Domingo, 17 de Diciembre de 2017
12:16 CET.
Opinión

Pugilismo entre AP y USAID: ganancia para el castrismo

Sangre por aquí.  Sangre por allá.  Un niño palestino aún no cree que le amputaron una pierna. Ocho bebés fueron amortajados en un freezer para helados. Edificios en ruinas y envueltos en humo. Llanto, impotencia, odio, horror y muerte en la franja de Gaza. Más sangre por aquí y más sangre por allá. Fueron las primeras imágenes aparecidas en nuestros telerreceptores al sintonizar el programa "Dossier" de la cadena Telesur, hace varios días.   

"Los acontecimientos en pleno desarrollo" expuestos por la superestrella de los medios informativos venezolanos Walter Martínez, abordó a continuación "otra de las brutales embestidas del imperialismo yanqui en Latinoamérica": la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID) envió secretamente a Cuba un grupo de  jóvenes latinoamericanos con el propósito de provocar cambios políticos en la Isla.   

Con este "tablazo sensacionalista" a costa de un acontecimiento del año 2009, la Associated Press (AP) trató de causar el mismo efecto mediático que consiguiera con su revelación, hace tres meses, de los programas ZunZuneo y Piramideo.

Según el reporte, AP y el exanalista de la CIA Fulton Amstrong acusan al gobierno de EEUU y a la USAID de haber puesto en peligro a jóvenes venezolanos, costarricenses y peruanos que viajaron a Cuba con fachada de turistas, para cumplir la misión de localizar clandestinamente a jóvenes con perfil de líderes y convertirlos en activistas políticos, usando como coberturas programas de salud y cívicos.

¿Cuál es la peligrosidad?  Según las aseveraciones de ese habitual cuarteto de la Mesa Redonda Informativa, integrado por Randy Alonso, Rosa Miriam Elizalde, Reinaldo Taladrid e Iroel Sánchez, las actividades de estos jóvenes latinoamericanos ―calificados de espías― obedecen a planes subversivos contra la revolución cubana, orientados a provocar  levantamientos populares y derrocar al castrismo.  Asimismo se deduce que, de haber sido atrapados  por la Seguridad del Estado, estos muchachos recibirían una sanción de 15 años de cárcel, tal como le sucedió al subcontratista Alan Gross. 

La polvareda levantada por la dupla, AP/Amstrong, regala al régimen de La Habana otro pretexto para atribuirse el calificativo de nación asediada,  "justificando así",  su condición de Estado represivo. 

Pero lo más desconcertante del chivatazo mediático protagonizado por la AP, es que el periodista Walter Martínez reveló las identidades de dos jóvenes venezolanas que participaron en el proyecto, o sea "las echó pa'lante como un carrito de helado" y, hasta el momento, desconocemos la suerte de esas chicas.

Desocupando contenedores

Amén de los objetivos trazados por la USAID en su afán por sembrar la democracia en aquellos países víctimas de dictaduras, al menos en Cuba la operación solo ha dejado una estela de resonantes fracasos.

La película comienza cuando sus especialistas entregaron directamente a los agentes de la Seguridad del Estado infiltrados en la oposición todo un stock de alta tecnología para conexión satelital y antenas camufladas en tablas de surf. A lo que se suma ese malogrado guión, protagonizado por el subcontratista Alan Gross, quien funge como una especie de señuelo para ser canjeado por los tres espías cubanos que cumplen condenas en cárceles norteamericanas y son favorecidos por una intensa campaña mediática.

Tampoco se requieren muchos esfuerzos para darse cuenta de que la USAID está monitoreada por  agentes procastristas.  Y entre los fiascos de esta agencia en su afán de proveer información a los cubanos y enriquecer su conciencia cívica, sobresalen los desastrosos servicios de internet ofertados en la Sección de Intereses de Norteamérica en La Habana (SINA), donde prohíben la extracción de información directa en memorias flash, acceder a sitios multimedia y la elevación de vídeos al portal You Tube.

Una cifra considerable de jóvenes cubanos recibieron mensajes en sus teléfonos móviles solicitándoseles autorización para el suministro de información noticiosa, pero hasta la fecha no han recibido nada. "Nos dejaron en ascuas", comentó una joven de 27 años que solicitó el anonimato.

Mediante un sondeo informal hecho a 60 jóvenes residentes en distintos municipios capitalinos con edades entre 20 y 30 años, el 95% declaró que su objetivo es escapar al extranjero, argumentando que no le interesa un cambio político en la Isla.  "Nadie me cogerá de carne de cañón", apuntó Yordani de 25 años.

