Sábado, 1 de Octubre de 2016
20:32 CEST.
Telecomunicaciones

«Lo más importante es cómo va a reaccionar La Habana»

A solicitud de DIARIO DE CUBA, cinco expertos analizan las propuestas sobre internet y telecomunicaciones, contenidas en el documento Un nuevo camino para Cuba, elaborado por la Casa Blanca para restablecer las relaciones diplomáticas con La Habana.

1. ¿Qué repercusión tendrían estas medidas para reducir el costo de las telecomunicaciones en Cuba, así como para la ampliación de los servicios de internet?

2. ¿Qué posibilidades existen de que el Gobierno cubano autorice a proveedores de telecomunicaciones de EEUU para que proporcionen telecomunicaciones comerciales y servicios de internet en la Isla?

3. ¿Cómo influirá la posible venta comercial de dispositivos de comunicaciones, software, aplicaciones, hardware y servicios en la mejoría de las telecomunicaciones para el cubano medio?

José Remón, ingeniero consultor de Telecomunicaciones, EEUU:

Ninguna medida externa puede cambiar el costo de las telecomunicaciones, pues Cuba posee, a través de ETECSA, el monopolio de las mismas y constituyen una fuente de ingreso de más de $200 millones anuales, sin necesidad de admitir competencia. Las telecomunicaciones de Cuba con otros países son también costosas, con y sin embargo/bloqueo. Es de notar que hace apenas unos meses, el Gobierno cubano concedió a ETECSA todos los derechos para proveer servicios en Cuba por los próximos 30 años.

Por iguales condiciones a lo anteriormente señalado, es sumamente improbable que empresas norteamericanas sean autorizadas a proveer servicios o internet en Cuba. Puede que algún cable de fibra óptica sea admitido a conectarse, sin que ello sea estrictamente necesario para brindar nuevos o mejores servicios. De hecho, existe un cable a menos de 50 millas de las costas cubanas, operado por una filial norteamericana de Telefónica de España, que podría entrar en operación en un plazo relativamente corto, luego de obtener aprobación en EEUU. Las mayores dificultades para accesos masivos a internet radican en una infraestructura deficiente a nivel local, que no ha sido desarrollada por parte de ETECSA por instrucción del propio Gobierno cubano.

Las ventas de software, hardware y algún que otro medio de comunicación para apoyar los servicios de ETECSA pueden facilitar al cubano medio acceso a esos servicios, pero solo son las remesas, que se envían desde EEUU, las que determinan el nivel de acceso. La mayoría de esos servicios se pagan en moneda dura. Tal es el caso de celulares e internet en hoteles y centros públicos.

Larry Press, California State University, EEUU:

La mayor incógnita es la política del Gobierno de Cuba, no la de EEUU. Washington ha estado abierto a solicitudes de licencias para la prestación de servicios de telecomunicaciones en Cuba desde 2009. La mayor incógnita es la voluntad del Gobierno cubano para permitir un mayor acceso a internet.

El movimiento hacia la normalización de las relaciones entre EEUU y Cuba ha generado especulaciones acerca de que el acceso a internet mejorará notablemente. Estoy de acuerdo en que es una posibilidad, pero está lejos de ser segura. Cuba tiene la posibilidad de construir una internet única, donde el acceso sea un derecho y el objetivo sea servir mejor a las personas, en lugar de hacer dinero a través de ETECSA.

Iván Darias Alfonso, periodista y experto en nuevas tecnologías, Austria:

Sin duda, si las autoridades cubanas permitieran la presencia en el mercado nacional de proveedores de telecomunicación estadounidenses o internacionales con capital norteamericano, el costo de las llamadas a la Isla se abarataría notablemente. Téngase en cuenta que las llamadas telefónicas, los servicios de mensajería sms y de mensajes de video hacia Cuba, son tan caros desde EEUU como desde cualquier otra parte del mundo. La reducción en los costos, por un lado, aumentaría la demanda de estos productos y servicios, de manera que también se beneficiarían además del monopolio estatal, empresas y productores privados que pudieran surgir y competir en ese mercado, por ejemplo, creando aplicaciones para teléfonos móviles y para internet. Existe en la Isla y en la diáspora, un potencial importante de ingenieros de sistemas y especialistas en computación que pudieran invertir en Cuba, una vez que la conexión desde y hacia ella fluyera de modo más eficiente.

