Jueves, 14 de Diciembre de 2017
01:56 CET.
Economía

Cuando el Estado es mala paga

Por favor no pensemos en un país capitalista colmado de explotados y explotadores, antimotines, manifestantes, barricadas, gases lacrimógenos, porrazos, pedradas, balazos de goma y cañonazos de agua.  Se trata de Cuba socialista, en donde  75 trabajadores agrícolas esperan desde hace 5 meses que el Gobierno le pague el salario que les debe y ni siquiera se escucha el zumbido de una mosca.

Acorde a las informaciones del colaborador  Yuri Peraza, los trabajadores de la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) Julio Antonio Mella, de la localidad de Tirado, en el municipio San Luis de la provincia de Pinar del Río, hasta hoy no han recibido un centavo de  salario devengado desde el mes de marzo del presente año.

Según Peraza, dicha cooperativa cumplió su plan de producción de cultivos varios valorado en 2 millones de pesos, por el cual debe pagársele a cada obrero un monto de entre 3.000 y 5.000 pesos (cup), según su desempeño. 

Lo desconcertante del caso es que la dirección municipal y provincial de Agricultura, incluso el propio Ministerio, se han desentendido del asunto y los angustiados trabajadores se quejan de "no tener dinero ni para comprar la cuota de pan asignada por la canasta básica".

Al preguntar, vía telefónica, en la Dirección de Atención a la Población del Ministerio de Agricultura, la funcionaria encargada de recibir las quejas  respondió: "Existe el arreglo con los trabajadores de  las UBPC de dirigirse al sindicato ante estos problemas". Y prometió también "ocuparse del asunto" ante mi insistencia.

Por otra parte, la secretaria de la Dirección de Base Productiva del propio Ministerio, alegó "tener conocimiento del impago salarial a los trabajadores de la UBPC Julio Antonio Mella gracias a la prensa local", pero el único facultado para dar información sobre el caso era su jefe.

Este señor nunca apareció. "El compañero está reunido", fue la contestación recibida tras varias llamadas.

Lo comprobado es que a las burocracias climatizadas del Ministerio de la Agricultura y el Sindicato de Trabajadores Agrícolas les importa un bledo que estos 75 guajiros reciban el pago por trabajar de sol a sol sembrando y cosechando malanga, tomates, habichuelas,  plátanos y cuantas viandas y hortalizas llegan atropelladamente a nuestros platos.

En honor a la verdad, debemos declarar que de los 75 trabajadores perjudicados solo Yosvany Sacramento, Yusbel González, Ana María Hernández, Osniel Tapia, Mayra Fonte y Pedro González, estuvieron dispuestos  a protestar y recurrir al periodismo independiente. El resto manifestó "tener miedo".  Lastimoso promedio donde los pusilánimes representan el 92%.

Amén de todas reformas económicas y levantamientos de prohibiciones instrumentados por el nuevo modelo económico propulsado a paso de jicotea por el octogenario Raúl Castro, lo cierto es que los burócratas y sindicalistas del oficialismo siguen siendo los mismos indolentes y untadores de vaselina de siempre.

Haciendo un sondeo telefónico con algunos colaboradores del municipio Los Palacios, en la propia provincia de Pinar del Río, se pudo comprobar que existe un número considerable de campesinos afectados por la falta de pagos. Incluso algunos esperan desde hace dos años  por la liquidación de las cuentas que el Gobierno les debe, pero dichos perjudicados le tienen un miedo atroz a las autoridades.

Lo paradójico de la historia es que el Estado cubano exige a los cuentapropistas el pago puntual de sus impuestos y, para dicho fin utilizan un conjunto de medidas coercitivas donde sobresalen las amenazas de decomisos y otras sanciones.

Y, aunque el castrismo no permite ningún tipo de protestas callejeras, ni el derecho a la huelga institucionalizado por las organizaciones obreras internacionales radicadas en Ginebra, ya es hora de que los cubanos exijan esta suerte de escudo para defenderse de los abusos de poder de aquellos burócratas y funcionarios insensibilizados con sus problemas. 

