Sábado, 1 de Octubre de 2016
20:32 CEST.
Opinión

Entre la Isla y la nación global

Ayer conversaba con varios amigos sobre la interminable tragedia de Cuba. Llegamos a la conclusión —abrazamos la propuesta de uno de ellos— de que el pueblo cubano es un pueblo degradado, que acepta su degradación sin siquiera reconocerla como tal. Y esa degradación de la cual es cómplice, lo ha hecho vil. Hoy he escrito esta frase, que (me) da pie para el verso: "El cotidiano vivir en la humillación, perfeccionando la degradación diaria".

No digo "degradado y vil" con desprecio.  No es desprecio: es compasión mezclada con impotencia. Sí, insisto: el pueblo cubano es un pueblo degradado porque el régimen lo ha hecho cómplice de su humillación diaria. Es un pueblo que tiene que pedigüeñarlo todo. Aclaremos: un pueblo meramente explotado y vilipendiado, despreciado por sus amos y dueños, no es necesariamente un pueblo degradado. Pero cuando un pueblo es desprovisto de su dignidad y de su soberanía personal, y tiene que seguir caminando —como dijo Heberto Padilla— aplaudiendo a los que le forjan un destino miserable, ese pueblo vive en la degradación diaria.

Los que buscan explicaciones para que la gente allá adentro no se sienta tan mal no ayudan al pueblo cubano a recuperar su dignidad y su soberanía personal. Lo digo desde mi propia experiencia y activismo de años apuntalando un presente pasable y pasajero. Por querer ser tan optimistas, hemos errado: lo único que redime de la degradación es decir: "Levántate y anda"... "Levántate y di que no"... Me apunto a convocar el fin de la ignominia y del atropello. Algo parecido a lo que hay que hacer ante la violencia doméstica y de género: nada de "arreglos":  denunciar, llevar a juicio, a la cárcel si la ley así lo dispone... pero nada de arreglarse.  Ese es el mensaje de la liberación: no el de la enajenante recociliación... ¡Qué palabra tan equivocada y vacía! Reconciliación.  ¿Reconciliarse con un pueblo degradado? No es necesario: compadecerlo es ya reconciliarse con él. ¿Reconciliarse con los opresores? ¿De qué me hablan?

"Las herramientas del amo no podrán jamás derrumbar la casa del amo", dijo una vez la feminista y filósofo afroamericana Audre Lorde. Eso de la reconciliación y las reformas, del resolver y la doble moral constituyen "herramientas del amo". ¿Se le pide a un esclavo que se reconcilie con su dueño? ¿Se le pide a una mujer golpeada y abusada que se reconcilie con su abusador? ¿Se le pide a una persona violada —sea hombre, mujer, niño o niña— que se reconcilie, que se adapte y se pliegue a su violador? Entonces, ¿por qué ayudamos a los cubanos en la Isla a que se acomoden, que se plieguen, que se conformen, que se adapten, que resuelvan, que se prostituyan, que se resignen?  Y además, ¿por qué les garantizamos sustento en forma de limosna? Lo que debíamos estar aportando a ese pueblo es pasión por la dignidad personal, por su propia soberanía, el convencimiento de que puede haber vida con decoro, y la tenacidad necesaria para la asumir la resistencia.

No obstante, a pesar de todo lo que nos mueve y conmueve de esa isla de engaños, atropellos y violaciones, creo que es hora de que los de afuera interioricemos una nueva "Patria"... o mejor: una Matria.  Porque ya Cuba no es la patria, y mucho menos la matria, como incluso escribí una vez hace muchos años, con esperanza y optimismo. Ahora la patria-matria está extramuros. Está dispersa por todas partes.  Se me antoja que la llamemos Exilia.

"¿De dónde eres?". Ya no más "cubano" para que te laceren con el familiar "¿cubano de Miami o cubano de la Isla?", sinónimo de "¿revolucionario o gusano?". ¿De dónde soy? Pues, soy de Exilia... ¿Y dónde queda ese país? Ah, nuestra nación —no más país— queda en varios lugares:  Exilia es el primer territorio de la globalización. Está en 150 sitios tradicionales y en el espacio virtual. Su capital es Mayamidei, y sus urbes principales son Nueva York, California, New Jersey, Chicago, España, Puerto Rico  y Europa. Fue fundada en 1959, ha ido creciendo y creciendo, ya cumplió 55 años, y su capital es hogar de cientos de miles de latinoamericanos. Es una nación enteramente multilingüe y multicultural. No tiene presidente ni Gobierno, aunque sí politicos, pero es cuna de miles de pequeños negocios, ONG y entidades culturales, publicaciones, medios de prensa, editoriales y centros de estudios.

