Viernes, 15 de Diciembre de 2017
13:06 CET.
Política

Necesitamos una nueva Constitución

El primer y gran problema, el gran pecado original de la "actualización"  expresada en los llamados Lineamientos aprobados por el VI Congreso del PCC es su carencia de definición sobre el tipo de sociedad que se propone, sus fines y medios.

Todo está encaminado a "desarrollar la economía y ganar en eficiencia y productividad", una consigna que lo mismo pudo haber sido enarbolada por los esclavistas azucareros en el siglo XIX que por los grandes empresarios capitalistas extranjeros que existían en nuestro país antes de las estatizaciones de los primeros años de la revolución de 1959.

Mucho que se pidió al Partido, antes de aquel congreso, que primero definiéramos de conjunto qué entendíamos por socialismo, qué tipo de sociedad nos propondríamos, cuáles eran sus objetivos y los medios y sus métodos correspondientes. La indiferencia fue la respuesta.

Y desde luego, todo partido tiene el derecho de definir o no sus propósitos y formas de alcanzarlos. Pero indefiniciones e inconsecuencias se pagan caras, como ya está ocurriendo. La falta de definiciones  del PCC puede deberse a que quiénes cometieron los anteriores errores están intentando  enmendarlos sin haber hecho la crítica consecuente de los mismos, lo cual lleva a pretender otros resultados con iguales o parecidos métodos.

Especialmente en este tipo de sistema político monopartidista que dice  representar a todo el pueblo, la sociedad misma debió también discutir y aprobar cómo deseaba vivir, qué entendíamos por socialismo, qué sociedad queríamos, sin imposiciones  de guion,  lo contrario de lo que hizo la dirección de ese partido único, amparada en el antidemocrático artículo V de la Constitución.

Y de ahí incongruencias como las de los decretos que estimulan el desarrollo capitalista privado pero mantienen trabas monopólicas y estatales insalvables, los cuales desestimulan y tergiversan el avance socialista, complican y hasta impiden cualquier desarrollo de las fuerzas productivas y terminan por hacer esperar que el capital internacional venga a "salvar al socialismo cubano".

Para enfrentar este grave problemas institucional, nada mejor que una nueva Constitución democrática, pues es más que evidente, que la de 1976 está rebasada por la historia, por los fracasos de la economía estatizada y centralizada establecida, y por las necesidades de un proceso de democratización y socialización en el orden político y económico que favorezca el desarrollo de nuestra sociedad en crisis multisectorial.

Aquella Constitución aprobada hace casi 40 años fue producto de circunstancias históricas concretas, nacionales e internacionales,  que han cambiado drásticamente.

La desintegración de la URSS y el "campo socialista", la conversión de China en una gran potencia económica capitalista y el desastre económico-político y social manifiesto en la sociedad cubana, han demostrado las inconsecuencias de los fundamentos "marxistas-leninistas" (en verdad estalinistas), sobre los cuales fue concebida aquella Constitución.

El 24 de febrero pasado en la Asamblea Nacional del Poder Popular, el presidente Raúl Castro expresó: "En concordancia con los acuerdos del VI Congreso, será preciso armonizar los postulados de la Constitución de la República con los cambios asociados a la paulatina implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución".

Clarísimo: corremos el riesgo de que se "constitucionalice" lo ya decidido por el PCC si los cubanos no somos capaces de garantizarnos como pueblo una verdadera constitución democrática.

Por otro lado, en una polaridad nada saludable, unos cubanos creen que debe partirse de la Constitución de 1976 y otros que de la del 1940. Pero, si bien ambas contienen elementos rescatables, nuestra realidad actual difiere mucho de aquellos dos momentos, y el mundo en que vivimos es otro bien distinto.

Por una nueva Constituyente

Una Comisión de Asuntos Constitucionales funciona en la Asamblea Nacional del Poder Popular, pero sus deliberaciones no se conocen. La Casa Cuba hizo propuestas concretas abiertas para reformar la Constitución. Los partidarios del Socialismo Participativo y Democrático planteamos al VI Congreso del PCC la necesidad de una nueva Constitución. Varios intelectuales, y no solo profesionales de las Ciencias Jurídicas, han insistido también en su conveniencia.

A su vez, un grupo de socialdemócratas cubanos, impulsa ideas y acciones positivas y constructivas encaminadas a lograr un consenso constitucional entre los cubanos de todas las tendencias políticas, con miras a crear condiciones favorables para una nueva Constituyente. Esfuerzos todos válidos y ensamblables que deberían ser  de amplio conocimiento popular.

La nueva Constituyente, para ser representativa de los intereses de todo el pueblo, tendría que ser la obra de todos los cubanos y no de un pequeño grupo de ellos, designados por instancias autodesignadas.

