Domingo, 25 de Septiembre de 2016
00:15 CEST.
Tecnología

Batalla de ideas, pero con mucha paciencia

Los sucedáneos de Facebook y Wordpress gestionados por el Gobierno cubano llegan a su primer aniversario sin haber logrado estabilizar el servicio ni conseguir un impacto significativo entre los ciudadanos.

En septiembre de 2013, los Joven Club de Computación y Electrónica (JCCE) —auspiciados por la Unión de Jóvenes Comunistas—, estrenaron la red social La Tendedera y la plataforma de blogs Reflejos, a los que dos meses después se unió El Pitazo, un clon de Twitter. Pero hasta el momento, los tres proyectos muestran bajos niveles de interés por parte de la población y los propios medios de comunicación gubernamentales.

Un recorrido por blogs y artículos sobre el tema, revela que los JJCE —una red nacional de salas multiservicios creada en 1987— de momento no aseguran las condiciones técnicas mínimas para este tipo de servicios. La conexión es muy lenta y hay frecuentes blackouts no resueltos con prontitud, sobre todo en Reflejos. Además hay demasiadas limitaciones de acceso a las tres webs en cuestión, y estas tienen escasa utilidad práctica dadas las restricciones de uso.

La aparición de Reflejos y La Tendedera, con autoría del grupo informático Cuba Va, ha sido vista por un sector de los potenciales cibernautas como un intento gubernamental de crear la excusa perfecta para inhibir el acceso a servicios mundiales como Facebook y Wordpress.

Para el bloguero de Cuba Va Ruslán Olivares, esa versión es una maniobra de la oposición política: "es un error común que cometen muchos y que se monta —cuando no está directamente influenciado— en el discurso que contra el Gobierno cubano arman sus enemigos", escribió en su blog personal.

Reflejos, que se anuncia como "el Blog de la familia cubana", declara finalidades de lucha ideológica en su presentación: "es una herramienta más para [los cubanos] poder alzar sus voces de forma tal que un mundo entero los pueda escuchar". En su portada recomienda sitios oficialistas como La Joven Cuba, La pupila insomne y Cubadebate.

Por su parte, la etiqueta #Cuba en El Pitazo está monopolizada por mensajes e imágenes referentes a campañas ideológicas del Gobierno, en ocasiones con meses de diferencia entre un "pitazo" y el siguiente.

¿Hay o no censura política?

Reflejos aduce como ventaja propia que "al estar alojado en servidores cubanos, se evita la pérdida de información o la censura de los contenidos" que supuestamente sufren algunos cibernautas cubanos en los servicios internacionales. Sin embargo, Reflejos alerta que los administradores pueden revisar y borrar cualquier contenido o el blog en su totalidad, "en cualquier momento y sin previo aviso", si detectan violaciones de los términos de uso.

En mayo pasado, Cuba Va eliminó el blog Una Sola Mente, del profesor universitario Daylan Graelles Méndez. "Me dijeron que lo cerraban porque no había cumplido con la política de moderación", precisó Graelles en otro de los blogs de Reflejos.

El hecho causó desazón entre blogueros y foristas. En un post publicado al respecto, Olivares reconoció que "bloguear en [dominios] .cu tiene sus propios riesgos y sus reglas no escritas. Lo que es bueno y aceptable para la internet a la que no tienen acceso todos los cubanos no lo es para lo .cu".

Lo cierto es que el contraste entre promesas y realidad no ha enamorado a demasiados usuarios fuera de su hábitat natural, los 603 JCCE que existen en el país. Las cifras muestran que hubo mucho de primer impacto —el encanto de lo novedoso— en los números que hoy exhiben Reflejos y La Tendedera.

En su primer mes de vida, La Tendedera consiguió 5.000 usuarios, pero en los 11 meses siguientes solo se sumaron 1.000. Por su parte, Reflejos hospedó 457 blogs en los primeros 30 días, pero hasta hoy, apenas dobla esa cantidad, con 995. En resumen, hay menos de dos blogs por cada JJCE y uno por cada 8.000 habitantes mayores de 19 años, aproximadamente.

En cuanto a El Pitazo, la interacción en este Twitter cubano no hace demasiado ruido. Por norma, los pitazos alcanzan una o dos respuestas como mucho. Una solicitud administrativa de opiniones sobre el servicio alcanzó una respuesta en casi tres meses, y al probar la herramienta "Temas candentes" —equivalente de las trends de Twitter— fue necesario seleccionar el último mes para obtener el máximo de 10 etiquetas prometidas. La última semana mostró solo 6 temas y la opción "Hoy", un mensaje sintomático: "No se comenta nada".

Cuantitativamente al menos, la batalla de ideas de Reflejos anda un poco desorganizada: los blogs se pueden tipificar bajo etiquetas como "política", "temas generales", "tecnología" o "deportes", entre otras. Los de política representan un 11% del total, pero eso incluye por igual los ya citados blogs oficialistas, y otros sin relación explícita con este tema, como aquellos de series de televisión extranjeras, música o aficiones personales: Series coreanas; Daddy Yankee: La Leyenda y Para los que juegan dota, por citar tres ejemplos.

