Economía

La condonación de la deuda con la URSS: mucho ruido y pocas nueces

La propaganda castrista, siempre hábil a la hora de desinformar, quiere utilizar la inesperada visita de Vladimir Putin a la Isla y la condonación de la deuda como un mensaje a EEUU.

La condonación de la deuda de la extinta URSS al régimen castrista no es una noticia nueva. De hecho, los Castro no reconocieron esa deuda tras la caída del Muro de Berlín, y a pesar de los reclamos nunca pagaron un solo centavo de principal o intereses.

Al parecer, ahora se quiere presentar como un éxito y la propaganda castrista, siempre hábil a la hora de desinformar, quiere utilizar la inesperada visita de Vladimir Putin a la Isla como un mensaje a Estados Unidos, en un claro intento de volver a una tensión más propia de los tiempos ya olvidados de la Guerra Fría que de los actuales.

Para empezar, que un acreedor condone la deuda de un deudor es un acto de su legítima voluntad, contra el que poco más se puede decir. Si además Putin ha conseguido que la Duma rusa asuma que no va a recuperar los más de 30.000 millones de dólares de deuda de los Castro, la responsabilidad será de quiénes detraen esos recursos legítimos que pertenecen al pueblo ruso.

La historia de la caída del "socialismo real" ha provocado experiencias similares. Si los soviéticos financiaban graciosamente al régimen comunista de La Habana prestando en condiciones muy ventajosas y otorgando subvenciones a fondo perdido, era evidente que el cambio político en la URSS hacía ese modelo insostenible.

El llamado Período Especial, que supuso para la economía castrista perder más del 40% de su PIB y tardar casi década y media en recuperar los niveles anteriores, tuvo mucho que ver con ese cambio en las condiciones financieras entre la URSS y Cuba. Antiguos aliados comunistas decidían romper sus relaciones, y Cuba, a cambio, se negó rotundamente a aceptar cualquier devolución de una deuda consolidada que, además, con la desaparición de la URSS se convertía en un anacronismo histórico, ya que estaba incluso nominada en antiguos rublos.

Ahora, 20 años después, Putin viaja a La Habana para decirle a los Castro que no se preocupen, que la deuda, ha sido cancelada. La letra pequeña de los pactos se desconoce. Y dudo mucho que vaya a trascender porque la transparencia no es una asignatura que caracterice a la economía castrista. El régimen de La Habana ha dejado de tener interés para los rusos desde hace décadas. Sin embargo, este tipo de acuerdos a la larga tienen algún sentido, ya que en caso contrario las cosas se dejan estar como están. Me ha llamado la atención los 3.500 millones de dólares que han quedado fuera de la condonación y que Cuba deberá pagar. Conviene recordar que esa cifra representa alrededor del 20% del PIB. Una magnitud alarmante.

No se va a producir ninguna consecuencia económica significativa. De hecho, como ya he señalado, el régimen de La Habana no ha reconocido, y por tanto satisfecho, ni un solo céntimo de esa deuda. Ello no quiere decir que no se vayan a producir otros efectos.

Cuando un deudor se siente libre de la pesada carga financiera, lo más habitual es que quiera volver a endeudarse. El régimen castrista, que padece históricamente graves desequilibrios internos y externos, necesita financiación. Y la volverá a solicitar. En el Club de París donde se concentra una parte destacada de la deuda externa del régimen son poco favorables a condonaciones, pero alguien puede pensar que ahora la economía castrista tiene más capacidad de endeudamiento.

Falso. Una economía improductiva, de baja eficiencia, con agujero fiscal interno y desequilibrio en las cuentas externas, que además crece cada vez menos su PIB, no parece un buen cliente para nadie. Las agencias de calificación no tienen un indicador para aplicar a una economía con los niveles de la castrista. No habrá más remedio que recurrir a los inversores en "bonos basura", especuladores profesionales, que son los únicos que se pueden interesar en alguien como los Castro. La otra alternativa es obligar a los bancos que operan en el país, tanto a los estatales dependientes del régimen, como a los extranjeros, a comprar ese paquete de bonos ridículos que anunciaron hace unos días, por 1.000 millones de dólares al 2,5% en 20 años. Tampoco es muy aconsejable esta medida.

Al final, las condiciones para acceder a los préstamos son siempre las mismas: solvencia y capacidad financiera. Y la economía castrista desde hace décadas cotiza muy bajo en esos dos indicadores. El hecho de que toda la propiedad se encuentre en manos del Estado, y no de los particulares, impide someter a precios de mercado el valor de los activos, que suelen ser utilizados como garantía en cualquier operación de crédito. A nivel internacional, empresas del conglomerado militar y de la Seguridad del Estado que operan con sus productos y/ o servicios, consiguen la financiación que precisan sin grandes problemas. La dificultad es que el Estado castrista consiga los fondos que necesita para funcionar.

Alguien podrá pensar que Putin ha abierto la caja de los truenos. No es así. Mucho ruido castrista, pocas nueces.

