Domingo, 17 de Diciembre de 2017
00:00 CET.
Emigración

Niños de la Operación Pedro Pan se reúnen con sus memorias en Miami

Un grupo de personas, algunas ya con el cabello blanco y el bastón en la mano, se arremolinan frente a una foto en blanco y negro y señalan unas caras aniñadas en las que, 50 años después, se reconocen: son los rostros de la Operación Pedro Pan.

Una muestra sobre el éxodo infantil que entre 1960 y 1962 desplazó a 14.000 niños cubanos a Estados Unidos, donde sus padres deseaban para ellos un futuro mejor lejos del comunismo, se exhibe a partir de este viernes en el museo HistoryMiami, reporta EFE.

Son las memorias de aquellos jóvenes de 6 a 18 años que un día dijeron adiós a sus padres desde lo que llamaron "la pecera", una zona acristalada del aeropuerto de La Habana que ha sido recreada en este museo de Miami y frente a la que, según explicó en entrevista con EFE el exsenador Melquíades Martínez, "hay que ser fuerte" para contener las emociones que llevan "casi a las lágrimas".

Martínez, uno de los protagonistas del que se ha considerado el éxodo más grande de niños del siglo pasado en Occidente, visitó esta semana la exhibición, que opinó "toca el alma", y recordó que en su viaje a Estados Unidos, en 1961 y con 15 años, tenía esperanzas de llevar una "nueva vida" lejos del régimen castrista, pero a la vez sentía confusión por estar lejos de sus padres en un "ambiente desconocido" y "traumático".

La mitad de los niños y adolescentes fueron a casas de parientes o amistades en el país, y la otra mitad a hospedajes proporcionados por la Iglesia Católica, por ejemplo a los cuatro campamentos del sur de Florida donde pasaron varios años hasta reunirse con sus familias niñas como Carmen Valdivia, presidenta del comité histórico de la organización Operation Pedro Pan, que ha recolectado durante tres años artículos y objetos de los protagonistas de aquel viaje.

A pesar de las dificultades a las que se enfrentaron los niños, a la añoranza del hogar y la incertidumbre sobre su futuro, Valdivia, hoy arquitecta, sonríe al recordar sus memorias de infancia en el campamento de Florida City y recuerda con cariño los cuidados que les brindaron las religiosas.

"Dejaba atrás cosas muy feas, violencia", relató a EFE la cubana, quien reconoció que por la noche surgía la preocupación por lo que estaría ocurriendo a sus familias en Cuba.

Las pequeñas camas en las que dormían, un juego de canicas, unas maracas, pijamas, pasaportes y libros son algunos de los objetos que recuperan la memoria de los infantes en el recorrido por la exposición, que se mantendrá abierta hasta el 17 de enero y también incluye piezas audiovisuales donde los participantes del operativo relatan su experiencia.

Asimismo, abre sus páginas al visitante algún que otro diario que conserva, gracias a la fuerza de la tinta, los pensamientos y los autógrafos de las amistades forjadas en aquella época y que aún en la actualidad se siguen reuniendo con frecuencia.

"Perdimos la patria y los padres, pero nos unimos para seguir adelante", apuntó otro de los protagonistas del éxodo, Melvin Noriega.

Sus padres "tuvieron el coraje" de enviarlos a Estados Unidos para evitarles la "eterna pesadilla que sufren los que allí quedaron" después de que Fidel Castro mandó cerrar las escuelas religiosas y enviar a los curas fuera del país, relató.

En un ensayo que cuelga en una de las paredes, escrito por la cubana Ada Díaz para su escuela, en inglés, donde recuerda su último día en Cuba, la joven asegura comprender por qué sus padres la enviaban lejos del hogar: para protegerla de aquellos "cambios drásticos" que "robaron" a sus padres el dinero que habían ganado.

Según escribió a máquina hace cincuenta años, el viaje acabaría cuando Cuba fuera "liberada" y, aunque muchos pensaron que se reduciría a unas vacaciones de verano, acabó alargándose una vida.

Eso fue lo que pensó José Azel, profesor Senior en el Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos de la Universidad de Miami, que pasaría allí solo un tiempo cuando llegó a los 13 años huérfano y se alojó en la casa de un familiar.

Azel opinó que la valentía y las ganas de salir adelante de muchos de aquellos niños fueron la semilla de una carrera exitosa en muchos casos, como el del exsenador Martínez.

Además de la madurez que impone depender de uno mismo, la dispersión de los infantes por 40 estados contribuyó a su adaptación, tanto cultural como lingüística, en los Estados Unidos.

No obstante, concluyó Azel, entre los llamados "Pedro Panes" se cuentan por igual los casos de "grandes éxitos profesionales" y de "fracasos personales", que a veces van agarrados de la mano.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 9 ]

Imagen de Anónimo

Carlos Delgado, Miami USADe nuevo, tengan valentia y no escriban en Ano-nimo, aunque yo concuerde con la opinion. Sali por Espanha en el 1967, con 13 de edad y estuve solo por un anho. Mis padres enloquecidos en Cuba, no entendian la demora. Mis abuelitos desde New Jersey, me enviaban lo que podian. Mi abuelito, trabajaba por $0.75 la hora, doce horas al dia , seis dias a la semana, vivian en un apartamentico de un cuarto, salita comedor, en New Brunswick, New Jersey. Cuando los vi de nuevo en el 1968, nos abrazamos interminablemente. No desearia que mis tres hijos nacidos en USA pasaran por esa experiencia desvastadora mia.Para la ano nima de las 11;55AM, que dice que nunca se debe olvidar el panico generado para el exito de Operacion Peter Pan, me cago en su madre mil veces. No fue panico, fue verdad y si te prohibian salir a los quince anhos de Cuba , para que sirvieramos de peones en el servicio militar obligatorio!Ojala nunca hubiera nacido en Cuba ni en America Latina, reveranda mierda que Espanha y Portugal "construyeron" en este continente.

