Domingo, 25 de Septiembre de 2016
17:44 CEST.
Política

'Cubadebate': Hay una 'maldición cubana' para políticos de EEUU que defienden el fin del régimen

La web oficial Cubadebate ha diagnosticado una "maldición cubana" a políticos estadounidenses que han defendido un cambio de régimen en la Isla y, por diferentes razones, han terminado sus carreras antes de tiempo. Menciona seis casos, tres de ellos políticos cubanoamericanos. A todos los acusa de "corrupción" o "falta de ética".

"Esta maldición, podría decirse, se convierte en un destino obligado para aquellos defensores de cambio de régimen en Cuba quienes se ven forzados a renunciar por corrupción o por faltar a la ética, sin que la corrupción o la ausencia de ética estén vinculadas con su relación con Cuba", dice en un artículo el periodista oficialista Víctor C. Martínez. Añade que los casos que ha seleccionado son multiplicables por diez.

Empieza por el exsenador demócrata Robert Torricelli, promotor de una Ley de la Democracia Cubana (1992), que endureció el embargo. Según Martínez, Torricelli tuvo que abandonar su cargo de senador por "recibir regalos inapropiados de un donante".

Torricelli renunció en octubre de 2002 al escaño que ocupaba desde enero de 1997. Ciertamente el Comité de Ética de la Cámara Alta le reprendió por haber aceptado regalos y donaciones de un empresario corrupto. Las acusaciones de corrupción le costaron una pérdida de popularidad en las encuestas de intención de votos.

El exsenador pidió entonces perdón por sus errores y dijo que renunciaba para evitar afectar los resultados demócratas en las elecciones legislativas que se celebrarían en noviembre de ese año.

El siguiente político en la lista de Cubadebate es el senador cubanoamericano Mel Martínez. Según la web oficial "inesperadamente renunció en 2009 a su cargo en el Senado por recibir donaciones ilegales desde Puerto Rico".

El republicano Mel Martínez abandonó en 2009 el escaño que ocupó durante cuatro años argumentando razones personales y su intención de volver al sector privado.

"Mis prioridades siempre han sido mi fe, mi familia y mi país, y a estas alturas de mi vida, tras casi 12 años de servicio público en Florida y Washington, es hora de regresar a Florida y a mi familia", dijo entonces.

Tras la victoria de Barack Obama en las elecciones presidenciales de 2008, el entonces senador Martínez tenía problemas para lograr apoyo para su reelección, debido a sus lazos con el expresidente George W. Bush —de quien fue secretario de Vivienda y Desarrollo Urbanístico— y sus esfuerzos para impulsar una reforma migratoria poco popular entre los republicanos.

En noviembre de 2010, el también cubanoamericano Lincoln Díaz-Balart anunció que no buscaría una reelección a su puesto en la Cámara de Representantes, tras ocupar cargos políticos durante 24 años. Según Víctor C. Martínez, la decisión se debió a que había solicitado "beneficios y un empleo para su esposa a una empresa militar a cambio de favores en el Congreso".

Díaz-Balart, también republicano, dijo en ese momento que regresaba al ejercicio de la abogacía. En agosto de ese año ya había rechazado postularse al escaño abandonado por Mel Martínez en el Senado.

En la relación del periodista oficialista está también el congresista republicano Dan Burton, autor junto al senador Jesse Helms de la Ley Helms-Burton, que endureció las restricciones estadounidenses contra La Habana.

Burton había criticado en 1995 el escandalo sexual que involucró al expresidente demócrata Bill Clinton y a la becaria Mónica Lewinsky. Víctor C. Martínez dijo que, posteriormente (1998), admitió sin embargo que "había tenido un hijo fuera de matrimonio" y, años después (2006), se casó "con la enfermera que cuidó a su esposa mientras padecía de un cáncer del cual murió".

Sin embargo, Burton se mantuvo en su escaño hasta enero de 2013. Después de diez años como congresista, en 2012 —y en medio de un complicado escenario electoral— se retiró abruptamente de la contienda por su reelección alegando problemas personales.

En todos los casos mencionados, Víctor C. Martínez repite que no hubo ninguna causa relacionada con la Isla o ciudadano cubano involucrado en la salida de los políticos.

Termina augurándole un mal fin al senador demócrata cubanoamericano Bob Menéndez.

