Sábado, 24 de Septiembre de 2016
22:18 CEST.
Educación

Un error humano

Archivado en

El sistema educacional es algo que duele —o debería doler— a cualquier ciudadano de cualquier país. No por gusto en las campañas electorales los futuros gobernantes dedican siempre un espacio de su agenda al discurso político relacionado con la educación.

En Cuba el sistema educacional nos viene doliendo —más o menos calladamente— desde hace muchos años. Es algo bien sabido que con la debacle económica de los años 90, muchos maestros abandonaron las aulas persiguiendo salarios más sustanciosos o perspectivas académicas más interesantes. La estampida ocurrió a todos los niveles. Desde la primaria hasta la universidad. Desde el humilde maestro de escuela hasta el experimentado profesor que impartía doctorados.

Las soluciones a un problema tan apremiante fueron torpes, inadecuadas y —como ocurre siempre que se trata de solucionar una situación caótica— contraproducentes.

Así llegaron los tan llevados y traídos profesores emergentes. Muchachos que ni siquiera habían terminado el preuniversitario y a los que se les ofreció una preparación acelerada de dos años, la posibilidad de estudiar una carrera universitaria cuando empezaran a trabajar y, en el caso de los varones, los eximía de pasar el servicio militar obligatorio mientras estuvieran al frente de un aula.

De este modo también llegaron a las aulas capitalinas —las más afectadas por el abandono profesoral— maestros de otras provincias. Algunos como Paulino, un profesor de secundaria al que conocí, que había sido guardia de prisiones antes de ser maestro. Y como guardia de prisiones trataba a sus alumnos. Y como guardia de prisiones se paraba frente a ellos: con las piernas separadas y los brazos tras la espalda.

De este modo, estudiantes universitarios fueron llevados a impartir clases a las escuelas secundarias sin tener apenas nociones acerca de la pedagogía, la sicología de las edades o los programas de las asignaturas que iban a impartir.   

Con esos bueyes hemos ido arando a lo largo de estos años. Bueno, y con las consecuencias que las políticas generadas por el caos han ido trayendo consigo. Cambios ministeriales, cambios de programas, cambios en el sistema de evaluación… y una larga lista que sería agotador e inútil enumerar. De una u otra manera nos ha tocado pagar por las malas decisiones relacionadas con el sistema educacional: clases impartidas de manera deficiente; profesores corruptos que por una botella de ron regalan el aprobado a un estudiante que ni se esfuerza en estudiar; alumnos mal preparados que llegan a tercer año de la universidad con faltas de ortografía garrafales y ahora, como último grito de la moda, este año y el anterior… ¡problemas con las pruebas de ingreso que permiten el acceso a la Educación Superior!

En el caso del año pasado la prueba de Matemática se filtró. Hubo quienes la vendieron. Hubo quienes la compraron. Hubo quienes la consiguieron porque algún amigo se las regaló… La ¿solución? fue repetir la prueba, con lo cual muchísimos alumnos salieron perjudicados porque no estaban listos para pasar de nuevo por el estrés de una segunda convocatoria. O porque consideraron que la segunda era más difícil que la primera. O por otra serie de posibles razones.

El caso es que muchísimos alumnos salieron perjudicados.

Luego de haber pasado tres años importantes de sus vidas preparándose para estos exámenes. Luego de que sus padres pagaran a repasadores particulares para suplir la mala calidad de las clases. Luego de haberse esforzado en tener un promedio decoroso que les permitiera optar por la carrera universitaria que deseaban.

Es indignante.

Este año, ¡otra vez!, la prueba de Matemática fue protagonista. Solo que, en este caso, se cometió un error al elegir los datos que correspondían a la pregunta del problema: la respuesta del mismo implicaba cantidad de personas, pero cuando se solucionaba, el resultado no era un número entero. Y está claro que no existe un grupo de 234,5 personas, por ejemplo. No hay personas incompletas. Por ende, el resultado desde una lógica matemática tenía sentido. Aunque desde una lógica humana no lo tuviera.

