Lunes, 26 de Septiembre de 2016
06:09 CEST.
Opinión

Hablar con la misma voz

Días atrás el abogado Rene Gómez Manzano escribía un artículo sobre las similitudes de la Hoja de Ruta formulada por el Foro por los Derechos y Libertades y los cuatro puntos del Espacio Abierto de la Sociedad Civil. Al escuchar ayer la intervención del opositor Manuel Cuesta Morúa en la audiencia sobre Cuba en el Senado norteamericano, me parece oportuno señalar con la mayor claridad posible, cuáles son los puntos en que coincidimos y diferimos las dos posiciones predominantes dentro de la oposición cubana.

El anuncio realizado por el presidente Barack Obama el pasado 17 de diciembre polarizó la oposición en dos tendencias. Las diferencias esenciales entre los dos grupos no están solo en si se apoyan o no las medidas lanzadas por Obama, se enfocan en cómo concebimos la transición y el tipo de país que vemos en el futuro.

Ambas posiciones manifestamos nuestro compromiso con la democracia, los derechos humanos y fin del totalitarismo. ¿Pero estamos dando exactamente la misma connotación a estos términos?

La política de Obama es aplaudida por quienes se agrupan en el Espacio Abierto y tiene varios elementos visibles

  1. Se le da legitimidad al régimen al restablecer relaciones diplomáticas, es decir se acepta como gobierno legítimo.
  2. No se plantea una hoja de ruta o precondiciones para el proceso político aunque si se piden los 4 puntos mencionados sin fijar la metodología.
  3. Se acepta que el proceso de transición vaya principalmente, o al menos en un inicio, de la mano de los actores políticos del régimen, lo cual presupone que estos serán parte del futuro de la Isla.
  4. Se considera que los cambios democráticos vendrán como evolución de supuestas transformaciones económicas que el régimen se verá motivado o presionado a realizar a partir de las nuevas medidas implementadas .
  5. Y algo que no forma parte de las medidas pero que ha ocurrido en la práctica, se ha aceptado que la administración Obama dé preferencia a aquellos que desde la oposición, dentro de la Isla y el exilio, comparten esta visión.

Quienes por otra nos agrupamos en el Foro creemos que el proceso político debe basarse en otra lógica:

  1. El régimen cubano no es un gobierno electo por el pueblo y por lo tanto no es legítimo por no representar al soberano, a pesar de que por razones de lógica sobrevivencia tenemos que aceptar ciertas reglas. Como soberanos, es decir como cubanos, tenemos el derecho de demandar sobre las relaciones de las naciones democráticas con nuestro país.
  2. No concebimos el futuro de Cuba de la mano de los herederos políticos y familiares de los Castro. No nos sumaremos a la construcción de un nuevo autoritarismo que continúe con el proceso de devastación de nuestra nación.
  3. Consideramos que cualquier proceso político debe tener total transparencia en sus objetivos, debe estar bien planteado si se pretende al menos tener algunas certidumbres de su final. De ahí la Hoja de Ruta con los puntos planteados.
  4. Los derechos humanos y la promoción de la democracia, como principales objetivos, no deben estar enmascarados en otros elementos. Deben ser mostrados especialmente al pueblo cubano, desconcertado luego de 57 años de dictadura, para que pueda decidir hacia dónde desea enrumbar nuestro país.
  5. Entonces sí, tocaría  a los cubanos, dentro de la Isla y el exilio, encontrar su camino dando espacio a los actores políticos y de la sociedad civil para que den dirección a los cambios verdaderos

Es tiempo de discutir con total claridad. En el debate serio y directo debe estar la maduración de los actores y el escenario político. Son naturales y saludables las distintas visiones sobre cómo construir una nueva nación, pero podremos jugar nuestros roles con efectividad solo si existe cierta confianza política entre los actores. Quizás no formemos una orquesta sinfónica, aunque sí podríamos ser un conjunto de jazz, donde cada cual juegue su papel sin que suenen estridencias o atropellos.

