Martes, 27 de Septiembre de 2016
23:21 CEST.
Opinión

De series y personajes

Desde hace algún tiempo mi afición por las series dramatizadas me ha hecho descubrir analogías entre esas series de ficción y nuestra sociedad. El difunto Alfredo Guevara (como ya publiqué en un artículo aparecido en el sitio Havana Times) guarda para mí semejanzas con Varis, personaje de la serie de HBO Game Of Thrones. Ahora a Mariela Castro Espín podría emparejarla con Alma Aparicio, personaje que interpretara la actriz Gabriela de la Garza en una telenovela mexicana del 2010, producida por Argos Comunicación para Cadena Tres.

Y es justamente por la Ciudad de México por donde andaba ella, presidiendo la representación cubana a la XXVII Conferencia Mundial de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA), que tuvo lugar hasta el pasado viernes.

Cuando leemos el titular "Mariela Castro encabeza delegación cubana a foro por los derechos sexuales",calzado con una foto de la diputada que bien pudiera ser la portada de Vogue o de Fashion, inmediatamente cavilamos en cómo esta patricia sigue dando viajes por el mundo con el mismo discurso de cuando comenzó sus oficiales y notorias presentaciones, por allá por mayo de 2008, el día de la celebración del Día Mundial Contra la Homofobia en Cuba, con su sonrisa fotogénica, escoltada de dos transexuales.

Entonces la homilía de la Directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) versaba sobre sus gestiones para que el Ministerio de Salud Pública aprobara una resolución para financiar las operaciones de cambio de sexo. Después que su tío Fidel dejara de ser el pan nuestro de cada día de los medios en la Isla, esta performance fue una de las primeras del gran guión del Gobierno cubano para ganar adeptos en un sector social que fue durante muchos años marginado y hostigado. Por lo que desde el principio quedó claro que para nada todo esto era un empuje de desarrollo democrático, sino otra estrategia más en medio del proceso de "transformismo" político que a los gobernantes no le ha quedado más remedio que asumir.

Eran (y son) momentos donde existía una prioridad de ganarse la buena voluntad de la opinión pública internacional. En este contexto emergió Mariela en el rol de figura política idónea para traer propuestas, ejecutar cambios y conquistar la esfera pública. La mera hija del Presidente sería la protagonista en los paneles de discusión, exhibición de películas, estrenos de obras teatrales, lecturas literarias y aperturas de exposiciones de artes plásticas. Todo para intentar borrar de la memoria colectiva la década del 60, cuando el Estado cubano hostigó a los homosexuales y los internó en campos de trabajo forzados. Y la de los 70, y los 80, y los 90, donde aunque de forma menos intensa también siguieron siendo discriminados.   

Pero ella sigue de gira y aquí en Cuba se sigue en las mismas. El proyecto de aprobar reformas legislativas para autorizar las uniones civiles gays y para posibilitar la adopción de niños por parte de homosexuales se quedó en uno de los párrafos de algún documento que se leyó, no sé qué día en una reunión de la Asamblea Nacional. Y parece haberse pospuesto este tópico para un futuro no inmediato, en favor de la "actualización del modelo económico socialista".

Mientras que en países latinoamericanos de mayores tasas de prejuicios ya se ha aprobado esta ley, aquí se le da agua al dominó. Sabemos que la historia de homofobia estatal en Cuba, la ausencia de movimientos que exijan estos derechos, y el monitoreo oficialista del activismo en la Isla hacen que queden al descubierto las limitaciones de este discurso de inclusión y tolerancia.

La campaña contra la homofobia ha sido descaradamente politizada y tendenciosa. Un ejemplo clave es el artículo "La homofobia daña la unidad revolucionaria", publicado por Radio Rebelde, donde puede leerse: "Esta lucha contra la homofobia es, esencialmente, otra manifestación del carácter justiciero y unitario de la Revolución cubana".

Podemos repasar también algunas de las citas de Castro Espín en México, cuando destacó que "los temas de LGBTI son ideológicos y  políticos, y la Conferencia Mundial de la Liga a la que asiste es un espacio de activismo importante en esas dos direcciones". Y de paso aprovechó para tocar el tema del bloqueo estadounidense, tema de moda, agradeciendo la solidaridad expresada al respecto por algunos de los activistas presentes.

Pese al histrionismo demostrado por Mariela, no es suficiente para convencer a nadie de que hoy Cuba es open minded. Oímos sus soflamas y vemos su gesticulación como se ve una teleserie. Sin embargo, ella no es la primogénita de una singular familia conformada únicamente por mujeres y donde todos los hombres mueren repentinamente, provocando que por la duda y el miedo se hable de "la maldición de las Aparicio".

Ella no es la Alma Aparicio que lucha justicia e igualdad en todos los ámbitos de la palabra, sino la hija segunda de una familia que ha regido por más de medio siglo los destinos de una isla y de sus gentes, y donde tantos daños y errores ha provocado que se habla de "la maldición de los Castro". Mariela Castro Espín se presenta como una luchadora por la justicia y la igualdad social, pero se parece más a una campaña electoral hecha en capítulos con bastante anticipación.

No sé nada de la segunda temporada de Las Aparicio, la que me gustaría ver. Sin embargo, no quisiera tener que ver más ninguna de Los Castro, bastante larga ya por cierto.

