Viernes, 15 de Diciembre de 2017
17:14 CET.
Turismo

¿Cómo aumentar el número de turistas hacia Cuba?

Una vez más, la temporada turística de la economía castrista deja de alcanzar los tres millones de viajeros. Lo reconoce un artículo publicado en Juventud Rebelde, en el que se analizan las informaciones que acaba de publicar la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) en un estudio sobre la actividad en el sector turístico durante el primer semestre de 2014.

Con datos oficiales, el crecimiento registrado en los seis primeros meses del año, un 3,9% viene motivado por un cierto estancamiento de los principales mercados de procedencia, y la imposibilidad real de mejorar la captación de turistas en los que se están concentrando los esfuerzos de promoción realizados por el régimen. Un ejemplo es evidente: Canadá, que aporta el 44% de los turistas, aumenta solo un 4,3%.

Argentina, México o Rusia, experimentan descensos significativos, superiores al 10%, y los países que más crecen como China, Suiza o Suecia, realizan aportaciones de turistas muy limitadas que no consiguen compensar las fuertes oscilaciones registradas en grandes mercados como Reino Unido, que cae un 15,3%, en tanto que Italia parece recuperarse, con un aumento del 17,9%. Otros dos mercados de cierta relevancia cuantitativa, como Francia o España registran aumentos del 6,1% y 3,5% respectivamente.

Como consecuencia, y teniendo en cuenta que estas cifras recogen la incidencia de la "temporada alta" del turismo en el Caribe, coincidente con los meses de invierno y primavera, el estancamiento de la actividad parece evidente si no se registra una dinámica más expansiva en los dos últimos meses del año, ya que según la estacionalidad del sector, hasta noviembre no se producirá una mejora de los resultados.

Y aquí reside el problema fundamental que deben afrontar las autoridades. Y no solo se trata de la política de promoción turística, que deja mucho que desear al tener una concepción burocrática y estatal, que tiende a potenciar e identificar la realidad política del país en mayor medida que sus atractivos, que los tiene. Esa obsesión por hacer propaganda castrista de los "logros de la revolución" tiene un mercado limitado y una clientela aburrida que trata de identificar otros atractivos para decidirse a viajar de vacaciones a la Isla. Habría, evidentemente, que hacer otra política de promoción turística.

El otro gran problema reside en la estacionalidad, es decir, la concentración de la demanda en unos determinados meses, mientras que durante el resto del año los establecimientos se encuentran con bajos índices de ocupación.

Esta problemática ha sido resuelta en mercados turísticos avanzados, como el Mediterráneo europeo, e incluso ya se empiezan a observar prácticas inteligentes en países que, como Cuba, se encuentran condicionados por unas determinadas preferencias temporales por parte de la demanda.

En algunas ocasiones, he tenido ocasión de exponer qué se tendría que hacer. La solución pasa por una amplia liberalización de la actividad turística, dando entrada a los particulares en la gestión y el control de los activos, para que se puedan destinar a los fines que se estimen más adecuados. Quien piense, desde los despachos burocráticos del régimen castrista, que el  potencial cultural, artístico, musical, gastronómico, patrimonial de Cuba se puede controlar con empresas "estatales socialistas" y por medio de la intervención planificadora de la economía, simplemente se equivoca.

Estos activos, en los que Cuba cotiza alto a nivel internacional, se encuentran relacionados con la iniciativa privada libre, que se identifica con motivaciones y estímulos que en nada guardan relación con el modelo intervencionista y estalinista de la economía castrista.

El éxito de países con economías similares en su transición al mercado y la propiedad privada se ha basado en la liberalización de aquellos sectores en los que poseían ventajas competitivas. Vietnam, por ejemplo, lo hizo con la agricultura, y de ser un país con hambrunas periódicas en época comunista, se convirtió en poco tiempo en un gran exportador de arroz en Asia.

El turismo es un punto fuerte de la economía cubana.  Posiblemente, el más importante. Lo era antes de 1959, y lo podrá volver a ser, pero sobre bases distintas. El régimen castrista tiene aquí una propuesta concreta: libertad y propiedad privada generalizada en el sector turístico cubano. Es cierto que se trata de un sector que depende de otros muchos para operar, pero la acción potencial de las fuerzas del mercado puede generar un efecto arrastre sobre el resto de la economía, de consecuencias sin dudas positivas.

Esta es una propuesta concreta para la mejora de la economía cubana en el muy corto plazo. No conviene olvidar que los resultados pueden ser relevantes. Superar los tres millones de turistas permite mejorar las exportaciones, aumentar los ingresos y la competitividad. ¿No es eso lo que buscan?

