Sábado, 24 de Septiembre de 2016
22:18 CEST.
Parlamento

¿Quién (no) manda en Cuba?

Afirmar que en Cuba existe un Parlamento es una burla a los principios del constitucionalismo clásico.

Los parlamentos, primeramente, fueron las reuniones de los representantes de la nobleza, el clero y de las ciudades con derecho a ello, que los monarcas europeos convocaban para aprobar la imposición de gravámenes y otros asuntos. En dichas reuniones se partía del principio aceptado por las partes de que el soberano sólo podía exigir tributos con el consentimiento de sus súbditos.

Los parlamentos que hoy se conocen son los órganos supremos del poder del Estado, con poderes legislativos. Son integrados por representantes elegidos por el pueblo. Pero en el caso de Cuba esto no se cumple, dado que la Ley  No. 72 de 1992, le da potestad a la Comisión Electoral Nacional para elegir el 50% de los diputados, sin el voto directo y secreto de la población.

Con  este proceder, la Comisión Electoral Nacional aplica un dedazo que le permite al Partido Comunista, amparado en una inconstitucional ley, colocar a sus cuadros políticos y gubernamentales como diputados en el seno del Parlamento.

Es falso que la Asamblea Nacional del Poder Popular se ocupe de elaborar y aprobar las diferentes normas jurídicas, garantizar el funcionamiento de las instituciones del Estado, así como velar y someter a escrutinio cuando los casos lo requieran a los dirigentes del Estado y del Gobierno. Esto no es posible aunque lo diputados lo deseen, debido a que tienen que limitarse a  apoyar y votar unánimemente los temas sometidos a debate que previamente les impuso el Partido Comunista en el orden del día.

El Parlamento es la instancia legislativa donde los diputados, que representan al pueblo, tienen la libertad de expresarse de manera libre, discursar, discutir y resolver los asuntos más acuciantes de la nación. Pero eso está vedado para los diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Cuando habla el presidente de la República, que es un diputado más, los integrantes de la ANPP se limitan a aplaudir.

No se discute: los diputados votan unánimemente, sin un debate previo.

La Asamblea Nacional del Poder Popular, según sus funciones y facultades en la Constitución de la República de Cuba, no se desempeña como un verdadero órgano legislativo. Tal es así que en el pasado año solo aprobó dos leyes; todo los decretos y decretos-leyes, en su mayoría violatorios de la Constitución,  fueron promulgados y puestos en vigor por el Consejo de Estado.

Estas violaciones ocurren porque los diputados nunca han cumplido con el artículo 75 de la Constitución de la República, que en su inciso (c) los faculta para "decidir acerca de la constitucionalidad de las leyes y decretos-leyes y decretos" y el inciso (ch) el cual refrenda su derecho a "revocar en todo o en parte los decretos-leyes que haya dictado el Consejo de Estado".

El Parlamento cubano, desde el momento en que acata el artículo 5 de la Constitución que plantea que "el Partido Comunista de Cuba es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado que organiza y orienta los esfuerzos hacia los altos fines de la construcción del socialismo", pierde totalmente su naturaleza de Poder Legislativo independiente.

El Partido Comunista encarna los tres poderes, el ejecutivo, el legislativo y el judicial, es por ello que el Parlamento cubano no elabora ni aprueba la mayoría de los instrumentos legales vigentes, sino que esto lo asume el Consejo de Estado. Tampoco participa en la aprobación o rechazo de los integrantes del Poder Ejecutivo. Incumple el artículo 75 en su inciso (p) que plantea "ejercer la más alta fiscalización sobre los órganos del Estado y del Gobierno", y el inciso (q), "evaluar y acordar las decisiones pertinentes sobre los informes de rendición de cuenta que presenta el Consejo de Estado y el Consejo de Ministros".

El 31 de julio de 2006 Fidel Castro renunció como jefe de Estado y Gobierno por razones de enfermedad. Desde ese entonces y hasta la fecha, no se han sometido a escrutinio en el seno del parlamento los daños ocasionados a la economía nacional por la "Batalla de Ideas". El Partido Comunista impuso el silencio definitivo sobre este asunto, y los diputados callaron y lo aceptaron, como si aquella locura no hubiera ocurrido.

Un elemento que diferencia los parlamentos de los países en que está vigente el estado de derecho con el que existe en Cuba es que en éste se hallan ausentes sistemas democráticos como la inviolabilidad y las autonomías reglamentaria, presupuestaria y funcional.

La sede de los diputados cubanos, en los hechos, carece de inmunidad.  Transcurridos 39 años del surgimiento de la Asamblea Nacional del Poder Popular, esta no tiene un local propio, en que pueda realizar de manera normal sus labores legislativas.