Basura de fondo

La mayor desfachatez del régimen de la Habana es haberse declarado víctima de los planes subversivos de la USAID, después de haber exportado todas las  revoluciones que les dio la gana al África y Latinoamérica. 

El contexto político los obligó a cambiar guerreras verde olivo por batas blancas y, si AP, en su afán por desenterrar planes subversivos contra otras naciones, investigara las actividades de los médicos cubanos que prestan servicios en Venezuela bajo la cobertura del programa Barrio Adentro, observará cómo adoctrinan a la población proyectándole vídeos propagandísticos del departamento ideológico del Partido Comunista de Cuba.

Pueden investigar también sobre la penetración de los agentes castristas en las fuerzas armadas bolivarianas, la cedulación y la emisión de pasaportes, registros de la propiedad y notarías, control de puertos y aeropuertos, las importaciones y exportaciones, los ministerios de Alimentación, Ciencia, Salud Pública, Deportes, Defensa, despacho presidencial y otras corporaciones.

Por igual pueden  averiguar sobre las supuestas actividades culturales del grupo infantil La Colmenita, compañía que recorrió varios estados norteamericanos  para hacer campaña proselitista en favor de la liberación de los cinco espías cubanos. Y su director artístico, Carlos Alberto Cremata, ni siquiera  corrió el riesgo de ser encarcelado o expulsados del país como los jóvenes latinoamericanos contratados por la USAID.

Finalmente hay que agradecer a la USAID ―a pesar de su errabundo desempeño― su perseverancia en la búsqueda de jóvenes con madera de líder para encabezar  y promocionar cambios políticos en la Isla.  Porque aterra pensar que la democratización de Cuba dependa de una riña tumultuaria entre viejos cagalitrosos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 19 ]

Imagen de Anónimo

Hablando de la Mesa Redonda, en cualquier momento Randy Alonso va a AP. No tendrá que cambiar de línea editorial ni de empleadores ni de tipo de moneda a cobrar.

Imagen de Pedro Benitez

AP tambien deberia comenzar una investigacion para sacar a la luz con detalles como el gobierno cubano le roba al pueblo venezolano mediante operaciones triangulares de importacion donde agencias cubanas cobran una comision por todo lo que importa el hermano pais.  La mesa redonda deberia cuestionar las relaciones de Cuba con Iran, Siria y Corea del Norte.  Ese panel de titeres puede tambien hablar sobre trafico de armas por parte de Cuba via canal de Panama con Corea del Norte, la muerte del militar y su familia que estaba frente a dicha operacion y de paso preguntar porque no se le entrega la autopsia de Oswaldo Paya a la familia.  AP deberia investigar porque el gobierno cubano miente deliberadamente sobre brotes de Colera y Dengue, poniendo en riesgo la vida de ancianos y menores, y los panelistas de esa mesa redonda manipuladora deberian cuestionar porque el 25% del PIB de Cuba proviene de Venezuela, una nacion que se tambalea y que de implotar pondria en riesgo la estabilidad de 11 millones de personas.  Como tambien, esa mesa redonda de payasos deberia explicar a la poblacion que la politica de exportar doctores afecta a los ciudadanos cubanos de muchas maneras y que el presupuesto para escuelas y hospitales continua disminuyendo cuando existen cuantiosos fondos para reprimir, encarcelar y violentar a activistas pacificos.  Por suerte, Cuba es cada ves mas porosa, y la dictadura  pierde el control sobre la informacion. 

Imagen de Anónimo

Esta es una nota escrita hace más de 10 años y sin embargo tiene vigencia. La escribieron dos periodistas actuales de la agencia IPS, Dalia Acosta y Patricia Grogg. Lo que llama la atención es que en aquellos tiempos, la visita y reportaje a disidentes era algo tolerado por el régimen. Hoy parece que no.http://www.ipsnoticias.net/2003/09/periodismo-cuba-en-la-cuerda-floja/ 

