Domingo, 25 de Septiembre de 2016
00:15 CEST.
Sociedad

Nietos de Hemingway visitan La Habana

Archivado en

Dos nietos de Ernest Hemingway están en Cuba conmemorando los 60 años transcurridos desde que el escritor ganó el Premio Nobel y los 80 desde que compró el yate Pilar, en el cual exploró el Caribe a la caza de submarinos nazis.

"Estoy en Cuba porque la isla fue una fuente de inspiración para mi abuelo", dijo a ANSA John Hemingway, uno de los nietos del autor de El viejo y el mar, que fue recibido por unas 200 personas, junto a su hermano Patrick, en Cojímar.

John, escritor, y Patrick, fotógrafo, arribaron junto a un grupo de acompañantes estadounidenses a Cojímar, en cuatro yates que navegaron desde Marina Hemingway, en el oeste de la capital, en un viaje dedicado al Pilar.

"Los cubanos han hecho un buen trabajo en la conservación de las cosas, los documentos de mi abuelo", agregó John. Su hermano menor, Patrick Hemingway, de 48 años de edad, reside en Canadá. Ambos participaron el lunes junto a lugareños en un acto al pie de un busto de su abuelo en Cojímar.

"Nosotros amamos a Papa. No lo olvidamos", explicó un pescador de la villa que dijo tener 90 años de edad. El busto fue fundido en 1962 con donaciones de piezas de bronce, entre ellas anclas, que donaron pescadores.

Hemingway ganó el Premio Nobel de Literatura en 1954, tras su éxito con la novela El viejo y el mar, que fue reconocida en su país con un Pulitzer, e inspirada en el ambiente social que existía en Cojímar en los años 50 del siglo pasado.

El homenaje cubano-estadounidense al novelista, que durará cinco días, continuó en el restaurante-bar La Terraza de Cojímar, donde se conservan fotos de Papa Hemingway durante su vida en Cuba.

"El abuelo percibía el mar como un paraíso, y Cuba está rodeada de mar", explicó su nieto John.

Sobre el largo conflicto que separa a su país y a Cuba, subrayó que aún quizá exista "un largo proceso" antes que termine. "Pero todo debe acabar bien, más tarde o más temprano", estimó.