Viernes, 30 de Septiembre de 2016
23:11 CEST.
Cuba-EEUU

Una respuesta y mil nuevas preguntas

El anuncio del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y el Gobierno cubano resulta de una sorpresa estimulante. Para los que gustamos del estudio social e histórico, la forma como eventos semejantes lejos de solucionar problemas anteriores lo que hacen es llevarlos a nuevos niveles de manifestación, está más provista de misterio que de características a desentrañar.

El anuncio desdibuja conflictos y dudas que se amontonaron por años, vuelve plausible lo que parecía irrealizable y obliga con una perentoriedad inobjetable a la sociedad cubana a replantearse muchas de sus expectativas.

En lugar de una solución, el acercamiento anunciado abre un sinfín de posibilidades. La realidad de ayer parece hoy opaca y estancada.

Ha sido en las postrimerías del gobierno de Barack Obama, el primer presidente negro de Estados Unidos y quizás el intelectual más prestigioso que ha ocupado la primera magistratura de ese país, desprovisto de la popularidad de sus primeros tiempos y limitado en su poder por la presencia mayoritaria de los republicanos en el Senado y el Congreso del país norteño, que las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba han quedado restablecidas.

Por otro lado la intervención del Papa Francisco hace que, junto con Barack Obama, el acercamiento anunciado tenga entre sus protagonistas a los dos líderes más estimables e interesantes de la política mundial actual.

En Raúl Castro es meritorio que se haya decidido a dar un paso que nunca dio su hermano, confirmando que no son necesarias dotes intelectuales ni morales para proveer la suerte de las naciones de novedades positivas.  

La trascendencia del evento anunciado es tanta, que si bien para los Estados Unidos no marca una nueva época, como sí podríamos aventurar que lo significó la Revolución Cubana de 1959 y la posterior entronización del castrismo, para Cuba significará un antes y un después, quizás también solo comparable, aunque todo sea discutible, con nuestro surgimiento como nación independiente en 1902.

No pierdo de vista que hay muchos "quizás" y mucho aventuramiento, el anuncio es muy reciente y la esencia del castrismo no ha sido cambiada de modo significativo durante la extensión protagonizada por Raúl Castro.

Tampoco contribuye la alocución de Raúl Castro a la claridad.

Los papeles leídos por el presidente cubano —no he dejado de reír cuando comenzó su informe con la frase "Desde mi elección…"— mencionan el restablecimiento de relaciones diplomáticas solo de pasada, lo que sumado al tratamiento que ha merecido el tema en nuestros medios en el día de hoy, evidencian que el régimen busca disminuir la excitación que el anuncio inevitablemente provocaría.

Para conseguirlo han resaltado lo que, comparado con el evento anunciado, es marginal. El regreso de los tres espías cubanos, canjeados por Alan Gross, y un espía norteamericano de origen cubano, cuyo nombre "El Elegido" no precisa. Tampoco precisa las figuras de la sociedad civil cubana que fueron puestas en libertad a través del intercambio.

Y no es que el regreso de los tres espías sea despreciable, para sus familias debe ser sin dudas un gran alivio y alegría, además de que para los cubanos será el sacudón de una telenovela de década y media, cuyo título bien podría ser Volverán. Pero el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y el Gobierno cubano es demasiado importante como para reducirlo a "te lo prometió Fidel y Raúl te lo cumplió".

Los cubanos, acostumbrados a ver pasar sin penas ni glorias acontecimientos de gran trascendencia, quizás debamos conformarnos con el abrazo de los espías y Raúl Castro en su oficina. Ya vivimos el fin del milenio como un fin de año cualquiera y la caída del Muro de Berlín como el derribo de una cerca perimetral común.

El acercamiento anunciado tiene además una gran importancia para la sociedad civil y, dentro de ella, la oposición. La superación del castrismo, de las difíciles condiciones materiales y democráticas en que estamos sumidos, depende básicamente de nuestro trabajo y nuestra cohesión, y no de las gestiones de gobiernos extranjeros. Si bien el apoyo internacional y la cooperación con la oposición son fundamentales para encarar a una dictadura que utiliza el crimen como forma de control político, depende de nuestra madurez cívica y militancia la fundación de una nación digna donde nuestros hijos no tengan que hablar bajo ni esconder el orgullo que les despierta su historia.

Comentarios [ 14 ]

Imagen de Anónimo

Y que hay con la fauna que ha vivido en Miami por más 50 años, del cuentesito de liberar a Cuba y de presionar para tumbar el gobierno? Por qué no hacen un análisis de esos que han jugado a la política barata a cuenta de 11 de millones de paisanos?

El Padrino

Imagen de Anónimo

El Deal entre EE.UU y Cuba es en realidad un acto contra Rusia buscando su debilitamiento  y aislamiento.

Lucubrando por detras de la noticia se esconde la verdadera historia, y es que en la superficie, pareceria como si el gobierno de Obama finalmente hubiera hecho algunos trabajos necesarios de jardinería en su patio trasero, pero esto no es más que un vehículo para ir quitandole aliados a Rusia y dañarla económicamente.