Ahora bien, tendría EEUU que modificar disposiciones oficiales emitidas por el Departamento del Tesoro y la Oficina de Control de Bienes Extranjeros, para permitir el intercambio de productos y servicios entre ambos países. Y aunque muchas ya están siendo flexibilizadas con tal propósito, tocará esperar porque las autoridades cubanas respondan con la misma rapidez.

Hasta ahora, hay muy pocas posibilidades de que el Gobierno cubano autorice a proveedores de telecomunicaciones de EEUU para que proporcionen telecomunicaciones comerciales y servicios de internet en la Isla. Todo dependerá de la voluntad del Gobierno cubano de relajar el monopolio estatal de ETECSA y permitir proveedores privados. Para ello tendrían que modificar la legislación vigente en cuanto a permitir inversiones en sectores que históricamente se han considerado estratégicos, como las telecomunicaciones. Si no se renuncia al modelo actual, vertical y controlable, demorará mucho la entrada "libre" de productos y servicios a la Isla.

La posible venta comercial de dispositivos de comunicación, software y demás también dinamizaría el mercado nacional y abarataría costos. En Cuba, aunque ilegal y fluctuante, existe un mercado de compra y venta de equipos y accesorios de computación y teléfonos móviles, de reparación y actualización de estos y de pequeños servicios, como la grabación y distribución del famoso "paquete" de programas de televisoras extranjeras. De modo que contar con una distribución más ordenada y fiable de equipos y tecnología influiría también en una mayor oferta y más acceso a estos por parte de los cubanos en la Isla.

Ted Henken, Baruch College. Presidente ex-officio de la Asociación para el Estudio de la Economía Cubana, EEUU:

Ahora que EEUU piensa legalizar que proveedores de servicios de telecomunicaciones norteamericanos puedan vender sus tecnologías a Cuba y a los cubanos, lo más importante es cómo va a reaccionar el Gobierno cubano. Es decir, EEUU puede abrir la puerta a Cuba, pero el Gobierno cubano tiene que querer dar un paso y cruzar el umbral abriéndose a su propio pueblo. Dicho de otra manera, es bueno y necesario que EEUU empiece a derrocar su embargo, pero los ciudadanos cubanos no van a tener más acceso a las telecomunicaciones, ni precios más baratos, hasta que el Gobierno cubano acabe de derrocar su propio embargo interno. Es decir, su control monopólico de las telecomunicaciones a través de ETECSA.

Pero, después de echar la culpa de la falta de conexión en Cuba a EEUU por tanto tiempo, sería difícil para el Gobierno cubano rechazar una oferta de servicios de compañías como AT&T o Verizon. Dentro de seis o nueve meses, espero ver más competición en el mercado interno cubano de telecomunicaciones, tanto para comprar aparatos, como teléfonos celulares, como para contratar servicios de datos. Eso daría mayor información a los cubanos a precios más baratos. Además, con la ayuda de compañías norteamericanas y la posible conexión a redes de fibra óptica norteamericanas, Cuba puede mejorar su infraestructura y empezar a proveer más redes de WiFi y acceso a internet en los hogares por primera vez. Pero imagino que el Gobierno cubano buscará un balance entre la ayuda técnica norteamericana y el mantenimiento del control sobre el contenido de la información y comunicaciones.

Si el mundo piensa que con los cambios de Obama ya se solucionó todo, estaríamos abandonando al pueblo cubano a un engaño. Los medios tienen una responsabilidad de investigar y reportar los pasos del Gobierno cubano para realmente abrir su mundo cerrado de telecomunicaciones. No puede ser como con las reformas económicas de Raúl, de las cuales muchos medios solo han reportado la apertura, sin indagar cuán profunda o real sea.

Otra cosa importante que Cuba va a tener que enfrentar es el derecho de autor en el mundo de software y las aplicaciones. Ahora, el mercado negro digital no respeta los derechos de autor. Si Cuba quiere realmente entrar en el mundo moderno de las telecomunicaciones, va a tener que empezar un proceso para aplicar las leyes internacionales en cuanto a productos digitales, o usar el llamado "freeware" y las licencias de "creative commons".

