Domingo, 25 de Septiembre de 2016
00:15 CEST.
Opinión

La vieja guardia contra la nueva guardia

Este domingo The New York Times publicó otro editorial que, como ellos han reconocido, es parte de una campaña con el objetivo de influenciar en la política de Washington hacia Cuba y crear un cambio en las relaciones entre Cuba y EEUU.

Como es ya costumbre tras siete editoriales de forma casi consecutiva, se trata de andar por una línea fina entre criticar a una dictadura (sin llamarla mucho por su nombre) y abogar por tener mejores relaciones con ella.

El mensaje central que se repite en todos los editoriales (como se reafirma en el de este domingo) es "flexibilizar sanciones mediante pasos que puede tomar unilateralmente la rama ejecutiva".

Aquí la palabra "unilateral" tiene un peso importante, porque como este último editorial explica, el resultado que se espera es "disminuir la habilidad del Gobierno cubano de culpar a Washington por las deficiencias de una economía que está fallando a sus ciudadanos", no que Cuba avance por sí misma hacia una democracia o que existan cambios sustanciales en los derechos humanos en Cuba.

Pero este último editorial esconde, entre recuentos históricos escogidos a medida y peticiones de acciones presidenciales unilaterales, otro mensaje más subliminal. Habla de una división fundamental en el Gobierno cubano entre una "antigua guardia" y una implícita "nueva guardia".

Este mito de los combates carnales y enfrentados entre dos polos del gobierno de los hermanos Castro ha circulado como rumor por las calles de Cuba desde hace mucho tiempo, y es de aquí donde asumo que el periodista Ernesto Londoño se nutrió para sus aseveraciones en el último editorial.

Desafortunadamente, de este supuesto enfrentamiento entre la vieja y nueva guardia se tiene poca evidencia y The New York Times hace poco o ningún esfuerzo por sustentar sus teorías con pruebas y fuentes, convirtiendo lo que debería ser un editorial serio en una opinión especulativa. Una pena.

Entre otros mensajes cruzados del editorial se mencionan hechos ya conocidos y ampliamente denunciados en la prensa internacional como que "el sector agrícola sigue obstaculizado por tecnología desactualizada y políticas bizantinas", "las autoridades cubanas parecen tener una actitud inconstante respecto al creciente sector privado", "el ritmo de las reformas ha sido vacilante, con mucho retroceso" y "los cubanos han sido sometidos por décadas a una economía centralizada, que se encuentra entre las más disfuncionales y anómalas del mundo".

¿Pretende The New York Times convencernos de que todos estos desastres socioeconómicos van a desaparecer o a cambiar si el presidente estadounidense "elimina a Cuba de la lista del Departamento de Estado de países que respaldan a organizaciones terroristas"? La idea es cuando menos ingenua.

Si los rumores de batallas entre generaciones dentro del Gobierno cubano fueran ciertos, los que hemos vivido en Cuba muchos años —a diferencia de Londoño— sabemos que viejas o nuevas guardias en ese gobierno tienen algo en común: un desinterés absoluto por la mejora de los derechos humanos.

El texto de The New York Times termina reafirmando su tesis de la batalla entre "guardias" afirmando que "por ahora, el continuo antagonismo proveniente de Washington solo está ayudando a la antigua guardia".

Me pregunto cuándo el diario neoyorkino va a comenzar a informar sobre la "guardia" de los derechos humanos en Cuba,  sobre la "guardia" de la libertad de prensa, de libre asociación y sobre la "guardia" que todos los demócratas del mundo, especialmente cubanos y estadounidenses, tenemos por la liberación de los presos de conciencia en Cuba.

Comentarios [ 12 ]

Imagen de Anónimo

Jajjajá, se quedaron echándole la culpa a Londoño. NO sabía que Londoño tuviera tanto poder. Así son estos cubiches que nunca atinan.  Supongo que fué Londoño con quien Obama consultó el caso de Cuba y, en base a eso, tomó la decisión de reestalecer relaciones diplomáticas. ¡Sí, como no!

Imagen de Anónimo

Un gran segmento de la clase obrera se ha resignado a vivir en condiciones precarias. Han crecido acostumbrados a tener muy poco. Como un acto de equilibrio, hacen lo menos posible en sus puestos de trabajo.

Este modus vivendi impregna su comportamiento social; les molesta ver gente que avanza en la vida por sus propios esfuerzos.

Imagen de Anónimo

Ernesto: Como persona inteligente que eres, te hago una pregunta (bueno varias): ¿se respetaban  en España en el franquismo los derechos humanos? ¿Había pluralismo político reconocido? ¿Había libertad de expresión? ¿Había sindicatos independientes? ¿Era tan monolítico como aparentaba el franquismo? ¿Eran todos los del régimen incondicionales a Franco? ¿Quién hizo posible la transición en España o más exactamente: era posible una transición sin que dentro del propio régimen, dentro del Movimiento, no hubiera fuerzas renovadoras que llegaron a la conclusión de que el franquismo estaba agotado, aunque no lo dijeran públicamente y que era necesario enterrarlo cuando su creador muriera?¿De verdad piensas con el corazón en la mano (y no de cara a la galería) que en Cuba el régimen cuenta con el respaldo del 100% de todos los que lo sostienen, que no hay fisuras y criterios dispares entre ellos? A estas alturas ¿de verdad crees en la fidelidad absoluta? Afirmas que la clave son los derechos humanos plenos y con pluralismo político, muy bonito, por supuesto, todos los deseamos, pero la historia demuestra que no son precisamente la clave ni la piedra angular de cualquier transición, sino más bien por el contrario: suelen ser aquellos resultado de esta. Vuelvo al ejemplo de España: ¿Qué fue primero: la democracia o la transición?

