Economía

¿Está Cuba abierta al comercio internacional?

El director general de la Organización Mundial del Comercio parece haber respondido a esta pregunta en su visita a la Isla.

 Al parecer está de moda el coqueteo de ciertos organismos internacionales con el Gobierno cubano. Así se han comportado últimamente la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). En ambos casos sus representantes exaltan los avances de la Isla —en el caso de la FAO, mucho más cuestionables— y callan las imperfecciones.

Ahora le ha tocado el turno a la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Conviene aclarar que la OMC trabaja en aras del crecimiento del comercio mundial, tanto de las exportaciones como de las importaciones, y por tanto les aconseja con frecuencia a sus países miembros la eliminación de las políticas proteccionistas, así como la práctica del libre comercio.

Sin embargo, el señor Roberto Azevedo —de origen brasileño—, actual director general de la OMC, empleó a ratos un lenguaje diferente durante su reciente visita a Cuba, que incluyó declaraciones al periódico Granma. Con tal de no contrariar a las autoridades cubanas, y en el fondo consciente de que los gobernantes castristas no encajan dentro de la tendencia general de la OMC, afirmó que "la inserción en el comercio internacional no tiene una receta única para todos. Cada país tiene sus peculiaridades, sus desafíos".

En ese contexto, el señor Azevedo evidenció un punto de vista muy limitado al enjuiciar la labor de Cuba en el marco del comercio internacional. Alabó las potencialidades de la Isla a propósito de la nueva Ley de Inversión Extranjera y la Zona Especial de Desarrollo del Mariel. Pero el director general de la OMC no dijo ni una palabra sobre la "sustitución de importaciones", esa consigna que preside el discurso de todo el aparato oficialista cubano.

No nos llamemos a engaño: ese afán castrista de vender mucho y comprar muy poco —exportar y no importar— trasciende la coyuntura táctica de unas finanzas en condiciones precarias, y deviene en estrategia con que encauzar el rumbo de la nación. O sea, que se pretende cerrar nuestra economía, ignorando los beneficios que el comercio internacional les reporta a todos los países. Tampoco podemos olvidar los ataques de la propaganda oficialista al libre comercio, al que consideran una herramienta básica de las "malvadas políticas neoliberales".

Al referirse a los mecanismos de integración en América Latina, y ya algo más distanciado del punto de referencia cubano,  el alto funcionario de la OMC acercó su discurso a la razón de ser de dicha entidad. Expresó que los referidos mecanismos de integración no tienen la intención de cerrar los países. Y apuntó: "Los países latinoamericanos de manera general tienen un modelo de integración abierto. Son procesos que permiten una inserción gradual y progresiva en el mercado mundial, y en ese sentido son muy bienvenidos". Y ofreció como ejemplo a Mercosur.

Sin embargo, el señor Azevedo se cuidó de mencionar la Alianza Bolivariana para los Pueblos de las Américas (ALBA), un mecanismo de integración que reniega de los postulados de la OMC, y cuyos líderes no desaprovechan la más mínima oportunidad para denostar al libre comercio. Incluso, los voceros del ALBA critican al resto de los mecanismos de integración —en especial a los tratados de libre comercio que muchos países de la región han suscrito con Estados Unidos— porque se basan en la competencia, y no en el principio de la complementariedad. Como se sabe, la competencia es esencial para el buen funcionamiento de las economías de libre mercado.

Al término de la corta visita se informó que el director general de la OMC había intercambiado con varios ministros cubanos acerca de la visión e interés de Cuba en el contexto de las negociaciones que auspicia la máxima entidad del comercio mundial.

Pensamos que el señor Azevedo debió  aconsejar a los dirigentes cubanos para que abran definitivamente la economía de la Isla al comercio internacional, y dejar atrás esa especie de semiautarquía que nunca ha dado buenos resultados. Hablar claro, a la postre, es más fructífero que practicar filigranas verbales para tratar de quedar bien con Dios y con el Diablo.   

Comentarios [ 18 ]

Imagen de Anónimo

Esto va dirigido a ustedes administrados del sitio , qué tanto chequean los comentarios cuando estoy leyendo estupideces y vulgaridades de gente sin cerebro? , por lo tanto menos cerebros tienen ustedes que los publican.

Imagen de Anónimo

Orlando ferreire debo corregirle que  es mejor exportar que importar por lo que seria mejor para cualquier pais sustituir las importaciones por productos producidos en el propio pais, lo cual generaria menos gastos , mas empleos etc. y mas en paises con una economia muy pobre. Cuba con su mala economia  no produce y  no puede exportar como quisiera, por lo que no recauda divisas suficientes para despues poder importar productos necesarios. eso es una cadena , cuba esta ahogada y estancada, a eso sumale el embargo que le impide comercializar con muchos paises y dejense de tanta boberia porque eso es una realidad, sino porque creen que no levantan el embargo. El articulo esta pesimo. La politiqueria es otra cosa.bye. 

Imagen de Anónimo

El estado, el aparato de la burocracia siempre ha estado abierto a comercio internacional, de hecho tine a un grupo de especialistas que lo conocen al dedillo, que se han dedicado decadas a estudiarlo y a trabajar en el mismo. Pero el estado fuera del turismo, algunos productos de biotecnología, niquel  y servicios profesionales, no tiene más nada que ofrecer, porque el estatalismo-asalariado acabó con las producciones de azucar, granos, café, cacao, carne leche y derivados, la industria alimenticia, la industria ligera, etc. que existían y que en parte siguieron desarrollándose en los primeros anos de la revolución.  Hoy la economía no estatal, sigue siendo mínima y es ésta la que no está abierta al mercado externo y desde luego, será la que algun día volverá a hacer que florezca la economí cubana. Pero esa economía no le interesa a la burocracia, porque la ve como competidora económica y potencialmente política.  Pedro Campos

Imagen de Armienne la Puta

De entrada, Cuba no tiene nada que vender si no esclavos.