Ubaldo Huerta, empresario y experto en nuevas tecnologías, España:

Lo primero es esperar a las nuevas regulaciones de OFAC; en su sitio web informan que estarán listas en unas semanas. Ahora solo se puede especular sobre la base del fact sheet publicado por la Casa Blanca y el hecho de que el Gobierno cubano no haya entrado siquiera a valorar el paquete de medidas que la administración Obama ha puesto sobre la mesa.

Con la economía de la Isla tan deprimida, la escasez de consumidores, no parece viable económicamente en el medio plazo, aunque la ley lo permitiese, que una teleco norteamericana entre en el capital de ETECSA, como lo hizo en su día Telecom Italia, o se le permita independientemente proveer servicios de internet, telefonía celular. Por otro lado, la nueva ley de inversión extranjera deja fuera a sectores estratégicos como las telecomunicaciones, y hay evidencias de que el Gobierno no quiere más socios; en 2011 pagó $706 millones por el 27% del capital de ETECSA a Telecom Italia, socio clave en su momento para la modernización de la red de telefonía fija en la Isla.

El Gobierno cubano, a día de hoy, dice querer promover el uso social de internet, pero en la práctica las escuelas, los hospitales y las universidades tienen acceso muy limitado. En cambio, se cobran unos precios delirantes por acceso a la red en cibercafés y hoteles. O sea, la brecha digital no podría ser más acusada. La falta de capital para acometer las inversiones es la excusa oficial. Las medidas anunciadas por Obama, o desmontan rápidamente el discurso oficial o convencen a un sector del poder político de que es hora ya de permitir el libre flujo de información.

Es muy pronto para especular sobre si proveedores de telecomunicaciones de EEUU podrán proporcionar telecomunicaciones comerciales y servicios de internet en la Isla. Hay que esperar por las nuevas regulaciones de la OFAC. Si la historia sirve de precedente, un solo párrafo de las regulaciones actuales, la sección 515.542(c), desencadenó la industria del envio de recargas a celulares en Cuba desde el exterior, con un volumen estimado (no hay datos oficiales) de alrededor de $100 millones al año, y es altamente competitiva.

Naturalmente, las leyes del mercado, y el empeño por mantener la gobernabilidad, dictarán la hoja de ruta. Es previsible que acuerdos de roaming sea lo primero en estudio, es lo más inocuo. Llevará tiempo reconstruir esos puentes comerciales rotos desde hace medio siglo por confiscación de propiedades de empresas y ciudadanos norteamericanos por el Gobierno cubano, sin debida remuneración, y la congelación de pagos a ETECSA por establecimiento de llamadas a EEUU, como resultado de disputas legales.

En la posible venta comercial de dispositivos de comunicaciones, software, aplicaciones, hardware y servicios es donde soy más optimista. Más que la venta de dispositivos como routers y antenas para uso de telecos como ETECSA, o smartphones para el ciudadano de a pie, es la disponibilidad de servicios y software lo que debería tener un impacto real en el corto plazo.

Entiéndase que Cuba es un agujero negro en internet. Por ejemplo, un blogger en Cuba no puede poner publicidad mediante Google Adsense, un paladar no puede usar anuncios en Facebook para atraer clientes dentro de la Isla. En el caso de los procesadores de pago, aún hay más restricciones. Por ejemplo, el uso de una cuenta de Paypal dentro de Cuba, para simplemente ver el saldo, puede conllevar a su cierre definitivo.

Pronto sabremos si hay que esperar a que ocurra la eventual salida de Cuba de la lista de países que promueven el terrorismo para que se eliminen las restricciones a la exportación de software y servicios criptográficos, se autorice el uso de procesadores de pagos, etc. La demanda dentro de la Isla para acceder a aplicaciones de celulares de pago (tanto el Apple App Store como el Google Play), crece cada día. Es un sinsentido que se prolongue esta situación de exclusión.

