Martes, 27 de Septiembre de 2016
01:21 CEST.
Opinión

Cambios en Cuba, ¿instrumentos para la inserción internacional?

Como es sabido, parto de las posiciones del socialismo democrático que, como muchos hemos explicado reiteradamente, considera que sin democratización de la vida política y sin socialización de la economía, no hay socialismo posible y cuyo conjunto de concepciones  nada tiene que ver con el estalinismo, el "marxismo-leninismo" y el llamado socialismo de Estado.

Respecto a cambios en Cuba podemos hablar de enunciados y realidades que no parecen coincidir. Enunciados que, de llevarse a la práctica en forma consecuente e integral, sin las limitaciones estado-céntricas de origen y sin las muchas restricciones y regulaciones existentes, podrían conducir a importantes transformaciones socioeconómicas.

Por otra parte las transformaciones contempladas en la llamada "actualización del modelo económico" no se relacionan con  lo que pudiéramos llamar el necesario proceso de democratización que pueda conducir a modificaciones trascendentes en el sistema político.

En este sentido, la formulación de mayor significado se refiere a la declaración de Raúl Castro de que se retiraría al final de este mandato, sin precisar si habría cambios en el sistema político y electoral.

No obstante, a tenor de la llamada "actualización" y desde la llegada del hermano de Fidel Castro a la máxima jefatura del Gobierno-Partido-Estado, se han eliminado o modificado varias absurdas prohibiciones y regulaciones que procuran ventajas para la economía gubernamental, como la telefonía celular, acceso a cubanos a instalaciones turísticas, nueva leyes migratorias, reparticiones de tierras y aperturas limitadas al cuentapropismo y al cooperativismo y otros.

Pero estas "reformas" también han aflojado algunas cuerdas de lo que llamamos el bloqueo interno y han hecho más llevadera la vida a quienes perciben ingresos superiores a los que pueden alcanzar normalmente los asalariados del Estado.

Y desde luego,  tales "cambios" también han tenido entre sus propósito proyectar una imagen internacional de apertura que facilite una mejor inserción de la economía estatal cubana en el escenario internacional, dirigida particularmente a tratar de modificar  la  llamada "posición común" europea y el embargo-bloqueo de EEUU, con el subsecuente acceso al capital internacional.

No es ningún secreto que la economía estatal sigue atravesando tiempos difíciles, agravados desde la caída de la URSS y el "campo socialista", a pesar de la mejoría que pueda representar el petróleo de Venezuela y la venta al exterior de servicios médicos y profesionales que nunca podrían compensar aquella ayuda.

Y es que por mucha "ayuda" externa, el modelo de "socialismo de Estado", encubridor de una especie de capitalismo monopolista de Estado, ha demostrado ser inviable, económica y socialmente  por su incapacidad para estimular a los trabajadores y a la producción, por su burocracia excesiva depredadora del presupuesto, por su desenganche de las leyes económicas y del mercado  y por otro sin número de razones conocidas.

En el Gobierno, donde consideran accesoria la economía no-estatal a la que se han abierto espacios limitados, no pocos apuestan a que importantes inyecciones de capital extranjero pueden salvar el modelo estatal asalariado. Sin embargo la nueva ley de inversiones y las nuevas leyes laborales, no parecen satisfacer las garantías que precisa el capital extranjero para sus inversiones, ni tampoco para la contratación directa de la mano de obra, por la presencia de un Estado intermediario que al apropiarse de parte de salario de los trabajadores limita su efectividad.

En mi apreciación, entre los fines y medios de la denominada "actualización" existe bastante  incoherencia determinada por la permanencia de enfoques tradicionales que caracterizaron el "socialismo" fracasado, por la persistencia de la vieja "mentalidad" en todos los estratos de la burocracia y especialmente en el aparato político del partido, donde temen que eventuales cambios en el control estatal sobre todas las palancas de la economía y la política puedan conllevar la pérdida del poder que han detentado hasta ahora.

Y ese temor se sustenta en la lógica de las acciones violentas realizadas durante muchos años por una parte de la oposición, en la amenaza y el uso de la fuerza por parte de anteriores gobiernos de EEUU y en la persistente política de embargo que de hecho implica una forma de violencia en las relaciones internacionales. Estrategia fracasada y contraproducente, apoyada todavía por un ala de la oposición interna y externa.

Y se sabe que la violencia engendra violencia y que el ciclo de violencia del que todavía somos víctimas los cubanos tiene sus orígenes en el sistema colonial español, en las luchas intestinas por el poder y contra la intervención extranjera en los primeros 70 años del siglo pasado. No deberíamos hacer nada que lo prolongue.

La visión de "ciudadela sitiada" no puede cambiarse con más amenazas, presiones ni mucho menos con violencia. Y desde luego no estoy justificando el uso de la violencia por parte del Gobierno por la existencia de esa otra, pues toda violencia, venga de donde venga y en la forma en que se ejerza, siempre es condenable.

