Viernes, 15 de Diciembre de 2017
14:55 CET.
Relaciones Cuba-EEUU

Las delegaciones de Washington y La Habana extienden un día la cuarta ronda de negociaciones

Las delegaciones de Estados Unidos y Cuba decidieron este jueves extender hasta este viernes su cuarta ronda de negociación sobre el restablecimiento de sus lazos diplomáticos, después de una larga jornada que, según el Gobierno cubano, concluyó con "avances" en los temas que deben resolverse antes de abrir embajadas, reporta EFE.

"Las conversaciones entre Cuba y Estados Unidos han concluido por hoy. Continuarán mañana y estarán seguidas por conferencias de prensa" de ambas delegaciones, dijo en un comunicado la portavoz adjunta del Departamento de Estado, Marie Harf.

La Cancillería cubana indicó en su cuenta oficial de Twitter que hubo "avances" durante las ocho horas de reunión y confirmó que las conversaciones continuarán el viernes en Washington.

La decisión de prolongar la ronda, que en un principio debía terminar el mismo jueves, puede significar o bien un progreso claro en las negociaciones o una dificultad mayor de la esperada a la hora de resolver los "asuntos pendientes" que, según aseguró el Departamento de Estado estadounidense, persisten en la agenda.

Ambas partes se han mostrado optimistas ante esta nueva ronda de diálogo y han asegurado que se encuentran cada vez más cerca del objetivo de abrir embajadas en las respectivas capitales.

Raúl Castro llegó a afirmar la semana pasada que se podrá proceder a nombrar embajadores una vez que La Habana salga de la lista de patrocinadores del terrorismo que elabora el Departamento de Estado, algo que ocurrirá alrededor del próximo 29 de mayo.

No obstante, el Gobierno estadounidense ha sido más cauto y no ha querido poner plazos al proceso de normalización que comenzó el pasado diciembre con el histórico anuncio de Barack Obama y Raúl Castro.

La Habana dijo este jueves que se ha superado otra traba que, junto con su presencia en la lista estadounidense sobre terrorismo, suponía uno de sus principales reclamos antes de poder abrir embajadas: el hecho de que la Sección de Intereses cubana llevaba más de un año sin un banco con el que hacer sus operaciones en Estados Unidos.

En un comunicado, la Sección de Intereses de Cuba en Washington aseguró que han quedado restablecidos los servicios bancarios en la sede, lo que "garantizará el normal funcionamiento de la misión diplomática cubana".

La entidad elegida es el Banco Stonegate de Florida, según informó el presidente de esa institución, Dave Seleski.

Persisten grandes discrepancias

Esos dos avances, los del banco y la lista terrorista, han mejorado sin duda el ambiente en las negociaciones que encabezan la secretaria de Estado adjunta de Estados Unidos para Latinoamérica, Roberta Jacobson, y la directora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal.

No obstante, hasta el jueves persistían grandes discrepancias: Estados Unidos exige para sus diplomáticos una libertad de movimientos semejante a la que tienen en Rusia, China o Vietnam; mientras que el régimen cubano quiere garantías de que no aprovecharán esa situación para establecer contactos con disidentes.

"Nos aseguraremos de que la embajada se ajusta a la forma en que operamos en otros países que son entornos restrictivos", aseguró Jacobson el miércoles en una audiencia ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

La jefa negociadora estadounidense también afirmó que la relación que la Sección de Intereses estadounidense en La Habana mantiene "con la más amplia gama" de cubanos "aumentará una vez que se establezcan relaciones diplomáticas con Cuba".

La reunión de este jueves supuso el primer encuentro bilateral de alto nivel desde la reunión entre Obama y Castro en la Cumbre de las Américas que acogió Panamá en abril.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, aseguró que a Obama "le entusiasmaría tener la oportunidad" de visitar Cuba antes de que concluya su mandato, en enero de 2017.

Earnest respondió así a la pregunta de una de las periodistas oficialistas cubanas que viajaron a Washington para cubrir la nueva ronda de negociaciones, Cristina Escobar, de la televisión estatal.

Junto a ella, un grupo de periodistas de los medios cubanos, todos controlados por el Gobierno, asistieron a la conferencia de prensa diaria de la Casa Blanca por primera vez en más de medio siglo y recibieron de Earnest el siguiente mensaje: "Bienvenidos a Estados Unidos y a la Casa Blanca".

Escobar pudo, gracias a que un periodista estadounidense le cedió su asiento, hacer una pregunta al portavoz, que normalmente da prioridad a los medios más prestigiosos, sentados en las dos primeras filas de la sala de prensa, y solo en ocasiones da la voz al resto de asistentes.

Según la AFP, Earnest dijo que no estaba "seguro de cuando fue la última vez" que un vocero oficial de la Casa Blanca respondía preguntas de representantes de la prensa cubana.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.