Domingo, 17 de Diciembre de 2017
15:08 CET.
Relaciones Cuba-EEUU

El alcalde de Miami rechaza albergar un consulado de Cuba por respeto a las víctimas del régimen

El alcalde de Miami, Tomás Regalado, expresó este jueves su rechazo a la eventual apertura de un consulado general de Cuba en Miami, algo que sería, dijo, "una provocación" para la "capital del exilio", informa EFE.

Regalado hizo estos comentarios en una ceremonia de adopción de la ciudadanía estadounidense para extranjeros, en la que dijo: "No debe haber un consulado cubano aquí, en Miami, donde todavía hay miles de personas que tienen heridas sin restañar y familiares presos".

Al acto asistió también la congresista republicana por Florida Ileana Ros-Lehtinen, quien acusó al presidente estadounidense, Barack Obama, de realizar un "experimento con Cuba, como si fuera un zoológico".

Según ella, en Cuba "las personas sufren porque carecen de libertad, democracia y derechos humanos".

La Casa Blanca "no va a recibir ni un centavo para la nueva Embajada (en La Habana), ni confirmaremos a ningún embajador, porque en Cuba no hemos visto cambio alguno", agregó la congresista, en referencia a la necesidad de la confirmación de los embajadores en el Senado, en el que su partido tiene mayoría.

EEUU busca reanudar el diálogo sobre derechos humanos

Tras anunciar que abrirá su embajada en La Habana el 20 de julio, Estados Unidos volvió este jueves la vista hacia el resto de diálogos pendientes en el proceso de normalización con el régimen, entre los que se espera que el relativo a derechos humanos cobre protagonismo dadas las marcadas diferencias sobre el tema.

El diálogo sobre derechos humanos, iniciado en marzo con una primera sesión de carácter técnico, es el tema más espinoso en el proceso de normalización completa de relaciones entre Estados Unidos y Cuba, debido a los antagónicos puntos de vista y el reclamo estadounidense de una mejora en la libertad de expresión y asociación en la Isla.

"Sobre el diálogo de derechos humanos, estamos ahora coordinando la fecha para la segunda ronda", reveló una alta funcionaria del Departamento de Estado, que pidió el anonimato, en una conferencia de prensa telefónica este miércoles.

Según expertos consultados por EFE, no se espera que el diálogo resulte en grandes acuerdos, pero sí será un foco de tensión importante en el proceso de normalización iniciado en diciembre por los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y Cuba, Raúl Castro, e impulsado el miércoles con el anuncio de que los lazos diplomáticos se retomarán este mes.

"El diálogo será un foro para airear las diferencias entre el énfasis de Cuba en los derechos económicos y sociales y el enfoque de Estados Unidos en los derechos políticos y civiles", dijo a EFE Ted Piccone, experto en Cuba en el centro de estudios Brookings.

En la primera sesión del diálogo, en marzo, la delegación de Cuba denunció la "brutalidad y el abuso policial" en Estados Unidos, las "limitaciones" a los derechos laborales, las "ejecuciones extrajudiciales con el uso de drones" y el "limbo jurídico de los prisioneros en Guantánamo”.

Por su parte, Estados Unidos no ha ocultado sus diferencias con Cuba en lo referente al trato a los disidentes en la Isla y la restricción de la libertad de expresión.

En su informe anual sobre los derechos humanos en el mundo, publicado la semana pasada, el Departamento de Estado denunció que Cuba registró el año pasado casi 9.000 detenciones arbitrarias y de corto plazo, la cifra más alta en los últimos cinco años.

"El mayor problema es el aumento en el número de detenciones arbitrarias y el acoso de la sociedad civil en Cuba. Quienes se oponen a la política de Obama en el Congreso exigen mejoras en esas áreas como condición para relajar el embargo", explicó Piccone.

Estados Unidos ha reconocido algunos avances por parte de Cuba, como la liberación a comienzos de este año de 53 prisioneros políticos y las señales del Gobierno cubano de que podría permitir un mayor acceso de la ONU y el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Según Piccone, la visita del papa Francisco a Cuba en septiembre "será una buena oportunidad para dar seguimiento a los compromisos de derechos humanos" del Gobierno cubano.

Sin embargo, si La Habana cambia su política de derechos humanos "será porque se está adaptando a acontecimientos internos" en la Isla y no por su diálogo con Estados Unidos, según afirmó a EFE el presidente del centro de estudios Diálogo Interamericano, Michael Shifter.

Estados Unidos confía, en todo caso, en que la mejora de su relación con Latinoamérica propiciada por el acercamiento a La Habana repercuta precisamente en una mayor voluntad de los países del continente de presionar al régimen para que aumente su respeto a los derechos humanos.

"Hay muchos países en el continente que trabajarán con nosotros, públicamente o en privado", para presionar a los Castro en ese sentido, aseguró en mayo la secretaria de Estado adjunta de Estados Unidos para Latinoamérica, Roberta Jacobson.

Pero, según los expertos, es poco probable que haya denuncias públicas de los países del continente sobre un tema tan delicado.