Los diputados se reúnen dos veces al año, cuando más tres días, en el Palacio de las Convenciones, previamente habilitado, de manera provisoria, sin las condiciones para cumplir con sus fines.

La carencia de una sede permanente del Parlamento cubano se debe a que al Partido Comunista y al Gobierno nunca les ha interesado que esto ocurra, porque no han tenido en cuenta y mucho menos respetado la labor de los diputados, quienes no gozan de ninguna garantía, algo que es propio de un régimen militar dictatorial.

Los diputados conocen los límites impuestos por el Partido Comunista y el Gobierno al libre ejercicio de la libertad de opinión, así como las normas no escritas de sus funciones parlamentarias, caracterizadas por el perenne silenciamiento de las opiniones y los votos emitidos en el ejercicio de sus funciones, que la prensa oficial no refleja. 

El artículo 80 de la Constitución plantea que "las sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular son públicas", pero eso nunca ha ocurrido.

Los diputados cubanos no gozan de un verdadero mandato. No tienen libertad alguna de indagar y cuestionar porque determinados asuntos de interés nacional no son sometidos a debate en el pleno de la Asamblea. Sus actuaciones tienen que ajustarse a las instrucciones que les imparte el Partido Comunista, sin tener derecho a exponer de manera libre las inquietudes sobre los asuntos que afectan a sus electores.

El Parlamento cubano es de naturaleza antidemocrática. No se puede calificar de Poder Legislativo dado que la actividad de los parlamentarios está sujeta a una obediencia cuasi religiosa a las directrices del PCC.

Para permanecer en el parlamento los diputados deben sumarse al juego de la simulación y la obediencia. Hacer lo contrario significaría ser despedidos y  perder sus sustanciosos privilegios

La manera en que se redactó la Constitución, en su esencia desnaturaliza el real desempeño del Poder Legislativo en Cuba y le otorga todo el poder al Consejo de Estado, en el que se conjugan los poderes de la Asamblea Nacional, del Estado y el Gobierno, todos concentrados en manos del Primer Secretario del Partido Comunista y Jefe de Estado y de Gobierno, Raúl Castro.

La permanencia en sus cargos de los funcionarios del Estado y del Gobierno no depende de la aprobación de los diputados. Estos nunca han aplicado el voto de censura, ya que implicaría su automática sustitución.

La  preocupación de la camarilla, de burócratas y militares ahora con uniforme de civil, no son los diputados, sino que los llame a rendir cuentas el Buro Político o un alto dirigente del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista, que son los que realmente mandan en Cuba.

Los mecanismos constitucionales de Cuba hacen totalmente inocuo el poder de los diputados. Hasta hoy no se han atrevido a consensuar la sustitución del actual Gobierno, ni siquiera la desaprobación de cualquier planteamiento del Poder Ejecutivo que consideren improcedente. Eso, en 39 años no ha ocurrido, porque ninguno de los diputados tiene vocación de suicida.

Comentarios [ 14 ]

Imagen de Anónimo

El articulo esa muy bueno, no solo para los  extranjeros sino tambien para los que en Cuba todavia estan embutidos de que en Cuba hay democracia. En Cuba Fidel armo un sistema " electoral"  en el que siempre de todas formas salen electos ellos  y los que ellos indican , y asi vociferan al mundo de que alli hay elecciones  democraticas

Imagen de Anónimo

Coño esta gente no tiene nada que hacer, me duelen los oídos me deben estar despellejando ya ni el vodka me sabe como antes, ¿me estaré poniendo viejo? carajo entiendan ke no voy a dejar mandar aki en mi finca a más nadie ke no lleve mi mala sangre to esto es mio y ya, así que calabaza calabaza to el mundo para su casa, y déjenme ver el programa este "Vivir del cuento" ke es lo único ke sirve en la TVC así ke callados todos o los mando para villa marista a todos con ducdù el cocodrilo sin dientes.

Firmado RC

Imagen de Anónimo

En Cuba manda Raúl Castro. No es un cliché. Tampoco manda mas por ser el presidente. Es el que mas manda por que es el general de mas alta graduación y el resto del generalato lo respeta y obedece. Todo los demás órganos incluido la A.Nacional, son tonterías y perdidas de tiempo.

Imagen de Anónimo

Una partida de lamebotas, arrastrados que se venden por una canasta de alimentos al mes, casa gratis y un carro con gasolina. Ah! Y pueden robar todo lo que les de la gana del Comite Central.