No obstante todas esas circunstancias, existen varios enunciados en la "actualización",  como las aperturas al cuentapropismo, al cooperativismo y a la inversión extranjera, nuevas modificaciones a las leyes migratorias, eliminación de la doble moneda, autonomías empresariales, eliminación del papel de empresario del Estado, modificaciones a la Constitución  y otras que, desprovistas de los viejos enfoques y limitaciones, apuntarían a cambios que pueden llegar a ser significativos.

Esto no debería ser desaprovechado por los interesados de cualquier escenario en que se realicen verdaderas transformaciones hacia la democratización de la política y la economía del país.

Las tradicionales políticas de aislamiento, presiones internacionales y el lenguaje agresivo e insultante solo pueden servir para fortalecer las posiciones de los opuestos a que los enunciados "reformistas" de la "actualización" se traduzcan en leyes y acciones efectivas que puedan conducir a ese necesario proceso de democratización de la vida política y económica del país que, guste o disguste, para ser viable, debe contar con el aval de fuerzas dentro del Gobierno.

De manera que las limitadas transformaciones que están teniendo lugar en la sociedad cubana, al socaire de la "actualización", si se consideraran más allá de una "maniobra" gubernamental para mejorar su imagen internacional y se apreciaran como una oportunidad para favorecer otras dinámicas internas en la situación económica-social y política del país, pudieran y debieran ser jaleadas desde la misma oposición tradicional, desde toda la sociedad civil cubana y la comunidad internacional.

Lo que cada cual puede o debe hacer, desde su posición, es cosa que debe definir cada uno de acuerdo con su conciencia, sus capacidades y posibilidades. Pero cualquier enfoque general,  que para ser efectivo debe ser consecuentemente democrático y pacífico, debería contemplar  el acercamiento, el diálogo y la cooperación, así como la eliminación de la retórica agresiva y amenazante y de las presiones económicas y políticas  internacionales.

Cuba debe abrirse al mundo y el mundo a Cuba, dijo Juan Pablo II. El no dijo que Cuba debería esperar a que se abriera  el mundo, ni que este debería esperar a que se abriera Cuba. Pidió apertura de ambos lados. Cada cual haga su parte.

 


Este texto fue la base para la presentación del autor en la Conferencia Internacional  "Caminos para la democracia en Cuba", organizada por la Fundación Konrad  Adenauer en México, los días 3 y 4 de diciembre de 2014.

 

Comentarios [ 27 ]

Imagen de Anónimo

Pienso que Pedro en la “Conferencia Internacional Caminos para la democracia en Cuba” ha sido muy acertado porque se ha expresado a tenor del socialismo democrático, poniendo la democracia de Cuba en primer lugar y a la vez al entrar en sintonía con otras corrientes ideológicas y de diferentes apreciación de la lucha pacífica por la democratización de Cuba como el caso de Antúnez que aboga y desarrolla la desobediencia civil que es otro método de lucha pacífica, que por un lado es una presión más sobre el castrismo y por otro mantiene en jaque al sistema de represión y control social del castrismo, así como Fariñas y UNPACU. COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

El Socialismo en el que cree Peter Fields que el dice "nada tiene que ver con el estalinismo, el marxismo-leninismo y el llamado socialismo de Estado"; se invento hace rato y se llama: CAPITALISMO.

El Mongo

Imagen de Anónimo

Para el de 10:50 pm

mire Ud, jamás me he negado a dialogar. De hecho tuve un intercambio respetuoso con Felipe Perez Roque en Casa de las Américas en Madrid en 1999 creo que fue en ese an~o, fue su primer viaje, después de una charla de el con Matutes sobre asuntos del tercer mundo. Lo felicite por su presentación aunque  le dije que no estaba de acuerdo con varias cosas que había dicho, ahí me viro' la cara y entonces le dije: no se porque no puede haber un diálogo entre cubanos para resolver problemas de la realidad cubana.. Ahí mismo le dijo a los guuardaespaldas  que se alejaran de mi y tuvimos una conversadita como de10-15 minutos. Me invito' a visitarlo en La Habana y me sugerio' que viniera en mi velero. Ahí me di cuenta que sabia todo sobre mi. Le había espetado media página en el periódico El Pais sobre  las violaciones a los convenios de la OIT  en Cuba y había firmado con mi nombre. Me dijo en adicion que un compan~ero mío de primaria y parte de la secundaria , que había sido Ministro del régimen, le había hablado de mi. Nos reímos cuando le agradecí' la invitación a visitarlo en La Habana pero que yo necesitaba un permiso a priori firmado por su jefe para salir una vez entrara.

 Con Felipe se podía hablar pero no de nuevo una vez el líder maximo se enteraba. Experiencia vivida. Moraleja? 

