Sábado, 21 de Octubre de 2017
00:53 CEST.
Opinión

Censurar al periodismo incómodo

La democracia como narrativa suena agradable. En cualquier sitio del planeta tiene partidarios dispuestos a desafiar gobiernos autocráticos arriesgando incluso sus vidas.

En Cuba los demócratas también corren riesgos. Pregúntenle a cualquier Dama de Blanco o activistas de la UNPACU. Palizas, detenciones breves, y pende como una espada de Damocles una Ley Mordaza que sanciona a 20 años de cárcel a todos aquellos que se oponen a  los Castro.

Ahora, algunos disidentes cubanos pueden viajar al extranjero y denunciar los atropellos de su gobierno. Diez años atrás no era así.

En la primavera de 2003, 75 opositores pacíficos fueron sancionados a penas de cárcel entre 18 y 27 años solo por pensar diferente. Como arma solo tenían la palabra.

Entre los reos había 27 periodistas libres. Gracias a la presión internacional fueron excarcelados en 2010. La mayoría debió marchar al destierro. Los 12 que quedan en Cuba, técnicamente, están en libertad condicional. Si el régimen verde olivo así lo desea, pueden volver tras las rejas.

A pesar de que Martha Beatriz Roque, Jorge Olivera, Arnaldo Ramos o Ángel Moya son rehenes políticos de los hermanos Castro, ellos, con entereza, continúan denunciando los abusos del Estado y apostando por la democracia.

Para todos. No para unos cuantos. Pero cuatro décadas antes de las redadas a los disidentes pacíficos de 2003, en una fosa de la Fortaleza Militar de la Cabaña, al este de La Habana, el gobierno de Fidel Castro fusiló y encarceló a miles de demócratas, cristianos o liberales que luchaban por libertades políticas y económicas y una verdadera democracia.

La historia del presidio político después de 1959 debiera ser un cuaderno de cabecera para cualquier disidente cubano. Los modos de operar y las estrategias son diferentes. Pero el fin es el mismo: un país que respete los estatutos democráticos.

Se sabe dónde está y cómo actúa el adversario. Pero de un tiempo acá han surgido nuevos actores. Trabajan en la sombra. Viven al otro lado del charco y son empresarios de bolsillo amplio que patrocinan proyectos disidentes a cambio de sumisión y acomodar el perfil según sus intereses.

Mientras critiques al gobierno de Raúl Castro y el estado de cosas, aplausos. Cuando tus notas reprochan el comportamiento y tímido desempeño de un sector de la disidencia, amenazas. O ninguneo.

Yo lo he vivido. Las tácticas son conocidas. Desde llamadas telefónicas sibilinas para que cambies de actitud hasta la guerra sucia. Igual te pueden acusar de agente de los servicios especiales en la Isla que llamarte envidioso, colaboracionista o mediocre.

En nombre de una supuesta y falsa unidad, piden silencio y no sacar a la luz los trapos sucios. No pertenezco a ningún proyecto disidente y mis relaciones de trabajo con los medios para los cuales escribo se basa en el respeto mutuo y la plena libertad de expresión.

Desde luego, algunos textos pueden no interesar a los editores. Están en todo su derecho. Pero jamás he recibido presión de medios como DIARIO DE CUBA, El Mundo, Infobae, Diario las Américas o Martí Noticias.

Ni las aceptaría. Lamentablemente no todos tienen esa independencia. Hace unos días, los patrocinadores suecos que financian el semanario Primavera Digital, fundado el 22 de noviembre de 2007, decidieron cortarle la ayuda utilizando como pretexto argucias demasiado tontas para ser creídas

Fue un vulgar chantaje. Si quieren plata, deben hacer lo que pedimos. Por supuesto, Juan González Febles y su equipo de cerca de 40 colaboradores no aceptaron. El asunto es simple: escribir sin mandato.

Son periodistas incómodos. En sus notas describen y analizan la otra Cuba que el Gobierno pretende ocultar. También con mirada crítica juzgan a ciertos sectores disidentes y el clan de millonarios cubanoamericanos de La Florida que sueñan con un nuevo trato con los hermanos Castro.

Uno puede estar de acuerdo o no con las apreciaciones periodísticas de los redactores y colaboradores de Primavera Digital. O con su diseño o formato. Pero nadie puede negarles el derecho a existir y tener su propia línea editorial. La cacareada libertad de prensa queda en dudas.

Esto se veía venir. Desde 2009, al menos que yo conozca, hay una puja por ocupar espacios y desplazar a un grupo de periodistas independientes que la llamada "nueva disidencia" considera ineptos y políticamente incorrectos.

Es una estrategia. Rehacer la historia ninguneando el pasado. Y, con el pretexto de que los decanos del periodismo independiente no dominan las nuevas tecnologías, marginarlos. No conozco la mano negra que está detrás. Pero si algunos ejecutores en La Habana.

Durante seis años tuve magníficas relaciones personales con Yoani Sánchez. Me consta de su labor de zapa. Mientras algunos optaban por dialogar, para salvar las lógicas diferencias que pueden existir en cualquier grupo, la bloguera prefería conquistar a periodistas independientes que trabajaban en Primavera Digital con promesas materiales o profesionales.

Esa noción de "competencia y democracia" de Yoani Sánchez no puede ser aceptada. Pero ocurre que muy pocos en Cuba se atreven a criticar abiertamente sus métodos.

