Viernes, 30 de Septiembre de 2016
17:05 CEST.
Opinión

Daños por odio irracional

Algo muy grave ocurre con el pueblo cubano. El equipo de béisbol que nos representó en la recién concluida Serie del Caribe no lo hizo bien en un inicio, pero después enderezo el rumbo y no se detuvo hasta alzarse con el octavo título tras 55 años. Mientras tanto —y he aquí la gravedad del asunto—, muchos cubanos en la Isla se alegraban de que el equipo perdiera los juegos que perdió, entristecieron cuando se venció a Puerto Rico, y llegaron a encolerizarse cuando sucesivamente se derrotó a los equipos de Venezuela —imbatible hasta ese momento— y finalmente a México, en la discusión del primer lugar.

Decididamente el comunismo ha causado profundos daños antropológicos a un país donde hoy se aplaude al extranjero y se abuchea al nacional, se charanguea el himno patrio en una canción carnavalesca y el objetivo primario de los jóvenes, peloteros o médicos por igual, es llegar a la "yuma" y no solo llegar, sino obtener la ciudadanía norteamericana. De no ser esa, cualquier otra ciudadanía viene bien.

En la parte de Alemania que otrora ocupara la República Democrática, se viene produciendo un hecho curioso y alarmante: muchos jóvenes se enrolan en grupos xenófobos, racistas y antisemitas, prácticas que supuestamente estaban prohibidas cuando el comunismo era la religión oficial.

Parece ser que tanto en el caso de la Alemania Democrática como en el de Cuba, la reacción de un sector importante de las nuevas generaciones es en sentido opuesto y en la misma intensidad en que fueron adoctrinados. Rebeldía, frustración o pérdida de valores, las razones pueden ser diversas, pero el resultado es el odio a todo lo que pueda traer a la mente las humillaciones sufridas bajo el régimen.

Así, si los peloteros cubanos fueron alguna vez felicitados por Fidel Castro como embajadores de la Revolución, y ese mismo Fidel Castro y su revolución nos han hecho la vida tan difícil, nada más lógico que desear la derrota de los peloteros y de esa manera alcanzar un mínimo desquite, ruin, por la vía de que el amigo de mi enemigo sea derrotado, no importa por quien.

A estos extremos de odio irracional ha llevado el comunismo a los cubanos. Cuba es el país donde para unos los que se van son traidores y enemigos, y para otros héroes que se atreven a romper las cadenas. No ven que a fin de cuentas son nada más que peloteros, jóvenes que aunque se vayan o se queden van a seguir siendo cubanos, una condición que no se pierde: se nace cubano y se muere cubano, a pesar de un dictador que se dedica a repartir a su antojo títulos de héroes y apátridas.

Que existan aberraciones como referirse con desprecio a un pelotero que se fue del país por querer probarse en el nivel más alto, o desear la derrota del equipo nacional, es responsabilidad del gobernante Partido Comunista y sus líderes históricos, que han elevado el odio y la intolerancia a niveles irracionales.

Los problemas a resolverse en Cuba no son solo de carácter económico, los más serios problemas que enfrenta el futuro del país son de carácter social y espiritual. El alma de la nación está enferma, sufre de traumas provocados por una dictadura demasiado larga y cruenta que ha formado varias generaciones con los valores torcidos.

Comentarios [ 27 ]

Imagen de Anónimo

Le voy en contra al equipo del ASNOCASTRO porque el de Cuba dejo de existir en 1959 para convertirse en el equipo del ASNO.

Imagen de Anónimo

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

Imagen de Anónimo

"es uno de los mas sui generis del mundo." mira que usted come cascara asereco, lo unico sui generis es el par de viejos esos dandoles por el cocote a los "machos" cubanos, jejejejeje.

Imagen de Anónimo

Chico que barbaridad que muchos cubanos (nacionales o exiliados) no aprendan a decir: "Yo tengo otra opinión..." o como dice Enrique Patterson: "A mi me parece...". No sé que pasa que casi siempre dicen: ¡Tú estas absolutamente equivocado!

Imagen de Anónimo

Hildebrando aparentemente es de los que Emilio Ichikawa llama de la Milla 45 y apela al chovinismo para tratar de convencernos de que (y cito) "se nace cubano y se muere cubano", ¿de dónde sacó esa conclusión? Yo naci cubano, pero hace 10 años soy y me siento ciudadano americano. No hay que confundir nacionalidad con ciudadania. Y sí, me alegro cuando pierden, porque el equipo "Cuba" no me representa. Por ninguna parte este escribidor ni siquiera dice que ese equipo estaba disfrazado y que esa serie del Caribe era de clubes, no de paises. Déjese de pamplinas Hildebrando o como se llame usted.

A propósito, estoy hasta los cojones de los que intentan hablar  de lo que "ocurre con el pueblo cubano" y de "nosotros". A nadie le he dado ni le daré la prerrogativa de hablar en mi nombre. Soy gusano, vivo en Miami y no pertenezco a ninguna organización ni del exilio ni de la oposición. Mi libertad es absolutamente individual. Anda pal carajo con los fanatismos de cualquier tipo: deportivos, religiosos, políticos, etc etc. ¡Qué lejos, pero que lejos están muchos de saber incluso lo mínimo que significa la palabra democracia!

Imagen de Anónimo

Eso es viejo. En los años 80, cuando aun vivia en Cuba, siempre me alegraba cuando perdian los equipos cubanos imaginando el encab...miento que cogeria el Coma Andante. Mis amigos tambien se alegraban conmigo. En aquella epoca eramos jovenes de 20 y tantos años. 

Imagen de Anónimo

Chaviano, estoy totalmente de acuerdo con tu presente artículo

, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

La verdad que a mi me sucede lo comentado en el artículo. Por muy cubano que me siento; si me alegro cuando un  equipo Cuba pierde, quisiera que no fuera así pero es. Yo siento que ellos no representan a Cuba sino a un sistema que odio desde lo mas profundo y aunque quisiera estar por encima de eso no puedo. Se que es dificil de entender pero es así.

Imagen de Anónimo

A ver, como digo que soy Cubano de Cuba sin chovinismo de ningun tipo, y como me enseñaron desde niño a no quedarme dado, ni dicho ni hecho muecas, y sin querer hacer mucha filosofia barata de la que se acostumbra a hacer en estas paginas, es solo responderle al anonimo 8:30 pm, que absolutamente nadie puede "opinar por todos", sin pecar de metiroso, aunque sea doctor honoris causa en sociologia, antropologia, periodismo, etc, muchos menos tratandose de nuestro pais que es uno de los mas sui generis del mundo.

Que un Cubano se alegre por una derrota de Cuba no es posible, pues desde ese momento dejaria de serlo, al menos para el resto, que como yo goza y sufre lo bueno y malo que pasa en todo mi pais (incluyendo el vedado y Miramar).

Imagen de Anónimo

Quiero que gane el equipo cuba y que pierda el equipo castro.