Un abrazo, José Antonio Tamargo

Imagen de Anónimo

¿Quién es Londoño? ¿Qué experiencia en relaciones internacionales tiene? ¿Quiénes y por qué le ha otorgado tanto poder en un tema tan frágil como el de Cuba en el NYT? ¿Qué rol juega el conflcito en Colombia, las negociaciones en La Habana con este periodista? ¿Qué lo ha motivado a pasar del Washington Post al NYTimes? Dos pesos pesados del periodismo internacional y con perspectivas ideológicas diferentes.  Y puesto que Cuba dificilmente tiene el apoyo de los hispanoamericanos,  casi todos simpatizantes con los barbudos, el periodismo anglosajón estadounidense no tiene candidatos de peso con más experiencias que puedan dedicarse a Cuba? 

Imagen de Anónimo

Se dice "vieja guardia", no "antigua guardia".

Imagen de Ernesto Gutiérrez Tamargo

Great, Clive! Como bien dices, el puto clave es y seguirá siendo los derechos humanos, plenos y con plusralismo político, económico y social. 

Imagen de Anónimo

El artículo que yo quiero leer en DDC, el que realmente aportaría algo interesante sobre estos editoriales del NYT, es quién es ese Ernesto Londoño, de dónde salió, cuál es su trayectoria, porqué es tan importante que le entregan la voz del diario, qué intereses hay detrás de la directiva que le encarga estos trabajos. Que DDC hable con la gente que lo conoce. En fin, menos opinión y más periodismo.    

Imagen de Anónimo

Se ve claramente que el autor de este artículo vive en Londres y no tiene la más absoluta idea de lo que pasa en Cuba entre bastidores, valga decir tras bambalinas, que es lo que los espectadores de un teatro nunca ven, como pueden ser rencillas, celos profesionales, tirrias, tensiones, discrepancias, malos o buenos rollos, etc. entre los actores. Pero que no se vean cuando se abre el telón y los actores salen a representar su papel en la obra, no significa que esas tensiones no estén. Están, pero los espectadores no las aprecian. Esa es una verdad de Perogrullo que la sabe hasta el "Bobo de la Yuca" (el personaje popular, no ese que a veces firma comentarios aquí...) Y lo que es peor: el articulista demuestra un pésimo, por no decir nulo, desconocimiento de la historia en general y en particular de la historia de las dictaduras que en el mundo son y han sido. Porque en todas esas dictaduras, como demuestra la historia, han existido siempre entre ellas (quiero decir entre quienes detentan el poder) grupos antagónicos (sí, vieja y nueva guardia, que es en lo único en que coincido con el articulista). Unos se solapan tras los otros, pero están ahí, a la expectativa, esperando (y actuando a la sombra). Sobran ejemplos en el mundo, pero voy a citar uno de los más representativos: la transición española que fue preparada desde dentro de la propia dictadura por la "joven guardia"...

Imagen de Anónimo

¿Que anima a Londoño realmente cuando lanza esos editoriales?. Los que disfrutan de las libertades de opinion, asociación y en general pro-derechos humanos/democracia, da igual su filiación política, todo lo que dicen y hacen esta bajo el "paraguas" de leyes no aprobadas por "mayoria" al estilo Castro SL, las mejores experiencias ajenas a Cuba  se fundan en leyes salidas de parlamentos/cámaras constituidos democraticamente. Hacer uso por Obama de poderes ejecutivos para emular la capacidad de decisión del pueblo cuabano es risible si se ignora ell tipo de país que quieren los cubanos y eso con Castro SL, que amputó demasiados derechos es imposible. Si el asunto es labrarse el "camino" para el mejor consenso se necesitarian muchos editoriales para ver las formas y si son defendibles. Por ahora solo cabe excluir a Castro SL y fundar una sociedad instrumentada en otros poderes y sobre todo Ponderar definitivamente a todos los cubanos en sus derechos como auténticos ciudadanos, como dijo alguien: "Con todos y para el bien de todos"...añadiendo sin los aduladores de la Castromancia fracasada y los "ciegos" no tan ciegos que tanto daño han hecho con su "romanticismo" estéril.  

Imagen de Anónimo

Acaban de descubrir lo que un navegante genoves descubrio hace mas 500 an`os que estas tierras no estaban por pobladas por "indios" de la India sino de un mundo distinto.El sistema de Cuba como el de la antigua ex- U.R.S.S. , de la Republica Popular de China, Vietnam y todos los paises donde se asento` la "plaga roja" se asento con ella la ; hambruna, carestia, necesidades de todo tipo y sobre la capacidad de atraso, destruccion y violacin de todas las libertades inherentes a los regimenes totalitarios de comunistas y de corte maoistas y stalinistas, de manera que el N.Y. "GRAMMA" Times esta "detras de la noticia" , y ademas peleas entre "ellos" NO EXISTE ni existira` ya que nadie en la "historia" mata  a la "gallina de los huevos de oro" , ESO es Cuba para los malandrines que tienen el PODER, pero claro a lo "blanquitos" americanos como LONDON`O ,y sus COFRADES, Cuba y su pueblo le importan un "comino". A otro perro con ese "hueso" , pamplinas , puras pamplinas.Gracias,...., Rudy