Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
23:38 CET.
Sociedad

¿Con qué juegan los niños en Cuba?

Cada vez se hace más difícil divertir en Cuba a los más pequeños. Los pocos parques y otros centros recreativos existen solo para exhibir su creciente deterioro. Y, al no existir suficientes lugares para el sano esparcimiento y el entretenimiento, los padres no tienen otra opción que distraer a sus hijos comprándole juguetes.  

Pero Papá Noel o los Reyes Magos parecen haber renunciado a este país en el que todo es un problema. Algunos niños los esperaban en enero, otros lo siguen esperando y en las semanas de receso y en vacaciones los esperan en vano, rehaciendo las carticas. Conservan aún su inocencia, que poco a poco se va desvaneciendo, esperando que los funcionarios encargados de surtir las tiendas de juguetes dejen de estafar a  sus padres.

Los juguetes en Cuba se han convertido en un artículo de lujo, cada vez más costosos y de exigua calidad. Resultan un negocio redondo para el Gobierno, que invierte muy poco en China comprando los artículos plásticos más baratos que encuentra y que luego  comercializa, apelando al sentimentalismo de los padres, a precios increíbles. Tan malos son esos juguetes que no parecen haber pasado el control de calidad en sus fábricas. Son, en resumen, una verdadera estafa.

Sin embargo, de vez en cuando se encuentran en las tiendas cubanas juguetes raros y valiosos, de  prestigiosas compañías como  Disney, Mattel, Fisher Price, Peg-Perego y Chicco. Son juguetes exclusivos que llegaron a las vidrieras de una única y mística forma, porque no son los productos chinos que habitualmente se comercializan. Estos son juguetes  de verdad, que sustrajeron de alguna donación de las muchas ONG y que, en lugar de entregarse en escuelas y hospitales infantiles, terminan a precios exorbitantes en las tiendas en moneda dura, de los hoteles mayoritariamente.  Ejemplo de esto son algunos  personajes de dibujos animados, construidos  de material hipoalergénico y con su sello de autenticidad de las tiendas Disney Pixar, como los que pueden encontrarse en la juguetería del hotel Tritón, en Miramar. (Algo similar sucede con las medicinas de las donaciones extranjeras, pero eso es tema para otro artículo.)

En ocasiones hasta los directivos y dependientes de esos establecimientos multan los precios  e ignoran las rebajas, y hasta comercializan las mermas, co mo ocurreen la juguetería de la calle Obispo, la de la Galería Amazonas, de 23 y 12,  y de la Plaza Carlos III, donde, entre otras irregularidades, una muñeca ostenta precios distintos según sea la tienda.

En Cuba cada vez hay menos juguetes, y al Gobierno le conviene seguir importando juguetes y venderlos como espejitos a los indios. De ahí la desaparición de la producción nacional que antes lideraba la fábrica Juguemil, que hacía las muñecas Doroteas y Lilis, tan demandadas por las niñas cubanas. No existe ya el propósito socialista de racionalizar para disfrute de todos, con su sistema de cupones, también bastante injusto. Y habría que preguntar qué fue de la promesa inicial, demostrada con las avionetas de combate que sobrevolaban la Sierra Maestra y lanzaban juguetes a niños que jamás habían visto uno, enviándole un mensaje rotundo a toda la nación: ahora el Rey Mago es el Estado.

Abundan  los casos de padres profesionales que, víctimas de los bajos ingresos, no pueden regalar un juguete a sus hijos. Y no hablemos de padres con menos posibilidades. Todo parece indicar que tanto los Reyes Magos como Papá Noel  sufrieron un fuerte despido. Hay entonces que depositar la confianza en artesanos clandestinos que trabajan con plástico de depósitos de basura, hule de cable eléctrico, plomo o latón, y reinventan lo más parecido a juguetes de módico precio adquiribles en el Zoológico, en el Acuario o en los decadentes parques de diversiones que aún persisten, como el antológico Jalisco Park, al que dejaron solo en la aún vigente canción de Carlos Varela.

Ya no solo es el dónde jugarán los niños lo que se pregunta en Cuba, sino con qué jugarán. La situación es tal que para encontrarle salida es preciso esperar a que los caprichosos infantes del Gobierno terminen de jugar a los soldaditos en su isla de juguete.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 12 ]

Imagen de Anónimo

siempre me acordaba de mi maestra de 2do grado que fue maestra de batey antes del 59 cuando muy triste nos contaba de los niños pobre que no tenian juguetes y se pegaban a las vidrieras mirandolos con sus caras tristes. Ese recuerdo me venia cuando veia los precios inalcansables de los juguetes que vende el gobierno en las tiendas recaudadoras de divisas y las madres arrastrando a sus hijos para que ni los vieran. Triste. Y volvia Ana Maria a mi recuerdo con su historia. Se volveria a morir si ve eso.

