Martes, 12 de Diciembre de 2017
01:53 CET.
Relaciones Cuba-EEUU

Estudiantes de periodismo en el deshielo

En el venidero otoño un grupo de estudiantes de periodismo de la Universidad Fullerton de California compartirán con sus homólogos de La Habana.

Se sabe, aunque no aparezca en ningún parte de prensa, de los requerimientos para estar en el equipo.

La brillantez académica es un asunto secundario en la agenda de los funcionarios del Ministerio de Educación Superior, más cuando se trata de alumnos procedentes del país que todavía se mira con los lentes de la suspicacia y una mueca de desprecio, sobre todo desde esas alturas de la ortodoxia ideológica.

Los aspectos más relevantes se cifran en el número de participaciones en marchas de reafirmación revolucionaria, la capacidad para repetir al calco las consignas elaboradas en los talleres del partido único y la militancia en el ala juvenil de la organización que permanece en la cima del poder real.

El encuentro es otro gesto de la embarazosa evolución del acercamiento que anunciaron el 17 de diciembre último, el presidente del país más poderoso del mundo y el máximo representante de la única dictadura del hemisferio occidental.

Es parte del nuevo posicionamiento a favor de la contemporización que presuntamente facilitaría el tránsito hacia una democracia. No se sabe con qué adjetivos y mucho menos la fecha de su estreno.

Al margen de las aprobaciones y reticencias frente a un proceso a todas luces irreversible, no obstante los tropiezos que pudiese tener con la ascensión a la Casa Blanca de un gabinete republicano, sería bueno que el intercambio en ciernes superara las fronteras del formalismo y la complacencia.

¿Qué expresarán sobre la realidad de la prensa en Cuba, los artículos de los estudiantes norteamericanos a publicarse en el periódico de su campus?

¿Alabarán la línea editorial del diario Granma y del Noticiero Nacional de la Televisión, con su escandalosa dependencia a las directivas de los comisarios del Comité Central del Partido?

De acuerdo al modus operandi, no es descartable que entre la nómina de escogidos, figuren varios estudiantes y profesores al servicio de la policía política, que buscarán por todos los medios posibles influir en la opinión de los invitados.

Personalmente confío en, al menos, algún destello de objetividad en los puntos de vista de los muchachos de Fullerton.

No es necesario devanarse los sesos para comprobar que el periodismo que se hace en los medios oficiales cubanos sigue careciendo de un mínimo de credibilidad.

Las críticas que regularmente salen a relucir en los foros del gremio oficial y hasta en las intervenciones de altos funcionarios de la nomenclatura como el primer vicepresidente del Consejo de Estado, Miguel Díaz-Canel, no pasan de ser poses de ocasión.

Las pautas son las mismas: defender el sistema político vigente, amplificar promesas de índole social y económica que raramente se cumplen e informar sobre temas anodinos.

En la primavera de 2016 el viaje es a la inversa. Los cubanos serán acogidos en la universidad californiana.

¿Cuál será el matiz de sus experiencias? Sin lugar a dudas el que determine su sentido común. Ninguno va propiciar su caída en desgracia. En el mejor de los casos deberán inclinar la balanza hacia los puntos negativos.

La matriz de opinión en boga no tiene dobles lecturas. Estados Unidos, con Obama o sin él, sigue siendo el enemigo, aunque exista cierta moderación en el uso de los descalificativos.

Lo interesante de la visita a Fullerton sería que alguno de los jóvenes de la Isla decida poner pies en polvorosa.

Nadie sabe. Cualquiera de los aparentemente más fieles a los postulados gubernamentales puede dar la nota discordante, quedándose al amparo del Tío Sam.

¿Cuántos estarán barajando si es mejor ser sobrino postizo que hijo de una revolución "socialista" en plena decadencia?

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

La mitad (siendo conservadora con la cifra) se quedara en EEUU.

Imagen de Plutarco Cuero

Estudiantes de propaganda nacional socialista ... Tremenda aspiración ...

Imagen de Anónimo

El tiempo juega a favor del secretismo cubano, ya que primero viajarán los de USA a la isla.El añoque viene, cuando sea a la inversa, los cambios en Cuba vendrán por decantación. O por motivos naturales, como dicen algunos.