Miércoles, 28 de Septiembre de 2016
10:07 CEST.
Tribunales

Condenado a quince años el empresario canadiense Cy Tokmakjian

Un empresario de Canadá fue sentenciado a 15 años de prisión en Cuba por cargos relacionados con actos de corrupción, que funcionarios cubanos califican como parte de una extensa campaña contra los sobornos, informó la compañía canadiense que él preside.

El Tokmakjian Group, compañía automotriz con sede en Ontario, indicó que los cargos contra su presidente, Cy Tokmakjian, se habían fabricado como excusa para nacionalizar los 100 millones de dólares en activos que tiene la empresa en Cuba. La compañía describió el caso como "absurdo" y "caricatura de justicia", reporta AP.

Las autoridades registraron las oficinas de la automotriz en 2011, dentro de una campaña anticorrupción que ha afectado a ejecutivos extranjeros de al menos cinco países, así como a funcionarios cubanos y decenas de empleados en empresas estatales clave.

Los empresarios extranjeros consideran desde hace tiempo que los sobornos, desde una comida gratis hasta depósitos en efectivo en cuentas fuera del país, son un gasto inevitable para hacer negocios en Cuba. Raúl Castro ha dicho que erradicar la corrupción rampante es uno de los desafíos más importantes del país.

Más de 150 empresarios extranjeros y decenas de pequeñas empresas latinoamericanas y europeas han sido expulsados del país dentro de la campaña anticorrupción. Docenas de acusados han acabado en prisión, incluyendo unos pocos extranjeros y altos cargos del gobierno acusados de tráfico de influencias y aceptar sobornos.

Estos procesos, y las dudas sobre su imparcialidad, han congelado muchas inversiones actuales y potenciales en Cuba, que intenta atraer capital extranjero para reactivar la estancada economía.

La justicia cubana es conocida por sus rápidos juicios a puerta cerrada, con poco o ningún acceso a los medios.

Las autoridades de la Isla han dado poca información sobre el caso de Tokmakjian, más allá de anunciar el año pasado la rescisión de la licencia de operaciones de Tokmakjian Group, debido a acciones no especificadas "que son contrarias a los principios y éticas que deberían caracterizar la actividad comercial, y contravienen el orden judicial cubano".

El vicepresidente de la empresa, Lee Hacker, dijo a The Associated Press que los gerentes de la compañía Claudio Vetere y Marco Puche recibieron sentencias más cortas. Los abogados de la firma fueron informados el viernes de las sentencias.

La compañía canadiense indicó que su presidente solo había podido llamar a declarar a cuatro de los 18 testigos expertos que quería convocar.

"El engaño que se está produciendo en Cuba va más allá de la imaginación", dijo la empresa. "(La expresión) 'falta de proceso adecuado' no empieza siquiera a describir esta caricatura de justicia".

Comentarios [ 15 ]

Imagen de Anónimo

Me alegro por el por estupido! A que fue a esa isla, el que se expone a que se lo coma el leon, se lo come, hay dictadura para rato.

Imagen de Anónimo

'Los empresarios extranjeros consideran desde hace tiempo que los sobornos, desde una comida gratis hasta depósitos en efectivo en cuentas fuera del país, son un gasto inevitable para hacer negocios en Cuba'.

El único error que cometió el Canadiense es no transferir el dinero a las cuentas en el exterior de los Castro. Todo lo demás es pura lógica, que se dejen de 'justicia, derechos, etc.', todos esos empresarios que van  a Cuba sabiendo como está ( lo sabe hasta un perro callejero en Laponia', tienen lo que se merecen, el que con niños se acuesta, meao se levanta.

Imagen de Anónimo

Los Hyundai que eran muchos inundaban La Habana comercializados por esta compañia y empresario. El error que NO cometio Max Marambio SI lo cometio Tommakyan. Tal vez estaba embobecido con alguna periquita o gigolo y penso que era intocable y en lugar de estar en Canada dirigiendo por telefono parece que planto el campamento en la finca kaxtrizta.HAY UN SOLO MOTIVO PARA ENJAULARLO 15 AñOS Y ES CONFISCARLE LOS 100 MILLONES DE DOLARES EN ACTIVOS. Eso fue lo que le hicieron a las compañias de Max Marambio, claro que este todo lo que tenia era fruto de su complicidad como terrorista y mercenario de los kagaxtroz. Recordar que Max estaba en La Moneda junto con Toni Laguardia aquel dia inteligente de septiembre 11 de 1973 en que cortaron por lo sano la invasion kaxtrizta.

Canada puede liberar a estos chivos expiatorios en lo que canta un gallo y otro tanto puede hacer Estados Unidos para que liberen a Alan Gross. Sencillito: cierre total de la tuberia de los dolares para la dictadura. CERO turismo, cero remesas, cero llamaditas por telefono, cero ventas de productos de todo tipo que solo alimentan a las fuerzas represivas. Venezuela envia petroleo y algunos millones de dolares a su metropolis colonial pero el grueso de dinero fresco viene via Canada y USA con el turismo y la lastima con la abuelita.

Basta de contemplaciones que estos son peores que el Estado Islamico y ademas sus complices en cuanto foro internacional hay que hablar.

Imagen de Anónimo

Ya saben empresarios extranjeros... en cuanto el negocio en Cuba vaya tomando forma y garantizando ganancias... zas, ahi mismo seran encarcelados y juzgados sin ninguna garantia legal. Es una buena advertencia para NO invertir en Cuba.

Un comentario de Jorge Kubano

Imagen de Pedro Benitez

Dicho empresario tiene informacion delicada.

Imagen de Zoraida Marrero

Para los canadienses siempre estuvo clara la corrupcion que hay en Cuba:

How to Be Successful in the Cuban MarketA marketing budget of around $75,000 – particularly for all-important face-to-face visits in Cuba

http://www.tradecommissioner.gc.ca/eng/document.jsp?did=13137

Imagen de Anónimo

Se lo merecen.

Imagen de Anónimo

Toma lo que te toca!!

el bobo alipio*´

Biran-Palo-K/gao-Jaimanitas

Imagen de Anónimo

Y eso que las empresas canadienses son las más honradas, si se quiere.

Si empiezan a investigar las venezolanas, colombianas, argentinas, italianas o españolas, no queda un empresario en pie.

Ya se sabe que todo funcionario cubano gana 20 USD al mes y firma contratos millonarios con estas aves rapaces, que para llegar a su fin (vender y cobrar) incluyen "gastos de representación" (léase corrupción) por al menos 1% de lo provisto.

Imagen de Anónimo

Lleve su pan!