Domingo, 25 de Septiembre de 2016
17:36 CEST.
Opinión

Negociaciones Cuba-EEUU: una perspectiva

Las negociaciones entre Cuba y EEUU, que desembocaron en la declaración de los respectivos presidentes el pasado 17 de Diciembre, estuvieron desarrollándose en forma secreta durante 18 meses, según distintas fuentes. Posteriormente se han efectuado varias rondas de conversaciones sobre distintos temas, siendo uno de los objetivos prioritarios el restablecimiento de las embajadas que permitiría una relación más fluida entre ambos gobiernos. Pero también estos encuentros se han desarrollado de manera bastante cerrada y ha sido escueta la información brindada al público.

Desde luego, se han tratado asuntos sensibles que por sus implicaciones y afectaciones a terceros, demandan un nivel de discreción. También es verdad que por sensibilidad diplomática, alguna de las partes se ve obligada a aceptar limitaciones en la información a la prensa. Y nadie duda que ambos gobiernos estén sometidos a presiones de fuerzas encontradas que darían lo que no tienen por obstaculizar el proceso, y eso los obliga a manejar los aspectos con bajo o ningún perfil público y a actuar como equilibristas en cuerda floja.

Pero las dos partes deben tener en cuenta que si en esta negociación hay un doliente, quien "sin comerla ni beberla" es el que ha pagado todos "los platos rotos", ese es el pueblo de Cuba, que ha resultado divido, empobrecido, maltratado, mutilado y con muchos muertos a causa de un enfrentamiento, donde una parte ha tratado de  imponer un "socialismo" que nunca ha existido y la otra hizo todo lo posible por obstaculizarlo. Lo que sí existió y existe, tan combatido por Occidente y los demócratas en general, nunca fue más que un capitalismo monopolista de Estado disfrazado de socialismo.

El Estado cubano, que "redimió" a los asalariados explotados por los patrones privados, para "echarse él esa carga" encima, y los gobiernos norteamericanos, que durante medio siglo trataron de obligarnos a alzarnos contra el nuevo único patrón, deben muchas explicaciones a los cubanos y contrajeron deudas que solo podrían saldarse en parte dejando a este pueblo decidir sus destinos por sí mismo, sin odios, revanchismos ni imposiciones de ningún tipo.

Los negociadores estadounidenses han tenido la elegancia de reunirse con algunos representantes de la sociedad civil cubana, para exponerles aspectos de las negociaciones y recoger opiniones al respecto. El Gobierno cubano no ha tenido la  misma delicadeza.

Aunque sería mucho pedir, si el Gobierno cubano invitara a un intercambio de criterios al respecto,  a sus "cuadros en las organizaciones de masas" y a otros cubanos de la sociedad civil independiente, incluso a los tradicionales opositores que rechazan el establecimiento y poder debatir,  entre todos, las razones de los otros, aparecería una buena oportunidad que pudiera abrir el camino del diálogo necesario. Y así nos iríamos acostumbrando a oír, desde el respeto mutuo, criterios que no compartimos pero que existen y forman parte del conjunto social que somos los cubanos.

Creo que además de la información a la prensa, esos encuentros serían una buena forma en que el Gobierno cubano pudiera realmente sostener un intercambio con una amplia representatividad popular y empezar a convertir ese asunto de las negociaciones en algo más allá de un tema de gobiernos.

El pueblo cubano todo, independientemente de la posición política de cada ciudadano, de dentro y de fuera, tiene derecho no solo a ser informado, sino también a expresar sus opiniones sobre este proceso, la forma y el contenido de cómo se está desarrollando.

Pero es más, por ser él el verdadero poder soberano de la nación por encima de figuras, partidos y "representantes" impuestos o electos, son los ciudadanos cubanos los que deberían decidir sobre estas negociaciones y los lazos fututos con el vecino norteño.

Desde posiciones de izquierda democrática, nos encontramos entre los que siempre consideramos el bloqueo-embargo injusto, abusivo, criminal y lesivo a los derechos de todos los cubanos,  el cual poco o nada sirvió para "presionar cambios en el Gobierno cubano". Esto nos hace sentir con derecho a conocer con la mayor precisión posible cómo estas negociaciones se van a revertir en beneficio de todos los cubanos, de dentro y de fuera.

