Domingo, 17 de Diciembre de 2017
00:00 CET.
Sociedad

'La situación de los transexuales en Pinar del Río es crítica'

El relato oficial en Cuba sobre la progresiva aceptación social de la comunidad LGBT es cuestionado en los últimos días tras conocerse la noticia de la lapidación de un joven transexual de Pinar del Río por parte de menores, del cual los medios gubernamentales no han informado, levantando críticas.

Fuentes consultadas por DIARIO DE CUBA señalaron este lunes que, por parte de la policía, la muerte del joven transexual es "ya un caso cerrado" y que el homicidio será juzgado desde la perspectiva de "crimen pasional”. Los activistas consideran en cambio que se trata de un crimen relacionado con la transfobia.

Lejos de ser una práctica aislada en la Isla, el maltrato hacia personas del colectivo LGBT, y especialmente contra los transexuales, es algo que incluso los propios afectados han acabado considerando "como normal".

El joven trans Leodán Suárez, de 22 años y procedente de Pinar del Río, ha afirmado, en declaraciones a DIARIO DE CUBA, que no siente "sorpresa" por el asesinato a pedradas del joven Yosvani Muñoz. La violencia física y moral es tan común que el caso lo percibe como algo habitual. 

La situación que describe Leodán contrasta con la versión oficial de la evolución de los trans en Cuba que se expone desde tribunas oficialistas. Dista también de testimonios que a menudo el CENESEX facilita a la prensa extranjera cuando se acerca a esta institución a reportar sobre la comunidad LGBT en la Isla.

El joven Leodán Súarez conoce bien el entorno de Pinar del Río en el que se produjo la lapidación contra Yosvani Muñoz el pasado 26 de abril: "La situación de los transexuales allí es crítica, no podemos salir de casa, tenemos que vivir a escondidas, nos caen a golpes, nos insultan, nos agreden moral y físicamente", sostiene. 

La marginación les impide estudiar y trabajar obligándolos a "sobrevivir como podemos". Algunos sobreviven gracias a las remesas de los familiares en el extranjero. Los que no tienen esa posibilidad deben recurrir a la prostitución. Muchas veces acaban siendo detenidos por la policía que "nos encuera, nos da golpes y nos desmoraliza delante de la gente", agrega Leodán. 

Cuando se le cuestiona sobre el apoyo recibido por el CENESEX responde que "no tenemos ninguno". Leodán está esperando desde 2012 una operación de reasignación de sexo. Dice que al no ser "acólito" a Mariela Castro su proceso va más lento. "A personas allegadas a Mariela Castro se lo hacen antes o se lo hacen porque le han suministrado dinero [a los médicos]".

El joven transexual incide en un fenómeno de corrupción corriente en la Isla entre médicos que hacen operaciones de implantación de senos ilegales a cambio de una cantidad de dinero que puede rondar los 1.500 CUC.

Las fuentes consultadas por DIARIO DE CUBA confirman que estas operaciones las hacen médicos a cambio de dinero con prótesis que proceden del extranjero. Algunos facultativos han sido condenados por esta práctica, añaden.

Sobre la acción de Mariela Castro al frente del CENESEX, algunos activistas creen que ha servido solo para mejorar la vida de los trans que son de su entorno y que le ofrecen fidelidad ideológica.

De esta manera, Castro parece que habría logrado crear una sociedad de clases dentro del propio colectivo LGBT en la Isla, dividido entre los que se declaran revolucionarios y los que no.

El silencio sobre el caso de la lapidación en Pinar del Río sigue este lunes en la prensa estatal.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 11 ]

Imagen de Anónimo

"La transexualidad y la universidad, solo para los revolucionarios"

Imagen de Anónimo

Será posible un dia poder leer una noticia de Cuba que no le busquen un trasfondo politico?, para nadie es un secreto y sin hipocresias de ningun tipo que en la comunidad gay se comenten muchos de estos crimenes, basta recordar las muertes tan crueles que han tenido personajes celebres cubanos como Miguel Navarro, Alfredo Velazquez y otros muchos asesinados por sus "amores", entonces no traten de ver en esto lo que no hay.

Imagen de Anónimo

Crimen de pasion? eso es una jugarreta para no aceptar la carga politica del crimen de odio y homofobia, yo conoci a la victima, y la pobre era fea por lo que no tenia ningun enamorado ni marido, asi que no me vengan con el cuento de crimen pasional que esos chiquillos se tomaban eso como deporte.

Imagen de Zoraida Marrero

Paquito no ha sido autorizado a "informar"...cuando el CENESEX se de por enterado y de la version oficial, al otro dia el sacara un post diciendo que  estaba de viaje y se acaba de enterar del asunto.

Imagen de AdelaCuba

Las leyes cubanas como los currículos educacionales están escritos y formados en los años 60's para poder tener libertad de expresión habría que escribir y cambiar todas esas raíces; mientras no lo hagan las escuelas tanto como los oficios de leyes, orden público y muchos otros sectores continuaran discriminando. Los que reclaman ser reconocidos como heterosexuales están reclamando algo que nunca se les ha quitado, es lo mismo que hacen los blancos cuando otras razas reclaman sus derechos, es algo estúpido reclamar lo que ya se tiene. Es hora de  abrir nuestras mentes y aprender a vivir en comunidades mixtas si queremos de veras ser libres.     

Imagen de Anónimo

Hay q matar a pedradas a um hetero, un negro, un chino, una jevita, alguien de cada religion y credo, etc pa q nadie proteste.

Imagen de Anónimo

Busqué en el sitio web del CENESEX alguna información sobre este tema: NADA.Busqué también en el blog de Paquito el de Cuba: NADA.Esta es la "representatividad" del CENESEX y de Paquito: representan el silencio gubernamental. Descarados, oportunistas.

Imagen de Anónimo

Creo que el CENESEX aparte de darle viajecitos pagados por el Estado a Mariela no ha dado ningun fruto.

Imagen de Anónimo

Los homosexuales hemos sufrido las de Caín. Yo era un alto especialista en un Teaching Hospital de La Habana. Y realmente estaba en La Habana, porque en mi pueblo, por el simple hecho de ser gay (ojo, macho, con novia, sin nunca haber andado en grupos, siendo excelente trabajador, con lo cual, sino millonario, me he convertido en rico y respetado fuera de Cuba), pues bien, yo iba por la calle y la gente cambiaba de acera para no saludarme. Y, eso era para mí extremadamente doloroso. Pero no solo eso. La universidad fue un infierno. Eran los años en que expulsaban a uno y le hacían unos humillantes y medievales actos de repudio inquisitorial. Y cada día uno vivía con aquel pánico. Y, coño, sin ser afocante, siendo un macho más. Cuba es un infierno invivible.  A pesar de que no me gustan los trans como mis amigos, de hecho, nada tienen que ver conmigo ni tengo, ni jamás tendré, uno de amigo, no dejo de pensar que eso es una bestialidad que sólo se vio en la Alemania nazi y se ve hoy por hoy en países musulmanes. En Cuba, cada Hombre Nuevo carga con un asesino dentro. Lo lindo es que más de uno de esos en su interior es maricón, como muchos aparentes heterosexuales que no tienen cojones para ser quienes son.

Imagen de Anónimo

Que yo se sepa, en Cuba a nadie lo matan a pedradas por ser heterosexual, estupido!