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 22 ]

Imagen de Anónimo

futuro paraiso para pensionados americanos...ya lo veremos...no me cabe duda...isla...caribe...a 40 minutos de USA....hasta un rebobo se da cuenta del potencial...tiempo al tiempo

Imagen de Anónimo

A los que habla de dejar ir a los americanos (be careful what you wish for) que desde luego van a ir un par de años, por aquello de la curiosidad y porque nadie experimenta por cabeza ajena, pero en cuanto les caigan los cubanos arriba como mosquitos para tratar de “tumbarles” el dólar, el servicio pésimo, la posibilidad de salir enfermo con las plagas que azotan al país y la falta de higiene por todos lados, van a ir una vez pero después “puesto y convidao…” porque en cuanto se riegue la voz, no se les aparece un gringo por allá ni de casualidad.

Imagen de Anónimo

el turista para el estado ha sido un mal necesario, ellos se hubieran quedado mejor aislados como corea del norte, pero no pudo ser. recuerden que antes de los 90 era parecido. ademas la necesidad de todo el personal de servicio hace que los bisteses adelgazen, los cuartos 'e pollo se conviertan en octavos, tus maletas nunca esten a salvo de los ladrones, las carreras en taxi se vuelvan interminables, y un largo etc...  too little, too late.  cuantas veces se oye el refran "Te voy a ayudar" jajajaja

Imagen de Anónimo

La mejor forma de atraer turistas a Cuba es decirles que se muerieron los dos.(No hace falta mencionar nombres)El MongoNew York - London - Jayalia

Imagen de Anónimo

Porque no aumenta elbturismo en Cuba???? La repuesta no hay que buscarla lejos. Esta aqui mismo en algunos comentarios imagino de las ciberclarias pero al caso es lo mismo porque asi piensan los socotrocos del Mintur. Veamos: 1- E. Amor y los comentarios estamos hablando basura 2- Cuba ha recibido una gran cantidad de turistas y debe darse por satisfecha. 3- El bloqueo y el no arribo de americanos tiene la culpa...en fin...que ni ese gobierno ni ese pueblo tienen remedio. Se conforma con la mediocridad y se escudan en justificaciones....asi les va!!!

Imagen de Anónimo

el turista va a relajarse despues de todo un año de trabajo duro en su pais.y que se encuentra,que no se puede relajar porque en cuanto lo hace ya le han engañado( o como dicen ustedes metido el pie) y el engaño no es de un dolar o dos si no el doblede lo gastado .vamos que si te descuidas un poco te levantan la cartera nada mas llegar.

Imagen de Anónimo

como aumentar el turismo?.Dejen de ver a los turistas como dolares con patas y tratenlos como personas, esto entre muchas otras cosas mas.

Imagen de pedro

Muy sencillo cuba es como es como lo son otros paises con sus gobiernos y son pocos los que se enfrentan a un cambio en cuba y esos pocos terminan perseguidos o en carceles o difamados , o sea expongo esto por que la razon o una de las razones del por que cuba no avanza en materia de turismo a un nivel mucho mejor es por que el personal contratado no es menos cierto que tendran titulacion y conocimiento pero fijense el rodeo que he dado para llegar a lo que voy, con todo esto dicho la situacion real es el vicio y las ansias de hacer dinero y se entiende la razon miserable pago que reciben y eso los hace vurnelable a dejar atras el servicio y concentrarse como sacarle el dinero al turista , y eso el turista se lo lleva consigo como experiencia y luego la comenta , no es menos cierto que muchos van a cuba pero no todos repiten , repite solo el que busca sexo o se aprovechan de otra ventajas , mientras no haya un sueldo decoroso los servicios turisticos perderan valores, desde el alquiler de un coche que al 100% te timan , las agencias de excurciones te timan, ect ect ect

Imagen de Anónimo

Para las condiciones en las que se encuentra Cuba me parece todo un logro que toda esa gente (más de dos millones y medio) visiten año con año la isla. Y me refiero por supuesto a la infraestructura, porque sabido es que bellezas naturales abundan, aunque la infraestructura hotelera -sobre todo en las playas- no está nada mal. Por otro lado, un crecimiento de casi el 4% me parece más que bueno; ésto, sin olvidar la particularidad del turista que acude a Cuba, que en su mayoría va en busca de sexo, cada vez menos hetero y más homo. Esto es algo palpable sobre todo en La Habana, el famoso elefante blanco, que está allí pero del que nadie habla. Finalmente, reconocer que el régimen puede sentirse orgulloso de tener ya una industria turística consolidada, en un país que es minuciosamente improductivo, por lo que la logística para mantener abastecidos los hoteles y que el turista como y beba todo lo que quiera, no deja de ser retorcidamente meritorio.

Imagen de Anónimo

En Argentina hay mucha promoción del turismo en Cuba, pero mucha gente viene desencantada por la situación en la cual viven los cubanos de la isla y la mediocridad de los servicios. Sobre todo se asustan cuando van a La Habana y ven frente al malecón las viviendas ruinosas y la gente pidiendo limosna.Lo único que está a favor de los turistas es la naturaleza, la belleza de sus playas y la bonhomía del cubano de a pie.