Emigración

Más de 30 cubanos estuvieron casi dos semanas a la deriva frente a Gran Caimán

Finalmente, diez se pusieron bajo custodia de las autoridades para ser repatriados y el resto siguió camino en una embarcación rústica.

Las autoridades de Gran Caimán dieron un ultimátum a un grupo de inmigrantes cubanos que estaban a la deriva, en un bote improvisado, frente a las costas de ese país desde hace casi dos semanas, informó un medio local.

Los cubanos fueron asistidos por los residentes locales a lo largo del camino. Recibieron ayuda para la reparación del bote y suministros de agua y comida.

Según CompassCayman, el director general interino de Inmigración, Bruce Smith, dijo que les dieron un plazo de un día para salir de las aguas territoriales o ser puestos bajo custodia.

"No podemos dejar que ellos floten por ahí siempre", indicó Smith.

Diez de los cubanos eligieron quedarse para ser repatriados y más de 20 continuaron su viaje.

Los emigrantes culparon a las malas condiciones del mar del retraso en su viaje a Honduras, de acuerdo con los funcionarios de inmigración.

El Centro de Detención de George Town, donde muchos esperan su repatriación a Cuba, ha duplicado la cantidad de internos.