"Como mucho, veremos a otros países latinoamericanos aumentar su diplomacia privada con La Habana y alentarles a mejorar su historial de derechos humanos", pronosticó Piccone.

Con él coinciden Shifter y Geoff Thale, el director de programas de la Oficina de Washington para Latinoamérica (WOLA).

"Los más de 50 años de embargo de Estados Unidos han fijado, para muchos Gobiernos y actores políticos, la noción de que las peticiones de cambio en Cuba son en realidad parte de una estrategia para el cambio de régimen, y no creo que ese concepto vaya a cambiar de la noche a la mañana", indicó Thale a EFE.

Entre los otros diálogos iniciados entre Estados Unidos y los Castro hay uno sobre telecomunicaciones y otro sobre tráfico de personas, además de las conversaciones pendientes sobre los reclamos de compensación económica de ambas partes y la solicitud de Washington de extraditar a algunos fugitivos buscados por la Justicia estadounidense.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 30 ]

Imagen de Anónimo

anónimo  3 Jul 11.05 am : Si abren o no abren a mí me dá igual, los perjudicados serán los cubanos  de Miami que deseen viajar a su país que tendrán que moverse a otras ciudades para poder visitar sus familiares

Imagen de Anónimo

Decision inteligente.esto podria traer una tragedia grande agresiones.etc.no piensen solo los viejos tienen rencor .hay mucha gente joven frustrada y muy molesta.yo no vivo en Miami .tengo 41 anos y los detesto con todas las fuerzas de ni alma por como han destruido mi pais y convertido en miserables a todos los cubanos.y yo no tengo pasaporte cubano no les dare nunca el gusto de pagarles por algo que en condiciones normales seria mi derecho.sus servicios consulares se Los s pueden guardar.pa los estupidos que se dejan robar.

Imagen de Anónimo

Si la ponen en miami... los viejucos protestaran los primeros dos meses..luego sus nietos seran los primeros en usar los servicios de la embajada. Todo cambia y hay que ajustarse a los cambios, o te vas o pereces.   reportando...Pan con Salsita. 

Imagen de Anónimo

El alcalde de Miami es un populista de la mejor escuela.

Imagen de Anónimo

El consulado que lo pongan en la embajada en Washington como hacen en Europa el que no viva alli , que use el correo y ya 

Imagen de Anónimo

Tienen miedo los Dinosaurios esos que han amasado una fortuna en Miami viviendo del cuento de Cuba?..

Imagen de Anónimo

¿Pero este señor se piensa que es el dueño de Miami? ¿Por qué no hace una votación entre los que viven en el condado para ver qué opinan? ¿O quiere decidir las cosas a dedo, como hacen los Castro?

Imagen de Anónimo

Menos mal que por lo menos uno se presta a respetar a los que han sufrido tanto.  Bien hecho.  

Imagen de Anónimo

El cosulado yo lo pusiera en un pueblecito del norte de La Florida, de esos que todos los dias son iguales y aburridos; de esa manera le daban vida a esas comunidades, gastando en moteles, resturantes, gasolineras, talleres de autos, poncheras, etc.. Asi contribuirian en algo al desarrollo del estado, porque viviendo 14 en un efficiency, cogiendo ayudas en USA (todas las variantes) y gastando el dinero, que se ganan por la izquierda, en la a~orada y nunca bien complacida patria, la contribucion al que les ha dado cobijo es nula. Seria una forma de recuperar algo, y ademas conocerian por carambola otros lugares, pues la mayoria solo conocen el caminito de la Saguesera y Jayalia al dolarazo y al aeropuerto. Parte el alma ver la cantidad de buenos parques que hay en el condado Miami Dade, ahora que entramos en vacaciones, y Ud los ve desolados, pues estos superpadres, cari~osos con los que dejaron en el terru~o, ni se acuerdan de llevar a sus hijos a las piscinas e instalaciones para que disfruten, viven en una pesadilla perpetua que los aleja del American Dream, (al que critican aqui por no poder alcanzarlo) y alla pantallean de yumas. Si eso se da voy a montar un taller movil y dedicarme a radiadores, venta de aceite de transmision/motor y neumaticos, hare dinero, los cacharritos de estas personas se calientan, likean aceite a chorros y las gomas son lisas como guevos de perro. El sayo no es para todos, al que le sirva que se lo enganche. En la I-75 los e$pero. Chicho C

Imagen de Anónimo

Para el estupido de las 12.17 am. En Miami se concentra el exilio cubano, personas a las que se les niega la entrada al pais. A ver quienes son mas dinosaurios si estas personas que quieren una Cuba libre o tus dinosaurios castristas. Los problemas que Estados Unidos tuvo con Viet Nam o Japon no tienen que ver con el problema del gobierno de Castro con los cubanos. Ni Japon ni Viet Nam fueron masacrados por sus propios gobiernos. Solo no se quiere este Consulado en Miami. Anormal, como va a taratar a los cubanos que discriminan? asi que vete a construir tu cloaca a otra parte.