Jueves, 29 de Septiembre de 2016
15:32 CEST.
Aduana

Los agentes de la intimidación

El pasado 11 de noviembre Juventud Rebelde publicó una noticia titulada "Frustra Aduana del Puerto de la Habana intento de evadir el control". La noticia declara que alguien a quien no identifica quiso entrar en Cuba piezas de motocicletas, incluidos motores, habiendo declarado inicialmente que se trataba de plantas eléctricas.

Del mismo modo, dice la noticia, la persona reconoció sus intenciones de entrar esos equipos de manera encubierta. Por último, el texto reproduce el artículo del Código Penal que sanciona "al que introduzca o intente introducir en el país objetos o mercancías sin cumplir las disposiciones legales".

Una de las cosas que más llama la atención del texto es el tema. Nuestra prensa no suele reflejar los hechos delictivos ni criminales, nunca hemos sabido los cubanos los índices de homicidio, agresiones violentas o robos, que sufre nuestro país. Tampoco los delitos asociados a la corrupción o el contrabando como en el caso descrito.

La publicación de noticias de este tipo tienen siempre tres intenciones marcadas. Primero, envilecer al que ha cometido el delito. Entonces se le pone su nombre con apellidos. A inicios de noviembre, la prensa oficial anunció las penas dictadas contra los autores del fraude masivo con los exámenes de ingreso a la Universidad a finales del curso escolar pasado. Los autores del fraude lucraron con exámenes de carácter nacional y obligaron a repetir la convocatoria. Al informar de las sanciones, los nombres y apellidos de los culpables aparecieron en letras mayúsculas realzadas en negro. Pero no es esa la intención en la noticia que nos ocupa. En su redacción, el nombre del sujeto que intentaba entrar de manera ilícita las piezas de motocicleta no se menciona.

La segunda razón por la que puede aparecer una información así es por la magnitud del crimen cometido. Son crímenes extraordinarios y la información asociada a ellos se propaga con gran velocidad al margen de los medios estatales. En ocasiones, sin embargo, nuestra prensa puede reflejarlos.

Así pasó en marzo de este año cuando un joven asesinó a un hombre, su hijo y la mujer que lo cuidaba. Los asesinó golpeándolos mientras dormían y luego huyó. Las fotos del criminal y de las víctimas se propagaron por medio de memorias flash y la prensa dio alguna noticia al respecto. Tampoco es esta la razón en este caso, pues el contenido del texto y la foto publicada por Juventud Rebelde reflejan un delito de poca gravedad.

Queda una tercera razón para la publicación de la noticia y es la intimidación. Las restricciones aduanales para la importación de productos sin carácter comercial, emitidas en julio pasado y que disminuyen las posibilidades de importación de bienes por particulares, son de extraordinaria impopularidad.

Como mismo la prohibición desde inicios de este año de las mesas que vendían al menudeo ha forzado una red clandestina de comercio, las medidas para disminuir la importación han acentuado el incremento de los delitos de contrabando y soborno. Ambos, la prohibición de venta al menudeo y ahora la dificultad para importar, son una importante fuente de recursos financieros para el cubano corriente. Cubanos simples que buscan, ahora por medios ilegales, mantener los ingresos que hasta meses atrás obtenían de manera legítima. A estos son a los que busca desestimular la noticia de Juventud Rebelde.

No está dirigida esta noticia contra los grandes contrabandistas cubanos que se asocian con las autoridades necesarias para sacar o entrar al país grandes volúmenes de mercancías. De esos que desde hace años venimos recibiendo fuertes evidencias de que se han entremezclado con las autoridades políticas y los clanes familiares agrupados tras décadas de detentar el poder. Y que son los mismos que administran sin rendir cuentas las fabulosas inversiones brasileñas en el puerto del Mariel y los recursos interminables robados a los médicos cubanos contratados en el exterior.

