Viernes, 30 de Septiembre de 2016
10:37 CEST.
Política

Boris González afirma que en Cuba suceden cosas propias de 'un régimen animal'

El historiador Boris González aseguró este martes en Barcelona que en Cuba suceden "todavía cosas atávicas" y propias de lo que vendría a ser "un régimen animal" o de una "sociedad pre-civilizada", en la que principios fundamentales en la Antigüedad griega y romana, como es el de la "igualdad ante la ley", no son respetados. 

González abrió el ciclo de conferencias "Pensar Cuba Hoy", que se celebra en la Facultad de Historia y Filosofía de la Universidad de Barcelona (UB) hasta el miércoles en la capital catalana. El miércoles intervendrán los escritores Ernesto Santana y Rolando Sánchez Mejías.

González, quien en diciembre fue detenido por asistir a la performance de Tania Bruguera, en la Plaza de la Revolución, lamentó que este principio no se respete en Cuba y afirmó que esto sucede porque "en dictadura hay sujetos que deciden por encima de las instituciones que están establecidas".

Para González, "el castrismo es un sistema, no es una dictadura que use la institucionalidad creada y a través del terror trate de inducir a la disciplina, sino que lo modifica totalmente todo, entra en la disciplina, en la sociedad y en la cultura cubanas".

Durante buena parte de su intervención, González expuso los conflictos a los que se enfrentan en la Isla aquellos que investigan acerca del "hombre y la sociedad". Entre estos la propia palabra 'castrismo', para referirse al dominio de los hermanos Castro en la política cubana durante el último medio siglo. 

""Castrismo" es una palabra que en Cuba no se usa y no hay un espacio público en el que puedas mencionarla, como tampoco cuestionar las responsabilidades de Fidel Castro", explicó González. Los medios digitales han permitido ahora empezar a hacerlo desde dentro de Cuba. "Hace 30 años no se podía", recordó. 

El historiador recorrió la historia reciente de Cuba para señalar los hitos que permitieron al castrismo ejercer un control absoluto sobre los cubanos, desde las diferentes leyes que permitieron a Fidel concentrar el poder, hasta el proceso de expropiación material a los propios cubanos, más allá de las nacionalizaciones de la industria. 

"El castrismo empezó desde bien temprano, desde el principio Fidel tuvo un poder bastante grande", recordó el historiador, haciendo referencia a los cambios legislativos con los que el dictador se garantizó, ya a partir de 1959, tener bajo control todos los aspectos de gobierno.

El historiador criticó este proceso de concentración de poder por parte de Castro, algo de lo que el dictador se complació cuando se vestía con los uniformes de inspiración soviética repletos de condecoraciones.

"Cuando veo a ese Fidel Castro, que se complace en ese Estado que creó, pienso que es una vergüenza para el movimiento revolucionario y para nosotros los cubanos, porque lo permitimos y formamos parte de ello. Me da pena y tristeza. La cultura cubana tiene que asumir la vergüenza de haber permitido eso". 

El historiador también señaló que "conviene indagar y levantar" aspectos desconocidos de la historia de Cuba de los años 1950, "la cual no está escrita", y arrojar luz también sobre los fusilamientos con los que  Castro inauguró su llegada al poder en 1959.

El estudioso lamentó que "con esos fusilamientos —sin juicio— se perdió información fundamental para la propia historia del país", como los datos que podrían haberse conocido de los delatores dentro del Movimiento 26 de julio, por ejemplo.

El conflicto de la edición alternativa

En esta primera jornada del ciclo "Pensar Cuba Hoy" también intervino el escritor Raúl Flores, quien presentó la iniciativa de revista alternativa 33y⅓, que se editó entre 2005 y 2010. Flores explicó los detalles con los que se fundó este proyecto literario y los problemas y presiones oficiales que tuvieron que hacer frente sus promotores por no acogerse a los canales oficiales.

La revista fue finalmente censurada, cuando un funcionario prohibió la presentación de uno de los números objetando que la edición no contaba con un número ISNN, a los que los editores de la revista contestaron que no lo tenía porque se trataba de una publicación digital que se enviaba por correo a un círculo de destinatarios.

Por su parte, el profesor de la UB Gonçal Mayos, quien presentó el acto, explicó que el ciclo se desarrollará a lo largo del año con otras mesas redondas —un total de seis— en las que intervendrán otros intelectuales de la Isla. 