Hoy insistimos también en la necesidad de que el Ejecutivo y el Congreso de EEUU den pasos firmes para acabar con este espantapájaros de la Guerra Fría, independientemente, sin caer en las pausas y lentitudes de la parte cubana y en la conciencia de que no se trata de "imponer" la democratización en Cuba, sino de acabar con una política absurda, inhumana y contraproducente y de crear las condiciones que permitan al pueblo cubano alcanzarla por sí mismo.

Es la única forma  para que resulte legítima y entera, fruto de los esfuerzos internos y no  mediatizada por de injerencias externas o autoritarismos internos.

Los que del lado de allá del Estrecho de Florida siguen insistiendo en condicionar avances en el levantamiento del bloqueo-embargo a pasos democráticos del Gobierno cubano, continúan cometiendo el mismo error de siempre en las políticas estadounidenses previas al 17 de diciembre de 2014. Y lo peor de todo: le hacen el juego a las fuerzas más oscuras que en el Gobierno-Partido pretenden no cambiar nada.

Comentarios [ 24 ]

Imagen de Anónimo

De nuevo Pedrito con consumo excesivo de maní 

Imagen de Amadeus

PARA Rey Martin - 17 Abr 2015 - 3:50 am.

Póngase frente a un espejo y mírese a los ojos y pregúntese con la mano sobre el corazón si realmente se cree que las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos …"coadyuvarán a que nuestro pueblo pueda libremente construir una nueva sociedad democrática y moderna libremente“… Pero no haga trampa y diga la verdad.

Me imagino que Raúl ya debe haber tomado en cuenta seriamente su sugerencia después que regresó de Panamá. Ya debe haber dado instrucciones a la turba que guarden las cabillas y los bates para el próximo evento.

Imagen de Anónimo

Aqui de lo que se trata es de si el desmantelamiento del embargo y la restauración de las relaciones diplomáticas USA-Cuba coadyuvarán a que nuestro pueblo pueda libremente construir una nueva sociedad democrática y moderna libremente.

Si nos atenemos a las atrocidades de toda indoles cometidas contra nuestro pueblo por los Castros, es imposible que no haya justicia pero como validarla mientras ostenten el poder.

Como imponerle que abandonen el poder y le restauren la libertad y democracia a nuestro pueblo y a cambio no habrá embargo económico y los EEUU mantendrán relaciones de  amistad y respeto. Es iluso, con esta barita mágica llevamos mas de 50 años agitandola y nunca se ha dado tal milagro.

Qién nos da el derecho de imponerle a nuestro pueblo que siga en paupérrima penuria cuando existe la oportunidad de paliarlas con el comercio y colaboración de la nación mas poderosa del mundo?

Yo al igual que muchos morimos de rabieta por nuestra frustación de no ver doblegada la tiranía de los Castros  pero estoy convencido que el camino mas expedito y con el mínimo de violencia dentro de nuestra sociedad para lograr vivir en democracia pasará por esta nueva iniciativa política del gobierno de Obama( Primera coincidencia de pensamiento que tengo con nuestro presidente). Ojala prospere porque habrá que sortear muchos obstaculos por ambas partes.

Ray Martin

   

Imagen de Anónimo

los mismos que dieron un golpe de estado en 1959 manteniendo un legado de violencia, adentraron a cuba en el comunismo y el hambre mientras ellos vivian(viven) como reyes, cambiaron de rumbo 1990 con la caida del bloque comunista, con fidel la situacion paso, gradualmente, de comunismo stalinista antes de 1990 a facismo cuando cuba tuvo que abrirse, timidamente, a la iniciativa privada. El facismo (capitalismo de estado) es obvio, negocios en funcion y dirigidos por el estado como paladares, puertos, hoteles, etc...el negociante que no lo acepte el eliminado, ahora esta GAESA propiedad de la familia dueña del estado, sin embargo campos no dice nada de esto y me parece mucho peor que lo que habia en españa o chile. de comunismo o socialismo nada pedro, facismo puro y duro ahora mismo.