Hubo alumnos que luego de resolver la pregunta varias veces, al no encontrar una solución razonable para ella, borraron todo y la dejaron en blanco. Hubo alumnos que forzaron los datos hasta que les dio un número entero. Hubo alumnos que demoraron tanto haciendo esa pregunta que luego no tuvieron tiempo de terminar otra. Hubo alumnos que entraron en pánico y echaron a perder su prueba completa. Se escuchan tantas historias relacionadas con eso que no tendríamos para cuándo acabar.

De nuevo muchísimos estudiantes han resultado perjudicados. Muy perjudicados. Y, claro, han ido a protestar. Los estudiantes y también los padres. Y, ¿cuál ha sido la respuesta en todos los casos? Bueno, que se trajeron a ocho profesores de distintas provincias, profesionales muy calificados y preparados; pero que el error humano existe y eso fue los que sucedió: un lógico y normal error humano. Y, ¿cuál es la solución que han dado los directivos del Ministerio de Educación para semejante "error humano"? Pues que a los estudiantes que respondieron la pregunta desde una lógica matemática, se les darán los puntos.

¿Y a los otros? ¿A los que forzaron los datos? ¿Y a los que entraron en pánico? ¿Y a los que usaron el tiempo de la prueba en un problema mal confeccionado y dejaron preguntas sin responder? Un grupo de alumnos fue a hablar con el viceministro de Educación Superior para pedir que repitieran la prueba o, en su defecto, hicieran una especie de revalorización a la que se sometieran voluntariamente los estudiantes perjudicados, renunciando de antemano a la nota de la prueba anterior. La respuesta fue que el Ministerio no había contemplado nada tan radical, que ellos debían buscar una solución que "minimizara los daños".

Y yo me pregunto —les pregunto a los funcionarios de quienes dependen las soluciones, nos pregunto a los cubanos que tenemos hijos, hermanos, nietos, vecinos, conocidos en esta situación—, ¿y qué tal si buscamos una solución que reduzca este tipo de daños a cero? ¿Qué tal si exigimos que no se cometan más errores de este tipo? ¿Qué tal si quienes tienen las responsabilidades de elaborar o salvaguardar la seguridad de las pruebas de ingreso hacen su trabajo como tienen la obligación de hacerlo? ¿Qué tal si hacemos algo porque nuestros hijos, hermanos, nietos, vecinos o conocidos tengan alguna garantía de que sus esfuerzos no son en vano? ¿Y qué tal si todos, toditos los cubanos, acabamos de comprender que quienes nos gobiernan no pueden darse el lujo de cometer "errores humanos"?

Comentarios [ 15 ]

Imagen de Anónimo

Gracias, Evelyn. Buen artículo. Sigo dándole vueltas en mi cabeza a una sola pregunta: que nos tendrán preparado el MINED y el MES para el curso próximo???? El error del problema no fue causa, sino consecuencia de la larga lista por enumerar dentro del tema "sistema de educación". Agarre cualquier adolescente con el bachillerato vencido y sométalo diez minutos a un diálogo medianamente inteligente. Se sorprenderá de la poca capacidad de razonamiento, repiten como papagayos lo que oyeron decir, vocabularios pobres, muy pobres, conocimientos de cultura general practicamente nulos y si tienen que escribirlo, entonces, rece antes diez Ave Marías para no morir en el intento.....

Imagen de Anónimo

Desgraciadamente el kaxtrizmo ha vencido en esta ultima etapa logrando cambiar a un secuestrado, Alan Gross, por 3 espias confesos y condenados, uno de ellos a 2 cadenas perpetuas. Otras muchisimas concesiones se continuan haciendo y complice, apaciguadores e izquierdosos de todo tipo se involucran en darle "agua y carbon" a la tirania criminal de los terroristas Hnos Kaxtro y pandilla pues son mas que los 40 bandidos de Ali Baba.