El objetivo es mostrar "cómo el pensamiento cubano está recibiendo los nuevos acontecimientos y cómo sale aguerridamente a hacerse oír en el panorama internacional". 

"Creo que es buena noticia que Cuba salga de un marasmo geopolítico que quizás ha durado demasiado, que las cosas se muevan y aparezcan otras opciones", remarcó.

Comentarios [ 19 ]

Imagen de Anónimo

Anónimo 13 Marzo 1.39 am, no sé si eres cubano o si eres un cubano que no conoce Cuba pero a mi entender en Cuba hay mucho más de 8 millones de histéricos, la histeria es un común denominador en ese país pues es inherente al sistema, el comunismo la inocula en las actitudes, en el lenguaje...o tú quieres ejemplos más histéricos que los de Fidel Castro en sus discursos?

Imagen de Anónimo

Bueno sera histerico pero por lo menos ha tenido el valor de pararse y reclamar sus derechos y hacer declaraciones como esta sabiendo que va a regresar por las razones que sea.si en Cuba hubieran 8millones de histericos como el ha aquello seria una democracia.habla muy intelectual pero al final el que sepa leer lo entiende.

Imagen de Anónimo

Hay un comentario por ahí que define al tal Boris como histérico. Creo que ese comentarista se me adelantó pues ese es el adjetivo perfecto. A veces me da la impresión de que el potencial intelectual en Cuba se intensifica más de lo que se expande. Este muchacho habla verdades de perogrullo como si estuviera descubriendo el Mar Caribe, pero lo hace de forma intensa como si la audiencia fuera incapaz de tener su propia lectura. Histérico e intenso es una combinación bastante pesada para el oído estético del cubano, el cubano universal que anda desperdigado por los cinco continentes, no el pobre cubano cautivo de la isla, que a falta de referentes tal vez se cautiva más con este tipo de arengas e historicismo barato. Me gustaría conocer a este Boris para poder recomendarle unas cuantas lecturas de historia cubana, textos sobrados sobre eso de lo que habla y que demuestra no haber leído. Disculpen la lata!

Imagen de Anónimo

Anónimo 11 marzo, 12.56 am tienes razón, también las revistas electrónicas tienen ISSN...pero en el artículo que acabo de leer, bastante insulso por cierto, no dice ISBN sino ISSN 

Imagen de Anónimo

Uno de los grandes problemas de Cuba es hacerle loas al primero que se para a decir algo. Somos un pueblo predestinado para crear héroes. Fidel Castro hablaba como un encantador de serpientes y las multitudes aplaudían. Aquí veo que este muchacho dice cuatro cosas obvias y ya empiezan a gritar "bravo, Boris". No he visto sus textos de historia, así que desconozco si realmente es un historiador como dice esta noticia, pero personalmente estuve en la FIU cuando lo invitaron a hablar sobre la Constitución y, con el mayor respeto, me recordó a Cantinflas. Espero DDC no censure este comentario pues mi opinión no hace daño, a pesar de que tal vez no va en su línea editorial 

Imagen de Anónimo

Estas conferencias contribuyen a enriquecer el conocimiento de los espanoles en cuanto a los desmanes cometidos por la junta militar que ha gobernado en Cuba por mas de medio siglo. Felicito a sus organizadores y a los conferencistas. 

Imagen de Anónimo

los ciclos de conferencias vcomo la que se celebro en esta universidad contribuyen a perpetuar la

Imagen de Anónimo

   Lo he repetido hasta  llegar al agotamiento,

    LA DICTADURA DE LOS CASTROS SOLO TERMINARA SI SE HACE UNA INTERVENCION MILITAR EXTRANJERA (la cual no ha ocurrido ,ni creo podre tener vida para verla).

   Podran seguir haciendose conferencias,protestas ect,ect,que nada resorveran,es como  gastar el tiempo mirando el decierto.

JC

Imagen de Anónimo

El gran problema de los Cubanos de hoy es seguir sintiendose cumplables por todo y pero aun es seguir culpando a los demas. El dia que dejemos de sentirnos culpables y hagamos algo para cambiar entonces veremeos como la dictadura tiembla y los tiranos se esconden como gusanos.

Imagen de Anónimo

El castrismo es simplemente una postilla historica, materialmente demoledora y democraticamente necrosante en la idiosincracia cubana y letrinoamericana de hoy por hoy.