Jueves, 29 de Septiembre de 2016
13:45 CEST.
Política

Neves mantendría la posición contra el embargo y buscaría 'transparencia' en los negocios con La Habana

Un eventual gobierno del socialdemócrata Aécio Neves "desideologizará" los vínculos de Brasil con el MERCOSUR y los países emergentes, y revisará las relaciones bilaterales con China y Estados Unidos, anticipó el embajador Rubens Barbosa, referente diplomático del candidato opositor brasileño.

En una entrevista concedida a la agencia EFE, Barbosa dijo que "las principales líneas del programa de Neves son la despolitización de la política exterior" y la revisión de "las prioridades estratégicas frente a Estados Unidos y China".

En cuanto a Cuba, según Barbosa, Neves mantendría la posición a favor del fin del embargo estadounidense.

También buscaría continuar con las inversiones de las empresas brasileñas en la Isla, pero en una relación "con transparencia", indicó el diplomático.

El Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) de Neves, que definirá la Presidencia de Brasil en una segunda vuelta el 26 de octubre con la actual mandataria y candidata a la reelección, Dilma Rousseff, planea dejar de lado la posición que desde 2003 ha liderado el Partido de los Trabajadores (PT) en términos de política externa, como el concepto de "paciencia estratégica" con el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) o el de diplomacia "Sur-Sur".

Barbosa, quien fue embajador en Washington y Londres y preside el Consejo de Comercio Exterior de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP), opinó que existe cierto "aislamiento" de Brasil de las cadenas productivas internacionales.

Para el diplomático, la proyección alcanzada durante los dos mandatos de Luiz Inácio Lula da Silva "cayó y el país es menos escuchado" desde 2010, cuando asumió Rousseff.

Según Barbosa, existe una "ausencia de resultados positivos" durante la gestión de Rousseff, que puede atribuirse a una "interferencia partidaria ideológica del PT" en la política exterior del gigante sudamericano.

La búsqueda de nuevos mercados que propone Neves en su Programa de Gobierno incluye, dijo Barbosa, la "desideologización" del MERCOSUR.

"La idea es conversar con todos los socios del MERCOSUR para recuperarlo como idea de liberalización comercial para poder firmar acuerdos con otros países o bloques. Brasil no puede estar aislado y se reserva el derecho de considerar todas las hipótesis", expresó Barbosa.

Citó el caso del acuerdo entre la Unión Europea y el MERCOSUR, que se encuentra en proceso de negociación, e indicó que la idea de Neves es "ampliar la relación con nuestros vecinos pero siempre con el interés de Brasil, al contrario de los 12 años últimos, en los que hubo intereses ideológicos".

"Habrá un cambio de la actitud pasiva de la defensa de nuestros intereses. Eso cambiará. Bolivia expropió dos refinerías de Petrobras y el Gobierno no defendió los intereses de Brasil", enfatizó.

Estados Unidos, que fue superado durante el Gobierno de Lula por China como principal socio comercial brasileño, debe volver a ser prioridad en un eventual mandato de Neves, después de la crisis abierta por el espionaje de Washington a la mandataria Rousseff y a compañías como la estatal petrolera Petrobras.

"Vamos a encontrar la forma de superar las dificultades políticas y diplomáticas. Brasil tendrá una actitud más activa con la promoción comercial de las exportaciones y buscar la cooperación tecnológica en todas las áreas", explicó Barbosa.

En ese sentido, habló de poner "en pie de igualdad" las relaciones con Estados Unidos, Japón y la Unión Europa con las del mundo emergente, "como siempre fue la política externa brasileña", con énfasis en el déficit comercial de la balanza con las potencias.

En ese marco entra el grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica): "El Gobierno de Dilma no sabe lo que quiere en relación a Estados Unidos, China y los Brics. Con China deberemos diversificar las exportaciones, encontrar nichos de mercado y con los BRICS ampliar las relaciones", opinó el diplomático.

Comentarios [ 5 ]

Imagen de Anónimo

Roxana, graças a Deus você não é brasileira. E por isso você não fica aqui conosco, não mora aqui e não tem ideia do que acontece no nosso pais. A Dilma é uma sem-vergonha e uma corrupta. Nós que sim somos brasileiros precisamos duma mudança. Possivelmente você seja cubana e acha que seja normal que os cubanos intervenham na política de Venezuela e doutras nações, e que por isso podem fazer o mesmo aqui. Nós não somos Venezuela. Não, camarada não. Vote, se pode, no seu pais. E tire aos Castro do seu eterno trono.

Imagen de Anónimo

el comentario q apoya a Dilma es mio ,roxana aguilera calderon.

Imagen de Anónimo

 si fuera brasilera ,mi voto seria para Dilma  ,no defiendo bolso de empresario . Hay mucha diferencia entre el Gob de Brasil y la dictadura de fidel castro.  Lo q rige el MERCO SUR  es  recuperar  los recursos naturales NACIONAL ,no hay ideologia .  "Quien cierra la puerta a la historia corre el riesgo de dejar la verdad afuera"  Todos los paises fuertes  hacen LO MISMO defender su integridad y recursos naturales .Criticas por criticar no ayuda en nada .

Imagen de Anónimo

De todas las posiciones la "contra el embargo" es la que mas le gusta a mi mujer.

El Mongo

Imagen de Anónimo

Si destapa los contratos secretos a 30 años con Cuba,veremos que el sr Lula esquilmo las arcas publicas brasileñas para invertirla en negocios privados con Raul Castro en el puerto de Mariel entre otros

¿Porqué hay que guardar bajo secreto los tratados comerciales entre dos paises si hay transaprencia?

TºMªs