Si usted hace un sondeo entre los opositores y periodistas libres, percibirá una amplia antipatía hacia la bloguera. No es por un asunto personal o de bajas pasiones humanas. Es por su forma de proceder, de no respetar al prójimo y por su inveterada costumbre de hablar en nombre de los demás.

Muy pocos periodistas independientes se sienten representados por Yoani, en 2013 nombrada por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) como integrante de la Comisión de Libertad de Prensa, un cargo que se supone debe velar por los intereses de todos los periodistas cubanos.

Ahora mismo, tras el grosero chantaje financiero que reciben los colegas de Primavera Digital, ni la SIP, Reporteros sin Frontera ni 14ymedio, web de la Sánchez, se han solidarizado con ellos.

La solidaridad ha llegado de la disidencia interna, de las Damas de Blanco y del exilio. Para los patrocinadores suecos de Primavera Digital, ya resultaban aburridos los reportes semanales de las marchas, palizas y represiones a la oposición cubana.

Quieren gente joven. Comedida. Obediente. Y que la publicación no sea descaradamente anticastrista. Los de Primavera... lo están pagando.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 65 ]

Imagen de Anónimo

Cuando las opiniones en el supuesto periodismo independiente son incómodas sucede que te censuran,aquí pasa igual en este Diario de Cuba y en el Nuevo Herald. Me consta pués soy víctima de esa censura del "periodismo independiente"

Imagen de Anónimo

Ivan, en principio la ingenuidad del artículo es bajarte con eso de 'periodismo independiente',en el periodismo no hay independencia no me refiero solo a Cuba eso es a nivel mundia por lo que ese nombre que se han buscado estos cubanos del siglo XXI es de risa; el que paga exige si lo dudas antes de escribir de esos chanchuyos 'barriobajeros por el dinero que les llega del norte' mira a ver si alguno ha escrito una letra del genocidio contra el pueblo palestino que tiene erizado al mundo civilizado

Imagen de Anónimo

 La verdad es que yo ni sé por qué es el brete, ni me interesa saber mucho. Pero es natural, el cubano es bretero por naturaleza y dado a las rivalidades y otras cuestiones egocéntricas. Claro, eso no es privativo de los cubiches, pero estos son los que más bullan hacen y parecen disfrutarlo más.

Imagen de Anónimo

Anónimo 9.55 am, hablamos de post distintos, pero de la misma chusmería y bajeza mostrada, y lo digo con sorpresa, por Miriam Celaya, que en ese post que usted linkea utiliza también descalificaciones de Mesa Redonda contra otros. La sra. Celaya, cuyo inteligente periodismo admiro, debería recogerse el sayo de chusma que muestra en el post que ud. me indica. Le haría muy bien a ella en tanto periodista y a nosotros en tanto lectores y admiradores de su inteligencia.

Imagen de Anónimo

Ya Tania Quintero le contestó en su blog a OLPL.

Imagen de Anónimo

Ivan lo suyo con Yoani Sanchez ya es como una "Asistencia Espiritual o un "Muerto Atravesao" 

Imagen de Pedro Benitez

Ivan Garcia, no veo nada malo en que tu critiques abiertamente a Yoani Sanchez, una mujer que se ha ganado el corazon de miles de cubanos.  Tampoco tengo dudas que Yoanis Sanchez tiene ambiciones personales.  Espero estamos de acuerdo que detras de cada ser humano existen ambiciones y que ejercer influencias sobre otros es cuestion de humanos.  No soy periodista como tu, pero creo que clasificar a Yoanis Sanchez como ejecutora de la mano negra se va un poco a los extremos.  La competencia y la democracia no son necesariamente incompatibles.  Idealmente 14ymedio defendiera a los de Primavera o publicaria algo sobre el encuentro de Antonio Rodiles con nada mas y nada menos que el mismisimo de las Naciones Unidas, pero de no ser asi, no importa, 14ymedio pagara un precio por esto, seria ingenuo pensar que 14ymedio no tiene competencia, como tambien seria un error creer que con en el nacimiento de nuevos espacios no exista la puja por el talento profesional, y el uso de recursos para ejercer influencias.  La competencia y la democracia duermen en la misma cama.  Con respeto Ivan Garcia, tanto yo como tu, no estamos exento de ego.  

Imagen de Anónimo

Anónimo de las 7:38 pm:  hablamos de posts diferentes de Miriam Celaya, lo siento pero no entendió nada y no pienso perder mi tiempo en hacerselo entender. Este es al que me refería:http://www.desdecuba.com/sin_evasion/?p=2542Si le parece puede leer el siguiente del periodista Reinaldo Escobar.Zaludos.

Imagen de Anónimo

De todos los comentarios a este post, el más simpático es el de Orlando Pardo Lazo cuando dice que está dispuesto a morir por defender una causa!!!! Le ronca el mango...ue clase de cara más dura, caballero!! jaja... el más cobardón dándosela de posible mártir! Ya esto dejó de ser un circo pa convertirse en un relajo.

Imagen de Anónimo

Desconcertante todo lo que veo en los comentarios, lo resumo en pocas palabras, estamos mas fajados entre nosotros que con el sistema y en descalificarse uno al otro compiten a ver cual es el mejor creo que a los dictadores de La Habana no les hace falta ningun departamento de inteligencia para desacreditar y hacer que se fajen los opositores unos con otros. "Cuba se fue a volina" esa Cuba jamas existira, por eso no me arrepiento de decir que aquella es "La Atlantida Perdida" porque alli hubo y existio una civilizacion que no es esta, ni ahora, ni manana ni nunca. Que tristeza!