"Es tu hora Bob Menéndez. La hora Bob… de la maldición cubana", dice.

El senador, en su escaño desde 2006, es investigado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos por supuesta corrupción. Se le acusa haber utilizado su cargo para promover intereses de compañías de un amigo y donante del Partido Demócrata a cambio de regalos.

Menéndez negó la semana pasada haber cometido algún acto ilícito y descartó abandonar su puesto.

Comentarios [ 27 ]

Imagen de javier monzon velazques

Con quienes esta el autor del articulo? Con los indios o con los cowboys? Es tan "objetivo" e impersonal, que pareciera que todos los que apoyan a Cuba-al pueblo- son corruptos; de donde puede inferirse que solo lo que apoyan al regimen son "buenos".

Imagen de Otro Ideota

no tiene nada que ver una cosa con la otra, hay gente aqui en cuba que quiere que siga el regimen y son mas corruptas que los de alli y siguen en mandando.

Imagen de Anónimo

Hay un Bisteck, durmiendo una siesta, cuando un Huevo se detiene en su carrera, huyendo de una turba, que se lo quiere comer, y le dice, levantate y corre conmigo, que si te coge esa gente te comen!!! Y el Bisteck le responde, sigue corriendo tu, que yo no tengo problemas, a mi aqui, nadie me conoce!!!!

Imagen de Anónimo

Y la maldición de que todo el que Moringo abraza canta el manicero.

Allende,Neto,Chavez,Ochoa,Piñero,El Che,Camilo,Torrijo,Mandela,Fonseca,ahi si hay una larga carabana victimas del abrazo de la muerte.

el bobo alipio*'+

Imagen de Anónimo

Este tiene que saber quien le echo bilongo al vaso de leche y al bistec.

Imagen de Gabonice2

Una lástima que no se pueda tener una lista de corruptos que abandonan sus cargos en la Dictadura Cubana. La pregunta es: ¿A que se debe esto? La Respuesta: EEUU es un Estado de Derechos, existen tres poderes independientes: Legislativo, Ejecutivo y Judicial. Cualquier ciudadano puede ser llevado a una Corte y ser juzgado, no importa el cargo que tenga, ningun otro poder puede interrumpir el trabajo de la Justicia. Gracias a esos poderes independientes es que Cubadebate puede tener una lista de dirigentes juzgados. Cubadebate no tiene una lista de dirigentes cubanos juzgados por sus delitos de corrupción. A pesar de que la corrupción en Cuba es enorme, mientras más alto son los dirigentes hay más corrupción. Y el máximo de la corrupción está en la familia real (Castro), pero nadie los juzga. Hasta que llegue el día después donde los veremos sentados a todos en los tribunales por sus incontabables delitos.

Imagen de Anónimo

La mala de verdad es la maldicion del Indio Hatuey. Dicen que ya en la hoguera dijo "permita Dios que Cuba no tenga un un gobierno con vergüenza en toda su histroria".

Esto me lo conton un viejo conocido. Dece que le ocurrio en una fiesta de campo, donde muy adentrada la noche un negro gordo y muy bien trajeado de blanco revento una botella de ron en el piso. Ante el estruendo, el gentio quedo petrificado y dice mi viejo que dijo: "atiendan aca, que ahora les voy a contar en que consiste la maldicion del Indio Hatuey ......" e hizo alusion a la frase del indio con que empece la anecdota.

Maldicion maldita, no solo porque no se ha logrado un gobierno que valga la pena, sino porque cada vez dichos gobiernos han resultado peores.

Imagen de Anónimo

Hay una maldicion cubana para todos los perros y represores que se han cogido el pais. Ya se han ido muriendo uno a uno: Hector Rodriguez, Orlando Contreras, Eddy Martin, Senen Casas, Juan Almeida, Eduardo Dimas,  (Lage, Roque, Alarcon, Escalona Reguera, Otto, Jasan Perez  muertos en vida), etc etc etc Ya te llegara tu hora Randy Alonso...Y Raulita y Fidela

Imagen de Anónimo

A los que les llego su hora es a los HP de los CASTRO, su familia y los sicarios del regimen, ya les queda poco.

Imagen de Anónimo

Maldición la de los Casto, y embrujados y pendejos aquellos que aún los defienden.