Miércoles, 28 de Septiembre de 2016
12:11 CEST.
Medioambiente

Los incendios forestales arrasaron 5.000 hectáreas en los primeros tres meses del año

Entre enero y marzo de este año el fuego arrasó en Cuba más de 5.000 hectáreas de bosques y maleza, 700 por encima del promedio anual registrado en la última década, informó el Cuerpo de Guardabosques y alertó que la peor etapa del año para ese tipo de sucesos empieza ahora.

"Estamos en la entrada del mes más peligroso del año (abril) en cuanto a incendios forestales", advirtió el coronel Manuel Lamas, jefe del Cuerpo de Guardabosques, citado por el periódico oficial Trabajadores.

Dijo los incendios de los últimos tres meses se debieron a vientos fuertes y secos, déficit de lluvia y bajos índices de humedad relativa que se combinan para crear el momento de mayor "estrés" en la vegetación.

Señaló que el más del 90% de los fuegos se desataron por negligencias.

Lamas precisó que las quemas intencionales en los campos ocasionan el 38% de los incendios; las chispas de vehículos sin un dispositivo que las suprima, el 23%; las fogatas de pescadores y cazadores, el 13%, y las colillas de cigarros, el 7%.

"Muchos incendios están comenzando en las colindancias de los bosques y luego entran", lamentó el coronel del Ministerio del Interior. "Entre el 50% y el 60% de las salidas del Cuerpo de Bomberos de La Habana en este período ha sido para apagar las malezas", agregó.

"Por primera vez en 15 años las llamas han quemado casas, porque se están propagando mucho más rápido", reveló el oficial.

Alertó que "existen condiciones en Cuba para que tengamos un gran incendio forestal como los que se ven en Australia o Chile".

"Eso no ha ocurrido por la alianza que existe entre las empresas forestales, de Flora y Fauna, las cooperativas agrícolas y las comunidades campesinas nada más se desata un fuego", dijo.

Además, "tenemos una población local llena de heroicidad, que de manera voluntaria se suma, para colaborar en la extinción de un incendio (…) Esa participación es la que ha permitido controlar el 86% de los fuegos antes de que alcancen las cinco hectáreas de extensión", aseguró.