El debate amplio en el seno del pueblo debería realizarse antes y durante la discusión abierta, pública, por medio de la televisión, la radio y la prensa de todo tipo, incluida internet libre, de lo que se vaya debatiendo entre los representantes que van a proponer el proyecto que se someterá a referendo popular.  Tales representantes deberían ser electos democráticamente y encarnar, en forma proporcional todas las ideas políticas que conviven en la sociedad cubana. Eso precisará de una ley de partidos políticos o  una adecuación/ampliación de la actual ley de asociaciones.

Pero, para que quede expedito el camino a una nueva  Constituyente, será preciso un previo proceso de democratización de la vida política del país, que enrole al actual Gobierno —sea  por decisión propia o por demanda de amplios sectores sociales—  y posibilite la libre expresión y asociación de los cubanos, así como la suspensión de todo tipo de persecución por razones de tipo político, de manera que sea posible defender, explicar y argumentar ante todo el pueblo, en forma horizontal, los diferentes puntos de vista.

Y desde luego no se trata de "pedir permiso" ni de mendigar derechos al poder. Me refiero a la necesidad de crear un ambiente nacional de concordia y democratización que involucre a las instituciones oficiales y nos ayude a todos a superar esta ya larga etapa de autoritarismo.

Ese proceso será el que permitiría que discutamos abiertamente  y decidamos entre todos qué  socialismo o qué tipo de sociedad queremos los cubanos, sin desmedro de los derechos e intereses de las minorías.

La cercana desaparición de los "históricos" de los primeros planos políticos acrecienta la necesidad de este proceso de democratización. La "legitimidad" que brindó la revolución de 1959 se agota con ellos. Si entre todos no establecemos un nuevo contrato social que rija los próximos lustros de la sociedad cubana, nadie puede prevenir qué vendrá después.

Todos los cubanos que aspiramos a que en nuestra sociedad se concreten, pacíficamente, verdaderos cambios democráticos en el sistema político y económico, aun cuando tengamos otras diferencias estratégicas, podríamos y deberíamos coordinar nuestros esfuerzos, para tratar de promover ese necesario proceso de democratización que rompa mordazas y autocensuras a fin de posibilitar el diálogo franco, abierto, sin secretismo, sin sectarismos ni elitismos, sin revanchismos ni intolerancias, que nos permita encontrar el camino compartido hacia el futuro consensuado, en el que todas las partes participen de acuerdo con principios comúnmente aceptados.

Viva Cuba libre. Socialismo por la vida.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 42 ]

Imagen de Anónimo

Una tercera vía que está concientizando al castrismo, al anticastrismo y a la sociedad cubana de desmontar al totalitarismo a través de un proceso de transición ordenada a la democracia que traiga como resultado la implantación de un estado de derecho con sus poderes independientes, que obligatoriamente tendrá que pasar por la legalización de los partidos políticos de oposición incluyendo al PCC y por una asamblea constituyente para reglamentar el estado de derecho y al final de todo ese proceso elecciones libres multipartidistas, dicho resumido parece fácil pero todo eso se las trae amigo, es un desafío, lo es, pero valdrá la pena COMENTARIO de Esopo 2. 

Imagen de Anónimo

Para Anónimo - 8 Ago 2014 - 6:51 pm., Pero tú le estas dando la razón a Pedro Campos y a Esopo que ha tenido a osadía que cogerse esa bronca para él, veo actualmente existen tres vías una la del castrismo que aparentemente quiere perpetrarse en el poder, la anticastrista que sigue apostando a derribar al castrismo por deferentes variantes sea porque se va a caer solo, por un estallido social, o hasta por una invasión americana, COMENTARIO de Esopo 1.

Imagen de Anónimo

Esopo, no se, creo que el actual gobierno hubiera podido haber dado pasos en direccion a una solucion colegiada invitando a disidentes a participar en las asambleas o discusiones en lugar de perseguir y encarcelar, un gobierno que actua de manera tan represiva deja pocas opciones, de momento no veo flexibilidad de parte del castrismo, estan enredados en una batalla quijotezca contra el "imperialismo" y para ellos ceder es una derrota en su vision belica de la historia y en eso han arrastrado a todo el pais, esta dificil, solo veo esperar, otra cosa seria si la comunidad internacional reclamara pluralismo en Cuba y elecciones multipartidistas; pero la comunidad internacional parece apoyar al comunismo. No se usted; pero solo veo esperar por el tiempo y la solucion biologica con el desgaste del sistema que se apaga a si mismo. Que ve usted?

