Miércoles, 28 de Septiembre de 2016
00:58 CEST.
Televisión

TV en teoría, Paquete en la práctica

En cada programa, en cada comentario y crítica de la prensa existe un clamor generalizado de que la TV cubana está en crisis. En la calle y los hogares la vox populi dice que esta malísima. Además también lo dicen creadores, directivos y técnicos de televisión, personas que combinan experiencia y talento.

Habiendo consenso entre los destinatarios y los profesionales, ¿cómo es posible que estos últimos no hayan podido detener y revertir esta crisis? ¿Qué le impide a la TV empezar a cambiar, empezar a mejorar?

A la TV le ha salido un grano, una anomalía. El Paquete, hijo de una situación combinatoria, la ausencia de internet, lo mala que está la TV, la creciente cantidad de programas seriados extranjeros dentro de la programación de la TV y la enorme cantidad de contenidos pirateados que en formato digital se está abalanzando sobre el mundo entero. Por si fuera poco, en Cuba la piratería es legal. En mi percepción (nunca he viajado), en otros países la piratería es tolerada, no regulada. Las empresas productoras y distribuidoras de contenidos hacen todo lo posible por sobrepasar a la piratería y proteger sus ganancias como puedan. 

Aclaremos, no hay dos públicos, uno para la TV y otro para el Paquete. Existe un solo público, todo el que deje escapar la TV cae en manos del Paquete. Es su competidor principal y directo, no he oído a nadie de la radio quejarse del Paquete. Hasta ahora. Encendemos nuestras computadoras o mejor, las conectamos a un televisor y empezamos a ver lo que queremos. Es una opción muy ventajosa, para muchos, la mejor. Ver lo que quiera cuando lo desee. Para el público, el Paquete es mejor que sus antecesores: antenas llamativas a las miradas de los vecinos, tenderas de cables de una azotea a otra,  la muchacha que traía los casettes VHS con programas de Miami a la casa cobrándolos carísimos… El Paquete tiene una mejoría: es legal. No hay que delinquir ni esconderse para entretenerse.

Paralelamente, todo lo que es bueno en la TV es bueno para el Paquete: transmisiones de televisión 24 horas, abundantes seriados y filmes, casi siempre made in USA y documentales variados. Y, por otro lado, la cajita convertidora de digital a analógico que añade canales como Clave, lleno de clips y conciertos de música extranjera y nacional de calidad. En la programación deportiva de la TV ha habido apertura de información en el deporte nacional, y así vemos pelota de altísimo nivel de Corea, Japón, y lo impensable hace mucho tiempo, Ligas Mayores de los Estados Unidos de América. Son más opciones para el espectador y para la programación deportiva. Ganamos todos. Esto estimula a buscar más juegos e información de todo tipo. ¿Quién puede ofrecerla más completa y más fácil? Los piratas, el Paquete entre ellos.

Un ejemplo contrario: Vox populi dice que hay varios programas de "Vivir del Cuento" censurados, entre ellos uno nada más y nada menos acerca de… el Paquete. Por supuesto, todos quieren verlo. ¿Y quién lo oferta? El Paquete. Interesante: esta vez se trata de un programa de la propia TV, no me consta que esté vetada su salida al aire, pero siendo así o no, fue pirateado. Su demora en salir al aire, el enemigo rumor inverificable y el dulce sabor de lo prohibido, creó teleaudiencia para el Paquete de un contenido enteramente producido y financiado por la TV. Esta paradoja no creo que sea buena para esta última y definitivamente sí lo fue para el Paquete. Y para los televidentes. Abreviando, censurar es malo para la TV y bueno para el Paquete.

El Paquete, acicate para la TV

Un área donde hay razón para alarmarse en la TV es la de los dramatizados. La popularidad se está desplazando desde la novela hacia los programas humorísticos, y espacios como "Aventuras", sencillamente ya no existen. Su calidad  descendió tanto que el espacio se fue vaciando de contenido, se tornó insustancial y desapareció. ¿Desaparecerá algún día la telenovela cubana? Pensándolo de otra forma, ¿qué tendría realmente más impacto negativo para el espectador de telenovelas, que desapareciera la telenovela cubana o la brasilera?

Unas vecinas me dicen que todos los seriales que ven duran 40 minutos o más, y que la telenovela cubana, con créditos y todo casi no alcanza los 20 minutos. ¿Cuándo se adaptará la TV al formato de 40 minutos, teniendo en cuenta que el espectador ya se adaptó a este y se proyectan seis seriados dramatizados diarios de los cuales solo uno es cubano? ¿Qué proporción es esa semanal? ¿Y mensual, y anual?

El Paquete no produce, reproduce lo que otras productoras hacen. No es responsable de la desaparición de espacios infantiles como "Aventuras" o del deterioro del espacio de la telenovela, pero tampoco ha creado novelas excelentes como "Al compás del son" ni programas infantiles maravillosos como "La sombrilla amarilla".

En contenidos pirateados o enlatados, la TV no puede competir con el Paquete. En simultaneidad, horarios estelares, talento, tradición y programación estructurada, tan importante para programas infantiles y telenovelas, la TV tiene ventajas insuperables. Si hay internet para todos, el Paquete se torna irrelevante. Considero que la TV tiene que dejar de teorizar (demasiada teoría paraliza), mirar hacia adentro con honestidad y armonizar todos los recursos con que cuenta para lograr un cambio a favor del espectador. El Paquete tal vez no sea una amenaza, quizás era lo que se necesitaba, un acicate para operar el cambio.

Se trata, hasta ahora, de una televisión que tiene todas las respuestas, pero ha olvidado las preguntas. Ahora bien, la solución o las soluciones a estos problemas de audiencias están en manos de los directivos en primer lugar y de los guionistas. Cada televisión tiene los guionistas que se merece.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Mon Dieu! Mon Dieu! but otra vez le Paqutte!!! C'ne vas bien! la lista se pone comenzando con quine ha discurseado sobre medios, no intentando denigrar al parlante.

Valon Suevo

Imagen de Anónimo

No solo Internet compite con el paquete, tambien se necesita la TV por cable.

Imagen de Anónimo

Que la TV cubana no es buena es un hecho, pero ninguna TV del mundo puede competir con internet ni un paquete que permite escoger qué ver y a qué hora. El paquete de Cuba es la internet de otros países. En Cuba se ponen muchas series y películas norteamericanas porque no pagan el derecho de autor, y no pueden competir con el paquete porque te condiciona a un horario. La TV cubana de hoy es mejor que hace 10 años, excluyendo los informativos que son lo mismo desde hace 50 años. Cualquier TV del mundo solamente logra atraer la atención con uno o dos programas al día, y la mayoría ni eso pueden lograr, nadie compite con internet (en Cuba sustituido por el paquete). Lo único que pueden hacer es programas de partición, con buenos premios(no afiches), y eso no lo van a permitir. El único programa que tiene acetación es Vivir del Cuento y ya hay quien espera a verlo con el paquete para verlo a la hora que pueda y desee.