Sábado, 16 de Diciembre de 2017
14:14 CET.
Medioambiente

Un intento gubernamental de reciclaje choca con el desconocimiento y la falta de información

Como pieza única en su tipo, se encuentra instalada la primera división de reciclaje de basura (papel, vidrio, plástico y aluminio) en la esquina de Mercaderes y Teniente Rey, en la Plaza Vieja, en el corazón del casco histórico de La Habana Vieja. Según se lee, es una iniciativa de la Unión Europea y la Oficina del Historiador de la Ciudad.

Sobre su aparición, los vecinos y trabajadores de los alrededores no tienen una idea exacta de cuándo tuvo lugar.

"Allí no se echa basura, la basura se echa en los cestos, ni se te ocurra echarla allí", me advierte un CVP. Otras personas me dicen amablemente que el contenedor "solo es para reciclaje". "¿Reciclaje de qué?", les pregunto. "De cosas de reciclado", responden, con lógica inapelable. "Ah, este pomo, por ejemplo", digo alzando una botella vacía de agua, un frasco de plástico. "¡No! ¡Eso se echa en los cestos!", me dicen, alarmados ante la insistencia.

Una barrendera me confirma que, en efecto, el contenedor modular está ahí desde hace unos meses. Saco nuevamente mi frasco vacío. "Sí, lo puedes echar ahí", me dice, contradiciendo a los demás. "Pero mejor dámelo a mí, que yo recojo esos pomitos". Y casi me lo arrebata de las manos para guardarlo en una jaba repleta de botellas similares.

El complejo fenómeno del reciclaje de basura ha tenido y tiene una arista muy problemática en su implementación y práctica, y es la de crear conciencia, informar, promocionar, en fin, educar a los ciudadanos respecto a la imperiosa necesidad de conservar y proteger el medio ambiente; la tarea de hacerles ver que cada esfuerzo cuenta.

¿Habrá sido esa problemática considerada por cualquiera de los impulsores de la división de reciclaje en la Plaza Vieja? Quizás pensaron que solo con colocar semejante pieza ya el asunto estaba en marcha. Porque, además, ha resultado ser una estrategia corta de recursos. Se les olvidó agendar formas de informar sobre cómo y dónde echar la basura; se les olvidó notificar a los vecinos del lugar que dicho contenedor es de hecho para botar basura, sí, la misma que echan en los latones grises, descoloridos, rotos, desbordados y apestosos de dos esquinas más arriba, y la que también cae en los cestos verdes que circundan el Casco Histórico.

¿La basura turística es más fácil de clasificar, descomponer y reutilizar que la basura doméstica? ¿Solo un contenedor de reciclaje para toda la Habana Vieja?

En ninguna de las calles aledañas existe algo así: ni en Sol, ni en Muralla, ni en O’Reilly, ni en Obrapía, ni en toda la Avenida del Puerto; tampoco en Cuba, Obispo, Aguacate, ni en la Plaza de San Francisco de Asís…

¿Por qué apareció este recipiente de reciclaje justamente allí, en una de las calles turísticas más transitadas de la Habana Vieja, en una de las esquinas más visitadas?

Sin mencionar que muy pocos habitantes del barrio tienen idea de que existe "algo así allá abajo, en la Plaza".

Algunos transeúntes pasan por la mencionada esquina y lo miran asombrados, leen el cartel y siguen su camino. Otros echan algo, tal vez esperando ver cómo funciona esta nueva "cosa", o "qué hace", y al final se marchan decepcionados al ver que solo es un cesto colorido de cuatro divisiones en el que echas la basura y esta se queda ahí en el fondo, sin más, tranquilita, esperando a la noche, cuando pasa el vehículo que recoge solo los desechos de los privilegiados cestos verdes del casco histórico.

Mirándola bien, la unidad de reciclaje aparece dentro del conjunto de la Plaza Vieja como una de esas instalaciones dejadas atrás por la Bienal: una de esas cosas "raras" que al pasar todos miramos, nada entendemos, y nadie se atreve a tocar.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

A  ver, creo que no entendí algo del estupendo artículo. Que alguien que sepa me lo aclare, por favor: ¿hay BASUREROS sólo para turistas en Cuba?

Imagen de Anónimo

Y que van a hacer con lo que se Recicle, llevarlo a Punto Cero y apilarlo en El Patio, ahi es donde debe estar todo lo que ya no sirve, ol que nunca sirvio!!!

Imagen de Anónimo

Bueno a mi me hace mucha falta que la gente,deposite plasticos y sobre todo ALUMINIO,mi ultima pincha es velar ese contenedor,cada vez que alguien tira algo yo me zambullo y los rescato,Lo que mas mal me cae es la salá vieja varrendera que me quita mucho plastico,pero cada vez que se descuida le facho la jaba de pomitos y nivelo ganancias      el bobo alipio*'+

Imagen de Anónimo

Esas son la "poubelles" de Paris