Exilia tiene iglesias, sinagogas y templos, y hasta su propia catedral, a la que se le llama "La Ermita".  Cuenta con muchos cementerios, así en la tierra como en las aguas. Sus artistas y creadores han triunfado en todas sus urbes y han sido premiados mundialmente en todas las disciplinas del arte y la creación.  Exilia es una matria de intelectuales, académicos y exitosos empresarios, desde donde se cultivan las relaciones humanitarias con los ancestros-ciudadanos de una isla muy pobre —degradada y vil— llamada Cuba. A los residentes de Exilia se nos llama exiliados.

En Exilia vamos quedando pocos aferrados a ser sus ciudadanos, o sea, exiliados... Los exiliados creemos en la concordia y practicamos la caridad, y quizá por eso no hemos sabido protegernos de los enemigos que nos pisotean e invaden a diario desde la isla degradada y vil.  Hay demasiados intereses conspirando por sobrecumplir otras metas.  Yo sigo aferrada a Exilia. En ella está mi historia, ya no más en la isla muy pobre —degradada y vil— llamada Cuba, donde un día de septiembre hace 66 años nací y de donde me desterraron hace 53. Desde entonces —y aunque no me haya dado cuenta hasta el día de hoy— mi matria es Exilia, la nación global.

Comentarios [ 90 ]

Imagen de Anónimo

Se Habla de piedad y de comprension sim embargo no escucho la respuesta intelectual o sicologica a esa generacion que nacio bajo la dictadura y que fue sometida a un lavado cerebral en un ambiente donde lo que c0nozen, respiran y viven es la revolucion.  es acaso la culpa de ellos o de nosotros quines los avandonamos?

Imagen de Anónimo

I wanted to ignore this thread because it was starting to seem like it was just clickbait. However, AdelaCuba and a few others seemed candid and well-intended enough to merit a reply. Instead of using my own words, I will just quote two of the greatest thinkers of all time and let readers draw their own conclusions.   CARL JUNG: In daily life, it happens all the time that we (…) attribute to “the other fellow” all the evil and inferior qualities that we do not like to recognize in ourselves. That is why we have to criticize and attack him. What happens in such a case is that an inferior “soul” emigrates from one person to another. (…) Psychic projection is one of the commonest facts of psychology. It is the same as that participation mystique which [is a] trait of primitive man. We merely give it another name, and as a rule deny that we are guilty of it. Everything that is unconscious in ourselves, we discover in our neighbor, and we treat him accordingly. (…) We injure him by means of moral verdicts pronounced with the deepest conviction. What we combat in him is usually our own inferior side.   SENECA: No te dejes conquistar por nada salvo tu alma.

Imagen de Anónimo

Si todos los que nos fuimos, nos hubiéramos quedado... hubieran cambiado las cosas?

Es una pregunta cuya respuesta no la tengo, porque es una hipótesis. Pero pienso que lo que se fue es lo mejorcito que dió Cuba y los más apegados al gobierno o los mayores, tal vez por acostumbramiento o por comodidad, se quedaron.

Yo creo que con lo de Antonio Castro, campeón de golf, está todo dicho. Nosotros y los otros. Los dirigentes y los indigentes.

Imagen de Anónimo

Ya casi han muerto todas mis esperanzas de que mi Cuba resucite, no se cual será el despertar del pueblo pero ya temo que no sea el del pueblo que soñé y el que queremos. No sé que tipo de nación se ha ido gestando en el subsuelo donde nos ha condenado a vivir la dictadura...