Pronto otras empresas, no solo Google, que ya está activamente involucrada en acelerar el deshielo, se darán cuenta de la conveniencia de hacer lobby para acceder a ese mercado en ciernes, y abaratar costes para poder cumplir con todas las restricciones de OFAC. Solo falta la voluntad del Gobierno de la Isla de tender la mano a la oferta de la administración de Obama, para no seguir hipotecando el futuro de otra generación de cubanos.

Comentarios [ 14 ]

Imagen de Anónimo

Mientras exista el gobierno castrista JAMAS existirá ningún tipo de privilegio para el pueblo cubano. Seguirán controlando y dominando su monopolio fascita interno y no hay na' pa' nadie, todo seguirá siendo a la conveniencia de ellos y el pueblo al carajo, q se conforme con limosnas. Capitalismo en Cuba con un gobierno retrógrado y avaricioso???..... (como dice la cancion) -pasarán mas de mil años, muchos mássssss-

Imagen de Anónimo

 Yo me pregunto y le pregunto a todos mis compatriotas en la Isla o en cualquier parte del mundo, ¿ pueden unos delincuentes como Fidel y Raul Castro y la familia que engendraron en todos estos años dejar de esclavizar, extorsionar, robar, oprimir, hambrear y vejar al pueblo Cubano de un dia para otro despues de 56 años? ¿ Pueden los Castro dejar de delinquir despues de vivir 56 años del saqueo a los Cubanos ? Ni lo creo ni jamas lo voy a creer. Obama lo unico que hizo fue ponerle un balon de oxigeno a la dictadura.

Imagen de Anónimo

esas cosas son bobería para resolver...con acusar a ETECSA de desvío de recursos y de corrupción, le quitan la exclusiva y entran a Juana y el puesto de vianda, siempre que la mascada sea mayor, nada más ver lo que hicieron con los Marambios, Tamjkian y tantos otros que cayeron presos por supuesta corrupción ...que para que aquél sea un país de leyes falta mucho

Imagen de Anónimo

El consorte este de la UCi de las  23 Dic 2014 - 5:42 pm. de de post en post tecleando lo mismo. Que si Obama y la chequera. Menudo tio pesao

Imagen de Anónimo

Hace falta que almenos uno de los expertos agarre un poco de antenas y telefonos satelitales y aterrize en Cuba.

Imagen de Anónimo

Y cual de los expertos sera el que llevara los routers, antenas satelitsles, wireless, trsnsmisores 5GHz y 2.4GHz que ya tiene empaquetado Conecta Cuba??????

Imagen de Anónimo

Y Yoani seguira con su periodico con Eliecer sin su partido, como nuevo diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

El que tenga ojos que vea!!!!

Imagen de Anónimo

Y siguen los cubanologos, politologos, intelectuales, economistas haciendo especulacion.

Raul Castro no va a capitular, lo ha repetido reiteradas veces cuando dijo y dice: Yo no vine a destruir el "socislismo" y construir el cspitalismo.

Mas claro, ni el agua cristalina.

Sin violencia solo hay csmbios sin tocar el aparato represor y el control economico del regimen, con Castro vivo o con Castro muerto.

La suerte de Cuba esta echada, cuando la lucha armada se transformo en este cuento de opositores y disidentes, denuncias y DDHH, mendigandole derechos a la tirania y a vez, corriendo tras los dolares y la visa.

Cuba sera el Viet Nam del Caribe, con Yahoo, Google y turistas norteamericanos.

Saluditos.

Imagen de Anónimo

La Habana reaccionaria muy tranquilamente, reclamando la indemnizacion por los cien mil millones de dolares causado por el embargo, la Base Naval de Guantanamo y la indemnizacion por las 3000 muertes causadas por la CIA en su guerra sucia contra Cuba por casi 40 años. Obama prepara la chequera $$$$$$$$$

Imagen de Anónimo

En general todos los comentarios que se han hecho hasta ahora son ciertos, agregaria un detalle:  los dirigentes cubanos saben muy bién que uno de los factores de "desmerengamiento" de la extinta URSS fué el "error" de Gorbachov de permitir la libertad de prensa y de opinión (el Glasnost), ellos nunca permitirá internet libre accesible a cualquier persona, creanme que lo saben muy bién.