Nadie en estos ultimos dias triunfalistas donde viajar en ambos sentidos de las orillas de USA y Cuba se ha convertido en una fiesta que oscurece la etica, la verguenza, la dignidad, la solidaridad. Pues digo que en estos dias tal vez alguno haya recordado a un hermano, amigo, vecino, madre, hijo o conocido asesinado en el remolcador "13 de Marzo", el mas emblematico de los crimenes junto con el cometido contra las avionetas civiles desarmadas y en aguas internacionales de Hermanos al Rescate. Para que nombrar a tres negros fusilados sin haber herido o causado daños a persona o cosa en aquella primavera del 2003 donde tambien se encerraba a 75 desgraciados que luchaban por sus derechos y los derechos de todos los cubanos. El caso Rio Canimar fue otro de los asesinatos masivos.

Otros asesinatos han sido tapados debajo de la alfombra y los que se atreven a recordarlos son tildados de extremistas por sirios y troyanos.

¿Y los Caga-atrantes? Bien, gracias, salen en muchas fotografias con mejores personajes!

Imagen de Anónimo

Los hijos del ASNOCASTRO no necesitaron pruebas nacionales para entrar a la Humboldt e hicieron ahi su Pre, de forma que al primero que hay que castigar es al ASNOCASTRO.

Imagen de Anónimo

En un centro preuniversitario la matricula de duodecimo grado es de 360 alumnos. En el diagnostico de intereses profesionales todos los alumnos se ubicaron en los tres grupos de carreras: Ciencias Medicas CM, Ciencias tecnicas CT y Ciencias Pedagogicas CP. Si la cantidad de alumnos que optaron por CM exceden 228 a la cantidad de alumnos que optaron por CT y estos a su vez representan el 20 por ciento de los que optaron por CP.

a ¿ Que cantidad de alumnos se ubico en cada grupo de carrera ?

b Si la escuela se comprometio a que 90 alumnos optaran por carreras pedagogicas, ¿Que por ciento de ese compromiso le falta por cumplir ?

Imagen de Anónimo

Pasastes de grado.

Ven q las matematicas no siempre son exactas.

Imagen de Anónimo

Anónimo 4.43, FC y RC durante 56 años es igual al diablo

Imagen de Anónimo

Arriba matematicos, resuelvanme este problema y los paso de grado a todos:

    2 x 56 = 666

Imagen de Anónimo

No pongo el nombre del lugar ni de las personas por decencia, pero en los 60s, cuando se repartian los pocos zapatos que venian por tiquets, en el batey de un central de Las Villas habia un se~or que le faltaba el pie izquierdo y calzaba 38, y otro que le faltaba el derecho y calzaba 40. Se soluciono el problema dividiendo el unico par 39 que vino; el que calzaba 38 quedo feliz y desahogado, el que calzaba 40 tambien, pero algo apretaito.

Cuando el exodo del mariel hubo nucleos familiares que en el momento de darle la salida le decian que podian salir 2 1/2 0 1 1/2, se entendia por medio a un ni~o. A lo mejor el que hizo la pregunta era pariente de los que solucinaron los problemas anteriores. Y menos mal que no les dio por cortar la otra pata, o dividir con un serrucho a las personas. Es un dilema decidir entre exacto y justo, la matematica se las trae.

Imagen de EL BOBO DE LA YUCA

El artículo emociona. Pero no debemos dejar que la emoción nuble el juicio: desgraciadamente no existe ninguna fórmula que garantice no cometer "errores humanos". 

Imagen de Anónimo

Tampoco hay que ser tan exigente con los resultados matemáticos. La pregunta sí tenía sentido pero los alumnos no se dieron cuenta. Hay fracciones de personas, por ejemplo, Abel Prieto es un 0,4 y la Miguela Barnet es un 0,3 mientras que Rosa María Payá es un 2,5