Lunes, 26 de Septiembre de 2016
23:39 CEST.
Economía

El proceso de unificación monetaria y la transparencia

Hay quien no se quiere dar por enterado. En economía, la ausencia de transparencia, la oscuridad no son buenos consejeros. Reducen la credibilidad de quien se comporta de este modo, y produce desconfianza.

Esto es lo que se observa en relación con la unificación monetaria en Cuba. Parece que se han olvidado. Nos llegan informaciones que la contabilidad de las empresas continúa estimándose con ese procedimiento aberrante que se llama "moneda total", y que la gente se está acostumbrando a esperar. En definitiva, el proceso dirigido a la eliminación de la dualidad monetaria en la economía castrista, sin duda uno de los retos más ambiciosos del panorama de reformas raulistas, se mantiene en la más absoluta oscuridad, sin que nadie sepa cuando se va a producir la decisión final, ni de qué modo se va a realizar la integración entre el CUC y el CUP.

Los expertos sostienen que no hay que esperar mucho de esta medida. Más bien puede causar daños que perjuicios. La economía sigue sin estar preparada. Y lo seguirá mientras no se aborden las cuestiones institucionales y de base. Los cubanos se han acostumbrado a convivir con las dos monedas desde 1994, y la agilidad mental de los cambios está demostrada.  El que piense que la economía puede mejorar su funcionamiento con la unificación de las monedas, no va por buen camino. Por el contrario, integrar dos monedas que responden a esquemas de precios y rentas distintos, puede suponer un golpe definitivo sobre la expectativa de que los llamados Lineamientos tengan alguna posibilidad de mejorar la economía. 

La gradualidad que se anunció para el proceso ha dado lugar a la desesperanza y lo que es peor, la falta de información. Las empresas, en su totalidad, propiedad del Estado, deberían estar preparadas para funcionar con CUP con nuevas normas contables, pero subsisten dudas sobre el alcance de las medidas y su aplicación efectiva por los responsables de las organizaciones.

Un ejemplo de esa falta de transparencia se encuentra en el misterio con que las autoridades se reservan el anunciado "Día Cero", que ha provocado no pocas crisis de pánico hasta la fecha. La gente tiene miedo a perder poder adquisitivo, conforme todo se denomine en una moneda que se paga a razón de 1 por 25 la otra. Si los salarios no se incrementan en la misma medida, el poder real de compra de los cubanos caerá en esa medida cuando todos los artículos se denominen en la nueva moneda. Los que tienen CUC deberán cambiar a CUP sus tenencias. En principio, no parece que se vayan a ver especialmente afectados con la igualdad monetaria si el cambio finalmente se establece en 1 a 25.

Pero las autoridades se pueden ver tentadas a optar por una posición menos desfavorable a los cubanos que solo obtienen sus rentas en CUP (la mayoría de la población) y llevar el cambio a un nivel intermedio, de 1 por 12, por ejemplo. Si este fuera el caso, los titulares de CUC habrían perdido un 50% del valor de sus disponibilidades.  El conjunto de la población se enfrentaría a precios también elevados. Experiencias confiscatorias de este tipo se han producido en la economía castrista desde los tiempos lejanos y casi olvidados del Che Guevara. No hay motivo alguno para pensar que no vuelvan a las mismas andadas.

Sin abordar los cambios jurídicos e institucionales que necesita la economía cubana para homologarse al resto del mundo, varios problemas tendrán que afrontar las autoridades con la unificación monetaria.

Primero, abordar la notable diferencia de mercados, productos, bienes y servicios que existen actualmente entre lo que se compra en CUC y lo que se puede adquirir con CUP. La ventaja de calidad y de variedad de elección que se observa en los primeros, nada tiene que ver con los restos del racionamiento castrista de los segundos y los subsidios que se destinan a los mismos. Vamos a ver como resuelven esta situación en la que, por primera vez en décadas, se cuestionará la ausencia de mercado como instrumento de asignación de recursos en la economía.

Segundo, aunque el régimen ha dicho que no espera que se produzcan incrementos de precios de los productos para la población, es difícil que no se instalen procesos inflacionistas latentes en la economía, si no se dan los pasos previos, preceptivos, para la liberalización de los mercados de oferta, que permitan atender una demanda previsiblemente en aumento. La capacidad de compra global se verá afectada si se instala una secuencia de precios al alza, de complejas consecuencias sociales.

