII es el preludio del binomio libertad y prosperidad. Muchos no se lo acaban de creer pero este análisis de Montaner está basado en una secuencia histórica que presenció como los viejos imperios autocráticos como el español, se hundían mientras que Inglaterra ocupaba el dominio del mundo. La libertad es el origen de la prosperidad, incluso en la China comunista, y los Castro, quieren acabar su historia destruyendo un paradigma universal. Nunca podrá Cuba ser próspera sin libertades plenas y me temo que eso no lo vamos a ver. Es  solo cuestión de tiempo biológico. Los Castro se han llevado con ellos a tres generaciones de cubanos libres. Los que venimos ahora, no somos ni una sombra de quienes nos precedieron. Somos un agujero negro en la historia.

Imagen de AdelaCuba

Maravilloso articulo! Me hace orgullosa de ser cubana como el escritor. Su mente esta a la altura de los grandes de la humanidad. Muchas gracias.

Imagen de Anónimo

Con el crimen cometido contra niños y mujeres del remolcador "13 de Marzo" me basta para odia y despreciar al kaxtrizmo, a sus apaciguadores y a sus abiertos complices.JUSTICIA, ¿DONDE ESTAS? 

Imagen de Anónimo

Este es una joya de CAM, deberìa ser un tema de estudio en todas las universidades y carreras del mundo, saludos y gracias CAM  

Imagen de Anónimo

Escuela Superior de Cuadros Ñico Lopez. Alli hay mucho marxismo.Tambien hay otras escuelas con alto nivel cientifico donde excelentes profesores con titulos de doctores, leidos y estudiados y especializados hasta en la Union Sovietica, en la Alemania Democratica, los mas altos exponentes del LADRILLO ideologico demuestran basados en la dialectica mas ortodoxa los mas basicos principios de Materialismo Dialectico e Historico y aquellas rasgos mas esenciales del desarrollo economico y social de una sociedad bajo la dictadura del proletariado y guiada por un partido de lo mas excelso de la clase obrera con el fin maximo de la satisfaccion siempre creciente de las necesidades del pueblo y como con un poco de paciencia pronto podra asistirse al entierro del cadaver del imperialismo y el capitalismo.Cuba y sus dirigentes historicos  son un magnifico ejemplo de la vigencia cada vez mas certera de todo ese ilustre dechado de libros y agitacion ideologica aderezada con un poco de las ideas del Che incluyendo sus intenciones de crear dos, 3 muchos Vietnams y de su profundo conocimiento  para negar la existencia de la ley de valor y enarbolar su amor por el paredon de fusilamiento y su desarraigo de patrias y familias.En visperas de esta Luna de Miel entre lo mas detestable de los gobiernos de las dos orillas, ¿cual sustentacion de principios y explicacion logica pueden sufrir los niños que "seremos como el Che" pueden recibir en las escuelas?