Imagen de Anónimo

Yo tengo un vago recuerdo de ese tiempo en Cuba, de que hablaban de esos niños. Por desgracias, y honra al mismo tiempo, mi padre fue de los primeros en luchar contra la tiranía comunista y cayó preso a inicio de los 60. Los hijos de los presos políticos de entonces sufrimos mucho. Éramos perseguidos y vigilados por los CDR, el G2, por todos. Por fortuna, años después yo pude escaparme en una "misión" al extranjero y a mi padre, junto a todos los de mi hogar completo, el gobierno de USA les dio asilo político. Siento no haber crecido en USA. Nadie que no lo haya vivido se imagina lo que era en aquellos tiempos crecer en Cuba siendo un desafecto del régimen. Y aunque no lo fuera. Era, aún lo es, un infierno. No he vuelto ni volveré. No tengo nostalgia. Y aunque me cueste decirlo, cuando escucho hablar y veo a los cubanos actuales, siento que no pertenezco a ese grupo. Nada que ver con su forma de expresarse, de ser, de sentir. De actuar. Agradezco haber escapado de aquella prisión y del sadismo de los Castro que aprendieron a ver a la humanidad, como esclavos. Lógico, fue lo que vieron hacer a su padre, Ángel Castro, con los esclavos haitianos de su plantación. Vaya cáncer metatásico que ha invadido el cuerpo de la Isla. Los PPan deben sentirse felices porque no saben qué fue aquello y guardan las gratas memorias de su infancia. A sus padres algún día deberá levantársele en una Cuba libre, un monumento.

Imagen de Anónimo

El Sr. Martinez dice que la exhibicion le toco el alma. Me pesa mucho tener que declarar que discrepo totalmente con el. Encontre' la exhibicion pesima. Con tanta historia y tantos participantes (padres y hijos) en este exodo, se limitaron "como siempre" a videos de los mismos politicos y ejemplares y articulos de periodicos muy limitados. Muchisimo espacio disponible se dejo' vacio y una oscuridad que en vez de aumentar el impacto, le resta al exodo de importancia y magnitud. Con tanto dinero que se dono' para esta exhibicion y despues de pagar entrada, tendremos que esperar para otra ocasion para hacerle justicia a este sacrificio historico.  En mi opinion, esta es una oportunidad desperdiciada.  

Imagen de Anónimo

Anónimo - 26 Jun 2015 - 11:55 am. Por eso seguro saliste echando de Cuba, con tremendo retardo, pero saliste, y te agarraste de la Ley de Ajuste Cubano.

Imagen de Anónimo

Que comico referirse a la Operacion Peter Pan como un esfuerzo fomentado por panico basado en rumor. Supuestamente era el falso rumor que el gobeirno comunista le iba a quitar la patria potestad a los padres. Pregunta: ? Si cojian a tus hijos y hijas y te los mandaban para la agricultura por semanas o a entrenamiento de pioneros por un mes, no era eso el robo de los derechos de esos padres de controlar el destino de sus hijos?? Muchas chiquitas volvian del campo en estado y otros indoctrinados. En el caso mio, mi propio tio un Asturiano comunista y jefe del comite de defensa amenazo a mis padres con mandarme con un grupo para estudiar en la Union Sovietica. Pregunta: Los Cubanitos mandados a Rusia, dionde estaba la patria potestad de esos padres o estaban todos ellos de acuerdo con separarse de sus hijos?? Comi' frio por dos anos en Montana y mis padres y yo estamos de acuerdo que fue una buena decision a largo plazo.

Imagen de Anónimo

Para que enviaron al nino Max Lesnik a los Estados Unidos? Estuvo en la reunion? Este hombre traiciono la memoria y el sacrificio de sus padres. Este es la verguenza de Peter Pan. 

Imagen de Anónimo

Mis padres intentaron sacarme de Cuba en 1965; solo pudieron sacar mi partida de nacimiento, la cual recuerdo bien, con los sellos del timbre de aquellos tiempos, para poder sacar a su vez mi pasaporte. Ahi me quede, porque llegue a la edad " pre- militar" y de ahi en adelante empezo la pesadilla, hasta que mucho despues Dios me abrio el camino para salir del infierno. Se en carne propia lo que es abandonar todo con ticket de ida solamente, se lo que es extrañar a los familiares y se lo que es arregrarselas uno solo en un pais extranjero; pero a pesar de todo esto, yo qusiera haber desaparecido de Cuba desde hace 50 años. Jamas me arrepiento ni me voy a arrepentir de haberme ido de Cuba, ni jmas pienso regresar.

Imagen de Anónimo

Despues de conocerse la idea no sucedió, los adoctrinaban en Cuba. Yo lo viví. Mi esposo tenia la visa waiver que daban-la conservo-y no pudo salir porque cumplió los quince años. También vivió el adoctrinamiento, las limitaciones ideológicas, la tiranía.

Imagen de Anónimo

............nunca se debe olvidar que el panico generado para el exito de la Operacion Peter Pan fue que el regimen iba a quitar la patria potestad a los padres, a partir de rumores generados por unas supuestas declaraciones de la secretaria de Dorticos, Josefina Villaverde,  asilada en una embajada en La Habana......todo resulto falso!!!........recuerdan los rumores que iban a enviar a los niños para Rusia y devueltos  convertidos en latas de carne rusa????.........creo que a partir de esto, el mundo se acostumbro a desoir cualquier queja sobre la tirania!!!!!..........