Sábado, 1 de Octubre de 2016
00:18 CEST.
Opinión

Castro y nosotros

Si el propósito de Fidel Castro era quedar marcado en la historia, lo logró, aunque no de manera ejemplar. La historia de Cuba no podrá dejar de recoger su larga y tenebrosa etapa. A fin de cuentas, se trata del cubano más enfermo de ego, poder, obstinación y protagonismo que se conozca; no sólo vendió ilusiones, sueños y falsas esperanzas a sus compatriotas, también trascendió las fronteras del país con sus danzas políticas y espectáculos de hipnotización.

El legado de Fidel Castro es negativo.

Su rol fue dañino para Cuba. Antes de él no éramos un país perfecto —ninguno lo es—, pero su etapa ha sido el más lamentable accidente de la nación.

Cuba era uno de los pocos países de nuestro hemisferio que no necesitaba una revolución extremista. Existían problemas, pero no se agotaron las vías ciudadanas y civiles para resolverlos. No es difícil concluir y observar que en estos 56 años —con excepción de establecer la atención de la salud pública y la educación en todos los rincones del país— Cuba ha retrocedido.

Más de tres generaciones se han desgastado inútilmente en sacrificios y sueños rotos. Hasta la vida entregaron pensando que estaban construyendo un paraíso en la tierra. Tanto nadar para ir llegando hoy a la misma orilla, pero con el país arruinado y las familias divididas. Cuánto no desearíamos fuera todo lo contrario. Sólo un irresponsable y una persona de malos sentimientos desearía tanta frustración de su casa nacional.

En el análisis de la vida de Fidel Castro no se pueden omitir verdades. El pueblo cubano no está exento de culpas. Por ignorancia, inocencia o miedo, le brindó a Castro un enorme apoyo. Existe una parte considerable de cubanos que no tienen conciencia de ello, pero este pasado medio siglo será una mancha que ninguno de nosotros, tanto en la isla como en el exilio, podrá tapar ni justificar con el objetivo de ocultar nuestras fallas ciudadanas.

Desde la generación de la década del 50 hasta hoy, nos dejamos usar —con acciones u omisiones— como escalón y base para que Castro fijara su nombre en el Larousse de la Historia. Incluso muchos que lo combatieron, lo ayudaron debido a torpes acciones.

A Fidel Castro es difícil defenderlo. Hizo de Cuba el pueblo de América Latina menos apegado a su patria. De un país pequeño, dos millones o más se han ido y otra cantidad superior lo quiere hacer. Por su parte, los que se quedan, viven en la apatía.

Los cubanos debemos admitirlo con profundo dolor y sin el más mínimo regocijo. El día que Castro muera, más que alegría, debemos sentir pena por nosotros.

Comentarios [ 43 ]

Imagen de Anónimo

ohoh

Imagen de Anónimo

Anónimo - 14 Ene 2015 - 5:49 pm.

De que patria estas escribiendo? del barracon castrista llamado "cuba"? alli solo tienen patria los amos, los demas son esclavos. Naces ahi por mala suerte de la vida(puede ser peor corea del norte o somalia, o el salvador); el barracon no es la patria del esclavo, para ser libre debe ir al palenque y alli crear su patria.

Imagen de Anónimo

Lo peor de todo no solo fue hacer de los cubanos los menos apegados a la patria,llegaron mucho mas lejos,arrancaron de cuajo las bases de la sociedad,que es la familia,la familia la dividio y la pulverizó y todavía sigue desmenbrandola,le prohibió por muchos años a sus perros,comunicarse con la familia,visitarla o visitar al que había emigrado que viajaba a ver la familia,a los que militaban en la secta politica que es el PCC,todos sabemos que se les tenía prohibido ver ni de lejos a los familiares que venian de visita,y cuando se cruzaban en la calle con un vecino le viraban al cara,porque tambien le estaba prohibido saludarlos,hoy todabía se les advierte a los oficiales del MININT,que no deben visitar o recibir en su casa a los que no han salido en misiones,aunque tengan residencia y vivienda en Cuba,les tienen sus sentimientos prisioneros de su ideologia oscurantista,no confian en ellos,los tienen como mulos que tiran carreton,con orejeras para que no vean lo que los rodea,solo pueden mirar para el camino que deben transitar impuesto por los apóstostoles de la ideologia comunista,La oscuridad absoluta es la base de comunismo cruel.Cierto es que por ejemplo los Libaneses no tienen ese apego a la patria,pero su familia es su sagrada forma de apego social estén donde esten y tenga las ideas politicas que tengan

