Domingo, 25 de Septiembre de 2016
00:15 CEST.
Política

Zapatero pidió al Gobierno cubano la abolición de la pena de muerte

El expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero señaló este jueves que realizó su visita a Cuba también es en calidad de miembro de honor de la Comisión Internacional contra la Pena de Muerte, y aseguró que solicitó su abolición a las autoridades cubanas, reporta EFE.

Zapatero recordó que solo hay dos países de habla hispana que mantienen esa pena, Cuba y Guinea Ecuatorial. Dijo que tiene "la tarea y el empeño" de abrir en esos lugares un proceso que termine en la abolición.

"Es verdad que Cuba desde 2003 tiene una moratoria de facto de la pena capital, pero he trasladado a las autoridades cubanas, en nombre de la comisión, el deseo de que se puedan dar pasos en favor de la abolición de la pena de muerte", dijo Zapatero en rueda de prensa en La Habana.

El expresidente llegó a Cuba el pasado martes junto al que fue su ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. Ambos se reunieron con Raúl Castro, en una visita que ha suscitado polémica en España y ha molestado al Ejecutivo de Madrid.

Zapatero dijo que su visita a Cuba también responde a una invitación de la ONG Save the Children, que tiene proyectos en el ámbito de la educación en los que colabora la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo.

"En 2007, mi gobierno recuperó la cooperación para el desarrollo con Cuba, que había estado suspendida durante algunos años, y desde ese año hasta el fin de mi mandato la ayuda llegó a los 70 millones de euros", dijo.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Este zapatilla está loco,pedirle a esta pandilla de facinerosos que suspendan la pena de muerte,es algo así como pedirle la cuchara a uno con hambre de una semana.

el bobo alipio*'+

Imagen de Anónimo

Este Zapatero creera que somos comem($)ierdas por favor mas respeto a la inteligencia de los demas

Imagen de Anónimo

Así que el bueno de ZP alias Mr. Bean dio al desgobierno cubano 70 millones de euros, mientras se dedicaba en España a abaratar el despido, entre otras cosas, y dejarnos con una mano alante y otra atrás.