Imagen de Anónimo

PCC, este o es cínico , o se hace el bisco para verla doble, el único enemigo y el único que tiene bloqueado y boqueando al pueblo de Cuba es el escombro en jefe y su camarilla

Imagen de Anónimo

Pedro campos me cae bien, me parece sincero. Pero se parece a un hombre que con muy buenas formas me trata de vender una rueda cuadrada, que nunca ha funcionado, pero que ahora si va a funcionar. El comunismo no funciona.

Imagen de Amadeus

A ver Pedro, a lo mejor usted no lo sabe; un poco de historia de Cuba contemporánea:

El embargo no salió de la nada, sino como contramedida por la ley 840/60 que confiscaba sin indemnización todas las propiedades norteamericanas y extranjeras en Cuba en 1960. Entonces las bienes y cuentas cubanas en USA fueron congeladas y se impuso las restricción de todo tipo de actividad financiera hasta que este contencioso fuera resuelto. Exceptos del embargo que se encuentran los ALIMENTOS y MEDICINAS, siempre y cuando se pagaran en cash, un detalle que el régimen siempre ha obviado señalar porque le conviene mantener la imágen de víctima.

Que los americanos utilizaron esta medida como instrumento político, es cierto, pero no fue la intención original. Si los cubanos hubiesen negociado correctamente las confiscaciones, la historia de Cuba hubiera sido otra. Pero no, Fidel Castro en su mesianismo antimperialista prefirió la confrontación y es los que los cubanos están  pagando hoy. ¿Quién tiene entonces la culpa del embargo?

Es como hoy en España o en cualquier país democrático y libre, se decidiera de la noche a la mañana nacionalizar McDonalds, Coca Cola o Apple y encima no pagar nada, pero bueno, usted no vive en el capitalismo y desconoce esos pormenores de las democracias y las economías de mercado.

Espero que le haya sido instructivo estos detalles sobre el embargo.

De nada.

Imagen de Plutarco Cuero

Esto me recuerda el animado cubano del jubo y el pollito ... donde el jubo trata de convencer al pollito de JUGAR A LOS ABRAZOS ...

Imagen de Anónimo

a Obama no le interesa "acabar con una politica absurda, inhumana y contraproducente" porque nunca ha habido tal mas que en la maquinaria propagandistica de la dictadura cubana y en la mente de los que se creyeron el cuento como el anonimo 2:35am; y mucho menos crear condiciones que permitan al pueblo cubano alcanzar ninguna democracia. Obama solo quiere complacer su ego y pasar a la historia como el presidente norteamericano que restablecio relaciones con la dictadura cubana y de paso contentar al sector de negocios americano que ve en cuba un posible mercado y al ciudadano comun que quiere disfrutar de las playas de cuba como hacen por ejemplo los canadienses. Querer ver otra cosa en todo esto es cuando menos infantil y ridiculo

Imagen de Anónimo

"no se trata de "imponer" la democratización en Cuba, sino de acabar con una política absurda, inhumana y contraproducente y de crear las condiciones que permitan al pueblo cubano alcanzarla por sí mismo."

Ciento por ciento de acuerdo. Lo que pasa es que para las mentes que se acostumbraron a desear que USA impusiera su solución y ellos no tener nada que hacer, sino cantar victoria, no se acostumbran a la idea de que el pueblo cubano alcance la democratización por sí mismo. Eso es anatema para los que nunca hicieron nada, sino poner pies en polvorosa y ver por su propio futuro.  Para resolverles el problema estaban "los americanos' o lo republicanos, o Reagan o Bush o Alexander Haig etc. etc. Y para ayudarlos estabn Ileana y los Díaz-Balart y hasta el pillo de Davicito Rivera, apodado "el ganster' por la que fuera cómplice de sus fechorías, Ana Aliegro. Estos mismo que ahora no aceptan ese concepto son aquellos a los que se les hacía agua la boca cada vez que veían que Estados Unidos bombardeaba este o aquel país, deseando que hicieran lo mismo en Cuba. Pero el Imperio les ha dado una muy bien merecida patada en el trasero.