Tampoco está dirigida la noticia contra el contrabando organizado por el Estado cubano, como el que enterró en miles de sacos de azúcar un importante alijo de armas dirigido al gobierno criminal de Corea del Norte y que, para hacerlo llegar allí, intentó violar las normas panameñas que rigen el tráfico marítimo del Canal de Panamá, la legislación internacional para el transporte de mercancías, y las disposiciones de la ONU contra el comercio de armas desde y hacia Corea del Norte.

La noticia está dirigida contra el cubano simple que ha buscado, en las últimas décadas, un modo de ganarse la vida en la importación de objetos deficitarios. Es un comercio de poquitos que consigue suplir de grandes carencias a las incipientes iniciativas privadas y a la vida doméstica, pero que también amenaza los ingresos del monopolio comercial estatal. Contra ese cubano, contra sus posibilidades de ganarse la vida dignamente, ha estado dirigida la política del castrismo y la prensa cubana es una parte fundamental de su lógica intimidatoria.

Comentarios [ 9 ]

Imagen de javier monzon velazques

La noticia solo pretende justificar las restricciones abusivas impuestas sobre la paqueteria que llevan los viajeros a sus familias en la Isla. Donde llevaba el viajero todo ese contrabando, en el bolsillo? Esas piezas pesan bastante y son voluminosas, asi que es muy dificil que alguien en su sano juicio, intente pasarlas de contrabando. Esto parece un "paquete" propagandistico  mas.

Imagen de Anónimo

Cuba es la letrina de los hermanitos de Birán. Que nadie se enriquezca de manera ilícita, solo ellos y su caterva de perros pueden hacerlo. Así es, sus millones van y vienen. Por eso ni España dice ji para que aquello se vuelva una democracia. !Abajo el comunismo!

Imagen de Anónimo

Un certero analisis, felicidades Boris Gonzalez.

Imagen de Anónimo

La estrategia del desgobierno de la Isla Misteriosa es pisarte hasta dejarte casi muerto, luego levantar la bota, hacerte creer que te va a dejar respirar y volverte a pisar. Asi sucesivamente hasta que te vayas o te calles, o te mueras. Solo asi se conforman con tu comportamiento. Hijos de la gran P.

Imagen de Anónimo

CLARO, ALTO Y FUERTE! Te felicito, Boris. Razon, moral y coraje van de la mano en tu texto.

A. J.

Imagen de Anónimo

He aqui al pueblo cubanos tratando de romper el "bloqueo imperialista" mientras el regimen hace todo por reforzarlo. Este bloqueo castrofacista demuestra que es el propio regimen quien impide el bienestar de los cubanos y demuestra que por mucho que el yanqui levante el embargo el regimen nunca permitira el bienestar del pueblo pues ese bienestar no forma parte de su estrategia de sobrevivencia.

Imagen de Juan

La mafia está en la Habana y su nombre de guerra es " PCC".

Imagen de Anónimo

 es el resultado del gran exito del socialismo en todas partes,.. el control total de los medios y las instituciones para poder adoctrinar, imponer el criterio y las versiones de la élite comunista, tener la convocatoria represiva y popular a sus intereses y poder inventarce un enemigo que les permita asociar ,difamar y neutralizar las acciones de las demas fuerzas políticas... mientras la casta en el poder corrupta, ambiciosa y asesina manipula los destinos de la nacion y el indefenso, manipulado y sometido pueblo. CENTRO DERECHA CUBANA

Imagen de Anónimo

Y como tantas y tantas VERDADES que no se han dicho al pueblo cubano durante mas de 50 años de DICTADURA donde todo lo que se dice a través de la prensa oficial es "bueno" para dar a entender de que en Cuba "todo está perfecto" mientras que el pueblo sufre de todo tipo de carencias, miseria e insalubridad. No se cuanto tiempo más podrá resistir la ya flácida madeja de mentiras esperanzadoras y falta de respeto que ha tejido ese gobierno déspota durante más de medio siglo.