Imagen de Anónimo

Hubo muchos casos de corresponsales expulsados por el régimen o bien "neutralizados" ya que los dejaron seguir viviendo en la isla pero les quitaron la licencia.Es evidente que quienes más perduraron es porque se adaptaron a la presión, de tal manera de establecer un pacto con la Agencia, por un lado, y con el gobierno, a través del CPI.Está muy claro que hace años visitaban asiduamente a los disidentes y ahora ni les atienden el teléfono. Formaba parte del "juego de la cadena y el mono". Un corresponsal puede sufrir de diarrea crónica si desde su Agencia le dicen que tiene que hacerle un reportaje a Yoani Sánchez o a Elizardo Sánchez, más allá de sus informes sobre violación de los DDHH.Y hablando de YS, sacó una nota muy interesante en su blog sobre el tema. Para aquellos que quieran saber los motivos de la complicidad de la prensa extranjera en Cuba, aquí tienen --> http://www.14ymedio.com/blogs/generacion_y/El caso de AP es el más resonante, pero diría que muchos casos previos fueron bochornosos, como el de aquel corresponsal que tenía una vida disipada en La Habana pero como se llevaba muy bien con los funcionarios del CPI, éstos no le daban el placet al corresponsal sugerido por la propia Agencia de Prensa.

Imagen de Anónimo

Anónimo 1:27 Tiene razón sobre la nacionalidad de Mauricio Vicent, me equivoqué. Aqui hay más información sobre la censura y autocensura de los periodistas extranjeros en Cuba. Gracias por la aclaración http://baracuteycubano.blogspot.com/2011/10/el-corresponsal-en-su-laberinto-el-caso.html 

Imagen de Anónimo

El corresponsal "italiano" en realidad es el español Mauricio Vicent. De alguna manera, ofició de decano de los periodistas extranjeros por un buen tiempo hasta que le cancelaron su licencia y luego de eso, la calidad de los escritos de sus colegas de otras agencias entró en una pendiente sin llegar a tocar fondo. No había referencia ni espacio para críticas.Mauricio siempre fue bastante sarcástico y jugaba con el humor en sus notas. La ironía la habrá aprendido de sus largas estadías en Cuba - estudios periodísticos mediantes - y de su familia de ese origen.Hoy, la masa periodística está representada mayormente por corresponsales sudamericanos, expuestos a políticas populistas en sus países de origen, por lo que la influencia del medio (y la presión del CPI) hacen que la censura y la auto censura en distintos niveles, hagan un producto mediocre en cuanto a información se refiere.

Imagen de Anónimo

Vamos chicos, por otra parte es 'lógico' que los corresponsables extranjeros en Cuba tiren una de cal y otra de arena, para mantener el "trabajo" y el vacilón que vive la inmensa mayoría. ¿Se olvidaron ya del corresponsal italiano de El Pais de España que fue expulsado cuando al régimen le molestó su honradez y apego a la verdad? En ese caso les salió el tiro por la culata, pues entonces El Pais contrató -genial que lo hiciera- a Yoani Sánchez, a la que por supuesto no pueden expulsar de Cuba ni timbales tienen para meterse con ella, pues son unos cobardes desesperados por dar una apariencia de apertura.La labor seria -no en todos los casos pues hasta agenticos encubiertos del G2 se han destapado- la realizan los periodistas independientes. Aunque últimamente se han visto casos de jaladera de moños entre ellos, y entre ellos y los financistas y entre...bueno, ya saben.Al querido muchachón de la UCI: antes de citar a Mandela, pase un cursito donde le enseñen que "hubiese" es con hache. Y eso de "te remito" es tan pero tan comunistoide que a nadie engaña con su tonteria.

Imagen de Anónimo

Un corresponsal extranjero no debería estar en Cuba más de dos o tres años. Lo que ocurre es que en muchos casos (como AP) están en pareja con cubanos y suman más de 10 años al servicio de una agencia periodística.Es mucho tiempo, demasiado, y terminan tan aplatanados que no se sabe si escriben para el Granma o para un medio extranjero.

Imagen de Anónimo

Y los cubanos viviendo del cuento, esperando que las madres de los EEUU envien a sus hijos a morir para liberar a Cuba, pais de pendejos.

Imagen de Anónimo

anónimo 14 Ago. 2014 - 12.21:Ubiese sido mejor que hubieses continuado como hasta ahora sin participar en el foro; independiente de tu pobre criterio te remito a Nelson Mandela:-Nelson Mandela, la Revoluci Cubana y los ... - Rebeliónwww.rebelion.org/noticia_pdf.php?id=177852Diese Seite übersetzen07.12.2013 - Nelson Mandela, la Revolución Cubana y los valores universales ... Cubana, su líder histórico Fidel Castro Ruz y el pueblo de la Isla, cuando dijo: ... su agradecimiento al pueblo cubano por la desinteresada ayuda que le.