Tercero, la autorización experimental de los pagos en CUP en algunas zonas que hasta la fecha estaban restringidas a las divisas y el CUC, no ha dado los resultados previstos, y aunque es cierto que para la población ha supuesto mayores posibilidades de elección, la sorpresa ha sido comprobar que con CUP es muy limitado el conjunto de bienes y servicios que están al alcance. Solo aquellos que reciben remesas del exterior se han podido beneficiar de este proceso.

Cuarto, se ignora cuál es el papel que está desempeñando el Banco Central de Cuba en todo el proceso. Una responsabilidad principal para el órgano emisor de moneda, que de este modo, pierde toda su autonomía de funcionamiento y se pone a disposición de las autoridades políticas, como viene sucediendo en otras tantas parcelas del régimen castrista. Al final,  subsiste el temor que esa actuación pasiva del Banco, unida a la ausencia de instrumentos efectivos de política monetaria para ejercer un control de la cantidad de dinero, lleve al régimen a expandir la circulación de dinero, con la emisión de billetes de mayor denominación, como se ha informado recientemente. Por medio de esta medida se estaría evitando el fenómeno llamado "carretilla de dinero" para cualquier pago, como el que funcionó durante la República de Weimar, cuando los alemanes tenían que pagar millones de marcos por una cajetilla de tabaco, por ejemplo.

Al final quedará una sola moneda el CUP. Al parecer ya existe un acuerdo político. Pero entonces, ¿se puede establecer una igualdad del CUP con el dólar o el euro como se viene realizando actualmente con el CUC? Las consecuencias que en determinadas economías de América Latina ha tenido el proceso de equiparación de sus monedas con el dólar, han sido desastrosas. En la década de los años 50 del siglo pasado, los cubanos vivieron una época de esplendor en la que el peso cubano cotizaba en los mercados mundiales por encima del dólar y pasaba a convertirse en moneda refugio. ¿Creen los Castro que la unificar el CUC con el CUP, cuando se les ocurra, van a conseguir esa misma equivalencia? ¿Es que acaso están pensando ya en el día después del embargo?

 


Este artículo apareció en el blog Cubaeconomía. Se reproduce con autorización del autor.

Comentarios [ 10 ]

Imagen de Anónimo

Esta gente todo lo que inventan es mierda

Imagen de Anónimo

CUC, CUP, CUPET, y todo lo que quieran; al final, estos papelitos impresos sólo se podran cambiar en el mercado internacional por lo mismo que tienen valor de cambio en la actualidad: Mierda!!!

Imagen de Anónimo

Anónimo - 24 Oct 2014 - 3:02 pm: Muy interesante tu comentario. Tengo una amiga que es inversionista de una empresa grande y me dice lo mismo. Desde hace ya el raulismo ha intentado contener la hemorragia con medidas para mejorar la contabilidad de las empresas a la vez que le da seguimiento con auditorias periodicas de la Controladuria General de la Republica (un grupo sagrado creado para identificar la corrupcion y atacarla) En la practica se ha desmostrado que hasta que no se desmonte el sistema no hay cura posible. Han intentado cerrar las empresas que no son rentables, han por completo desmontado ministerios y terminan por poner los frenos aterrorizados por la cadena en reaccion que produciria.

GSG

Imagen de Anónimo

Vamos a ver...según información de una persona que esta en esto, el problema fundamental no esta en el cambio que se hará a la población y que creo que sera de 1 cuc x 23 cup. Esto segun me ha llegado es tema resuelto. El problema está y es lo que esta reteniendo el día 0 en que ka contabilidad y las deudas en cuc de las empresas se incrementarían a niveles críticos más de lo que ya es que es bastante. Así pues una empresa que debe a otra 100 000 cuc, ahora debería 2 300 000 cup lo que haría insostenible a muchas empresas y quebrando de hecho la economía cubana basada en la empresa estatal socialista.  

Imagen de Anónimo

Si yo estuviera en Cuba y tuviera ahorros no tuviera un solo centavo en CUC o CUP. Todo lo tuviera en US Dollars.

En Cuba hagan lo que hagan van a devaluar una de las dos monedas hasta a la mitad y como mas del 90% de los bienes se importan en Cuba mientras los servicios estan devaluados hasta el suelo el verdadero indicador del valor de la moneda de turno es el que este atado a los precios de produccion de los bienes los cuales se producen en el extrajero donde el medidor es el dolar. En otras palabras, un televisor, una botella de aceite y un par de zapatos van a seguir costando lo que hoy en dia en dolares hagan lo que hagan, y cualquier ajuste de cambio de moneda va contra el valor de ese precio ya establecido.