Comentarios [ 14 ]

Imagen de Anónimo

¿Cuando van a pedir perdon por la UMAP?

Imagen de Anónimo

Esta señora está ahí cumpliendo el cometido de entretener, reescribir la Historia de la barbarie revolucionaria que se ha cebado en este sector de la población y de paso echarle un guiño a la comunidad homosexual mundial de que Cuba es gay-friendly y pueden ir a la isla a disfrutar y ga$tar lo que le $obra a este afluente grupo. Llevan años hablando de los logros respecto a los derechos a “la diversidad sexual” (que siempre se han quedado en letra muerta en cualquier votación de la Asamblea Popular) para nunca tener que hablar de los derechos a lo que verdaderamente cuenta: “LA DIVERSIDAD POLÍTICA”.

LECTOR707

Imagen de Anónimo

Triste paradoja: en Cuba hoy es más fácil cambiaqrse el sexo que pertenecer a un partido político.

¿Dudas sobre la pertinencia de la infanta Mariela porque no es lesbiana para representar al gremio? ¿Por qué? Su tío fue presidente sin haber sido electo, su papá es general sin haber estado en una batalla...

Para un comentarista: "erario", sin hache, siempre es público. Así que por favor tome nota.

Imagen de Anónimo

...¿cuando van a pedir perdon por la UMAP?

Imagen de AdelaCuba

La lucha por la igualdad encabezada por Mariela Castro es una falsa excusa de política. Como lo fuesen las tantas otras acciones gubernamentales en los últimos 55 años. La verdad sobre el tema de la igualdad de géneros en Cuba es algo que se tendrá que luchar aun después que se derrote el actual régimen. Los cubanos somos muy bisexuales y muy cerrados de mente. Lo único que hay que ver es los comentarios en temas como este para darse cuenta. Les molesta que estén expuestos pues tienen miedo de sus mismas culpas. O es que hemos olvidado la matiné en un cine de cualquier ciudad cubana; donde uno se sentaba y salían manos por doquier a tocarte y mostrarte el comino a lo perverso. De eso nadie escribe ni hay ninguna Mariela que lo pueda reparar. Para que exista libertad de sexo y género hay que desprender esa y otras aberraciones escondidas en nuestra cultura. 

Imagen de Anónimo

Cuando va reconocer la persecusion satanica a ese sector de la sociedad por su padre y por su tio

Cuando van apedir perdon y responder ante la justicia por el internamiento en campos de concentracion y trabajo forzados conocidos como UMAP.a ese sector de la sociedad

el bobo alipio*'

Imagen de Anónimo

No alcanzo a entender que hace la princesa representando a estos colectivos. No se supone que debiera ser alguno de ellos el representante de este grupo??? Si ella no se declara lesbiana, a quien representa?? A nombre de quien habla??? No se entiende la manía de los castro de subirse a los cargos a "representar". Siguiendo con esta lógica y si no representa realmente estos colectivos porque no forma parte de ellos, entonces; a que va?? Porque y en que malgasta ese presupuesto?? Con este simple razonamiento queda desmontado el cargo que ocupa este personaje. Creo que fue esto lo que nos quiso explicar la autora del articulo. A todas luce con muy poco éxito.

Pascual Cervera

Imagen de Anónimo

 "...un sector social que fue fue durante muchos años marginado y hostigado.", NOOOOO, que lo sigue siendo, a que se dedican las transexuales en Cuba? A la prostitucion y a los shows de transformismo fundamentalmente, donde estan los "logros obtenidos" que menciona anonimo de la 1:11pm? Si formar una conga en la rampa para pedir la libertad de espias en tierra ajena tiene que ver con los derechos LGBT entonces yo les escribo desde la estacion orbital desde donde contemplo a los cubanos desayunar bocaditos de jamon y queso con batido de guayaba.

La infanta Mariela se aparecio con su sonrisita falsa y fotogenica por Toronto este verano para dar una "conferencia" sobre los LGBT en Cuba, en la que no solo omitio la UMAP sino que mintio descaradamente sobre lo que hace para ayudar a las transexuales, dijo que se "se habia hecho una inversion en maquinas de depilacion" y que "se practicaba la cirugia de feminizacion facial consistentemente", solo hay que ver la imagen lastimosa de Adela, la unica diputada transexual de Cuba que habla de si describiendose como "gay", lo que demuestra que ni sabe que cosa es...anonimo 12:15, NO se gasta en defensa de derechos gay, sino en los viajes de la princesa...

Imagen de Anónimo

No hace falta regodearse tanto en justificaciones novelescas ni seriales de televisión. Los castro y toda su familia están incapacitados por la historia de ejercer cargo alguno a nombre del pueblo y lo mejor que debieran hacer es irse muy lejos. Mientras mas lejos de Cuba, mejor.

Imagen de Anónimo

Daniela tiene toda la razón.  Mariela se la pasa viajando a costa del herario  público luciendo una bandera falsa puesto que al régimen no le interesa darle plenos derechos a esa comunidad, solo usarla para propaganda política. Mariela no esta gozando su plata en Italia pues ella es otra pieza de ese capitalismo de estado que se está planeando y que según alguien acá,  están construyendo con mucho orgullo sin los yanks ni los cubanos de miami. Si es así por que tanto apuro en que se acabe el embargo?, el culo  les hace pucheros por darles el país en bandeja de plata a los yankis.