Imagen de Anónimo

Volviendo a la Conferencia Internacional Cominos para la Democracia de Cuba, Pedro Campos unos de los participantes, su discurso tiene una relativa importancia con relación a la declaración final que contiene tres acuerdos básicos, el tercero “El respeto a la diversidad de métodos no violentos. Entre los participantes se encontraba Antúnez que aboga y desarrolla de desobediencia civil, Cuesta Morúa que sus métodos de lucha se enmarcan fundamentalmente en el tránsito a través de una constituyente democrática y la lucha por la igualdad racial real de los negros y el caso de Pedro Campos que está desarrollando su método de lucha no violenta fundamentado en principios del socialismo democrático poniendo la democracia de Cuba en primer lugar. Los demócratas cubanos debemos ser consecuente y respetar tanto los métodos de Antúnez y Cuesta Morúa, así como el de Pedro Campos, COMENTARIO de Esopo. 

Imagen de Anónimo

Paredón contra los CASTROS y toda la camarilla.Entonces es que después nos sentaremos a platicar en voz baja como seres educados sobre el futuro o el nuevo camino a seguir pero antes repito:PAREDÒN

Imagen de Anónimo

Concuerdo en lo absoluto con Campos, y lo he dicho anteriormente, en que la unica formula factible para progresar es el dialogo y la negociacion con vista a intensificar y acelerar los cambios.

Pero entonces cabe preguntarle: que esperan para comenzar? No se puede esperar a que los lineaduras de adentro y fuera "eliminen la retorica agresiva y amenazante", por la sencilla razon que tal milagro nunca ocurrira.

Por suerte, como de la retorica a la accion los duros nunca pasaran, es perfectamente factible ignorarlos y proseguir con una agenda inteligente que involucre a un gran sector de la sociedad DENTRO DE LA ISLA (y no fuera de ella) mas numeroso, mas realista, mas relevante, mas importante, y, arriba, libre del empantanamiento ideologico y moral de los otros.  Es hora de ACTUAR y dejar la palabreria barata.

Imagen de Anónimo

Respuesta al comentario de las 8:48 pm.

Solo a un intolerante como Ud se le ocurre lo que escribe. Necesita crear hábitos de pensar positivos. Lease el recién publicado libro ' Apunta  a las estrellas y llegaras a la luna'

Preguntele  a un atleta triunfador, a un emprendedor o a un patriota que lucha por la libertad de  su patria si se llego'  a triunfar realizando   suen~os siendo un blandengue. No pain no gain. Nuestra historia es la Protesta de Baragua' no el Pacto del Zanjón. Nada logro' Chamberlain en Múnich apaciguando a Hitler. Pregúntele a las madres de los tres cubanos (negros) que fusilo' CastrosCuba por tratar de salir del infierno comunista que es Cuba,  si dialogando, hablándo bajito y rogándole a los Castro lograran que no le fusilaran a sus hijos.

Imagen de Anónimo

Amigo Pedro Campos, soy cubano y amo a Cuba y a su pueblo. También soy demócrata y creo en a tolerancia y la paz PERO ... con una dictadura que asesina a opositores como Osvaldo Paya o Laura Pollán o golpea y tortura a miembros de la UNPACU y de las Damas de Blanco, que encarcela a 75 intelectuales pacíficos, con esa dictadura no se puede dialogar, hay que exigirle, no se puede negociar nada, es mas, esas personas intolerantes y violentas no pueden participar nunca más en la toma de deciciones en nuestra linda y sufrida isla. Hay que someter y obligar al gobierno a abandonar el poder por siempre. El PCC no podrá tomar el poder en al menos 25 años, para que haya un cambio de generación.

Imagen de Anónimo

Anónimo - 7 Dic 2014 - 11:48 pm.

Si Ud. cree que el pueblo se va a rebelar y que entonces los americanos enviaran los Marines o. alternativamente, que la disidencia que publica mamotretos fuera de Cuba para entretener a los lineaduristas algun dia lograran tumbar a los Castros con sus tacticas, tengo un puente en Brooklyn que venderle.  Con el podra cruzar el rio a pie con su elefante.

Hay que preguntar, aunque dudo mucho que Ud. sea capaz de ofrecer respuesta, como es posible que un ser humano, con la capacidad de raciocinio que normalmente se le adscribe al Homo sapiens, pueda insistir, luego de 54 años de fracaso abyecto y absoluto, que la solucion del problema de Cuba sigue estando en proseguir la linea dura.

Imagen de Anónimo

Mientras perdure el dominio del gobierno y la sociedad por el sistema de partido ÚNICO comunista todos los esfuerzos de reformismo hacia la democracia serán en vano. Por ende lo sensato es llevar a cabo una consulta popular ( el régimen no tiene que dar permiso para eso, esta' en la Declaración Final de la Cumbre Iberoamericana de Vin~a del Mar que el propio FC firmó'), la oposicion concertada presentar una sola pregunta:

¿Desea Ud que un sistema de pluralidad democratica substituya al sistema actual de que un solo partido (único) -el Partido Comunista  de Cuba-mantenga el dominio  sobre el gobierno y la sociedad cubana ? Si la mayoría vota SI,  el gobierno tendría que desmantelar el sistema de partido único  o enfrentarse a una deslegitimacion internacional y a masivas manifestaciones populares al interior de Cuba. El ejército al estar claro sobre  el sentir del pueblo no saldría a ametrallarlo.