Hasta el oficialismo prefiere Facebook

De momento, los medios de comunicación cubanos, que se están abriendo tímidamente a las redes sociales, no referencian ni sugieren tendencias, etiquetas o "pitazos" para enriquecer sus informaciones. Siguen prefiriendo Facebook y Twitter.

Las facilidades de acceso seguramente están jugando un papel clave en todo esto. Si bien los tres servicios ya lograron salir del ámbito cerrado de los JJCE, La Tendedera y El Pitazo están limitados a las salas de navegación de la Empresa de Telecomunicaciones ETECSA, donde una hora de internet equivale a la cuarta parte del salario promedio en Cuba.

Reflejos sí está disponible en internet pero solo para administrar o visitar los blogs. Para crearlos, hay que dirigirse a un Joven Club. Además, la plataforma de blogs presenta frecuentes dificultades de índole técnica que pueden durar varios días seguidos, impidiendo trabajar a los blogueros que apostaron por Reflejos.

Tras un año de lucha, varios de ellos se declaran cansados e impotentes ante las continuadas interrupciones del servicio, mientras los defensores de Cuba Va traen a colación las limitaciones de infraestructura que provoca el embargo económico de Estados Unidos al gobierno de la Isla, y piden paciencia a sus usuarios con frases típicas del discurso oficial como "ir paso a paso" o "antes de caminar hay que gatear".

Estos proyectos parecen diseñados para los propios trabajadores de los JCCE, que pasan mucho tiempo conectados, antes que para el cubano de a pie. Tienen poca utilidad práctica más allá del entretenimiento, pues los anuncios comerciales, los vínculos de afiliación y otras formas de solicitud, están prohibidas, y pueden resultar en la terminación de los privilegios de membresía.

En un principio, cada blog de Reflejos podía albergar hasta 500 megabytes de información, cantidad que se ha reducido a 250. Por su parte, "la Red Social Cubava [La Tendedera] se reserva el derecho de restringir el número de emails que un Miembro puede enviar a otros Miembros en un período de 24 horas". 

La red de microblogging sale mejor parada: se puede "pitar" hasta 1.000 veces en un día. Sin embargo, parece lejano el día en que los cubanos puedan acceder desde sus teléfonos móviles, ya sea a Pitazo o a la red social. Y así es fácil cuestionar su existencia. Para el forista Rafael Castro, "Una vez mas hemos tratado de inventar la rueda, (…) existiendo redes sociales como Twitter, WordPress y muchas otras más, se debió de coger [sic] los recursos empleados en La Tendedera y Reflejos para aumentar el acceso a internet [de los cubanos]".

En un Joven Club de la provincia de Sancti Spíritus, una ingeniera informática encargada de atender a los usuarios, quien prefirió el anonimato, reconoció que los servicios de Cuba Va están lejos de poder igualarse a sus homólogos capitalistas: "tienen lo mismo que los internacionales, pero no pueden competir. Aquí [en los JJCE] la conexión es más lenta, y La Tendedera, que es el que más se usa porque los otros no se usan casi, a veces tiene errores de funcionamiento".

Apenas un mes después de estrenada, La Tendedera fue acusada de plagio por el joven informático Yasel Toledo, uno de los desarrolladores de un proyecto parecido en la Universidad de Holguín. "Nuestra identidad visual (nombre, símbolo, banner, tipografías) fue creada en mayo de este año [2013](…); la Tendedera de los Joven Club salió el 5 de septiembre [de 2013]", sostuvo Toledo en su blog personal.

Cuba se conectó a la red en 1996. Las restricciones que sufren los cubanos para acceder a internet, comúnmente están en el centro de las críticas al Gobierno, que se justifica con la falta de recursos y promueve el "uso social" de internet frente al individual. Según datos de la ONEI, el índice de usuarios de internet en Cuba se sitúa actualmente en un 15% aproximadamente, uno de los más bajos de América Latina. 

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

La contradicción que apunta este artículo lo dice todo: medios oficialistas que, en lugar de confiar y promover las herramientas creadas por el régimen, prefieren valerse de las herramientas del "Imperio".

Por supuesto, no son bobos, ¿quién va a querer beber Tropicola cuando puede beberse Coca o Pepsi? 

Imagen de Anónimo

Jorge Kubno:

En cuanto al aspecto de las comunicanciones en Cuba, el imperio muestra sus contradicciones , esta es una de muchas . Mientras promueve el piramideo y el sunsuneo como armas sociales contra Cuba impide y bloquea el acceso de internet a la isla, en definitiva que el imperio no sabe donde poner el huevo.

Imagen de AdelaCuba

En Cuba se usa el internet para criticar al feudalismo de los dirigentes diabólicos. Es absurdo que el cubano de a pie, mal informado por la falta de medios sea manipulado a causa del terror que tienen los tiranos de una información adecuada y verdadera. Para poder conectarse tendrán que primero revelarse ante la opresión continua del genocidio castrista. La red pudiese ser la vía principal de un movimiento nacional bien organizado y los hermanos malditos saben esto muy bien. Obviamente este aniversario es la cumbre de otro proyecto "robolucionario" sin resultados.