Domingo, 25 de Septiembre de 2016
00:15 CEST.
Comercio

¿Qué pasa en las bodegas cubanas con los productos racionados?

El pasado 1 de febrero, a la puerta de un mercado de barrio, un muchacho conversaba con el bodeguero. "La 'pura' se olvidó de sacar los frijoles de enero, mi hermano. ¿Tú crees que eso se pueda resolver? Yo sé que ya los perdió, pero es que ella ya está vieja, se le olvidan las cosas. Si me resuelves, te lo voy a agradecer".

Las bodegas que distribuyen los productos normados por la Libreta de Abastecimiento ofrecen cada vez menos. Los cigarros, el jabón, la pasta de dientes y otros productos desaparecieron gradualmente del racionamiento y ahora son ofertados en los mercados "por la libre", es decir, a precios no subvencionados.

Las bodegas del racionamiento venden ahora arroz (siete libras por consumidor), azúcar blanca (tres libras), azúcar prieta (una libra), frijoles (menos de una libra), café (115 gramos), aceite (media libra) y huevos (cinco unidades). Todas estas cantidades son las que corresponden mensualmente a cada consumidor. En meses alternos, cada tres meses o comoquiera que el abastecimiento dicte, se puede comprar allí sal (1 kg por núcleo familiar) o espaguetis (un paquete por consumidor).

¿Cómo es posible perder el derecho a adquirir un producto que llega a los mercados contado y exacto para ser distribuido a cada consumidor?

"No se pierde nada, excepto los huevos cuando se rompen o se pudren. Los productos de los niños, como la leche en polvo, usted tiene derecho a comprarlos siempre", explica Ignacio, bodeguero hace 15 años. "Cuando a final de mes alguien no ha comprado los mandados, ese sobrante tiene que regresar al almacén. Si el cliente viene al otro mes y lo pide, tendría que estar allí. Lo que pasa en que nosotros vendemos todo lo que nos 'sobra' a fin de mes al precio del producto liberado. Esa es nuestra 'búsqueda'. Todos los bodegueros se aprovechan del desconocimiento que tiene el pueblo para quedarse con los mandados. Entonces te decimos que ya pasó el tiempo establecido y los perdiste".

Preguntando al azar, es fácil comprobar que Ignacio tiene razón. La mayoría de las personas piensan que los mandados se "pierden" a fin de mes y que no hay derecho a reclamar: la culpa es tuya por no haberlos comprado en tiempo. Pocos tienen la idea y la voluntad de reclamar lo que les corresponde, pero la mayoría no sabe dónde hacerlo.

"El mes pasado ni me enteré de cuándo llegaron los huevos", cuenta Edenia. "Yo llego tarde de la oficina y muchas veces no me da tiempo de pasar por el mercado, así que cuando llegué ya los huevos se habían 'vencido' el día anterior. Me quejé con el administrador, pero le dio la razón al bodeguero. Así que tuve que comprarlos por la libre".

Karina tuvo problemas con la dependienta que le vendía la leche en polvo para sus hijos. "Cada diez días entra la leche, pero se acababa al segundo día de entrar", explica. "La bodeguera siempre me decía que entraba con faltante. El problema es que a veces mis hijos se pasaban una semana sin poder tomar leche por ese cuento". Finalmente la dependienta fue trasladada de mercado por quejas de las madres, pero continúa desapareciendo la leche en otra unidad del mismo barrio, sin mayores consecuencias.

Según Ignacio, las quejas deben dirigirse en primer lugar al administrador del establecimiento. Si no se resuelve el problema, se puede acudir a la zona de Comercio Municipal o a la Oficina Municipal de Comercio.

"Si tu bodeguero te tiene consideración, te da tus mandados, aunque estés atrasado", asegura Ignacio. "La mayoría le dice al cliente que se vaya a quejar a la oficina de la zona correspondiente, a riesgo de que lo haga y te meta en un problema. Pero la gente casi nunca se queja; unos porque no conocen el mecanismo, otros porque creen que no van a resolver nada. Piensan que la Zona queda muy lejos y van a perder el día".