Imagen de Pamela Landy

Vuelven a confundir algunos arena con harina. El tema a debate son los juguetes... creo, Ni vacunas, ni niveles de instrucción o estadísticas retocadas de mortalidad. La infancia sin juguetes es bien triste, bien triste.Salu2, Pam Landy

Imagen de Anónimo

Anónimo 6:11, se nota tu buena educación, pero tu buena educación castrista. Esa educación está llena de discursos con estadísticas mentirosas. ¿Así que sólo el 20% de la  población mundial puede comprar esos juguetes? No sé entonces cómo sobreviven Disney y otras megacompañías que fabrican juguetes.Y en cuanto a los grandes amigos del barrio que se tienen en Cuba, es cierto, pero hay que incluir entre esas amistades a todos los que nos chivatearon bajo cobertura de amistad. La Cuba de Castro, por más que quieran ocultarlo gentuza como tú que pide que dejen de publicar lo peor de ese país, es tremenda mierda. Y vete a vacunar ahora para que veas lo que son vacunas.

Imagen de Anónimo

 TODOS SOMOS CUBA y querer lo mejor no significa despotricar de nuetsra isla sino pensar como solucionar el bendito problema! únanse al movimiento SOMOS+ busquen en fcb. 

Imagen de Anónimo

a todo niño le hace falta un juguete es cierto, pero sinceramente en todo el mundo dónde están las tiendas aborrotadas de estos jugeuets solo el 20% de la población puede adquirirlos y terminan comprando juguetes chinos de menor valor, porque en dónde quiera esos juguetes son caros y se exceden del poder adquisitivo de papa noel y los reyes magos.así que por favor a juzgar sin resentimientos, nací en cuba en el 88 y carecí de muchas cosas drante mi vida, pero si bien algo es cierto, es que soy normal, y fui muy feliz y no cambio mi infancia, aprendí a jugar a las muñecas, cuando no habían  jugaba a las escondidas, al kikirilata , a la pelota, al futbol con los niños del barrio, a las bolas, al dominó con todos mis amigos (femeninas y masculinos) y repito fui FELIZ!!!!sin embargo viviendo ahora en el extranjero me doy cuenta que puedo darle a mi hijo,  juguetes, paseos, ropa, comida, lo que quiera, excepto los buenos amigos de toda la vida, los del barrio, los que crecen con uno y que hasta el día de hoy consideras tus hermanos. y me duele!!!!así que coño dejemos de mostrarle al mundo lo peor de cuba, NO ESTOY A FAVOR DEL SISTEMA, NI DE SU EXPLOTACIÓN, pero agradezco, si AGRADEZCO, mi educación, las vacunas que recorren mi cuerpo, y en especial por los amigos que tengo.

Imagen de Anónimo

No estoy de acuerdo con el gobierno en muchas cosas, pero reconozco que los niños cubanos son los más felices del mundo, aun con carencia saben divertirse. Escribamos de las cosas buenas en cuba y dejemos de criticar las dificultades del cubano, si vamos a criticar que sea directamente contra el gobierno, pero no hablemos más que si fulano anda descalzo, que si el juguete es de madera, seamos profesionales y cuidemos la idiosincrasia cubana.

Imagen de Anónimo

....el autor no sabe que todos esos juguetes de disney,mattel,fisher price y etc,etc tambien se fabrican en china con mayor o menor control de calidad???...puede comprobar  lo que dice cuando asegura que esos juguetes se sustrajeron de donaciones o es solo su imaginacion???

Imagen de Anónimo

Cuba es todo manipulacion y mentira .....veamosLa mayoria de los paises de America Latina esta prohibido el aborto por lo que los fetos con malformaciones congenitas a veces incompatibles con la vida tienen que nacer y desafortunadamente mueren y engrosan las estadisticas de mortalidad infantilEn Cuba los abortos se practican festinadamente y cuando se detecta a traves de un ultrasonido una malformacion entonces se realiza un aborto para que ese bb no se desarrolle por tanto no se contabiliza en las estadisticas asi es muy facil manupular los numeros y manipular a la gente.Cuando no hay contraparte que libremente debata un tema sucede lo de Cuba que el gobierno puede manupular porque es el unico q tiene acceso a los medios de comunicacion, recuerden lo que le paso al viceministro de Salud Publica Hector Terry cuando en la TV dijo que la epidemia de neuropatia era x falta de alimentos al otro dia lo despidio El Dictador en Jefe y despues sin admitirlo se empezo a suministrar vitaminas y algo de aceite ya q la gente de forma aguda se quedaba ciega y sin caminar aun muchas personas no la han superado por los daños irreversibles en los nervios perifericosNunca pagaran el daño que esta pandilla de mafiosos disfrazados de politicos han ocasionado al pueblo x 56 años, ninguno de ellos enfermo por hambre ni murio en las aventuras guerreristas 

Imagen de Anónimo

Todo menor en Cuba es un potencial emigrante llegado el limite de aguante y edad permitido. Gracias a la roboilusion oligoverdeolivo

Imagen de Anónimo

Anónimo - 10 Jun 2015 - 6:26 pm.Un juguete no será tan importante como la vida, pero forma parte del desarrollo físico y emocional de un niño. No me venga con lemas trasnochados, que seguro que a los hijos de sus malditos dirigentes nunca les faltó nada.