Bisnero de la calle

Imagen de Anónimo

Pero como dijo el anonimo de la 1,52 am:

¡¡¡PERO EL TERCER SABLAZO VAA!!!

EL PODER ECONMICO TRAE ASPIRACIONES POLITICA. FIDEL CASTRO RUZ.

Y YO DIGOO.....JUEGA CON LA CADENA,PERO CON EL MONO..¡¡NOOO!!

Imagen de Anónimo

La unificacion monetaria NO ES " unificacion " sino sustitucion . No se unifica nada , lo que se hace es sustituir el CUC por el CUP . Hacerlo es facil . Solo hay que multiplicar el importe de la masa monetaria en CUC y multiplicarlo por 25 . Quemar los billetes de CUC e imprir el equivalente en CUP en billetes de alta denominacion . Esto ni crea inflacion , ni trauma . El problema viene en que el tipo de cambio respecto al dolar y demas divisas va a cambiar . Comprar con 1000 pesos cup o con 40 cuc es lo mismo , pero no es lo mismo si 10 pesos cup = 1 dolar . Entonces veriamos que los precios ( para los que llevamos moneda dura ) se multiplicarian por 250 % . Lo que antes costaba 1000 cup ( 40 cuc / 40 $ ) pasaria a costar 100 $ . Asi que los precios tendrian que caer un 250 % para que la divisa no pierda poder adquisitivo frente al peso . Esta medida favoreceria a los empleados estatales ( que cobran en cup ) y verian su poder adquisitivo aumentado en 250 % y perjudicaria a los turistas y gente que recibe remesas del exterior que recibirian 2,5 veces menos pesos por sus divisas . Esta es una medida politica que conseguira el efecto contrario al esperado . La entrada de divisas caera en picado y el peso tendra que devaluarse . Una autentica chapuza 

Imagen de Anónimo

El Mongo guarda todos sus ahorros en pesetas de 40 en una alcancia hecha de pomo de manzana rusa con una ranura en la tapa.

el bobo alipio*'

Imagen de Anónimo

No se deciden a efectuar la unificación monetaria porque saben que en las condiciones actuales de la economía cubana, lo que tendrían que aplicar como tabla de náufrago, para prolongar lo que puedan su estancia en el poder, son medidas económicas que afectarán fundamentalmente a los que por una vía u otra reciben divisas o CUC, de familiares que son la inmensa mayoría de ese grupo y a los que por trabajar en lo que se ha llamada “el circuito de oro” las reciben por su trabajo, como artistas, trabajadores del turismo y de empresas extranjeras,  trabajadores de la salud y otros contratados en el extranjero y algunos trabajadores por cuenta propia.

 Están dilatando lo más posible la medida, porque saben que de no haber cambios significativos en la economía, temen que aplicando de un plumazo la devaluación de las divisas extrajeras y el CUC, pueden destapar “La Caja de Pandora” de la inconformidad y las protestas de los afectados.

Imagen de Anónimo

/|\Elias,basandonos en el simple hecho de cuando se publicó el salario de los peloteros,dijeron que sería en CUP,muchos dimos por seguro que la moneda a dejar en circulación sería esa,puesto que entonces habría que empezar a recalcular,desde los ultimos movimientos y nuevos salarios implantados y se complicaría mas aún el cambio.Ahora analicemos el otro paso el de la conversion CUC>CUP.Cuando se definio hace unos meses,el cambio a los trabajadores y empresas del Puerto de Mariel,se estableció y esta funcionando a 10 CUP X CUC.pasaria lo mismo con mayor envergadura,recalcular todo incluyendo salarios y empresas.por lo que todo indica que esa será la tasa de cambio a aplicar,de acuerdo a esos pasos anteriores.Mire que ese cambio conllevará un sablazo aplastante no tiene dudas,cuando el primer cambio en los sesentas,(primer sablazo)sabemos que hubo hasta suicidios,se estableció cambio uno x uno en mano hasta cierto límite,a partir de ahí quedaba en deposito en el banco hasta X tiempo,despues creo que le iban dando segun necesidades justificadas (tendria que revisar eso),Cuando recojida de divisa X CUC en el 2004 o 2006(2dº sablazo) sabemos que dio un plazo de unos dias y cuando el dueño de la finca vió que las cuentas decian que habia quedado X cantidad de $ fuera de control,dio una semana para que la cambiaran en ese tiempo,a partir de ahí serían penalizados con un 20 %,Todo bajo el prisma de que el poder económico trae aspiraciones politicas