Jueves, 29 de Septiembre de 2016
09:50 CEST.
Sociedad

Tribalismo revolucionario

Una de las tantas cosas que necesita Cuba es el retorno de las normas de urbanidad. Lamentablemente, la sociedad va en sentido contrario, aunque  personalidades e instituciones de relieve internacional le den el visto bueno a los programas de educación que surgieron con el advenimiento del proceso revolucionario.

El propósito era crear al hombre nuevo y lo lograron. Las generaciones que han crecido al amparo del partido único son las que hacen gala de la indisciplina social, el lenguaje obsceno y toda una serie de conductas que hoy definen un atrabiliario modelo cultural muy difícil de corregir a corto plazo.

La Habana hace tiempo que dejó de ser una urbe habitada, en su mayoría, por personas decentes. El civismo es intermitente, fugaz, casi invisible ante patrones que traen a la memoria la selva y el tribalismo.

Hace unos días, desde el balcón de una vivienda ubicada en la calle Villegas, en La Habana Vieja, observaba una de esas liturgias barrioteras en las que no falta la música, el ron peleón, los gritos de júbilo y las batallas campales por algún malentendido.

Por fortuna esta vez no hubo altercados, pero sí un bullicio que empezó al mediodía y concluyó al atardecer. Las bocinas estaban colocadas en la acera y los participantes danzaban en la calle sin importarle el paso de los vehículos que tenían que aminorar la marcha. La  docena de hombres y mujeres, embriagados, sudorosos y algunos descalzos, no dejaban de menearse al compás de la estridente música.

En el fragor del aquelarre llegó un carro de la policía. Después de una breve conversación, entre los uniformados y los principales animadores de la fiesta, todo siguió igual.

No sé cuáles fueron los motivos de la celebración, aunque eso es lo de menos. El asunto es pasarla bien, el día y la hora que sea, y arruinar la tranquilidad del vecindario.

En estos casos nadie se atreve a formular una denuncia en la estación policial más cercana. Hay que dar nombres y apellidos. Requisito que anula la determinación a cumplir con ese tipo de trámite.

Las consecuencias para el denunciante y su familia pueden ser trágicas. Corren el peligro de recibir una paliza o incluso una puñalada mortal.

Quienes organizan las juergas creen tener la razón y por tanto actúan en  defensa de un derecho que han ganado a fuerza de costumbre y tolerancia. Nada tan oportuno como recordar que entre los más destacados organizadores de las fiestas de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) cada 28 de septiembre, aparecen jineteras, proxenetas y otros personajes disolutos que han echado raíces por todo el país.

La marginalidad se ha convertido en un atributo nacional con sus respectivas categorizaciones. La falta de educación es, sin a lugar a dudas, el fenómeno más dañino de cuantos existen en la actualidad.

Por la magnitud de los hechos es lógico pensar que la factibilidad de un reordenamiento en este ámbito, es escasa. Educar no es un término que se avenga al contexto. De acuerdo a la animalización de la sociedad, es preciso sustituirlo por el verbo domesticar.

El hombre nuevo se comporta como un salvaje. Cada semana me convenzo que es así. Lo que vi desde el balcón fue apenas una brizna del desastre que se nos viene encima.

Comentarios [ 13 ]

Imagen de javier monzon velazques

Buen retrato de la actual sociedad cubana. Cada vez es mas dificil encontrar a una persona decente. 

Imagen de Anónimo

¡¡Pero "ELLOS" lograron detentar el Poder Absoluto Ad Perpetuom!!!

Para "ELLOS" los gobernantes privilegaidos actuales, los NUEVOS RICOS en el país, "EL FIN JUSTIFICA LOS MEDIOS". No importa el pueblo, lo que importa es detentar EL PODER.

¡¡NOS ENGAÑARON A TODOS, PORQUE "TODOS" LES AYUDAMOS Y APOYAMOS AL PRINCIPIO Y AHORA  POR COBARDE QUE SOMOS NO HACEMOS  LUCHA CONTRA ELLOS!!! Asi que tenemos lo que nos buscamos y toleramos lo que nos merecemos

Imagen de Anónimo

El tema en cuestion es resultado de algo que, aunque parezca local, tiene sus ramificaciones producto de personas que, con buenas o malas intenciones,  y constando con el poder que les brinda alterar la estabilidad social; acomodan las cosas segun las conveniencias. Sucede en Cuba y en los paises donde no se respetan los derechos que hacen mejores las sociedades donde residimos. Ya sea por cuestiones Politicas y/o religiosas.

No mostramos respeto ni amor por el projimo. Prevalencen el odio y la indiferencia como los metodos idoneos, para algunos, sin importar quienes sufren las consecuencias.

El Mundo nos lo han cambiado, en muchos casos, como lo vemos ahora, descapitando y asesinando personas indefensas en nombre de que ?  de la libertad ? Quienes asesinan a personas indefensas no tienen derecho a la libertad.

Tiene razon Olivares Castillo; NO SOLO A CUBA, A LA HUMANIDAD LO UNICO QUE NOS SALVARIA SERIA, UNA SOCIEDAD DOMESTICADA.

La libertad, tal y como la conciben algunos tiena "aristas" que nos puede auto-destruir...

Imagen de Anónimo

... y cuando me preguntan en FB " Ponlo en tu muro si eres cubano asere que vola" simplemente borro el post.

Imagen de Anónimo

En un viaje reciente a Cuba una chiquillita de unos 12 o 13 le dijo a mi sobrino que la empatara conmigo, su tio yuma. Cuando me lo dijo le mande a decir que yo ni muerto me ligaba con una menor de edad. Al dia siguiente me la tropece en la cera y me dijo que sabia de la conversacion con mi sobrino pero que no tenia que meterme el lio ninguno, que si no queria templarmela me la mamaba por 10 CUC y eso si que no era ilegal (?).

Imagen de Anónimo

Un castigo como el de Sodoma y Gamorra es lo que hace falta en esa isla.

Imagen de Anónimo

Jorge, muchos son lo que siguen pensando que estas plebes, que son mayoría, se tiraran para la calle a pedir libertad y democracia estos lo que dan es eso que tu describes falta de respeto, ron, rumba, sexo, y que me disculpe la rumba y el sexo siempre y cuando sea en el lugar y momento oportuno todo mi respeto. Por eso sigo pensando que la solución de la problemática cubana será por sus elites políticas, sociales, artísticas e intelectuales a través de un proceso ordenado a la democracia que es el que se aviene a estas componentes de la sociedad que ciertamente son minorías pero resultan ser la vanguardia instruida de la nación cubana, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

Al "Cesar" y sus cortesanos poco les IMPORTA que la MARGINALIDAD se haya apropiado de toda la SOCIEDAD  y del "vulgo" en general,  en una Cuba que ya de por SI , se perdio hace YA medio SIGLO atras . Todo lo demas es "agua pasada" y NADIE lo va a ARREGLAR. Salvese "quien pueda" !. Gracias,..., Rudy

Imagen de Anónimo

Carguen los intelectuales que glorifican la paz con la culpa que les corresponde y por la cual nunca hicieron autocrítica.

Imagen de bacu

Es un problema de los cubanos y no de otros. Nosotros permitimos que eso suceda y nos toca a nosotros cambiar ese sistema asqueroso, esclavista y servil que se a asentado en Cuba por Culpa de esos mafiosos castristas