Imagen de Anónimo

Para Anónimo - 8 Ago 2014 - 2:16 pm. Cito: “pero no se trata de acabar con "alguien "se trata de acabar con una situación, se trata de superar la contradicción, de moverse hacia el futuro, de eliminar el odio y él no me importa y eso pasa por reciclar a los actuales timoneles, no hay otra opción”. Te pregunto ¿Cuál es tu propuesta\opción  para salir de todas esas situaciones y contradicciones¿  COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

Tambien me gustaria escribir sobre esa oficialidad "FAR y el MININT ", a mi me parece increible que cualquiera que se pasee por la habana y vea la destruccion, todavia siga apoyando el rumbo de las cosas, lo que veo en esa oficialidad es un gran egoismo con dosis de cinismo. Muchos de esos oficiales son orientales que odian a la habana y les facil no ver la destruccion o reprimir sin piedad, veo un gran experimento social en cuba cubanos vs cubanos, orientales descargando su odio contra occidente, asi como fidel contra Cuba. Lo siento nuevamente, no creo en la buena voluntad de los destructores y pienso tiene razon usted cuando dice "Si Usted lo que quiere es acabar con alguien, a ese aguien no le queda mas opción que acabar con Usted"; pero no se trata de acabar con "alguien" se trata de acabar con una situacion, se trata de superar la contradiccion, de moverse hacia el futuro, de eliminar el odio y el no me importa y eso pasa por reciclar a los actuales timoneles, no hay otra opcion.

Imagen de Anónimo

Gracias Pedro campo por su respuesta, pero insisto, usted dice y rectifico bien, "no despreciable apoyo popular", eso solo se sabra cuando hagan un prebicito preguntandole a la poblacion si apoya o no al actual gobierno, ese plebicito debe incluir a todos, incluso a los que viven fuera. Se puede uno llevar una idea de cuan apoyado esta el actual gobierno solo con que ver la cantidad de gente que emigra diariamente como promedio desde hace bastantes decadas, el descontento popular es altisimo, la miseria material, la falta de esperanza no son muestras de apoyo popular. El actual gobierno tiene el monopolio sobre los medios de difusion y pueden todavia labar cerebros debiles que se crean el cuento de david vs goliat; pero a estas alturas casi nadie pensante les cree. Otro aspecto que usted pasa por alto es el alto nivel de doble moral existente en Cuba hoy, te dicen una cosa en publico para "no meterse en problemas", marchan en la plaza y luego se van en balsa, maldicen a fidel en sus casas o le piden dinero al primo de Europa. Yo personalmente no creo que este gobierno cuente con apoyo popular, pienso que el pueblo esta atado por el miedo, eso pienso. Lo siento. Me gustaria saber su opinion al respecto.

Imagen de Anónimo

Para el anónimo 11.22. Expresé "no despreciable apoyo popular" que no es lo mismo que apoyo popular, precisamente porque no tenemos medidores democráticos en Cuba que nos permitan acercarnos a la realidad de ese apoyo. Aquí mismo en este organo se ha escrito bastante sobre las esperanzas despertadas por las promesas de cambios de Raúl, y modificaciones que su gobierno ha realizado, insuficientes para nuestros deseos, limitadas, etc., pero reales; existe un aparato politico burocrático enorme financiado con el dinero que le sacan a los trabajadores, a profesionales internacionalistas, las TRD que recaudan las remesas; existe una alta y media oficialidad de las FAR y el MININT que reciben prebendas y desde luego están los muchos convencidos de que el imperialismo es el culpable de nuestras desgracias y que el gobierno es su víctima. No sé dónde Usted vive, ni de qué medios informativos se alimenta. Pero es una realidad que apoyo en una parte del pueblo tiene y de lo que se trata es que todos salgamos de la trampa "socialista" en forma pacífica y negociada. Lo otro es continuar eternamente con ciclos de violencias que a nada bueno conducen. Y le recuerdo: "Si Usted lo que quiere es acabar con alguien, a ese aguien no le queda mas opción que acabar con Usted". Gracias por preguntarme. Pedro Campos.

Imagen de Anónimo

yo quiero al doctor en filosofia esteban lazo dirigiendo la transicion, estudiando las reformas y dando las malas noticias.

Imagen de Anónimo

dice Pedro Campos que el gobierno "tiene apoyo popular", cuando han realizado un plebicito para verificar eso? preguntarle a la gente y sin que haya repercusiones, que es lo que quiere. Y digo mas, en ese plebicito deben participar los residentes en otros paises tambien. Cual es su respuesta a este mensaje?

Imagen de Anónimo

Si las Damas de Blanco se enfrentan frontalmente al castrismo, si lo hace también UNPACU y Antúnez, pienso que la concientización y las propuestas concretas, al castrismo y al anticastrismo, es parte de esa misma lucha por la democrática, eso es que cada cual haga su parte en correspondencia con sus posibilidades, con sus capacidades, con sus conocimientos, que pueden ser intelectuales y\u operacionales en ese contexto es a mi juicio que se enmarca este artículo de Pedro Campos que además de criticarlo, con la agudeza que caracteriza a los foristas de DDC, deberíamos también aplaudirlo, COMENTARIO de Esopo.