El rublo está en caída libre después de que el cartel petrolero recibiera un golpe, aunque muy probablemente temporal. La agencia más poderosa del gobierno federal norteamericano de la que nunca has oído hablar es la  Oficina de Control de Activos Extranjeros ha utilizado las sanciones economicas como el arma más letal contra Putin y los conglomerados petroleros asociados. Cuba tiene relaciones profundas con Rusia desde hace décadas y tiene mucho que ofrecerle a los EE.UU. de lo contrario no habría ninguna razón para cualquier relación.

Estos son algunas pistas:

The Wire:“CUBA LOOKS TO SIGN A MAJOR OIL DEAL WITH RUSSIA'S ROSNEFT”. The Diplomat tiene un articulo sobre las actividades rusas en Cuba titulado:“RUSSIA TO REOPEN SPY BASE IN CUBA”. The St Louis Dispatch da a conocer que muchas companias norteamericanas habrian esperado para invertir en la isla.

Asi que el modelo Egipcio Ya esta aqui

Imagen de Gabonice2

Raúl Castro no ha revelado que fue lo que le prometió a los EEUU. Pero: ¿Alguien cree que los EEUU van a ser los únicos que cedieron? Que la Dictadura no lo diga, no quiere decir que no se haya bajado los pantalones. Pero la noticia de que Obama acaba de firmar las sanciones a los corruptos violadores de los derechos humanos, dirigentes del chavismo, tan pronto como hoy, al día siguiente de haber proclamado darse la lengua con Cuba. A mi eso me huele a tomate. Por mi mente calenturienta pasa la idea de que Raúl Castro ha puesto en bandeja de plata la cabeza del Dictador Maduro. Paris bien vale una misa y la Dictadura de Maduro en plena debacle si puede valer mil millones de dólares. La Dictadura de Cuba no tiene principios ni con sus aliados y por un día más en el poder venden a su madre.

Imagen de Anónimo

EHHHH!!!Un momenticoooo, ""DONDE ESTA EL HERIOCO Y AGNEGADOI PUEBLO CUBANO, INTRANSIGENTE Y ANTIMPERIALISTA? AHORA NUESTRO PUEBLO SI SALDRA A LAS CALLES A RECLAMARLES A raulito QUE NOS TRAICIONO, QUE SOMOS Y SEREMOS ANTIIMPERILISTAS, QUE NO NOS HACEN FALTA LOS EEUU.."" CONVOCAMOS A UNA MARCHA EN LA PLAZA DE LA ROBOLUCION PARA EXPREASRLES AL raulito QUE HAREMOS UNA MARCHA DEL PUEBLO COBATIENTE..cuba si, yankees no!

Imagen de Anónimo

¿"... quizás el intelectual más prestigioso en ocupara la primera magistratura" de Estados Unidos?" ¿Este señor habla en serio?

Imagen de Anónimo

Boris muy buen análisis y coincido.

Imagen de Anónimo

EHHHH!!!Un momenticoooo, ""DONDE ESTA EL HERIOCO Y AGNEGADOI PUEBLO CUBANO, INTRANSIGENTE Y ANTIMPERIALISTA? AHORA NUESTRO PUEBLO SI SALDRA A LAS CALLES A RECLAMARLES A raulito QUE NOS TRAICIONO, QUE SOMOS Y SEREMOS ANTIIMPERILISTAS, QUE NO NOS HACEN FALTA LOS EEUU.."" CONVOCAMOS A UNA MARCHA EN LA PLAZA DE LA ROBOLUCION PARA EXPREASRLES AL raulito QUE HAREMOS UNA MARCHA DEL PUEBLO COBATIENTE..cuba si, yankees no!

Imagen de Anónimo

 Muy buen artículo.

Imagen de Gabonice2

No se preocupen de estos acuerdos, la Dictadura nunca es confiable, pregunténle a los Presidentes Carter y Clinton. Ellos también hicieron políticas de tendido de puentes y acercamiento. Cuando los Castro vieron peligrar su poder a uno le metieron por la cabeza el éxodo del Mariel y al otro le tumbaron las avionetas en aguas internacionales con el objetivo de caldear la atmósfera política. Ahora a los Castro les interesaba recuperar a sus espías (¿será para dejar de gastar tanto dinero para mantener su boca cerrada?) Pero cuando vean que con su fama de mala paga nadie les va a dar ni un centavo de crédito y vean que el poder se les puede ir de las manos, siempre tendrán a mano una provocación que vuela a tensar las relaciones Cuda-EEUU y de nuevo fabricar a ese enemigo que tanto partido le han sacado en medio siglo. El tiempo dirá la última palabra y allá los que se gasten capital político con la Dictadura, no olviden que son los mismos desde hace medio siglo.

Imagen de Anónimo

Fidel esta muerto; pero de la riza, jajajaja