Si en cualquier parte del mundo capitalista una protesta por falta de pago es justa, en Cuba debe ser igual.  La  realidad es que este derecho no se mendiga, hay que conquistarlo.

Basta ya de que las únicas manifestaciones callejeras permitidas sean para protestar en contra  la homofobia. Es hora de que los trabajadores cubanos tengan en cuenta, que sus ovarios y  testículos no son una reserva para la práctica del sexo placentero como indica Mariela Castro, sino que también debemos  utilizarlos para exigir nuestros derechos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 7 ]

Imagen de Anónimo

la culpa la tiene el totí! comunistas hijos de p..y disidencia turística, como los pollos mirando hacia arriba a que le den el gusanito para comérselo....dudo que en realidad esa gente le interese algo más que sonar "fuera" y ganar premios.

Imagen de Anónimo

Hay que ver lo rollizos y rechonchos que están estos "compañeros" del MINAG, y como desfilan, con su estudiado look de guayabera y camisa de cuadros, queriendo aparentar su compromiso con los campesinos, sin darse cuenta de que su barriga inmunda los delata. Mientras tanto los que si trabajan se mueren de hambre, pero es verdad, no se manifiestan. Todo es un asco.

Imagen de Anónimo

Estimados compañeros, cómo  todavía existen personas que no comprenden que todo es obra del imperialismo yanqui, de su criminal bloqueo y de la crisis final de capitalismo quien ha hecho del dinero, esa basura mítica y absurda, el Dios de la sociedad.Lo mejor del socialismo cubano es que ha llevado a sus esclavos modernos, a ser el ejemplo de cómo se puede vivir en la miseria, la pobreza, el aislamiento comunicacional y el atraso tecnológico mientras se desfila en las plazas y se le da loas a los esclavistas.Jacinto Portieles

Imagen de Anónimo

una finca, asi es como gobiernan cuba los delincuentes de los castro, alli no hay ley ni logica que valga

Imagen de Anónimo

En la Agricultura siempre hubo mucha corrupción. Aprovecharon la ingenuidad de los guajiros y de los empresarios extranjeros, por igual.Con la maquinaria agrícola, por dar un ejemplo, decenas de funcionarios se hicieron ricos, viajaron y se llenaron los bolsillos con billetes y pacotilla. Estaban al tanto que las empresas que mejor "pagaban" eran las brasileñas e italianas y hacia allá iban, a homologar gradas, remolques, sembradoras y hasta cosechadoras, porque representaban a los propios fabricantes.

Imagen de Anónimo

Las cosas hay que empezarlas desde el principio. Y el principio y el final de Cuba es una dictadura donde no hay ningún derecho, ni siquiera el de la vida. Solo son esclavos que se explotan para beneficio del ladrón en Jefe de la Isla y sus allegados. Y que deben abonar el terrorista impuesto revolucionario además. Nada que ver con sindicatos, protestas, reclamaciones, indemnizaciones, protección o derechos sociales.  La solución a esto, ya desde hace décadas, es que el tirano en jefe sea expulsado por la fuerza de su puesto, y juzgado por todo tipo de crímenes y delitos contras su pueblo. Y eso cuesta sangre, que nadie en Cuba, o casi nadie, está dispuesto a verter por el futuro de sus hijos. El miedo puede sobre todo lo demás. Desmayen eso señores.

Imagen de Anónimo

Los comunistas son hijoeputas y ladrones por  naturaleza...Mientras los militares hijos de perra y el G-2 tengan el poder en Cuba, los abusos, atropellos, torturas, injusticias y de cuanto hay seguiran ocurriendo cotidianamente...Los guajiros deberian dedicarse a producir para el autoconsumo y vender sus excedentes y mas nada, que el Estado comunista, fiel a su costumbre,  al robarselo todo jamas reconocera sus esfuerzos...