Domingo, 17 de Diciembre de 2017
10:46 CET.
Cárceles

Torturas y abuso en Aguadores

La prisión provisional de Aguadores en Santiago de Cuba es un recinto donde los reclusos son golpeados por los guardias y ocultan las lesiones de los prisioneros enviándolos a la celda de castigo. Según fuentes dentro de la prisión, las palizas se han convertido en el pan de cada día para todo prisionero que se enfrente a un guardia, o como método disciplinario por cualquier reclamación.

Los oficiales asiduos en estas prácticas son el oficial Higinio, jefe del orden interior, el capitán Arcia y el capitán Marquitos y su cuadrilla, compuesta por seis reclutas entre los que se encuentran Henry Sánchez Martínez y Deinis Suárez. Utilizan una técnica de represión llamada por ellos "la bicicleta".

El modus operandi de estos celadores es  golpear a los presos con un bastón de goma. El peor error entonces es caerse al suelo, pues allí arrecian los golpes con patadas y pisotones en cualquier parte del cuerpo hasta que el recluso deja de moverse. Después son llevados a la enfermería para una breve cura, y posteriormente son recluidos en una celda de castigo hasta que desaparecen las marcas, y así los familiares no pueden verlas.

Algunos de los prisioneros torturados han sido Marcos Fonseca y Reyasiel Martínez Jiménez. El primero, con problemas de esquizofrenia, fue golpeado al intentar suicidarse con los cristales de una bombilla de luz fría partida. Finalmente, después de ser "curadas" las heridas, fue remitido al Hospital Psiquiátrico de Jagua.

La fuente también denuncia las malas condiciones de vida en que son mantenidos los prisioneros. La escasez de agua hace que la higiene en este establecimiento sea muy precaria. En estos momentos se les da una tanqueta de agua para tres personas, que debe durarle unos dos días, y dos balitas diarias (pomos de dos litros) para beber. En consecuencia, abundan las epidemias de piojos y otros ácaros.   

A lo que hay que agregar la deficiente alimentación. Frecuentemente, se les da como plato fuerte tenca podrida, y agua del fongo (plátano) hervido como sopa. Todo ello contrasta con la bien preparada y balanceada comida de los oficiales y guardias. La comida solo mejora cuando hay un anuncio de visita, sea de inspección o familiar, o cuando está presente el mayor Jesús, segundo jefe de la prisión.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

En vez de quejarse de las condiciones de vida en la prision, lo que tienen que hacer los pesos es no ser delincuentes para no tener que caer en el tanque. Acaso piensan que van a andar robando, violando, matando y amenazando a la gente tranquila para después ir a vivir bien en la carcel. Pues no, que se jodan por ladrones y por perros pues en Cuba los más delincuentes son los que mas aplauden en los discursos 

Imagen de Anónimo

"Aguadores" es muy parecida a la prisión que sufrió Fidel Castro después del asalto al Moncada, según él mismo contaba en sus cartas, en las que decía entre otras cosas que se sentía como vacacionando en una playa, comiendo camarones y bombones suizos !

Imagen de Anónimo

Propongo que vayan los  5 espias y averiguen si las condiciones de estos presos "son mejores" que las que ellos "sufrieron" en EUA. El regimen esta en su etapa final, es aun mas peligroso.