Opinión

Castro versus Castro

El castrismo nos concierne hoy a todos, excepto a los Castro originales, a punto de morir mientras sus descendientes huirán con sus millones a otra parte.

Mientras exista el Ministerio del Interior (MININT) en Cuba, ese organismo secreto y asesino, pero a su vez legitimado por todos los organismos secretos y asesinos del mundo, sin distinción de signos ideológicos o de rivalidad política en público (en privado el poder apoya siempre al poder); mientras la vida de cada uno de los cubanos dependa de la voluntad vil de otro cubano anónimo; mientras no se cuestione esa complicidad que es callada por un exilio retornante y risueño, empresarios ávidos de ser ministros mañana, clérigos chantajeados por su propia carne, y hasta por una oposición sin programas de presión y mucho menos de protagonismo de poder; mientras solo sigamos denunciando esas citaciones clandestinas con el G-2, en lugar de reconocer que se trata de una guerra civil incesante del Estado contra sus ciudadanos, la nación cubana no tiene posibilidades de regenerarse.

El Programa de Transición, consensuado por el Movimiento Cristiano Liberación (MCL) presidido por Oswaldo Payá, tocó el tema desde muy temprano. No habría diálogo decente mientras no se abrieran los archivos del Mal y sus agentes confesaran sus crímenes ante la justicia de la democracia que vendría. Como consecuencia, la Seguridad del Estado, por una orden que solo pudo provenir de la familia Castro, tocó a Oswaldo Payá, probablemente procesándolo de manera sumarísima en un paraje cubano y ejecutándolo in situ parajudicialmente.

Todos los trabajadores y desempleados cubanos, cuando demuestran ser personas inteligentes, con ganas de contar con una biografía activa, han sido, son, y serán entrevistados por la policía política de mi país. Parece una exageración. Paranoia de Pardo. Pero tú en tu corazón cobarde bien sabes que no. Tú bien sabes que a ti también te llamaron, o todavía te llaman (vivas en la Isla o en sus antípodas).

Durante mi año y medio de visita en los Estados Unidos, he estado en contacto con todas las generaciones de exiliados o emigrantes o como se quieran llamar. Un pueblo cautivo que ya no es cubano, pues no puede residir ni participar en la vida social de su previa patria. Reconocidas estrellas de las artes plásticas y escénicas me lo han confesado. Geniecillos de la ciencia me lo han confesado. Atletas o, para ser exactos, exatletas de alto rendimiento me lo han confesado. Los nombres insignias de nuestra música y literatura también me lo han confesado. El G-2 los frecuenta.

En principio, ninguno de ellos —ni de ellas— ha tenido ningún problema en Cuba. A muchos los conocía desde Cuba y nunca me dijeron nada de esta faceta de interlocutores de un castrismo de catacumbas, underground. Allá habitan mis amigos (acaso dejarán de serlo a partir de ahora), felices de ser casi contestatarios, mientras dan decenas de entrevistas conflictivas afuera, siempre y cuando acepten la entrevista anual con el oficial que los atiende, siempre que de vez en cuando acaten las sugerencias de sus respectivos agentes. Fidelidad de bajo perfil, perversa, que incluye desde la amenaza en jarana, hasta la donación de un pernil de carnero por parte de la autoridad, cuando alguno de nuestros seres queridos cae en cama y es declarado (gratis) como paciente terminal.

Es mucho peor que esto, en la misma familia he conocido vedettes y verdugos, poetas y peritos políticos, ensayistas y ensañadores. Y cuidado con equivocarte conmigo, comemierda, porque por mi familia yo sí que mato. El castrismo hoy en día nos constituye, es ubicuo y por eso mismo es tan inubicable. Un castrismo que concierne a todos, excepto a los Castro originales, que están a punto de morir y sus descendientes huirán con sus millones a otra parte.

En este chantaje todos son cómplices de todos. Está pasando ahora mismo. Me escriben por las redes sociales desde La Habana. Me piden consejo y que me calle. Es peor si menciono por sus nombres cada caso. Por lo demás, los que residen afuera estoy seguro de que, si hablo, me llevarían a la cárcel con una demanda por causarles daños morales por difamación.

Somos así de infames. Hemos vivido una vida en clave de Castro. Moriremos, pues, con los honores que corresponde al horror de ser nosotros —y no los Castros— el verdadero clan Castro, no por decrépito menos demoníaco.