Comentarios [ 19 ]

Imagen de Anónimo

Y con permiso del Anónimo - 9 Jul 2014 - 11:04 am En este caso, no. Noticia es sustantivo y nueva adjetivo. Busque en wikipedia el significado de redundancia, porque si le recomiendo una enciclopedia...Ejemplo de redundancia seria: "La condonación de la deuda de la extinta URSS al régimen castrista no es una noticia nueva, es una noticia vieja"(si no es nueva, debe ser vieja). Y hablo de la noticia, no de mi abuela. También le podría recomendar un libro delicioso -aunque no sé si lo encuente-: "El habla popular cubana de hoy" de Argelio Santiesteban. Saludos.

 

Imagen de Anónimo

Y con permiso al autor del artículo: La condonación de la deuda de la extinta URSS al régimen castrista no es una noticia nueva.  Noticia y Nueva, es un redundancia en castellano que haría suspender un examen en primero de Periodismo.

Imagen de Anónimo

Que Putin haya ido a Cuba es para algo,  estos dos mafiosos no se reúnen para gozar de ron, cohibas,  y mulatas ( que tambien, después), hay gato encerrado y todo son especulaciones..pero el negocio hablando de deudas condonadas está ahi, inequivocamente, y esa condonación tiene un precio, no sé si forzar esa nueva situación geopolítica, o más probablemente y es por lo que inclino, que los rusos vuelvan a ser los principales inversionistas en mantener el entramado de los Castro, sin que todo el chiringo se venga abajo...van a comprar hasta el Cristo de la Habana.

Imagen de Anónimo

Muchas teorias conspirativas en los comentaristas del foro. Mucha elocuencia y poco sentido común. Nosotros los cubanos somos tan chovinistas que quizá inconcientemente -me refiero a los que somos adversos a la tirania castrista claro está- "añoramos" de alguna forma rara aquellos años de la guerra fria y la "GRAN" importancia de Cuba en la geopolítica mundial. No hay nada de eso queridos compatriotas. Como dice el señor Elias "Mucho ruido castrista, pocas nueces"/ El señor  Monzón incluso se da el lujo de advertir a la CIA. Risible, con todo respeto.

Imagen de Anónimo

Estoy de acuerdo 100% con el comentario de Javier Monzon Velazquez, 8 de Jul. 2014, hora 7:46 pm, todo lo que dice es cierto, aqui hay gato encerrado, porque los rusos de bueno no tienen nada y tampoco un pelo de bobos y si ellos condonaron esa deuda es a cambio de algo, solo que a su comentario quiero agregar que si ellos llegan activar la Base de Lourdes o cualquiera otra en el territorio de la isla esto le servira para tener derecho a intervenir con sus buques de guerras si ven que la isla esta amenazada por los EUA y eso de seguro es un acuerdo secreto de los Castros que de esa forma jamas permitiran que en Cuba alla cambios para la democracia, eso pongale el cuño que es asi, aunque todos sabemos que los EUA cuando la crisis de los misiles en 1961, firmo un acuerdo con la URSS que no intervendria en Cuba.

Imagen de javier monzon velazques

No creo que los rusos sean tan "buenos"; independientemente de que los castristas usen estos hechos para su propaganda interna, algo hay en el ambiente . Putin es enemigo de los EEUU, y le seria muy util contar de nuevo en Cuba con la base de Lourdes, asi como con puertos donde sus naves de guerra puedan anclar. Hay que recordar las negociaciones que  hacen desde hace tiempo (desde Chavez) los chavistas venezolanos y los putistas rusos. Ojo CIA.

Imagen de Anónimo

Cubanos, iros preparando para recibir el petrolero cargado de vaselina que de Rusia os llegará en breve. Usar los dedos índice y del medio para ir abriendo paso a los "camaradas" rusos.

Imagen de Anónimo

Si no me equivoco en la crisis de octubre se firmo un pacto entre USA y la Union Sovietica,en el cual USA se comprometia a no intervenir militarmente en la isla,si Cuba no reconoce la deuda porque la URSS desaparecio,entonces ese pacto aun  tiene vigencia?.

Imagen de Anónimo

Es la respuesta de Putin a USA por lo de Ucrania. Geopolítica a pulso, que desgraciadamente favorece a la dictadura cubana. Otra vez Cuba como peón en el tablero de Occidente.  Reciclemos el ruso en las escuelas.

Imagen de Anónimo

Será cierto que la propaganda castrista desinforma, pero sería bueno que los demás fuéramos un poco más precisos para no cometer el mismo pecado. Oficialmente Rusia asumió o heredó las cuentas pendientes internacionales de la antigua Unión Soviética y, por lo tanto, la deuda de Cuba es tan válida ahora como lo fue hasta el desmembramiento de la URSS. El hecho de que los Castro dijeran que no la reconocían o de que no hubieran pagado ni un centavo no invalidaba para nada su obligación de pagarla. 

Enviar un comentario nuevo

Importante: Cualquier utilización del sitio significa conformidad con los términos y condiciones de uso.