Domingo, 17 de Diciembre de 2017
15:08 CET.
Salud

El IPK alerta sobre el avance de un caracol vector del parásito que causa la meningoencefalitis

Archivado en

El Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK) alertó sobre la presencia en un municipio de La Habana de una especie invasora y exótica de molusco conocida como caracol gigante africano, que es el principal vector del parásito causante de la meningoencefalitis eosinofílica en humanos, reporta EFE.

Una investigación realizada por especialistas del Laboratorio de Malacología de ese centro científico determinó la existencia del molusco terrestre "Lissachatina fulica" en el municipio habanero Arroyo Naranjo, según un artículo reproducido en la página web oficial Cubadebate.

Tras una colecta practicada en la zona por investigadores del IPK en julio pasado se encontró allí un número considerable de caracoles jóvenes de esa especie con tallas de 10 centímetros de largo de concha (la máxima es de unos 20cm), fundamentalmente en árboles, arbustos y suelos cercanos a la vegetación.

Esta especie oriunda del este de África ha penetrado en casi todo el planeta para emplearla en actividades religiosas de origen africano o darle usos terapéuticos (baba de caracol), así como por medio del comercio de plantas y alimentos, o simplemente como mascota, explicaron los expertos Antonio Vázquez y Jorge Sánchez.

Precisaron que este molusco está considerado el principal vector del "angiostrongylus cantonensis", parásito causante de un tipo de meningitis en humanos denominada meningoencefalitis eosinofílica y que figura en la lista de las 100 especies dañinas "más invasivas" del mundo, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Los científicos cubanos señalaron que los resultados preliminares con muestras colectadas han revelado una alta infección con ese parásito y recuerdan que el Caracol Gigante Africano es considerado un problema de salud en muchos países de América del Sur.

El artículo también señaló que el parásito existe en la Isla desde hace varias décadas y que es transmitido por la mayoría de las especies de moluscos autóctonos cubanos, pero prevén que pudiera incrementar su frecuencia de infección en humanos debido a una mayor compatibilidad con la nueva especie introducida.

El Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), máxima autoridad en Microbiología, Parasitología, Medicina Tropical, Clínica y Epidemiología de Enfermedades Transmisibles en la Isla, indicó que su Laboratorio de Malacología realiza las investigaciones necesarias sobre este especie de caracol.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

Sopa De caracol

Imagen de Anónimo

El Mongo jugaba con estos caracoles cuando chiquito, por eso se quedo sin cerebro y escribe lo que escribe.el bobo alipio*

Imagen de Anónimo

Lo que le ha caído a Cuba no es fácil: el caracol gigante africano, el cólera, el dengue, Machado Ventura, la chinche arenosa, el marabú, Esteban Lazo, el pez león, los Castro y las mulas de Jayalía. 

Imagen de Anónimo

Este es otro logro del "internacionalsmo", porque es evidente que el caracol fue llevado a Cuba por algún "colaborador" que prestó servicios en el continente africano. Incluso puede haber sido, como dice el IPK, "para emplearlo en actividades religiosas de origen africano". Por otro lado, la frase "...el Laboratorio de Malacología realiza las investigaciones necesarias sobre este especie de caracol..." no tiene significado ni dice nada. Lo que se necesita es una campaña urgente y masiva de divulgación de los peligros y erradicación del molusco, similar a la que se intentó con el mosquito aedes aegypti, el cual se declaró triunfalmente erradicado (solo que eso fue una falsedad).