Comentarios [ 71 ]

Imagen de Pedro Benitez

Un articulo profundo. En el contexto de una guerra civil incesante del Estado contra sus ciudadanos y el caracter omnipresente e inubicable de la dictadura mas antigua de nuestro hemisferio sumado a la manera sumarisima en que la tirania anulo la presencia fisica de Oswaldo Paya nos envia un mensanje contundente a todos los cubanos.   Se necesita la abilidad, el deseo y la estrategia para juntos ejecutar, articular y desplazar a los ancianos corruptos que con voluntad autoritaria y por la fuerza nos mantienen doblegados.  El G2 es tan enemigo de los opositores como lo es el caracter protagonista de los diferentes actores.  Existen muchos lideres y pocos cubanos poniendo el grano de arena.

Imagen de Anónimo

En cuanto a los millones de la huida de los descendientes ya vemos a Antonio Castro como empresario del deporte y Mariela con su esposo delincuente italiano que nos van a sorprender con la partida y el robo. Y que decir de Fidel Castro junior haciendo negocios de microelectronica en paises de America Latina....... Fulgencio Batista no ha sido mas que un dictadorzuelo al lado del ASNO CASTRO

Imagen de Anónimo

OLPL se queda corto en cuanto a los crimenes de Los Castros cuando se habran los archivos del MAL nos quedaremos por debajo de todas las expectativas que habiamos pensado. EL ASNO CASTRO TIENE GARRAS.

Imagen de Anónimo

Sigue escribiendo, OLPL, que molestas a muchos.

No eres perfecto, pero por lo menos tienes pensamiento independiente. No como estos personajes aduladores de la dictadura, que se deshacen por defender al régimen, pero corren al aeropuerto a llorarles a sus familiares exiliados, por un par de tenis o un celular.

Seguramente este Percy Francisco Alvarado Godoy pertenece al último grupo.

Imagen de Anónimo

Como pierden el tiempo dando explicaciones!El tipo escribe lo que le da la gana. Si alguno de los comentariastas lo desea, que mande su articulo a DDcuba y listo. No se desgasten criticando lo que la mayoria "adora hacer", ver la paja en el  ojo ajeno.

Imagen de Anónimo

Ladran OLPL... ¡y anónimos! Así no se vale. Cobardianónimaticos... ¡Que les den!

Imagen de Anónimo

Jamás he visto a un articulista fajáo con los comentaristas como lo hace este señor. Los demás, por ser profesionales del periodismo, raras veces participan del debate, porque son el estímulo de este, no el centro de sus polémicas. Como no puede evitar reclamar a quienes le critican, igual me lo imagino avisando a sus amigos por inbox para que vengan aquí a defenderlo, a decir que es un genio y a acusar de segurosos a quienes osen llevarle la contraria. Eso demuestra que el ego para él es mucho más importante que lo que (aparentemente) quiere decir con su artículo, que igual no arroja luz sobre nada nuevo y apenas es otro de sus ejercicios de estilo equivocado. Al final no importa tanto, hay muchos escritores y periodistas serios, dentro y fuera de Cuba, con obra literaria de verdad o currículum periodístico significativo, que no se la pasan anunciándose a sí mismos o entrándose a galletas con sus detractores. Todavía hay esperanzas.

Imagen de Anónimo

Y cuando termina la visita de OLPL a los EEUU? Que dira el oficial de imigracion que lo entrevisto en la SINA para otorgarle la visa? Bueno, verdad, estando ya en EEUU, se empezo a hacer el loco, se arrecosto s la margen del rio. como el camaron, hasta que ... cuando ya era justo el tiempo para aplicar segun la Ley de Ajuste Cubano, Landy alego que no podia volver porque el G2 tiene un plan psra matarlo!

Imagen de Anónimo

No tenemos que demostrarte nada, no nos dedicamos a vivir del cuento. Tenemos trabajos y nos pagan por ello, no por leer tus sandeces. Ere tú el que tiene que demostrarnos que eres "pichón" de intelectuál al menos, aunque demuestres lo contrario con cada artículo tuyo. Visita de año y medio a los Estados Unidos? Muahahhahaha sí que pretendes tomarnos el pelo...

Enviar un comentario nuevo

Importante: Cualquier utilización del sitio significa conformidad con los términos y condiciones de uso.