Imagen de Anónimo

El general, sin ejército, Del Pino hace un tiempo publicó un artículo en CE amenazando a Brasil con relación al Mariel, que no “cogiera mangos bajitos” porque cuando ellos cojan el poder perderían todo lo invertido, por otro lado las reformas económica raulistas no han avanzado y tampoco se han iniciado reforma políticas que conduzcan a la democracia donde se instaure un estado de derecho garante tanto de lo nacional como de lo internacional y para colmo en la última visita de Malmierca al Brasil, con un tabaco en la boca, dijo que no haberían reformas políticas y que ellos estarían eternamente en el poder, sumado a todo eso que el castrismo mantiene una guerrita fría, como si estuviera en la década del 60 del siglo pasado, la respuesta de a la carta de los 40 a Obama fue la firma del tratado militar con Rusia que desestabiliza la región y ahonda el conflicto con USA lo cual es extremadamente contraproducente para la inversión brasileira en del Mariel, COMENTARIO de Esopo 2.

Imagen de Anónimo

Orlando, Roberto Azevedo antes de ser presidente de la OMC, fue un gran diplomático de Itamaraty gran negociador en los organismos internacionales en representación de Brasil, fue el negociador brasileiro de varios litigios en la OMC, si mal no recuerdo el del algodón con USA y sobre subsidios agrícola de UE y de USA, relativamente hace poco fue elegido entre varios candidatos como presidente de la OMC. Te digo todo eso porque además de Azeveto ir a la Habana en representación de la OMC , no se puede descartar que esa visita sea también una inspección sobre el terreno de los intereses brasileros en Cuba y particularmente el Puerto de Mariel, porque cualquier futuro litigio sobre esa gran inversión brasilera sea con el castrismos o con los futuros mandantes seria en la OMC, o sea él es un interesado en esa cuestión por partida doble y pueden existir preocupaciones al respecto, COMENTARIO de Esopo 1

Imagen de Anónimo

Aquí con pinzas. Entre los piscópatas del ALBA, los hay más y menos reacios a abrir los brazos -y las piernas de ser necesario- al comercio internacional. De hecho, salvo Venezuela ningún país se fue tanto en el fango de la mala gestión económica como Chávez y sucedáneos. No quiere decir que todo marche bien en ellos, pero al menos las plastas han sido de menor tamaño. Y está -como no-, la excepción que confirma la regla y es el caso de Nicaragua. Cuando eran oposición los sandinistas juraron por su santa madre que se iban a salir del DR-CAFTA, el tratado de libre comercio con EE.UU; demás está decir que no lo hicieron sino que en cambio, han sido el gobierno más activo en buscar nuevos acuerdos con otros países y regiones, además de tomar una serie de medidas para disminuir la burocracia y la tramitología. Yo creo que Cuba sí ha dado algunos pasos muy tímidos en la dirección correcta, aunque luego dan otro hacia atrás como las nuevas retricciones de la Aduana, pero en sentido general soy optimista. Creo que los cambios se están dando, muy lentamente y eso es desesperante para quien ha vivido toda su vida bajo el yugo de un tirano o de dos tiranos, pero todo llegará. La muerte de los Castro acelerará enormemente las transformaciones en la isla, al punto que en dos o tres años estará en pie nuevamente... iluso me dirán algunos. Muy bien, pues tiempo al tiempo. Ya lo veremos.

Imagen de Anónimo

"Este país está muy bueno. A mí el gobierno me regala botellas de ron, viajes al interior de la isla y hasta me ofrece jineteras... todo eso para que las estadísticas que nosotros enviamos al mundo - a través del periodismo extranjero - sean lo más beneficiosas posibles para los hermanos Castro... un vacilón!!!"

Fdo.: representante de organismo multilateral

Imagen de Juan

El único incrédulo ademas de ridículo eres tu. Eres tan ridículo que lo primero que haces es mencionar el "bloqueo".  Hasta los niños de primer grado en Cuba se ríen y estoy seguro que forman tremendo choteo si tu le mencionas el famoso bloqueo.

No tienen ustedes las producciones que tiene la Dominicana para exportar y recaudar dinero en el mercado mundial y te puse como ejemplo la Dominicana por que ese es el país mas cercano y con el mismo clima de Cuba.

Eso quieres decir que el "bloqueo" lo tienen ustedes allá.

Imagen de Anónimo

Para poder abrirse al comercio internacional un país lo primero que tiene que tener un solido aparato productivo y un comersio interno a toda luz y marcha con reglas claras, pero cuando el estado lo concentra todo, se pierde la diversidad y la competencia generando burocratismo y corrupción, en el caso de Cuba que casi solo va a comprar al mercado internacional y su balanza comercial es astronomicamente desproporcionada, o sea compra más de lo que vende no hay comercio Cuba es solo un consumidor más que sale a comprar cualquier cosas que necesite y además en efectivo y anticipado sus pagos   ¿POR ALGO SERÁ NOOO?, lo demás es solo circo y visitas turisticas de estos señores a Cuba para disfrutar.