Imagen de Anónimo

Anónimo - 20 Ene 2015 - 10:11 pm. Abecés utilizó esas formas burdas para procurar una mejor explicación de las cuestiones no bien explicadas o que mi corto entendimiento no fue capaz de captar, aquí en Brasil el problema del financiamiento de los partidos políticos y las campañas electorales  es una cabeza de caballo (lo de cabeza  de caballo no es una subida de presión sino una forma de decir algo a mi manera), fuente de corrupciones astronómicas y de dominio de grupos de poderes y\o empresariales en provecho propio, se debate mucho es una cuestión que sería parte de una reforma política para disminuir esos efectos pero hasta ahora no se ha hecho nada al respecto. En el caso de Cuba un país pequeño en extensión y habitantes es posible no sea tan neurálgico como en Brasil y USA, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

Estimado Esopo, creo que te subio mucho la presion y no te dejo entender mi comentario, si eres una persona que aboga por la democracia deberias escuchar las opiniones de los demas sin 'encerrarte', te explico mi opinion: En ningun momento dije que el Multipartidismo era una mierda, dije que el multipartidismo es algo inherente a nosotros, por ley humana las personas se asocian con otras en la forma que mejor represente sus interese, de hecho la disidencia cubana ya cuenta con no pocos grupos que llegada la ocacion se pueden convertir en partidos: eso es QUERRAMOS O NO NOSOTROS!. El problema radica en que muchos de esos partidos terminan teniendo un numero limitado de seguidores (esto se asentua mientras mas partidos hay), por tanto en una campanna electoral los partidos mas debiles se conglomeran en coaliciones para tener mas seguidores y electores posibles. Por otro lado los electores eligen a un candidato por la promesas que hace independientemente del partido, en EEUU por ejemplo, vemos que a veces estan arriba los democratas y a veces los republicanos. Por todas estas razones yo decia que despreocupate del multipartidismo porque eso no esta en tus manos (a menos que quieras crear tu mismo un partido), los partidos se van a formar solitos, y quizas hasta partido verde cubano, por tanto debemos enfocarnos en la forma que se financian las campannas pues luego los elegidos hacen lo que le da la gana por tal de devolver favores de sus contribuyentes!

Capichy!?

Imagen de Anónimo

Para Anónimo - 20 Ene 2015 - 3:56 pm. Si la actual Asamblea Nacional es una mierda y el Multipartidismo es otra mierda ¿Cuál es tu propuesta para Cuba¿  Yo pienso que como igual que hoy el partido único es el patrocinador de una cantidad inmensa de recursos para financiar su aparato político, incluyendo las asambleas municipales, provinciales y nacional, así como su aparato de represión y control social, el futuro estado democrático a través de un fondo partidista podría sufragar los gastos partidista y los partidos podrían obtener recursos de la afiliación de su membresía y de donaciones personales y que la constitución democrática o una ley habilitante prohíba las donaciones de grupos de poderes, repito ¿cuál es tu propuesta para Cuba ¿ invito a otros foristas que hagan propuesta al respecto, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

Cuándo veo a todos estos esperpentos humanoides - léase diputados - levantando la mano me imagino que tranquilamente pudieran estar respondiendo cualquier cosa pero sin pensar harán lo que haga el/la de al lado.

Imagen de Anónimo

La importancia de este articulo no radica en concientizar al cubano de apie pues en cuba -hasta malanga sabe- que los delegados del poder popular ni pinchan ni cortan!, la importancia a mi modo de ver es para aquellos romanticos del exterior de cuba que la ven como una sociedad con una democracia superior; pero no ven -o no quieren ver- que todo es una representacion teatral para aparentar democracia sin que los delegados tengan ni el mas minimo poder de hacer nada.

El pluripartidismo es algo muy bonito y decirlo y decirlo y seguir repitiendolo no va a lograr que eso ocurra. En muchos paises democraticos (incluyendo EEUU) existen decenas de partidos; pero siempre a las elecciones se presentan dos o tres, la mayoria de las veces los partidos que estan en la oposicion conforman una coalicion para presentarse en contra del partido dominante.

El problema con los partidos es que una vez en el poder se sienten -de alguna forma- comprometidos con los que ayudaron a financiar sus campannas, los electores al final votan por uno u otro individuo que en sus campannas mas se aserque a sus espectativas, no importa de que partido sean, prueba de eso lo vemos en muchos paises donde los partidos se alternan el poder casi indefinidamente, por tanto a mi modo de ver lo que hay que controlar bien es la financiacion de las campannas para que NADIE se sienta comprometido despues con los patrocinadores!

Imagen de Anónimo

Parlamento, de "parlare" , es decir, hablar. ¿De verdad que los monigotes que estan en la " Asamblea del Pueblo"  pueden hablar, o repiten como cotorras lo que deben decir? Ninguno de esos payasos me representa a mi o a pueblo alguno.