www.youtube.com/watch?v=istRMtb1pxs

Imagen de Anónimo

El opinante de las 10:07 cae en lo mismo de siempre. El Bloqueo. ¿Qué bloqueo, cuando de EEUU a Cuba viajan cientos de miles de personas al año, llenas de dinero  mercancia? ¿Que bloqueo cuando Estados Unidos otorga un privilegio migratorio a los cubanos que niega a los demás pueblos del mundo? 40 mil cubanos entran a Estados Unidos cada año, con derecho inmediato de trabajo. ¿Qué bloqueo es ese? Lo que hay es lo que queda del embargo que el dictador Fidel Castro se buscó confiscando todas la propiedades de estadounidenses en Cuba, sin pagar un solo centavo de compensación. Pero los comunistas y tontos útiles siguen lloriqueando sobre el Bloqueo. Lo que busca la dictadura es que los americanos le otorguen créditos para no pagarlos, como han hecho con Argentina, México, Japón, la desaparecida URRS y María Santísima. Yo, personalmente, pienso que los americanos no deberían fiarle ni un kilo prieto a la dictadura castrista, pero sí deberían permitir los viajes de turistas yanquis a Cuba. Y deberían permitir las inversiones de americanos en Cuba, pero a riesgo del inversor. Y permitir las ventas de lo que sea de empresas a Estados Unidos, pero sin créditos garantizados por el gobierno.Que asuman el riesgo los capitalistas yanquis.  Pero, ¿hablar de Bloqueo? No joroben. Eso es estúpida propaganda.

Imagen de Anónimo

Pienso que se equivoca, señora Ileana, si cree que la solución al problema de los cubanos se resuelve enviándoles ese bíblico mensaje de «levántate y anda». Tanto paternalismo suena algo fariseo. Si es usted tan piadosa –como se desprende de sus palabras– podría empezar por pedirle al gobierno de Estados Unidos que acabe, de una vez y por todas, de levantar también su largo y bochornoso bloqueo a Cuba, pues la víctima es el pueblo cubano. ¿O no lo sabe?

Imagen de Anónimo

Muy bueno el comentario de JC, directo al grano.

Imagen de Anónimo

Se renunció a la grandeza, al decoro, a la dignidad. Fueron sustituidas por la mediocridad, la involución de valores, la sumisión. La Revolución se convirtió en una descomunal fábrica de pobreza y chusmería, que no son lo mismo. Somos el único país donde los médicos, los profesores y los periodistas pronuncian mal las palabras y tienen faltas de ortografía. En una orilla y otra somos intolerantes, carentes de visión, vengativos, delirantes. Cada día nos hundimos más como pueblo. Alguien tiene que rescatarnos. Tiene que surgir otro Martí. Tiene que nacer un nuevo nacionalismo cubano.

Imagen de Anónimo

Oh Ileana, no has dejas “títere con cabezas”. Un artículo excelente, yo soy del criterio que a los cubanos muy pocas personas nos han dicho las verdades que deben decirnos. Hablo en general. Considero, que debemos abofetear todos los mitos culturales que hemos construidos y desde ahí quedarnos con los que nos hagan crecer, aquellos que nos convoquen a no perder la dignidad. Pero, la cuestión pasa por el individuo y su capacidad, en tanto de deseo, de ejercer la libertad en todo momento. Zacarias Monterrey

Imagen de Anónimo

Aunque Ileana Fuentes regrese a Cuba, no disminuiria la degradacion a la que esta sometida la sociedad cubana. La decision de salir de Cuba es algo muy personal, que para nada contribuye a que los que queden atras tengan que necesariamente seguir degradandose. Muchos cubanos que han partido hacia Exilia lo han hecho con el deseo sano y natural de ayudar a los que dejaron atras, eso muestra que no solo se fueron pensando en ellos. Es muy probable que si Exilia no hubiera existido, el regimen, de una forma u otra hubiese sucumbido, era mucha presion, mas de dos millones de Exiliados y sus descendientes dentro de la isla mas todos los que se oponen que aun estan adentro, se habrian convertido en una olla de presion en plena ebullicion, dificil de controlar. Es solo una especulacion pero que tenia mucha posibilidad de haber sido realidad. Los exiliados (de Exilia), como todo gupo humano, tenemos nuestras virtudes y defectos, si tomamos en cuenta lo que era Miami-Dade antes de la fundacion de Exilia y lo que es hoy, no cabe dudas que las virtudes sobre pasan los defectos. Y ojo, hay muchos ciudadanos que llegan a Exilia pero es como si nunca hubieran salido de la isla esclava porque el adoctrinamiento al que fueron sometidos conduciendolos hasta la degradacion y envilecimiento, nunca lo superaron y jamas aprendieron a vivir en libertad y democracia. Luis Vigo