El 1 de febrero pasado, por supuesto, el cliente "resolvió" los frijoles de enero. El muchacho se fue contento, pensando que le habían hecho un favor, porque su bodeguero es de lo más "buena gente". En marzo, tratará de sacar todos los mandados en tiempo y si no puede, los perderá. Es que no puede abusar de la "bondad" de ese bodeguero tan comprensivo.

Comentarios [ 22 ]

Imagen de Anónimo

LA REVOLUCIÓN DE LOS HUMILDES PARA AUE SIGAN SIENDO HUMILDES ME GUSTO ESO Y ES QUE EN CUBA HAY DOS CLASES DE GENTES LOS DIRI-GENTES Y LOS INDI-GENTES

Imagen de Anónimo

que barbaridad que asco de país...

Imagen de Anónimo

Esto es un logro de la Robolución que dirige los hnos kastro. En 56 años de eso mismo no han sabido los muy canutos darse cuenta que la producción de bienes es vital y que el estado es ineficiente como productor, algo que en su momento dijo Margaret Thatcher. Pero ahi está la momia recomendando moringa, en su época fue la pangola, el kudzu, el pastoreo Voisin, el café caturra, y otras tantas sandeces, pero la libreta está ahí, cada día dando menos, como reliquia de un sistema improductivo e ineficiente.

Imagen de Anónimo

vamos a quitar la libreta y se la vamos a mandar a los venezolanos, por arrechos!

Imagen de Batista

lo que hay que acabar de quitar la libreta y subsidiar a personas, no a productos. Así se evita el negocio y además se deja de subsidiar delincuentes y vagos.

Imagen de Anónimo

esa mierda no se arregla a no ser que que desaparezca el pais y empezar de nuevo,ni los americanos arreglan esa porqueria. elpiri

Imagen de Anónimo

   No siempre es asi,cuando los productos una vez vencido el plazo para recoger sus productos se hace una supuesta declaracion jurada de la cantidad que queda en el almacen he informarlo a la zona comercial que esta a su vez le informa a la oficoda y esta a la mayorista de distribucion de alimentos para reducir la entrega del proximo mes a esas entidades con sobrante,entonces es ahi donde entra a jugar una cantidad de actores para quedarse con la mercancia,no siempre el bodeguero actua solo,mas complices estan mamando de la misma teta de la vaca,desde el director de empresa hasta los comerciales y muchos mas,es como decir "esto es de fidel y me lo quedo",no dandose cuenta que los afectados son familias enteras con ancianos,mujeres embarazadas,ninos y personas con una supuesta "dieta" alimenticia,en fin se forma el trapicheo y a altos niveles.

Alfredo Epinosa.

Imagen de Anónimo

Parece un escrito sacado del Granma. Yo pense que era un articulo para arremeter contra el sistema de racionamiento alimentario, pero veo que no, es para criticar constructivamente a ese sistema y defender el uso correcto de la libreta de los "mandados" (lo que mandan los que te mandan). Parece un cuento de ciencia ficcion sobre habitantes en el planeta Orion..!!   

Imagen de Anónimo

Bueno,pero todo parte del miedo que nos han sembrado por mas de medio sivlo en la cabeza,por ahi hay uno que tuvo problema con la libreta e hizo lo que tenia que hacer,yo un dia fui a vuscar el pescado el bodeguero me dio tres chopitas y un trocito de la cola de otra,cogi el trocito de cola y sin pensarlo se la lance por la cabeza y callo por alla adentro de la bodega,el tipo se quedo pasmao,le dije mari//con vete a robar g enganar al ko//no de tu madre vire la espalda y me fui,yo tampoco tuve con el bodeguero despues,el sabia que el marabu tiene espina y no sirve pa rascarse con el.

Si te roban a lo descarao,es por que tu lo permites.a mi la dejo pasar cuando me conviene,pa despues ir por el descarao.

MARABU.

Imagen de javier monzon velazques

En Cuba es la lucha de todos contra todos. Todos tratando de "tumbar" al projimo y al final de ese "dale al que no te dio", siempre hay un perjudicado: el cubano de a pie.