Comentarios [ 51 ]

Imagen de Anónimo

Son momentos muy difíciles, se sufre pensando que es lo mejor que podemos hacer, cual es la desición acertada; pero estoy con el sentir que Rodiles y Berta están llevando adelante y esto para nada quiere decir que desprecie o demerite la percepción que pueda tener Yoanys, Mirian o cualquier otro disidente que prefiera ir escurriendo la búsqueda de la libertad y el cambio en medio de las botas asquerosas de la Dictadura, y es algo que ellos reconocen, el caracter totalitario y temerario de la Dictadura.

Termino y ojalá Rodiles y Berta lean esto; algo que creo debe pasar a jugar un papel fundamental YA, ES PEDIR EL DESMANTELAMIENTO de la temible SEGURIDAD DEL ESTADO CUBANA, sería hacer ver a todos, en Cuba e internacionalmente, como este tenebroso aparato represivo DETERMINA de forma brutal el que la disidencia, la oposición, el pueblo cubano, pueda tener alguna ves esperanzas de que exista algún  atisbo de libertad y de cambios, pues mientras este tenebroso aparato exista en Cuba será la muestra más palpable de que el cambio es imposible y solo por ahí estaría el comienzo.

Hay que hacer un cambio digno, con actores dignos y muchas veces mi posición ha sido aquí  que el único negocio con los Castro es la entrega incondicional de la Nación Cubana, solo así tendríamos una verdadera Cuba nueva y sin lastres al futuro. Pedro Perez Arteaga.

Imagen de Anónimo

La fuerza de la oposición y de cualquier democracia está en su diversidad, esa diversidad y permanente discusión es lo que eleva las democracias a estados superiores de perfeccionamiento, algo lento y dificil según la gente que participa en ella, cultura, etc.

Con ello quiero decir que estas diferencias son saludables y conducen a llegar a concensos imprescindibles para enfrentar al enemigo común de todos, La Dictadura.

Yo admiro a Mirian Celaya, ha venido jugando un papel tremendo con sus ideas, con su valentía y para nada si en un momento alguien piensa que no actuó correctamente, si fuera el caso, y por que alguien repsetuosamente le diga algo, pudiera perder los méritos ganados en esta lucha. Como ella miles de valientes opositores y algunos que destacan.

Yo apoyo a Rodiles; aunque me hace pensar los supuestos de Mirian u otros disidentes que prefieren que participe la Dictadura y que toma de ejemplo otras transiciones.

Yo creo que contar con la Dictadura es COMPROMETER la Cuba del futuro Y SEMBRAR ahora problemas serios para el futuro, otra cosa es usar estrategias pero que para nada impliquen sentarse con la gente que han causado tanto mal a todo un pueblo, y ahora mismo somos incapaces de ver la trascendencia de estos 57 años en su justa medida. Pedro Perez Arteaga.

Imagen de Anónimo

Sugiero a Diario de Cuba que publique la polémica completa que está teniendo lugar en 14/Medio: la respuesta de Miriam Celaya a Rodiles y la respuesta de éste a Celaya. Se trata de un debate fundamental, que refleja posiciones divididas dentro de la oposición interna, y reflejar sólo una parte puede ser interpretado como parcialidad.

Imagen de Anónimo

Rodiles escribe para los de afuera y complace a los ultras de Miami. Para Rodiles la responsabilidad es de USA, que no tenga relaciones diplomáticas con La Habana, aunque las tenga con un montón de gobiernos los cuales, siguiendo la lógica de Rodiles, no son "legítimos".  Quiere que USA resuelva su problema, para que él, Rodiles, entonces sí pueda moverse.  Le sigue el juego a los Castro. Mientras, si la cosa no resulta, es por culpa de USA que "no nos apoyó". Otra excusa para no hacer nada en Cuba.  Rodiles no quiere trabajar, eso es muy aburrido, quiere bla, bla, bla y seguir en el mismo juego.  En Cuba hay otros que sí tendrán más influencia y ni siquiera son 'disidentes".  En mi opinión, ni Rodiles ni los otros son de confiar, pero eso es lo de menos porque en Cuba nadie los conoce.  Si Rodiles tuviera su pasaporte, estaría en el circo armado en el capitolio, junto a Antúnez, Soler y otros, con todos los gastos pagos por los de siempre.