Imagen de Anónimo

Cuba foi o maior equivoco da humanidade.   Fidel dalacerou os sonhos de cinco gerações.   Está a beira da morte por velhice.    O povo cubano não pode mais ser vítima de outra ditadura de um aventureiro qualquer.

Imagen de Anónimo

La mejor frase del artículo "A Fidel Castro es difícil defenderlo. Hizo de Cuba el pueblo de América Latina menos apegado a su patria". Hasta los Haitianos le tienen mas amor a su país, a su cultura. El daño moral que ha hecho la mal llamada revolución es inconmesurablemente mayor que el daño económico. 

Serán necesarias varias generaciones para que la nación se regenere social y moralmente. 

Imagen de Anónimo

 Xxx--Anonimo 13/1-10,31 pm

Todo  no seria perfecto,pero todos perdimos mucho,dentro de lo mucho,lo primero fue la libertad de expresar lo que pensamos sin convertirnos en un ser perseguido con sannas por el vecino chivato que si no nos sometiamos a ver y a acatar sus inmundas ideas de lo que debia ser la dignidad y la privacidad personal,perdimos tambien hasta podernos fumar un cigarro cuando el cuerpo lo apetecia o tomarnos una taza de cafe despues de almorzar o comer,mi padre no era rico pero se fumaba dos cajas de cigarros al dia y tomar cafe 3-4 veces al dia y se vio fumandose dos cajas de cigarros a la semana y un poco de sambumbia al dia ,de comer carne 5 veces a la semana a comerse un poco de piltrafa cada 9 dias,eso y mucho mas se perdio y no eramos ricos,pero tambien perdimos tomarnos un vaso de cafe con leche al levantarnos y hoy solo podemos tomamarnos un poco de una mezcla de mucho chicharo y una bolita de pan acido por la mannana,mientras que los que propusieron igualdad para todos,pedian sacrificios tras sacrificios al pueblo y ninguno vivia las vicisitudes que nos imponian.

Imagen de Plutarco Cuero

Que tengan pena los culpables, los guatacas y tracatanes, los chivatos, los que lo apoyaron  y le dieron hasta los esfinteres, que tengan pena los que se tragaron sus guayabas descomunales... ¡¡¡YO ME ALEGRO!!!

Imagen de Anónimo

El viejo y el mal.

(versos apócrifos de Don Pepe)

Yo quiero, cuando se muera,

tenerlo cerca de mí:

patearlo con frenesí,

aplicarle la <i>escalera</i>.

Si dicen que estoy ido

-por mi rudo proceder-

Cuerdo les digo: !Joder,

éste era un mal nacido!

Temprano al amanecer,

Me llamó el enterrador:

!No te lo puedes perder,

Ya traen al impostor!

...

Y dice Hermes, el dios,

que vió, desde Tesalia,

Enterrar allá en Arcadia

al viejo que nos jodió.

Jaime Blas.

Imagen de Anónimo

Esto es a lo que en Cuba se le llama "paja mental". Sigan comiendo cativía y perdiendo el tiempo enquesi se muere o no se muere como si ahí estuviera la solución de vuestro problema. Sigan revisando la historia y haciendose cuentos para contentar vuestras almas llenas de remoldimiento por los 55 años de derrotas y humillaciones, sigan creyendo que el aguacate es mango, que ya los de la Casa Blanca se dieron cuenta del jueguito a los ladrones y charlatanes,sigan en lo mismo y seguiran perdiendo

Imagen de Anónimo

Anónimo - 13 Ene 2015 - 7:03 pm.

Siempre hay excepciones. Tu padre fue una de ellas. Un tío mío sin educación tambien. Sin embargo en mi familia los más educados, profesionales de alto nivel y con plata se tragaron el cuento por varios años. Me refería a la mayoría.