Imagen de Anónimo

Miriam Celaya en vez de criticar a Rodiles debía describir mejor como ella y el Espacio Abierto ven los próximos pasos para lograr sentarse en esa mesa de negociación con los tiranos o con los americanos o con quién ellos consideren necesario para encaminar el destino de Cuba a puertos de libertad. Rodiles no se las esta dando de Mesías como ella usa el término peyorativamente. No creo que Rodiles este tampoco criticando al Espacio Abierto, solo ha marcado su posicion y señalar lo que diferencia el proyecto que defiende del otro, como dice el mismo hay que HABLAR CON LA MISMA VOZ! Sumemos y no dividamos, que tengamos diferentes ópticas no hace la diferencia siempre que el objetivo final sea lograr que nuestra amada Cuba sea libre, todo vale!

Imagen de Anónimo

Para anonimo de la 5:42 pm

Estoy de acuerdo con lo que expone, salvo el ultimo renglon. En la lucha contra una tirania, nadie te da la representatividad en un principio, esta hay que ganarla. No hay ninguna autoridad que la confiera. El que lidera o quiere representar, tendra que alcanzarla con su comportamiento y entrega, que incluye:  Habilidad, valor, decision, vision, audacia, serenidad, cultura e intuicion politica, saber  aquilatar con prontitud los acontecimientos, asi como las informaciones local e internacional, discrecion, corage, respeto, saber escoger sus colaboradores, y apartar los que no valen, dispuesto siempre a la soledad, y saber ganar o perder con covencimiento de su tarea. Estas son algunos requerimientos para tener autoridad de lider. Seguramente usted podra agregar mucha mas.    

Imagen de Anónimo

Rodiles. Usted tiene una confusion enorme:

El gobierno americano reconocio al gobierno cubano en 1959. Las relaciones diplomaticas se rompieron el 1 de marzo de 1961. el rompimiento de las relaciones no significa que no se reconoce al gobierno, sino que no se tiene relaciones diplomaticas con ese gobierno. de la misma manera, el restablecimiento de las relaciones no significa el reconocimiento del gobierno, porque esa son dos cosas completamente diferentes.

Lo que usted  esta muy bien, Pero de lo que se trata ahora es de establecer las relaciones para que haya un dialogo directo entre los dos gobiernos. eso no impide reclamar, acordar, discutir y disentir de un sinumero de cosas, incluyendo la democracia,los derechos humanos y por que no, en acuerdos economicos que comprometan al gobierno cubano .

Usted, y los otros, estan dolidos porque no se conto con la oposicion para el restablecimiento de las relaciones . Y por que el Gobierno USA tendria que hacerlo? cuando se rompieron, con quien contaron? una parte de su problema es creerse mas importante de lo que verdaderamente es. El Gobierno USA tiene intereses que defender, y si esos intereses van deacuerdo con los suyos, esta bien. Pero si no, entonces que? Creo que usted ingenuamente piensa que su grupo y los demas grupos de la oposicion representan al pueblo de Cuba. No estara usted cometiendo el mismo pecado de la dictadura? quien le dio a Usted esa representatividad? donde la obtuvo?

Imagen de Anónimo

Mientras les sigan haciendo el juego a los opositores de Miami. Lamayoria de ellos, part time en la dedicacion, obtusos en politica, ignorantes en historia, y de actitud conflictiva, con infulas de imprescindibles, poco se podra avanzar en encontrar un clima favorable para una misma voz.

Imagen de Pedro Benitez

 Con respecto a la “maduración de los actores” espero que tanto Miriam Celaya que articula muy bien su critica, como Antonio Rodiles que no le resta importancia a la necesaria metodología, sean capaces de cooperar en programas que contribuyan a la democratización de Cuba.  De otra manera no es posible hablar de la maduración de los actores.  Pienso que parte de ser realista es también reconocer que el pueblo pide a gritos acelerar la interacción de la oposición con los cubanos dentro de la Isla y el exilio.  Si Miriam Celaya y Antonio Rodiles no son capaces de cooperar entre ellos, entonces no es tan importante que dice quien de cada cual.  

Imagen de Anónimo

Para el anonimo de las 2:23 am

Creo que estoy de acuerdo con la contestacion de la Sra. Miriam Celaya. Cuando digo creo, es porque no trate de entender la totalidad de su larga y rebuscada contestacion. Su lectura agota.